Sentencia 15559 de octubre 3 de 2007 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Radicación 11001-03-27-000-2005-00033-00

Consejero Ponente:

Dr. Héctor J. Romero Díaz

Número interno 15559

Óscar José Dueñas Ruiz contra la DIAN

Fallo

Bogotá, D.C., tres de octubre de dos mil siete.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

Corresponde a la Sala decidir la legalidad del Concepto 089507 de 22 de diciembre de 2004, de la oficina jurídica de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, en cuanto interpretó que, conforme al parágrafo 3º del artículo 206 del estatuto tributario, la exención del numeral 5º ibídem no se aplica a las pensiones provenientes de planes de retiro, porque estas no se reconocen en los términos de la Ley 100 de 1993, ni en los pactos, convenciones o laudos que la misma ley autoriza.

En sentencia de 16 de agosto de 2007, expediente 15398, Consejera Ponente, doctora María Inés Ortiz Barbosa, la Sala negó la nulidad del concepto demandado, por las siguientes razones:

Conforme al artículo 206 del estatuto tributario [5, par. 3º], están exentas del impuesto sobre la renta y complementarios las pensiones de jubilación, invalidez, vejez, de sobrevivientes y riesgos profesionales, siempre que se otorguen con el cumplimiento de los requisitos necesarios para acceder a la pensión, de acuerdo con la Ley 100 de 1993.

Según la Ley 100 de 1993, las pensiones pueden ser legales y extralegales. Las primeras pueden ser de vejez, invalidez por riesgo común y de sobrevivientes. Y, las segundas son las pensiones amparadas por el artículo 55 de la Carta Política, son las que se reconocen por pactos, acuerdos o convenciones colectivas de trabajo, y constituyen ley para las partes.

Así, las pensiones en mención son las únicas que gozan del beneficio tributario, e integran el sistema general de pensiones.

Las pensiones voluntarias, o sea, las reconocidas por la mera liberalidad del empleador, cuando el trabajador no cumple los requisitos previstos para acceder a la pensión legal, no hacen parte de dicho sistema.

Las pensiones anticipadas, de que trata el concepto acusado en su acepción cuarta, se conceden a los trabajadores que no cumplen los requisitos para acceder a la pensión legal, no son equivalentes a las pensiones extralegales, dado que hacen parte de los “planes de retiro voluntario”, y tienen el carácter de indemnizatorias, pues, se ofrecen a los trabajadores que no cumplen los requisitos para acceder a la pensión legal, pero que se acogen voluntariamente al plan, con el fin de dar por terminado el contrato laboral.

Además, las pensiones anticipadas son temporales, por cuanto la obligación pensional a cargo del empleador, cesa cuando la entidad administradora de pensiones asume de manera definitiva la pensión legal.

Las pensiones anticipadas no hacen parte del sistema general de pensiones, toda vez que se otorgan en virtud de planes de retiro y reestructuración de empresas y la Ley 100 de 1993 no las consagró como categoría pensional.

Aun cuando según el artículo 4º de la Ley 797 de 2003, que modificó el artículo 17 de la Ley 100 de 1993, el retiro anticipado permite al trabajador obtener la pensión anticipada, esta es distinta de la que se otorga de manera transitoria en virtud de planes de retiro y reestructuración de empresa, pues tal reconocimiento surge directamente de la ley, sin necesidad de que medie convención colectiva entre el empleador y el trabajador, ni un plan de retiro voluntario.

En consecuencia, el concepto acusado, en cuanto dispone que respecto de las pensiones anticipadas de la acepción cuarta no es procedente la aplicación de la exención consagrada en el artículo 206, numeral 5º del estatuto tributario, porque son pensiones no reconocidas en los términos de la Ley 100 de 1993, ni de los pactos, convenciones o laudos que la misma ley autoriza, en concordancia con el parágrafo 3º del mismo artículo, se ajustó a las normas legales.

Se estima igualmente válido el reconocimiento oficial de la exención tributaria para la “jubilación anticipada” que perciben los aportantes al régimen de ahorro individual con solidaridad del sistema general de pensiones en seguridad social, porque para que en este régimen pueda adquirirse el derecho a la pensión legal del sistema general de pensiones, basta con cumplir los límites máximos de ahorro que señala la misma ley. En el caso de las “pensiones anticipadas”, el empleador realiza los aportes a la entidad administradora de pensiones, hasta tanto el trabajador cumpla los requisitos para acceder a la pensión legal, momento en el cual la prestación para a ser asumida por dicha entidad.

Comoquiera que el artículo 175 del Código Contencioso Administrativo, previó que las sentencias que niegan la nulidad producen efectos de cosa juzgada erga omnes en relación con la causa pretendi(sic) juzgada, y ya que el fallo denegatorio de 16 de agosto de 2007, expediente 15398, analizó un cargo de nulidad idéntico al propuesto en este proceso, la Sala se estará a lo resuelto en la mencionada providencia.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

ESTÉSE a lo resuelto en sentencia de 16 de agosto de 2007, expediente 15398, Consejera Ponente, doctora María Inés Ortiz Barbosa, que negó las pretensiones de la demanda instaurada contra el Concepto 089507 de 22 de diciembre de 2004, de la DIAN.

Notifíquese, comuníquese y cúmplase.

La anterior providencia fue estudiada y aprobada en sesión de la fecha».

____________________________________