Sentencia 16138 de septiembre 24 de 2008 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 25000-23-27-000-2004-00730-01(16138)

Consejero ponente (E):

Dr. Héctor J. Romero Díaz

Bogotá D.C., veinticuatro de septiembre de dos mil ocho.

Actor: Sodimac Colombia S.A.

Demandado: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales

Compensación de saldos a favor

Fallo

EXTRACTOS: «Antecedentes

El 9 de abril de 2002 la sociedad presentó vía electrónica la declaración de renta y complementarios del año gravable de 2001, con un saldo a favor de $1.105.605.000.

El 15 de noviembre de 2002 la actora corrigió la declaración, sin variar el saldo a favor.

El saldo a favor registrado en el año de 2001 fue imputado al denuncio rentístico de la vigencia fiscal de 2002, presentada el 9 de abril de 2003, por lo que obtuvo un saldo a favor de $ 2.353.461.000.

El 17 de junio de 2003 corrigió la declaración mencionada al disminuir el valor a su favor a $ 2.327.158.000.

El 18 de junio de 2003 elevó solicitud de devolución y/o compensación del saldo a favor consignado en el período gravable de 2002, para lo cual indicó que se compensaran las obligaciones de ventas, segundo bimestre de 2002, por $ 499.768.000, retención (abril/2002 y mayo/2003) de $ 605.837.000 y $ 729.492.000; y un reintegro de $ 492.061.000.

El 31 de julio presentó petición para modificar la solicitud mencionada, para que el valor que pretendía se le devolviera [$ 492.061.000], fuese compensado con la deuda fiscal de impuesto sobre las ventas del tercer bimestre de 2003.

El 31 de julio de 2003 con la Resolución 608-0999 compensó la suma de $ 2.327.158.000, pero liquidó por las obligaciones tributarias intereses de $ 90.068.000 y $ 109.183.000, lo que redujo en $ 292.810.000, la compensación de la deuda del tercer bimestre de 2003.

El 30 de septiembre de 2003, la sociedad interpuso recurso de reconsideración, decidido mediante la Resolución 684-000059 del 27 de noviembre de 2003, en el sentido de confirmar el acto impugnado.

(...).

Consideraciones

El proyecto de sentencia elaborado por la consejera a quien se repartió el negocio fue negado en Sala del 10 de abril de 2008. Al haberse reestudiado el caso, la Sala vuelve por mayoría a la ponencia inicial.

Corresponde decidir la legalidad de los actos administrativos que accedieron a compensar la suma de $ 2.327.158.000 registrado como saldo a favor en la declaración de renta y complementarios del año gravable de 2002, con deudas fiscales de IVA del II bimestre de 2002, III bimestre de 2003 y retefuente de abril de 2002 y mayo de 2003.

Antes de entrar a dilucidar el fondo de la controversia, la Sala encuentra infundado el cargo aducido en la apelación adhesiva, relacionado con la falta de motivación de la Resolución que ordenó la compensación, toda vez que contiene en forma sumaria, los elementos fáctico – jurídicos que permiten el cálculo de intereses sobre las obligaciones objeto de compensación, de tal manera, que se cumple con el presupuesto ordenado en el artículo 35 del Código Contencioso Administrativo.

Por tanto, el problema jurídico versa en la procedencia de liquidar intereses moratorios por obligaciones tributarias, en el evento en que el contribuyente acuda a la figura de la compensación con saldos a favor de un período fiscal, provenientes de la aplicación del arrastre o imputación.

Para la DIAN cuando se imputa un saldo a favor al período subsiguiente, el contribuyente dispuso de él, y en consecuencia, ello excluye las demás posibilidades, pues no es procedente pretender compensarlo con deudas a cargo del contribuyente ni solicitar su devolución.

De acuerdo con los términos del artículo 803 del estatuto tributario, se tiene por realizado el pago del impuesto, desde la fecha en que los valores imputables ingresen a las oficinas de impuestos nacionales o a las entidades autorizadas para el recaudo, aun a título distinto del pago, como los depósitos, buenas cuentas, retenciones en la fuente, o que resulten como saldos a favor por cualquier concepto.

En este sentido se ha pronunciado en forma reiterada la jurisprudencia del Consejo de Estado (cfr. entre otras, las sentencias de 24 de abril de 1998, radicación 8744, actor: Inversiones Cromos S.A.; de 12 de junio de 1998, radicación 8817, actor: Colcordes Ltda.; de 27 de febrero de 2003, radicación 2000-0631, Nº interno: 12862; actor: Plastihogar Ltda; de 15 de mayo de 2003, radicación 2000-05778, Nº interno 13384, actor: Arotec Colombia S.A.).

La compensación como modo de extinguir las obligaciones, obra ipso iure, no obstante, la ley exige que sea invocada o solicitada por quien la pretende hacer valer [C.C., art. 1719, CPC, art. 306]. En materia tributaria, además debe cumplirse los requisitos fijados de manera especial por el legislador [E.T., arts. 815, 816, 850, 856 y 857 s.s.].

Así, surtido el trámite legal, verificada por parte de la administración la existencia de obligaciones pendientes de pago y a cargo del contribuyente, hay lugar a la compensación sin perjuicio de la posterior aprobación por la administración.

Ahora bien, para la compensación de deudas fiscales se parte del supuesto de la existencia en la cuenta corriente de los impuestos por pagar de cada contribuyente o responsable, de cuando menos dos saldos: uno de naturaleza crédito a favor o a cobrar y otro de naturaleza débito a cargo o a pagar, y es viable en relación con toda clase de impuestos, anticipos, retenciones, intereses y sanciones que figuren a su cargo, según lo previsto en el literal b) del artículo 815 del estatuto tributario.

De acuerdo con lo anterior, cuando el saldo a favor determinado en una declaración de renta o de ventas, sea anterior a la fecha en que se hicieron exigibles las obligaciones a cargo del contribuyente o responsable, no habrá lugar a liquidar intereses por mora, pues antes de la existencia de la deuda, se consolidó el saldo a favor por concepto del impuesto.

En el caso en estudio no hay lugar al cobro de intereses moratorios sobre las obligaciones tributarias de ventas del 2º bimestre de 2002 y retención de abril del mismo año [por $ 499.768.000 y $ 605.837.000 respectivamente], tal como lo decidió el tribunal, dado que el saldo a favor liquidado en las declaración del Impuesto sobre la renta y complementarios del año gravable de 2001 en cuantía de $ 1.105.605.000 (fl. 184 c.a.), cubría en su totalidad las deudas surgidas con posterioridad.

De igual forma, con el saldo a favor arrojado en la vigencia fiscal de 2002 en la suma de $ 1.221.553.000 se cancelaba lo debido por retención en la fuente de mayo de 2003 e IVA del 3 er bimestre de ese año, que totalizan exactamente ese valor.

Conforme a lo anterior, no hay lugar a la liquidar intereses moratorios de $ 90.068.000 por la obligación de IVA, segundo bimestre de 2002, ni de $ 109.183.000 por la de retención en la fuente de abril del mismo año, de ahí que es procedente compensar en su totalidad la deuda de impuesto sobre las ventas del tercer bimestre de 2003, tal como se muestra en el siguiente cuadro:

ConceptoPeríodoSaldo a favorImpuesto
Renta20011.105.605.000 
IVA2º/Bim/2002 499.768.000
RetefuenteAbril/2002 605.837.000
Renta20021.221.553.000 
RetefuenteMayo/2003 729.492.000
IVA3º/Bim/2003 492.061.000
Total 2.327.158.0002.327.158.000

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. CONFÍRMASE la sentencia apelada.

2. RECONÓCESE personería a la abogada Sandra Patricia Moreno Serrano en los términos del poder a ella conferido.

Cópiese, notifíquese, comuníquese, devuélvase el expediente al Tribunal de origen. Cúmplase».

_____________________________________