Sentencia 11649 de septiembre 20 de 2000 

• CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

CUANTÍA DEL DELITO PARA FIJAR LA PENA

SE TOMA EL SALARIO MÍNIMO VIGENTE CUANDO SE COMETIÓ EL HECHO

EXTRACTOS: «El inciso segundo del artículo 19 de la Ley 190 de 1995 modificó, para efectos de dosificar la punibilidad, el quantum en el punible de peculado, estableciendo sus límites en salarios mínimos legales vigentes.

Así, si el monto de lo apropiado no supera el valor de 50 salarios mínimos legales vigentes, la pena contemplada en el inciso primero del artículo 19 de la Ley 190 de 1995 se disminuirá de la mitad a las tres cuartas partes.

De igual manera, si lo apropiado por el servidor público supera el valor de 200 salarios mínimos legales mensuales vigentes, la pena se habrá de aumentar hasta en la mitad.

Resulta nítido para la Sala que al momento de dictar sentencia e imponer la pena, para fijar la cuantía se debe tener en cuenta el valor del salario mínimo legal vigente al momento de la comisión del hecho punible y no el que tenga al emitir el fallo.

Este criterio no es caprichoso, sino que obedece, particularmente, al principio de que la pena debe ser proporcionada no sólo el grado de culpabilidad sino a la gravedad del hecho, a la lesión del bien jurídico, que no puede ser otra que la que se ocasiona al momento de cometerlo, pues si aceptáramos que esa lesividad se va aminorando con el transcurso del tiempo, como consecuencia de la pérdida del valor adquisitivo de la moneda, no sólo la estaríamos relativizando, en contravía de la realidad del daño efectivamente causado, sino que tendríamos que concluir que en el evento de profundas crisis económicas y aceleradas devaluaciones, la lesión se tornaría insignificante y, por ende, no merecedora de sanción, cuando aparece demostrado que causó un gran perjuicio que reclama la proporcional respuesta punitiva del Estado.

Precisamente, por las anteriores razones, el legislador optó por fijar las cuantías en salarios mínimos legales vigentes, y nada se hubiera ganado, si no se tuviera en cuenta su valor al momento de la comisión del hecho.

Significa lo anterior que si en 1990 se defraudó el patrimonio de una entidad del Estado, es precisamente el valor del salario mínimo legal de ese año el que se debe considerar para fijar la cuantía y no uno posterior».

(Sentencia de casación, septiembre 20 de 2000. Radicación 11.649. Magistrado Ponente: Dr. Jorge E. Córdoba Poveda).

____________________________________