•Sentencia 11921 de julio 28 de 1999

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN LABORAL

SOLICITUD DE DESPIDO COLECTIVO

NO ES NECESARIO IDENTIFICAR A LOS TRABAJADORES QUE SE DESPEDIRÁN

EXTRACTOS: «Los errores de hecho singularizados por el impugnante en los números 2º, 3º, 6º y 7º, apuntan a que el Tribunal dio por probado sin estarlo que la empleadora no estaba obligada, al solicitar la autorización al Ministerio del Trabajo y Seguridad Social para hacer los despidos colectivos de trabajadores, a identificarlos por sus nombres y cargos y a hacer lo propio la autoridad administrativa al resolverla.

(...).

En relación con lo innecesario de identificar a los trabajadores por sus nombres y cargos en la solicitud hecha por la empresa para despedirlos, y de la entidad administrativa al resolverla, dijo el Tribunal: “No existe norma tampoco que exija que la autorización de despidos colectivos debe comprender los cargos y/o nombres de los trabajadores a despedir, y tampoco se acreditó que la empresa despidiera con fundamento en la autorización de despidos colectivos, un número de trabajadores superior que el autorizado” (fl. 226, cdno. ppal.).

De la precedente transcripción fácil es deducir que el sentenciador de segundo grado hizo una consideración de orden jurídico, como que reclamó la falta de una norma legal que impusiera a la empleadora la obligación de identificar en la solicitud hecha al Ministerio del Trabajo a los trabajadores a despedir, por sus nombres y cargos. En tal orden de ideas, correspondería al recurrente atacar esta conclusión con el señalamiento de la norma que así lo disponga y demostrando, o que la norma no se aplicó, o que el sentenciador la interpretó erróneamente, o hacer las pertinentes disquisiciones jurídicas tendientes a romper la conclusión del Tribunal, aspectos que corresponderían a la vía directa, que no a la de los hechos que fue la propuesta por el recurrente. En efecto, la solicitud de autorización hecha por la accionada al Ministerio del Trabajo, los anexos, pruebas, recursos, resoluciones, convención colectiva, interrogatorio absuelto por el representante legal de la empresa, el organigrama de la misma y la demanda, señaladas por el impugnante como erróneamente apreciadas, no desvirtúan el soporte de la sentencia en el sentido de que no existe norma que exija al patrono identificar en la solicitud para hacer despidos colectivos a los trabajadores por sus nombres o cargos y al ministerio de proceder en igual forma al responderla. En tales condiciones, se colige, que no tuvieron ocurrencia los errores 2, 3, 6 y 7 señalados por el recurrente.

(...).

También, es conveniente advertir que el artículo 67 de la Ley 50 de 1990 establece que en el caso de que el empleador necesite hacer despidos colectivos de trabajadores deberá solicitar autorización previa al Ministerio de Trabajo explicando los motivos y acompañando las correspondientes justificaciones e, igualmente, comunicar en forma simultánea, por escrito, a sus trabajadores, la solicitud, sin exigir identificación de los trabajadores a despedir, por sus nombres y cargos, ni tampoco a la autoridad administrativa al responder la solicitud(*).

(*) Véase también J. y D., Nº 313, págs. 37 a 39 (N. del D.).

Además, se ha establecido por esta Sala que no corresponde a la jurisdicción ordinaria revisar los actos administrativos, porque están amparados por la presunción de legalidad, hasta tanto recaiga sobre ellos una declaración en contrario».

(Sentencia de casación, julio 28 de 1999. Radicación 11.921. Magistrado Ponente: Dr. Luis Gonzalo Toro Correa).

_________________________________