Sentencia 15662 de noviembre 27 de 1997 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCIÓN SEGUNDA

SUBSECCIÓN B

INSUBSISTENCIA DE NOMBRAMIENTOS

RESPECTO DE FUNCIONARIOS REINTEGRADOS

EXTRACTOS: «Se encuentra probado en el sub examine (fl. 66) que el Consejo de Estado en sentencia de 10 de junio de 1993, con ponencia del Dr. Diego Younes Moreno declaró la nulidad de la Resolución Rectoral 369 de 29 de junio de 1988 mediante la cual fue declarado insubsistente el nombramiento del actor como Director de la Unidad de Recursos Naturales Renovables, y dispuso el pago de los salarios y prestaciones dejados de percibir.

Por Resolución 445 de 5 de agosto de 1993 el rector del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid ordenó el reintegro del Dr. Betancur Taborda al cargo de Director de la Unidad de Recursos Naturales Renovables. El actor se reintegró al cargo el 17 de agosto del mismo año.

Mediante Resolución Rectoral 653 de noviembre 22 de 1993 se le concedieron 15 días hábiles de vacaciones, comprendidas del 20 de diciembre de 1993 al 7 de enero de 1994, para regresar de nuevo a las actividades el 11 de enero de 1994.

Lo anterior quiere significar que el mismo día en que el demandante entró a hacer uso de las vacaciones concedidas motu proprio por la administración fue declarado insubsistente de su cargo. Comparte la Sala en este aspecto lo anotado por el a quo cuando afirma que “los hechos anteriores no demuestran, per se, que el nominador actuó con un fin mezquino, porque aun en ese corto lapso de tiempo José William Betancur pudo haber dada muestras de ineficacia, carencia de don de mando, falta de adaptación a las orientaciones dadas por sus nuevos superiores, o alguna otra de las circunstancias que hacen posible la declaratoria de insubsistencia de un empleado como él...”.

Empero, es menester analizar la prueba testimonial recaudada para establecer si la administración tuvo para el retiro del demandante un móvil diferente al buen servicio, caso en el cual se tipificaría una desviación de poder.

A folio 40 del informativo obra la declaración de Jorge Enrique Gómez Oquendo, compañero de labores del demandante en la entidad demandada, pues era el asistente del vicerrector, al preguntársele sobre los motivos que dieron lugar a la insubsistencia de la segunda vinculación del actor contestó:

“En una asamblea de profesores realizada en enero de 1994, el representante profesoral al consejo superior, a una pregunta formulada por mi persona acerca de las razones que motivaron el retiro del Director de Unidad de Recursos Naturales, contestó con las siguientes palabras: Se estudiaron los casos de los funcionarios adscritos al Politécnico que habían demandado y habían ganado dicha demanda, estos funcionarios eran un médico que en esa fecha se desempeñaba como director del Hospital Mental de Antioquia y el funcionario William Betancur que tenían de común que habían ganado la demanda y estaban trabajando como funcionarios del departamento de Antioquia. En el interior del consejo superior se le solicitó a la presidencia de dicho consejo que se estudie el caso del director del Hospital Mental con el señor gobernador acerca de esta situación. Es decir, un demandante que gana y que continúa como funcionario del departamento”.

Posteriormente como ya se anotó fue declarado nuevamente insubsistente a partir del 20 de diciembre de 1993. Basado en la información del profesor Rivera el único acto anormal dentro del proceso administrativo que identifica la causa para solicitar el retiro del Dr. Betancur, en el hecho de haber ganado una demanda a una institución y estar laborando en ella.

Hubo varias objeciones acerca de su posición y casi todos basados en un principio que se refería a la aprobación de un castigo a quien gana una demanda y hace uso de ella, de la demanda que ganó.

Guillermo León Cañas (fl. 44), profesor del Politécnico explica que el demandante a mediados de 1993 volvió al Politécnico y duró 3 o 4 meses, porque ganó la demanda de la “echada” anterior, la primera, y volvió al mismo cargo que tenía cuando salió.

Al preguntársele sobre la razón de la segunda desvinculación dijo que fue una decisión del consejo superior: “El representante profesoral de ese consejo nos comentaba que no era muy ético que una persona que había demandado al Estado estuviera trabajando con el Estado, esta fue la explicación que dieron. Eso fue dicho en una asamblea general de profesores, fue lógicamente como al mes y medio de la echada de él”. El representante de los profesores era Jairo Riveros.

A folios 46 y ss., obra la declaración rendida por Francisco Javier Lopera Palacios quien indica que luego de que el demandante fue desvinculado de la entidad regresó a la institución, reintegrado porque ganó una demanda que había presentado. No sabe las causas del segundo retiro, pero oyó comentarios de que si había ganado la demanda para qué había seguido trabajando allá.

José Ignacio González en testimonio rendido a folios 47 y ss., sostiene que el demandante regresó al instituto luego de ganar una demanda a finales de 1993, y fue nuevamente declarado insubsistente por la administración del Dr. Libardo Alvarez.

Sobre la segunda desvinculación dijo:

“Yo presidí la asamblea de profesores en enero del año pasado, en ausencia del titular que estaba enfermo y en el desarrollo de la misma, si mal no estoy el profesor Jorge Gómez Oquendo, también de la misma unidad, preguntó al representante profesoral al consejo profesoral de aquél entonces por la desvinculación del señor Betancur Taborda, a lo cual el representante, profesor Jaime Rivera Osorno, respondió más o menos en los siguientes términos:

Que el consejero Dr. José Prieto Mesa, representante a este consejo por la Asamblea Departamental de Antioquia había dicho que cómo una persona que demanda a una institución y le gana la demanda, continuaba aún vinculada allí. Esa fue más o menos la respuesta”.

Por otro lado Omaira Cardona de Rúa (fl. 49) quien se desempeñaba como docente en el Politécnico en relación con la segunda insubsistencia dijo:

Según informaciones del representante profesoral ante la asamblea de profesores y en reunión de junta de la asociación de profesores la desvinculación se hizo a propuesta de uno de los H. consejeros del directivo por considerarlo como desleal o deshonesto por haber demandado a la institución, el consejero creo es el señor José Prieto”.

Por último a folios 80 y ss., del plenario obra la declaración rendida por Jaime Rivera Osorno quien explica que es cierto que al interior del consejo se debatió lo relacionado con las personas que había que reintegrar y se menciona el caso del médico del Hospital Mental y del Dr. William Betancur, ya reintegrado al Politécnico y que aIgún consejero sostuvo que era una posición no elegante pero que ellos están en todo el derecho de haber procedido de esa manera.

Concluye que la insubsistencia del demandante se debió a la necesidad de entrar a solucionar en parte la situación deficitaria que vivía la institución a través de una reformas administrativas que debían empezarse a dar en forma inmediata.

De la anterior prueba testimonial se evidencia que la desvinculación del demandante no obedeció a buscar el mejoramiento del servicio sino que fue una actitud de retaliación de las directivas en su contra por haber iniciado una demanda y haberla ganado con el consecuente reintegro. En el fondo se quiso sancionar al accionante con el fin de desvincularlo nuevamente de la entidad.

En estas condiciones quedó desvirtuada la presunción de legalidad que ampara el acto administrativo impugnado, razón por la cual, se confirmará la sentencia apelada que accedió a las pretensiones de la demanda».

(Sentencia de noviembre 27 de 1997. Expediente 15662 Consejero Ponente: Dr. Carlos A. Orjuela Góngora ).

__________________________________