Sentencia 15177 de octubre 26 de 2006 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 11001-03-27-000-2004-00102-00-15177

Consejera Ponente:

Dra. María Inés Ortiz Barbosa.

Actor: Rodrigo Iván Ríos Muñoz.

Acción pública de nulidad contra la Resolución 18 de 2004 y el concepto 010229 de 2004 de la dirección de impuestos y aduanas nacionales.

Fallo

Bogotá, D.C., octubre veintiséis de dos mil seis.

EXTRACTOS:«Consideraciones de la Sala

Se decide sobre la legalidad de la Resolución 18 de 6 de enero de 2004 mediante la cual se prescriben los formularios oficiales tributarios, en lo que se relaciona con los formularios adoptados para la presentación de la “declaración de renta y complementarios o de ingresos y patrimonio personas jurídicas” —Modelo 100— y “Declaración de renta y complementarios personas naturales y sucesiones ilíquidas” —Modelo 200—, año gravable 2003, que incluyen en sus renglones 100 y 99, respectivamente, la “sobretasa impuesto a la renta 2003”; así como sus respectivas instrucciones.

También corresponde decidir sobre la legalidad del concepto 020229 de 20 de febrero de 2004 expedido por la oficina jurídica de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, según el cual, la sobretasa a cargo de los contribuyentes obligados a presentar declaración del impuesto sobre la renta y complementarios, por estar vigente, debe ser liquidada en la declaración del renta del año gravable 2003 y pagarse en los plazos establecidos en el reglamento.

Sostiene el accionante que los contribuyentes no están obligados a liquidar y pagar la sobretasa al impuesto de renta en el año gravable 2003, como se dispone en los formularios oficiales modelos 100 y 200, y se afirma en el concepto acusado; habida consideración que la sobretasa creada por la Ley 788 de 2002, artículo 29, que adicionó el artículo 260-11 al estatuto tributario, no se encontraba vigente a 31 de diciembre de 2003, en virtud de la expedición de la Ley 863 de 29 de diciembre de 2002, que en su artículo 7º sustituyó en forma integra el texto del artículo 266-11.

Afirma que en consecuencia, desapareció la obligación de liquidar la sobretasa en el año 2003 y por tanto incurren los actos acusados en violación del principio constitucional de legalidad de los tributos.

Al respecto procede el siguiente análisis:

Mediante la Ley 788 de 2002, artículo 29 se creó una sobretasa a cargo de los contribuyentes obligados a declarar el impuesto sobre la renta, adicionando el estatuto tributario, con el siguiente artículo:

“ART. 260-11.—Créase una sobretasa a cargo de los contribuyentes obligados a declara el impuesto sobre la renta y complementarios. Esta sobretasa será equivalente para el año gravable 2003 al diez por ciento (10%) del impuesto neto de renta determinado por dicho año gravable. A partir del año gravable 2004 esta sobretasa será equivalente al cinco por ciento (5%) del impuesto neto de renta del respectivo período gravable.

La sobretasa aquí regulada se liquidará en la respectiva declaración de renta y complementarios y no será deducible ni descontable en la determinación del impuesto sobre la renta.

PAR.—La sobretasa que se crea en este artículo está sujeta para el ejercicio 2003 a un anticipo del cincuenta por ciento (50%) del valor de la misma calculada con base en el impuesto neto de renta del año gravable 2002, el cual deberá pagarse durante el segundo semestre del año 2003, en los plazos que fije el reglamento”.

Con la expedición de la Ley 863 de 29 de diciembre de 2003, se dispuso en su artículo 7|: “Modifícase el artículo 260-11 del estatuto tributario, el cual quedará así:

“Por los años gravables 2004, 2005, y 2006 créase una sobretasa a cargo de los contribuyentes obligados a declarar el impuesto sobre la renta y complementarios. Esta sobretasa será equivalente al diez por ciento (10%) del impuesto neto de renta determinado por cada año gravable.

La sobretasa aquí regulada se liquidará en la respectiva declaración de renta y complementarios y no será deducible ni descontable en la determinación del impuesto sobre la renta.

PAR.—La sobretasa que se crea en este artículo está sujeta para el ejercicio gravable 2004 a un anticipo del cincuenta por ciento (50%) del valor de la misma, calculado con base en el impuesto neto de renta del año gravable 2003, el cual deberá pagarse en los plazos que fije el reglamento”.

Como se observa, lo propuesto por el legislador en el artículo 7º de la Ley 863 de 2003, fue una modificación al artículo 260-11, con el fin de incrementar la tarifa de la sobretasa, que inicialmente se había fijado en el 5% “a partir del año gravable 2004”, pasándola al 10%, “Por los años 2004, 2005 y 2006”, sin alterar los elementos esenciales del gravamen.

Es así como en ambas disposiciones, la que creó la sobretasa de renta (L. 788/2002, art. 29) y la que la modificó (L. 863/2003, art. 7º) se señalan como sujetos pasivos de la sobretasa a los contribuyentes obligados a declarar impuesto de renta; como base gravable el impuesto neto de renta determinado en el respectivo año gravable; la obligación de liquidarla en la respectiva declaración; así como la prohibición de llevarla como deducción o descuento tributario.

Conforme a lo anterior, se entiende que la disposición prevista en el artículo 7º de la Ley 863 de 29 de diciembre de 2003, está regulando un tributo, en el que la base es el resultado de hechos ocurridos durante un período determinado”, pues es evidente que la sobretasa constituye un gravamen adicional al impuesto de renta y constituye junto con este un solo tributo, cuyo período anual está previsto en el artículo 1º del Decreto 187 de 1975 desde el 1º de enero hasta el 31 de diciembre del respectivo año gravable.

Así las cosas, en aplicación del mandato constitucional contenido en el inciso 3º del artículo 338 de la Carta Política, debe entenderse que independientemente de que la Ley 863 haya entrado en vigencia el 29 de diciembre de 2003, todas las disposiciones que afecten alguno de los elementos que estructuran el tributo, entre ellas el artículo 7º que modifica la tarifa de la sobretasa de renta, solo pueden aplicarse “a partir del período que comience después de iniciar la vigencia de la respectiva ley ...” es decir a partir del año gravable 2004.

Lo anterior implica que la entrada en vigencia del artículo 7º de la Ley 863 de 2003, el 29 de diciembre del mismo año, no afectó la vigencia y aplicación del artículo 260-11, en su versión adoptada por la Ley 788 de 2002, según la cual “la sobretasa será equivalente para el año gravable 2003 al diez por ciento (10%) del impuesto neto de renta determinado por dicho año gravable”, tal como se dispone en los formularios modelos 100 y 200, prescritos por la Resolución 18 de 2004. para la declaración del impuesto de renta del año gravable 2003, al incluir los renglones en los que debe informarse el valor liquidado por concepto de la sobretasa de renta.

Tampoco es válido interpretar que por la entrada en vigencia de la Ley 863, el 29 de diciembre de 2003, se habría producido en esa misma fecha, la derogatoria del artículo 260-11 en su versión adoptada por la Ley 788 de 2002, pues tratándose de la ley tributaria, se distingue entre “vigencia de la ley” y “aplicación de la ley”, según sea la naturaleza sustancial o procedimental de la norma de que se trate, lo cual no implica que la “vigencia” tenga efectos derogatorios hasta tanto sea aplicable la norma sustancial.

En consecuencia, tampoco puede afirmarse válidamente, como lo hace el accionante, que para el 31 de diciembre de 2003, no existía norma legal que autorizara la liquidación y cobro de la sobretasa de renta, pues está claro que la Ley 863 de 2003, no derogó el precepto legal contenido en el artículo 260-11 del estatuto tributario, en su versión anterior, no solo porque en su artículo 69 “Vigencia y derogatorias”, no hace expresa la derogatoria del mencionado artículo, sino porque el nuevo texto del artículo 260-11 no contradice en nada el anterior.

De otra parte asiste razón a la opositora cuando sostiene que la jurisprudencia contenida en la Sentencia C-006-98 invocada por el accionante, no tiene aplicación en el caso bajo análisis, pues lo analizado por la Corte Constitucional en dicha providencia son los efectos de las “derogatorias tributarias”, cuando ellas benefician al contribuyente, en el sentido de considerar que tales decisiones legislativas deben aplicarse a partir de la promulgación de la ley; pues como ya se expuso, la Ley 863 de 2003 no está derogando ni expresa ni tácitamente el artículo 260-11, en su versión aplicable al año gravable 2003, adoptada por la Ley 788 de 2002.

Conforme a lo expuesto, la posición adoptada el concepto 010229 de 20 de febrero de 2004, objeto de la demanda, se adecua al texto de las normas superiores objeto de la interpretación oficial, pues es en virtud de tales normas obliga a los contribuyentes declarantes del impuesto de renta a liquidar y pagar la sobretasa de renta en el año gravable 2003, tal como se indica en la tesis jurídica plasmada en el citado concepto.

En conclusión, no encuentra la Sala configurados los cargos de violación denunciados por el accionante, porque lo que debe reconocerse la legalidad de los actos acusados.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

NIÉGANSE las súplicas de la demanda.

Cópiese, notifíquese, comuníquese y cúmplase.

Esta providencia se estudió y aprobó en la sesión de la fecha.

Magistrados: Héctor J. Romero Díaz, Presidente—Ligia López Díaz, (ausente)—María Inés Ortiz Barbosa—Juan Ángel Palacio Hincapié.

Raúl Giraldo Londoño, Secretario.

__________________________________