Sentencia 13422 de julio 10 de 2003 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 25000-23-27-000-2000-1442-01

Ref.: Nº Interno 13422

Consejera Ponente:

Dra. María Inés Ortíz Barbosa

Apelación sentencia de 15 de mayo de 2002 del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, Subsección A en el Contencioso de nulidad y restablecimiento del derecho. Sanción por no enviar información en medios magnéticos. 1996.

Fallo

Bogotá, D.C., julio diez de dos mil tres.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

En el caso la controversia se concreta en determinar si se notificó en debida forma el pliego de cargos Nº 900347 de 30 de marzo de 1999 mediante el cual la administración le anunció a la sociedad actora sanción por no enviar información en medios magnéticos correspondiente al año 1996, y de ser así, si los actos administrativos sancionatorios se ajustan o no a la legalidad.

El expediente da cuenta de lo siguiente:

El 30 de marzo de 1999 la división para el control y penalización tributaria profirió el pliego de cargos Nº 900347 (fl. 5, c.a.), en el cual proponía a la sociedad actora sanción por no envío de información exógena en cuantía de $ 113.800.000, de conformidad con el artículo 651 del estatuto tributario. Dicha actuación fue remitida por correo a la calle 106 Nº 28-23, para su notificación.

El 24 de junio de 1999 la división de liquidación profirió la Resolución 900391 (fl. 11, c.a.) mediante la cual impuso a la sociedad sanción por no enviar información en cuantía de $ 113.800.000, la cual remitió para su notificación a la carrera 10 Nº 24-76 M1 de Santafé de Bogotá.

El 30 de julio de 1999 la administración con el oficio 00.30-168-0001.477 envió a la actora copia del pliego de cargos 900347 de fecha 30 de marzo de 1999 y le informó que el término para dar respuesta al mismo era de un mes contado a partir de la notificación del oficio (19, c.a.).

El 18 de agosto de 1999 el liquidador de la sociedad interpuso recurso de reconsideración contra la Resolución 900391 de 24 de junio de 1999, el cual fundamentó en los siguientes aspectos: notificación del pliego de cargos a dirección errada, prescripción de la sanción impuesta, no obligatoriedad de enviar la información en medios magnéticos debido a que había entrado en proceso de liquidación obligatoria y que la sanción impuesta era confiscatoria, pues se liquidó sin observar lo previsto en el inciso 3º del literal a) del artículo 651 del estatuto tributario.

La administración mediante Resolución 900090 de 12 de junio de 2000 confirmó el acto sancionatorio. Así quedó agotada la vía gubernativa.

El artículo 565 del estatuto tributario prevé las formas de notificación de las actuaciones de la administración, así dispone que tratándose de requerimientos, emplazamientos, citaciones, traslados de cargos, resoluciones en que se impongan sanciones, entre otras, deben notificarse por correo o personalmente.

En materia de notificación por correo el artículo 566 ibídem establece que dicha notificación se practicará mediante el envío del acto correspondiente a la dirección informada por el contribuyente “y se entenderá surtida en la fecha de introducción al correo” (1) .

(1) Expresión declarada inexequible por la Corte Constitucional.

La citada norma al establecer que la notificación se entendía surtida en la fecha de introducción al correo, vigente para la época de los hechos, consagraba una presunción legal y por lo tanto desvirtuable por el contribuyente.

En el caso de autos, si bien es cierto que la administración afirma haber notificado legalmente el pliego de cargos 900347 de 30 de marzo de 1999, a la calle 106 Nº 28-23 de Bogotá, no es menos cierto que dicho acto fue devuelto por el correo, como lo admite la misma demandada, es decir, que la sociedad actora no recibió la citada notificación, hecho que desvirtúa la indicada presunción. Además la administración al resolver el recurso de reconsideración interpuesto contra la resolución que impuso la sanción, aceptó haber notificado el mencionado pliego de cargos a “dirección errada”.

El mismo estatuto tributario frente a las notificaciones devueltas por el correo, establece en el artículo 568 que las actuaciones serán notificadas mediante aviso en un periódico de amplia circulación nacional, además precisa que “la notificación se entenderá surtida para efectos de los términos de la administración, en la primera fecha de introducción al correo, pero para el contribuyente, el término para responder o impugnar se contará desde la publicación del aviso o de la corrección de la notificación”.

En el sub lite la demandada no dio cumplimiento a lo preceptuado, ya que no procedió a notificar la actuación por aviso en diario de amplia circulación nacional; de otra parte, se advierte que la pretendida corrección de la actuación, no se ajusta a la legalidad, puesto que la notificación del pliego de cargos a la “dirección correcta” se surtió con posterioridad a la expedición y notificación de la Resolución 900391 de 24 de junio de 1999 que impuso la sanción, impidiéndole a la contribuyente dar respuesta al mismo y ejercer de manera efectiva el derecho de defensa y contradicción, así mismo acceder al beneficio de la sanción reducida al 10%, pues si bien en el mismo acto y en el oficio remisorio le indicó a la demandante que contaba con el término de un mes para dar respuesta, a la fecha de su notificación (jul. 30/99), la sanción que este le anunciaba ya había sido impuesta.

De lo anterior se colige que en el caso es claro que la sociedad actora desvirtuó la presunción legal consagrada en el artículo 566 del estatuto tributario, ya que el acto fue devuelto por el correo y en consecuencia la notificación fue ineficaz por no haberse practicado en debida forma, aspecto que determina la nulidad de la resolución sancionatoria, por no haber estado precedida del citado acto como lo exige el artículo 638 del estatuto tributario y por violación del derecho de defensa de la contribuyente a quien se le pretermitió la oportunidad de dar respuesta al mismo. En este sentido conceptuó la delegada del Ministerio Público.

De otra parte no es de recibo el argumento expuesto por la demandada con ocasión de los alegatos de conclusión en esta instancia, que hacen referencia a que la dirección a la que inicialmente fue remitido el pliego de cargos era la correcta en esa época, toda vez que la misma administración en la etapa gubernativa aceptó haberla enviado a dirección errada; además se reitera fue devuelta por el correo y no se procedió a notificarla como lo dispone el artículo 568 del estatuto tributario, además se profirió y notificó el acto sancionatorio antes de la debida notificación del pliego de cargos.

En relación con la afirmación de la recurrente, según la cual la notificación de las decisiones de la administración son un “mero formalismo”, la Sala no comparte tal apreciación, por el contrario y de acuerdo con el Ministerio Público, considera que esta constituye el elemento esencial para garantizar de manera efectiva el derecho de defensa y contradicción de los contribuyentes, puesto que es la forma de ponerlas en conocimiento de los afectados, para que una vez enterados, tengan la oportunidad de expresar su voluntad, que podría consistir en guardar silencio porque la consideran ajustada a derecho, o si por cualquier razón no están de acuerdo puedan proceder a manifestar su inconformidad, o en eventos como el examinado, pudieran optar por un beneficio previsto en las normas; así, para la garantía de los derechos indicados y del debido proceso es esencial la notificación adecuada y oportuna de las decisiones.

De conformidad con las razones expuestas la Sala procederá a confirmar la sentencia apelada, por no estar llamado a prosperar el recurso de apelación interpuesto por la entidad demandada.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

Confírmase la sentencia objeto de apelación.

Se reconoce personería a la doctora Flori Elena Fierro Manzano, en los términos y para los efectos del memorial que obra a folio 149 del cuaderno principal.

Cópiese, notifíquese y comuníquese. Devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia fue estudiada y aprobada en la sesión de la fecha».

__________________________