•Sentencia 12179 de febrero 18 de 1999

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA

Consejero Ponente:

Dr. Daniel Suárez Hernández

Actor: Constructora León Avellaneda Ltda.

Demandado: Área Metropolitana de Bucaramanga.

Santafé de Bogotá, febrero dieciocho de mil novecientos noventa y nueve.

EXTRACTOS: «La Sala subraya que, la circunstancia de que la propuesta de la firma demandante no hubiera ofertado valores en unidades monetarias enteras, esto es, ajustadas al peso completo, exigía que, en contra de lo sostenido por el demandante en el libelo de demanda, se ajustaran los valores de conformidad con el procedimiento previsto para tal hipótesis en el numeral 2.23 de los pliegos de condiciones.

Se aleja de la realidad probatoria, la afirmación inconsistente por lo demás, de carencia de facultad de la entidad licitante para ajustar los precios unitarios al peso completo, pues, se reitera, en ello los pliegos son absolutamente claros, sin que haya lugar a interpretaciones contra el texto claro y conocido por parte del demandante.

Es más, la única forma de poder cotejar la propuesta del actor con las demás propuestas, era precisamente ajustando los precios unitarios y los valores de la misma, como única forma lógica de poder adelantar el proceso de comparación, lo contrario supondría, tener en cuenta una propuesta con unos valores, aparentes y no reales, pues el pliego exigía perentoriamente que las fracciones monetarias fuesen presentadas en unidades enteras y, por si fuera poco, previó el procedimiento de ajuste para la hipótesis en que el valor de las propuestas no se ajustará a las exigencias del pliego.

La prueba muestra que, una vez se procedió por parte de la entidad a ajustar las ofertas que no cumplían con las exigencias del pliego, la de la firma demandante estaba al margen de los límites de permisibilidad determinados con base en el presupuesto oficial.

(...).

La Sala no pasa por alto el reiterar que, tratándose de este tipo de pretensiones que buscan la declaratoria de ilegalidad del acto de adjudicación dentro de los procesos de selección de los contratistas, resulta de fundamental importancia para la prosperidad de la pretensión, la observancia por parte del impugnante del proceso de selección, de una diligencia y claridad suficientes en determinar puntualmente los motivos en concreto que permitan al juez del contrato o del proceso de selección, advertir con claridad suficiente, las anomalías que se le imputan a la entidad demandada, dentro del proceso de selección.

Se quiere significar con lo anterior que, no se satisface cabalmente esta exigencia, cuando el actor se limita a allegar al expediente la totalidad de la documentación contentiva de las propuestas, sin acreditar y determinar las razones y motivos por los cuales considera que su propuesta era la mejor en relación con las demás, pues ante tal inactividad probatoria, bien difícil que resulta al juzgador empeñarse en detectar las irregularidades que puedan comportar la declaratoria de ilegalidad del acto de adjudicación, máxime si se tiene en cuenta que, los procesos de selección de los contratistas, suelen ser de suyo complejos e involucran aspectos técnicos, financieros, económicos, entre otros, que hacen indispensable el que el proponente desfavorecido, que se siente lesionado en su interés jurídico, sea celoso de la observancia de la carga procesal y probatoria que implica el acreditamiento de su mejor condición como proponente.

___________________________________