Sentencia 12394 de febrero 8 de 2002 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

IMPUGNACIÓN DE SANCIONES TRIBUTARIAS

LAS SANCIONES EN PRINCIPIO ACEPTADAS PUEDEN SER LUEGO IMPUGNADAS

EXTRACTOS «Atendiendo a los términos del recurso de apelación interpuesto por la parte demandada corresponde en la instancia decidir sobre la legalidad de los actos administrativos en virtud de los cuales se impuso a la sociedad actora sanción por errores en la información suministrada en medios magnéticos, por el año gravable 1995.

(...).

En cuanto a los efectos de la aceptación de la sanción por parte de la actora, con ocasión de los alegatos de conclusión, debe decirse que, contrario a lo estimado por la demandada, tal hecho no constituye un impedimento legal para que el contribuyente pueda impugnar con posterioridad la legalidad de la sanción, si para ello se encuentra dentro de las oportunidades procesales que le concede la ley y existen razones de ilegalidad, tal como ocurrió en el caso bajo análisis.

En efecto, si bien el artículo 651 del estatuto tributario da la posibilidad de que el contribuyente pueda acogerse al beneficio de la reducción de la sanción, antes de que se notifique el acto de imposición de la misma, acreditando el pago de la sanción reducida como efectivamente lo hizo la actora, también lo es que dicha norma no establece la imposibilidad de impugnarla con posterioridad al hecho de la aceptación.

Tampoco puede afirmarse válidamente que en materia tributaria, los hechos aceptados por el contribuyente no pueden ser objeto de impugnación, ya que no existe disposición alguna que así los disponga, y no es aplicable al caso, la previsión contenida en el artículo 723 ib., según la cual “en la etapa de reconsideración, el recurrente no podrá objetar los hechos aceptados por él expresamente en la respuesta al requerimiento especial o su ampliación”, pues de una parte, no se trata en el caso analizado de una liquidación de revisión, sino de un proceso sancionatorio, y por otra, no puede hacerse extensiva la norma a situaciones no previstas en ella, porque los términos de la misma, no admiten interpretación distinta a la que se colige de su tenor literal. Siendo ello así, carece de fundamento el cargo, según el cual se afirma la imposibilidad de impugnar la sanción impuesta, por haber sido ésta aceptada con ocasión del traslado del pliego de cargos».

(Sentencia de febrero 8 de 2002. Expediente 12.394. Consejera Ponente: Dra. María Inés Ortiz Barbosa).

_________________________________