•Sentencia 12966 de abril 29 de 1999

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

Acta 61

Magistrado Ponente

Dr. Carlos E. Mejía Escobar

Santafé de Bogotá, D.C., veintinueve de abril de mil novecientos noventa y nueve.

EXTRACTOS: Si bien es cierto “el testigo de oídas, lo único que puede acreditar es la existencia de un relato que otra persona le hace sobre unos hechos (...) que generalmente este concreto elemento de convicción no responde al ideal de que en el proceso de pueda contar con pruebas caracterizadas por su originalidad, que son las inmediatas”, tampoco “implica lo anterior que dicho mecanismo de verificación deba ser rechazado; lo que ocurre es que frente a las especiales características en procedencia señaladas, es necesario estudiar cada caso en particular, analizando de manera razonable su credibilidad de acuerdo con las circunstancias personales y sociales del deponente, así como las de la fuente de su conocimiento, si se ha de tener en cuenta que el testigo de oídas no fue el que presenció el desarrollo de los sucesos y que por ende no existe un real acercamiento al hecho que se pretende verificar.

_______________________________