Sentencia 13882 de septiembre 16 de 1999 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

SUBSECCIÓN A

ASIGNACIÓN DE RETIRO DE LA POLICÍA

PRESCRIPCIÓN DE MESADAS

EXTRACTOS: «Las pruebas obrantes en autos demuestran lo siguiente:

— La Caja de Sueldos de Retiro de la Policía Nacional, mediante Resolución 2208 de 14 de mayo de 1976 (fls. 61 y 62), aprobada por el Ministerio de Defensa Nacional por la número 5855 del 14 del siguiente mes de junio, reconoció al demandante a partir del 5 de junio de ese año, una asignación mensual de retiro equivalente al 78% del sueldo básico y de las partidas computables, vigentes en todo tiempo, para el grado de mayor de la Policía Nacional.

— En tal virtud, mes a mes y desde agosto de 1976, en forma ininterrumpida, hasta el mes de julio de 1987, se le canceló el valor de dicha prestación social (fls. 54 a 58).

— Por no haber sido cobradas oportunamente por el señor Orozco Cedeño desde el mes de agosto de esa anualidad, el valor de cada una de las mesadas de su asignación de retiro pasó a la cuenta de acreedores varios de la Caja de Retiro de esa institución, hasta el mes de febrero de 1990 (fls. 59 a 60).

— La solicitud de pago de estas mesadas, formulada por el actor el 12 de marzo de 1993, fue negada por medio de los actos enjuiciados, por cuanto de acuerdo con el artículo 155 del Decreto 1212 de 1990 reformatorio del estatuto de personal de oficiales y suboficiales de la Policía Nacional, respecto del derecho al pago de esos valores había operado la prescripción extintiva de dos años que en él se consagra, advirtiendo que la nómina es el acto administrativo al que la norma se refiere (fls. 2 a 7).

El artículo 155 del Decreto 1212 de 1990, dispone:

“Prescripción. Los derechos consagrados en este estatuto, prescriben en cuatro (4) años que se contarán desde la fecha en que se hicieron exigibles. El reclamo escrito recibido por autoridad competente, sobre un derecho, interrumpe la prescripción, pero sólo por un lapso igual. El derecho al pago de los valores reconocidos prescribe en dos (2) años contados a partir de la ejecutoria del respectivo acto administrativo y pasarán a la Caja de Sueldos de Retiro de la Policía Nacional”.

Según esta norma, la prescripción del derecho al pago de valores reconocidos a oficiales y suboficiales de la Policía Nacional opera en dos años a partir de la ejecutoria del respectivo acto administrativo y ellos pasarán a la entidad demandada.

Según el artículo 144 ejusdem, el derecho a la asignación de retiro le será reconocido a tales servidores por la Caja de Sueldos de Retiro de la Policía Nacional y la misma, de acuerdo con lo previsto en el artículo 156 ibídem se pagará por mensualidades vencidas durante la vida del agraciado.

Surge de lo anterior, que en lo concerniente a la asignación de retiro, la Caja de Retiro expide un acto administrativo de reconocimiento del derecho al disfrute de la misma, a partir de cuya ejecutoria comenzaría a correr el término de prescripción del derecho al pago de su valor, vale decir, si luego de reconocida, el oficial o suboficial de la Policía Nacional no impetra el pago de la asignación de retiro, el derecho a que se le cancelen las respectivas mesadas se extingue al cabo de dos años por no haberlo ejercido en el transcurso del bienio.

No obstante, la Sala estima que el fenómeno de la prescripción extintiva no opera cuando el oficial o suboficial, después de habérsele pagado varias mesadas de su asignación de retiro, deja de cobrarlas.

Y esto, porque no existe un acto administrativo a través del cual, cada mes, la caja de retiro reconozca al actor el pago de esa prestación, pues ésta le había sido reconocida antes, de ahí que la nómina carezca de tal connotación, por cuanto es apenas el documento en que se materializa la forma de pago mensual de la asignación de retiro, prevista en el artículo 156 del Decreto 1212 de 1990, y no un acto administrativo notificable al beneficiario de la misma, idóneo para contabilizar el término de prescripción del derecho al pago de las mesadas, por cuanto éste lo da el hecho del reconocimiento de la prestación.

No puede la Sala atribuirle al artículo 155 del Decreto 1212 de 1990 el alcance que le otorgó la entidad demandada, por cuanto estaría dándole un alcance diferente al que se desprende de los términos en que lo concibió el legislador extraordinario, pues éste no pudo pasar por alto, que en el caso del cobro de mesadas pensionales, mensualmente no se expide un acto administrativo de la categoría o entidad a la que se alude en el texto de ese artículo.

En este orden de ideas, no era dable a la administración negar el pago al demandante de las mesadas de su asignación de retiro correspondientes al lapso comprendido entre el mes de julio de 1987 y el mes de febrero de 1990, por cuanto no se ha operado la prescripción del derecho a su cancelación y por tanto, previa revocación del fallo apelado, se decretará la nulidad de las resoluciones enjuiciadas y el pago al accionante de las aludidas mesadas.

De igual modo, se ordenará la indexación del valor de esas mesadas, de acuerdo con el artículo 178 del Código Contencioso Administrativo».

(Sentencia de septiembre 16 de 1999. Expediente 13.882. Consejero Ponente: Dr. Alberto Arango Mantilla).

______________________________________