Sentencia 12341 de mayo 22 de 1997 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

•SALA DE CASACIÓN PENAL

Magistrado Ponente:

Dr. Carlos E. Mejía Escobar

Rad.: 12.341

Aprobado Acta Nº 53 (20-05-97)

Santafé de Bogotá, D.C., mayo veintidós de mil novecientos noventa y siete.

EXTRACTOS: «Con la perspectiva anterior, resulta necesario reconocer que un cambio en la denominación jurídica de la infracción, cuando el nuevo delito resulta ser más grave, no implica vulneración al artículo 31 de la Constitución y menos la consecuencia de tener que declarar nulo el proceso pues, se reitera, este principio de no agravación sólo hace referencia a que la decisión que se tome en la segunda instancia no desmejore la situación del procesado respecto de la condena impuesta por el a quo.

(...).

La hipótesis presentada por el recurrente también lo llevó a mal interpretar las limitaciones del juez de segunda instancia, cuyas decisiones priman sobre las del a quo; si bien el artículo 217 del Código de Procedimiento Penal ordena que el superior sólo puede revisar los aspectos impugnados, cuando se trate del recurso de apelación, es su deber pronunciarse sobre las irregularidades que encuentre en el trámite del proceso para purgar de ilegalidades y vicios sustanciales el rito.

Ilógico resultaría que ante la evidencia de situaciones anormales en el curso de la actuación, el superior deba prohijarlas con su silencio o pasarlas por alto so pena de la limitación de que habla la norma en comento la que si bien impone un condicionamiento, ello no se convierte en obstáculo para corregir los errores que se encuentren en el trámite de la investigación.

(...) El ámbito del error de adecuación sancionado con la nulidad frente al del error subsanable en el fallo con la modificación de su contenido, está claramente delimitado en el artículo 308 del Código de Procedimiento Penal. Por eso los errores de nominación que trascienden el capítulo o título respectivo, o que generan incompetencia, sólo pueden sanearse mediante la invalidación. Es la estructura del proceso colombiano y la regulación legal de su rito las que lo disponen así. Otros yerros son enmendables por la vía de la revocatoria de la sentencia o su modificación siempre que no agraven, con ello, la situación del reo o le impidan su defensa».

______________________________________