Sentencia 12833 de febrero 4 de 2004 

• CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

ABOGADO SUSPENDIDO EN EL EJERCICIO PROFESIONAL

VALIDEZ DE ACTUACIONES CUMPLIDAS CON SU INTERVENCIÓN

EXTRACTOS: «Como en términos reales existe la posibilidad de que un abogado continúe litigando, aun habiendo sido retirado temporalmente del registro de abogados hábiles para ejercer la profesión, el reglamento de la abogacía contempla esa eventualidad y le asigna consecuencias.

A la sazón, el artículo 25 del Decreto 196 de 1971 “Por el cual se dicta el estatuto de ejercicio de la abogacía” señala que nadie podrá litigar en causa propia o ajena si no es abogado inscrito, sin perjuicio de las excepciones legalmente consagradas.

El inciso segundo de esa norma es del siguiente tenor:

“La violación de este precepto no es causal de nulidad de lo actuado, pero quienes lo infrinjan estarán sujetos a las sanciones señaladas para el ejercicio ilegal de la abogacía”.

Con ello se verifica una vez más que no son nulas, por ese solo hecho, las actuaciones cumplidas con la intervención de un abogado suspendido en el ejercicio de la profesión; y, se insiste, en materia penal, tales diligencias eventualmente podrían llegar a carecer de validez, no por el mero hecho de que el abogado se encuentre suspendido, sino cuando se demuestre la presencia de verdaderos defectos que conspiran contra la estructura del proceso o contra las garantías de los sujetos procesales».

(Sentencia de casación, 4 de febrero de 2004. Radicación 12.833. Magistrado Ponente: Dr. Édgar Lombana Trujillo).

____________________________