Sentencia 12791 de julio 17 de 2003 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Ref.: 66001233100020000409-01. Exp. 12791.

Consejero Ponente:

Germán Ayala Mantilla

Actor: Colombiana Universal de Papeles Colpapel S.A. hoy Colombiana Kimberly Colpapel S.A. C/. La Nación-DIAN, apelación sentencia del 10 de agosto de 2001 proferida por el Tribunal Administrativo de Risaralda. Impuesto sobre las ventas.

Fallo

Bogotá, D.C., diecisiete de julio de dos mil tres.

EXTRACTOS: «Decide la Sala el recurso de apelación interpuesto por la apoderada judicial de la entidad demandada, contra la sentencia de fecha 10 de agosto de 2001, mediante la cual el Tribunal Administrativo de Risaralda declaró la nulidad de la liquidación oficial Nº 900001 de fecha 17 de enero de 2000 proferida por la división de liquidación de la Administración de Impuestos y Aduanas Nacionales de Pereira; y a título de restablecimiento del derecho, el tribunal exoneró del pago por concepto de impuesto a las ventas a la Sociedad Colombiana Kimberly Colpapel S.A., como también del pago de sanción por inexactitud.

Antecedentes

La Sociedad Colombiana Kimberly Colpapel S.A., presentó en enero 22 de 1997 la liquidación privada de IVA del sexto bimestre de 1996, en la cual solicitó impuestos descontables por valor de $ 28''768.000. Esta suma corresponde al IVA por los servicios gravados prestados en los cuatro primeros bimestres del período citado, que la compañía Empacamos Ltda. retuvo hasta el sexto bimestre del mismo año.

La administración previa visita tributaria donde constató este hecho, expidió el requerimiento especial Nº 900004 del 19 de abril de 1999, y propuso modificar la declaración privada presentada por la sociedad, en el sentido de rechazar la partida, porque los impuestos descontables solo pueden contabilizarse en el período fiscal correspondiente a la fecha de su causación o en uno de los dos períodos siguientes y solicitarse en la declaración del período en el cual se haya efectuado su contabilización. Además propuso sanción por inexactitud de $ 46''029.000.

La sociedad contestó el requerimiento reiterando que el IVA solo fue cobrado en el sexto bimestre de 1996, lo cual impedía efectuar su contabilización y solicitud de devolución con anterioridad, pero la administración desatendió tales explicaciones y expidió la liquidación oficial de revisión Nº 900001 del 17 de enero de 2000, con la modificación propuesta en el requerimiento.

En dicha liquidación oficial, la administración reiteró que la demandante incluyó en su declaración de IVA del sexto bimestre del 1996, unos impuestos descontables que no correspondían al referido período, señalando que el momento de causación del referido impuesto se produjo en los primeros bimestres y no en el sexto. Por lo anterior, rechazó una parte del impuesto descontable e impuso una sanción por inexactitud.

En consideración a lo dispuesto en el parágrafo del artículo 720 del estatuto tributario, el contribuyente prescindió del recurso de reconsideración y acudió directamente ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo, quedando así agotada la vía gubernativa.

(...).

Consideraciones

Se discute en esta instancia la legalidad de los actos administrativos mediante los cuales la administración rechazó los impuestos descontables registrados por la sociedad contribuyente en su declaración del IVA, correspondiente al sexto bimestre de 1996 e impuso sanción por inexactitud.

El asunto a dilucidar en el caso en litis, es la oportunidad para solicitar los impuestos descontables declarados por la actora por concepto de impuestos sobre las ventas, toda vez que según la administración de impuestos la sociedad responsable los solicitó fuera de la oportunidad legal perdiendo el derecho a la devolución; y según la parte actora, fueron solicitados oportunamente teniendo en cuenta su facturación, tesis con la cual estuvo de acuerdo el tribunal.

La Sala comparte los argumentos del tribunal a quo, por las siguientes consideraciones:

Sea lo primero advertir que una es la oportunidad para contabilizar los impuestos descontables y otra la indicada para solicitarlos o declararlos: en relación con la primera, es claro que el responsable está obligado a contabilizarlos en el bimestre de su causación, o en cualquiera de los dos bimestres inmediatamente siguientes (E.T., art. 496).

Ahora, al tenor del artículo 429 de la misma normatividad, el impuesto a las ventas por la prestación de servicios, se causa: i) en la fecha de emisión de la factura o documento equivalente, ii) o en la fecha de terminación de los servicios o iii) del pago o abono en cuenta, la que fuere anterior.

Armonizando las dos disposiciones tributarias, se tiene que la contabilización del impuesto descontable se debe realizar en el momento de la realización de uno de los tres hechos referidos, el de primera ocurrencia.

Así las cosas, la contabilización del impuesto descontable tiene como fundamento la causación del impuesto, la cual se da en el momento de la expedición de la factura o de un documento equivalente, en caso de no estar obligados a expedirla; o a la terminación de los servicios prestados o; al efectuarse el pago o abono en cuenta, si fuese anterior.

Ahora, referente a la oportunidad para solicitar o declarar el impuesto descontable, precisa la Sala que es necesario que éste, para su procedencia, se haya facturado y que la operación conste en las respectivas facturas.

En efecto, señala el artículo 485 del estatuto tributario como impuesto descontable, en el literal a) “el impuesto sobre las ventas facturado al responsable por la adquisición de bienes corporales muebles y servicios, hasta el límite que resulte de aplicar al valor de la operación que conste en las respectivas facturas o documentos equivalentes la tarifa del impuesto a la que estuvieran sujetas las operaciones correspondientes; la parte que exceda de este porcentaje constituirá un mayor valor del costo o del gasto respectivo” (resalta la Sala).

En el sub lite, la administración consideró inoportuna la declaración del impuesto descontable, toda vez que ya se había superado el término señalado en el artículo 496 para su contabilización, es decir, el período fiscal correspondiente a la fecha de causación o uno de los dos períodos bimestrales inmediatamente siguientes.

Entiende la Sala que si bien la norma mencionada consagra que dicho descuento debe solicitarse en la declaración del período en el cual se haya efectuado su contabilización, tratándose de impuesto sobre las ventas, el artículo 485 ibídem, prevé para el responsable del gravamen a las ventas, el derecho a descontar el impuesto facturado.

En este orden de ideas para la procedencia del impuesto descontable es necesario que el impuesto esté facturado y que no exceda a la tarifa correspondiente aplicada a la operación sujeta a tal gravamen (485 ibíd.).

De suerte que en el presente caso, contrario a lo afirmado por la administración, el proceder de la sociedad demandante se ajustó a la legalidad, al registrar en su declaración del sexto bimestre de 1996, presentada el 22 de enero de 1997, el impuesto descontable por valor de $ 28''768.000, correspondiente a los servicios prestados por la sociedad Empacamos Ltda. en los cuatro primeros bimestres del mismo año, pues se realizó cuando la sociedad Empacamos Ltda. le facturó el impuesto.

Como quiera que demostrada la ilegalidad de la modificación efectuada por la administración de la declaración del impuesto a las ventas por el sexto período de 1996 a la sociedad contribuyente, desaparece también el fundamento de la sanción por inexactitud impuesta, la sala confirmará la sentencia que declaró la nulidad de los actos demandados.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en el nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley,

FALLA:

CONFÍRMASE la sentencia del 10 de agosto de 2001, proferida por el Tribunal Administrativo de Risaralda, objeto de esta apelación.

Cópiese, notifíquese, comuníquese. Devuélvase al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en la sesión de la fecha».

___________________________________