Sentencia 14952 de junio 7 de 2006 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Radicación: 25000-23-27-000-2003-00242-01

Consejera Ponente:

Dra. María Inés Ortiz Barbosa

Ref.: Número interno 14952

Apelación sentencia de 14 de julio de 2004 del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, Subsección A, en el contencioso de nulidad y restablecimiento del derecho. Sanción por no informar.

Fallo

Actor: Invertisa S.A.

Bogotá, D.C., siete de junio de dos mil seis.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

En el caso, en ejercicio de la acción consagrada en el artículo 85 del Código Contencioso Administrativo, la demandante solicitó la nulidad de la Resolución 300642000001870 de 5 de diciembre de 2000 por medio de la cual se le impuso sanción por no enviar información correspondiente al año 1998; del Auto 300662002000041 de 17 de septiembre que rechazó por extemporáneo el recurso de reconsideración interpuesto contra la resolución anterior y contra el auto confirmatorio del Auto Inadmisorio 300662002000003 del 10 de octubre de 2002; a título de restablecimiento del derecho que se declare que no hay lugar a imponerle dicha sanción.

Es objeto de apelación, la sentencia mediante la cual el a quo negó las súplicas de la demanda, al considerar que en el caso la notificación del pliego de cargos 300632000004622 de 29 de agosto de 2000 y de la Resolución Sanción 300642000001870 de 5 de diciembre del mismo año, se ajustó a derecho, toda vez que respecto de estos actos, se surtió inicialmente la notificación por correo a la última dirección informada por la contribuyente en la declaración de renta y complementarios del año gravable 1999, el primero el 30 de agosto y el segundo el 6 de diciembre; y luego, debido a que fueron devueltos por el correo, se efectuó la notificación por aviso publicado en el diario La República, el 2 de octubre y el 28 de diciembre de 2000, respectivamente.

La parte demandante en el memorial del recurso insiste en que los mencionados actos debieron ser notificados a la dirección informada el 30 de diciembre de 1999, en el formato de inscripción al registro único tributario (Calle 63E Nº 32-15) y no a la “antigua dirección” (Calle 81 Nº 8-08), la cual conforme al artículo 563 del estatuto tributario, continuó siendo válida solo hasta el 30 de marzo de 2000. Aduce que si bien es cierto en la declaración de renta de 1999 (presentada el 5 de abril de 2000) y en la del año gravable 2000, por error consignó la dirección “antigua”, este hecho no conlleva modificación o invalidación de la informada el 30 de diciembre de 1999. Expresa que devueltos los actos administrativos por el correo, la administración pudo corregir la actuación enviándolos a la dirección correcta antes de que caducara la facultad sancionatoria.

La Sala considera que en el caso debe establecerse si hubo indebida notificación del pliego de cargos y de la resolución sancionatoria y por ende si se configuró la violación de las normas invocadas y en especial de los derechos a la defensa y al debido proceso, como lo sostiene la recurrente o si por el contrario, la notificación surtida se ajustó a la normatividad como ha insistido la parte demandada y lo aceptó el tribunal.

El estatuto tributario en cuanto a las formas de notificación de las actuaciones de la administración, en el artículo 565 prescribe que tratándose de “los requerimientos, autos que ordenen inspecciones tributarias, emplazamientos, citaciones, traslados de cargos, resoluciones en que se impongan sanciones, liquidaciones oficiales y demás actuaciones administrativas”, deben notificarse por correo o personalmente.

Además, en el artículo 563 ib dispone que la notificación “deberá efectuarse a la dirección informada por el contribuyente, responsable, agente retenedor o declarante, en su última declaración de renta o de ingresos y patrimonio, según el caso, o mediante formato oficial de cambio de dirección”, y prescribe que “la antigua dirección continuará siendo válida durante los tres (3) meses siguientes, sin perjuicio de la validez de la nueva dirección informada”.

Respecto a la notificación por correo, prevé en el artículo 566 que “se practicará mediante envío de una copia del acto correspondiente a la dirección informada por el contribuyente y se entenderá surtida en la fecha de introducción al correo” (el aparte resaltado fue declarado inexequible por Sentencia C-096 de 31 de enero de 2001).

El mismo estatuto en el artículo 568 preceptúa que las notificaciones devueltas por el correo por cualquier razón “serán notificadas mediante aviso en un periódico de amplia circulación nacional”, y precisa que “la notificación se entenderá surtida para efectos de los términos de la administración, en la primera fecha de introducción al correo, pero para el contribuyente, el término para responder o impugnar se contará desde la publicación del aviso o de la corrección de la notificación”.

De lo anterior se establece que tratándose de pliego de cargos y de resolución sancionatoria, estos actos deben notificarse por correo o personalmente, si se opta por la primera forma, se practicará mediante envío de una copia del acto a la dirección informada por el contribuyente “en su última declaración de renta o de ingresos y patrimonio, según el caso, o mediante formato oficial de cambio de dirección”.

En el caso la demandante afirma que la notificación por correo debió surtirse a la Calle 63E Nº 32-15 y no a la Calle 81 8-08 y explica que esta era su “antigua” dirección y que aquella es la “nueva”, cuyo cambio informó a través del formato oficial, radicado el 30 de diciembre de 1999 y que la anterior conservó su vigencia y validez “hasta el 30 de marzo de 2000”.

Por su parte la demandada ha sostenido que la última dirección informada por la contribuyente, a la fecha de expedición y notificación del pliego de cargos y de la resolución sancionatoria, es la contenida en la declaración de renta del año gravable 1999, presentada el 5 de abril de 2000, razón por la cual fue a esta dirección a la que intentó notificar por correo las actuaciones indicadas.

Así las cosas se debe establecer, cuál era la última dirección informada por la contribuyente, para la fecha en que se notificaron los mencionados actos, si la contenida en la última declaración de renta o la del formato oficial de cambio de dirección. Al efecto se procederá a revisar el expediente gubernativo y se indicarán las piezas que permitan obtener la información pretendida, así:

1. Reporte DCC2ORCAM de 7 de febrero de 2000 de la oficina de documentación y cuenta corriente, el cual contiene los datos de la contribuyente y de su declaración de renta del año gravable 1998, presentada el 7 de abril de 1999, según el cual la dirección es Calle 81 Nº 8-08 (fl. 16).

2. Reporte R111R1 de 16 de noviembre de 2000 del registro único tributario/RUT20 V4, consulta integral local. En la información básica del contribuyente dice que su dirección es: Calle 81 Nº 8-08 (fl. 36).

3. Oficio 0030-061-162-0818 de 10 de septiembre de 2002 suscrito por la jefe grupo interno de trabajo de registro – división de recaudación, a través del cual responde el oficio 030-195-551 del día anterior de la división jurídica, en él comunica que “revisada la aplicación del registro único tributario, figura que la sociedad en mención (Invertisa S.A.) entre el 5 de abril de 2000 al 5 de abril de 2001, informó la misma dirección calle 81 Nº 8-08 de Bogotá, y que corresponde a la informada en las declaraciones de renta presentadas por los años gravables de 1999 y 2000 respectivamente” (fl. 54).

4. Copia de la declaración de renta y complementarios o de ingresos y patrimonio para personas jurídicas del año gravable 2000, de la sociedad Invertisa S.A., con stiker 0717125069224-0, presentada ante Bancolombia, el 5 de abril de 2001. En la casilla correspondiente a la dirección dice: Calle 81 Nº 8-08 (fl. 55).

5. Copia de la declaración de renta y complementarios o de ingresos y patrimonio para personas jurídicas del año gravable 1999, de la sociedad Invertisa S.A., con stiker 717125063853-6, presentada ante Bancolombia, el 5 de abril de 2000. En la casilla dirección se lee: Calle 81 Nº 8-08 (fl. 56).

4.(sic) Copia del formato de “inscripción - registro único tributario”, radicado el 30 de diciembre de 1999, a través del cual solicitó la “actualización - a) Ubicación” de Invertisa S.A. En la sección “C. Información básica”, figura en la dirección: calle 63E Nº 32 15. Este documento fue allegado con el recurso de reconsideración el 26 de agosto de 2000 (fl. 44).

De lo anterior se observa que según el formato de cambio de dirección radicado el 30 de diciembre de 1999, la contribuyente se encontraba ubicada en la Calle 63E Nº 32-15 y según la última declaración de renta presentada por la sociedad (año gravable 1999) el 5 de abril de 2000, su dirección era la Calle 81 Nº 8-08.

De conformidad con lo preceptuado en el artículo 563 del estatuto tributario la notificación de las actuaciones, debía efectuarse a la última dirección informada, por lo que la Sala considera, al igual que la delegada del Ministerio Público, que hizo bien la administración al notificar las actuaciones a la dirección informada en la declaración de renta presentada el 5 de abril de 2000, es decir, a la Calle 81 Nº 8-08.

En cuanto a la dirección comunicada el 30 de diciembre de 1999, esta conservó su validez hasta el 5 de julio de 2000, de conformidad con lo dispuesto en la parte final del inciso primero del artículo 563 del estatuto tributario.

En efecto, presentada la declaración de renta (año gravable 1999) el 5 de abril de 2000, el cambio de dirección informado el 30 de diciembre anterior mantuvo su vigencia durante los tres meses siguientes, se reitera hasta el 5 de julio de 2000.

De otra parte, la demandante afirma que en las declaraciones de renta de los años gravables 1999 y 2000, incurrió en error al informar una dirección diferente a la consignada en el formato de cambio de dirección, al respecto se advierte, de una parte, que las declaraciones tributarias gozan de la presunción de veracidad, pues los datos en ella contenidos provienen del mismo contribuyente; y de otra parte, que según los principios generales del derecho nadie puede alegar a su favor su propio error o negligencia.

En tales condiciones a juicio de la Sala, la notificación por correo del pliego de cargos y de la resolución sancionatoria, se considera surtida en legal forma, pues se remitió a la dirección expresamente informada por el contribuyente, y si este incurrió en error es un hecho atribuible exclusivamente al descuido o negligencia del representante legal de la actora, que no puede enervar la validez de la notificación efectuada y ante tal situación no incide la expresión declarada inexequible en la Sentencia C-096 de 31 de enero de 2001.

Así las cosas, el pliego de cargos y la resolución sanción fueron enviados a la dirección que para ese momento era la vigente, pues correspondía a la “informada” por la contribuyente en su última declaración de renta, como se explicó y al ser devueltos por el correo procedía la notificación mediante aviso en un periódico de amplia circulación nacional de conformidad con lo previsto en el artículo 568 del estatuto tributario y no el trámite que pretende la demandante previsto en el inciso segundo del artículo 563 ib., aplicable en los eventos en que “el contribuyente, responsable, agente retenedor o declarante, no hubiere informado una dirección a la administración de impuestos”.

Por lo anterior, la notificación del acto sancionatorio se ajustó a la normatividad legal y en consecuencia el término para interponer el recurso de reconsideración se contaba a partir de la publicación del aviso en el periódico, que para el caso fue el 28 de diciembre de 2000, así los dos meses de que trata el artículo 720 del estatuto tributario, vencieron el 28 de febrero de 2001.

En el caso no es aplicable la sentencia de 12 de septiembre de 2002, expediente 12975, consejera ponente doctora Ligia López Díaz, a que hace referencia la actora, toda vez que en esa oportunidad el contribuyente, antes de la fecha de notificación por correo de la resolución sancionatoria (jun. 23/97) había informado el cambio de dirección a través del formato oficial el 7 de mayo de 1997.

Se concluye que en el sub examine los autos 300662002000041 de 17 de septiembre y 300662002000003 de 10 de octubre, ambos de 2002 mediante los cuales se inadmitió por extemporáneo el recurso de reconsideración interpuesto contra la Resolución Sanción 300642000001870 de 5 de diciembre de 2000 y al decidir el de reposición confirmó el anterior, se ajustan a la legalidad y por ende la mencionada resolución sanción adquirió firmeza por no haber sido interpuesto en tiempo el recurso administrativo, al haber aducido la sociedad la indebida notificación del pliego de cargos y de la resolución sancionatoria con los mismos argumentos relativos a la dirección, analizados por esta Sala.

En suma, el recurso interpuesto por la parte demandante no tiene vocación de prosperidad.

De manera adicional y por considerarlo necesario se precisa que la sociedad demandante solicitó la nulidad de la Resolución 300642000001870 de 5 de diciembre de 2000 por medio de la cual se le impuso sanción por no enviar información correspondiente al año 1998; del Auto 300662002000041 de 17 de septiembre que rechazó por extemporáneo el recurso de reconsideración interpuesto contra la resolución anterior y contra el auto confirmatorio del Auto Inadmisorio 300662002000003 del 10 de octubre de 2002; a título de restablecimiento del derecho que se declarara que no hay lugar a imponerle dicha sanción; el tribunal negó las súplicas de la demanda y esta decisión fue apelada solo por la parte actora.

Se destaca que contra la mencionada resolución, como se dijo, no se interpuso dentro de la oportunidad legal el recurso de reconsideración, es decir, que frente a este acto administrativo, no se agotó previamente la vía gubernativa, requisito para acceder a la jurisdicción.

Por lo que hace a los demás actos, estos según el análisis anterior, se ajustan a la normatividad; así la Sala revocará la decisión de primera instancia, para en su lugar inhibirse de emitir pronunciamiento de fondo sobre la legalidad de la resolución sancionatoria y por estar ajustados a derecho los autos que rechazaron el recurso de reconsideración por extemporáneo, se denegarán las demás súplicas de la demanda.

En mérito de lo expuesto el Consejo de Estado por medio de la Sección Cuarta de su Sala de lo Contencioso, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. Revócase la sentencia de 14 de julio de 2004 del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, Subsección A, objeto de apelación.

2. En su lugar, por las razones expuestas en la parte motiva, la Sala se inhibe de pronunciarse sobre la legalidad de la Resolución 300642000001870 de 5 de diciembre de 2000 expedida por la división de liquidación de la administración especial de impuestos de personas jurídicas de Bogotá y deniega las demás súplicas de la demanda.

Cópiese, notifíquese, comuníquese, devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia fue discutida y aprobada en la sesión de la fecha».

________________________________________