Sentencia 12338 de mayo 3 de 2001 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA

CARGA DINÁMICA DE LA PRUEBA

ES UN CONCEPTO DIFERENTE A LA FALLA PRESUNTA DEL SERVICIO

EXTRACTOS: «En cuanto a la carga probatoria se refiere, sostiene el apelante que en este caso la insuficiencia probatoria se debe a la falta de cooperación de la Policía Nacional, y, que en últimas, esta entidad se encontraba en mejores condiciones de probar lo ocurrido, de allí que como no lo hizo se abre paso a la aplicación de la tesis de la falla presunta del servicio, con fundamento en la cual debe declararse la responsabilidad de la demandada.

Al respecto la Sala considera necesario precisar lo siguiente: el principio de la carga dinámica de la prueba y la falla presunta del servicio no son conceptos asimilables.

El principio de la carga dinámica de la prueba se presenta como una excepción a la regla general según la cual quien alega prueba; la excepción que este principio consagra consiste precisamente en que el deber de probar un determinado hecho o circunstancia se impone a la parte que se encuentre en mejores condiciones de hacerlo, aun cuando no lo haya alegado o invocado. Este principio se plantea como una solución para aquellos casos en los que el esclarecimiento de los hechos depende del conocimiento de aspectos técnicos o científicos muy puntuales que sólo una de las partes tiene el privilegio de manejar. De allí que como lo ha precisado la Sala (1) :

(1) Sentencia del 10 de febrero de 2000, expediente 11.878.

“...no todos los hechos y circunstancias relevantes para establecer si las entidades públicas obraron debidamente tienen implicaciones técnicas o científicas. Habrá que valorar, en cada caso, si éstas se encuentran presentes o no (...).

Así las cosas, la tarea del juzgador resulta más ardua y exigente, pues es él quien debe establecer, en cada caso, cuál de las partes se encuentra en condiciones más favorables para demostrar cada uno de los hechos relevantes, en relación con la conducta del demandado, para adoptar la decisión”.

En síntesis, la aplicación del principio de la carga dinámica está condicionada al criterio del juez y supone la inversión de la carga de la prueba para un caso concreto.

Por su parte la falla presunta del servicio exime a la parte actora de la prueba de la falla del servicio, pues esta se presume; en estos casos corresponde a la entidad demandada desvirtuar dicha presunción, lo cual permite afirmar, contrario a lo que sucede entratándose de la aplicación del principio de la carga dinámica de la prueba, que la inversión del deber probatorio se presenta como consecuencia necesaria de la aplicación de dicho régimen.

En cuanto tiene que ver con el caso concreto, si bien en principio se denota una falta de colaboración por parte de la Policía Nacional como quiera que algunos de los requerimientos que hiciera el Tribunal no fueron atendidos, debe tenerse en cuenta que la información que se pretendía obtener con los exhortos librados no es de naturaleza técnica ni especializada».

(Sentencia de mayo 3 de 2001. Expediente 12.338. Consejero Ponente: Dr. Alier E. Hernández Enríquez).

_______________________________