Sentencia 1627 de enero 23 de 1997 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

Consejero Ponente:

Dr. Luis Eduardo Jaramillo Mejía

Santafé de Bogotá, D.C., enero veintitrés de mil novecientos noventa y siete.

Ref.: Exp. 1627

Actor: Gabriel Guillermo López Villalobos. Electoral única instancia.

EXTRACTOS:

El cargo planteado es la violación de la causal segunda del artículo 179 de la Constitución Nacional. La disposición invocada es del siguiente tenor:

“ART. 179.—No podrán ser congresistas:

(...).

2. Quienes hubieren ejercido, como empleados públicos, jurisdicción o autoridad política, civil, administrativa o militar, dentro de los doce meses anteriores a la fecha de la elección”.

Según el criterio del actor la inhabilidad se configura cuando el aspirante se ha desempeñado como servidor público, dentro de los doce meses anteriores a la elección, caso que en el presente no se presenta, por cuanto si bien es cierto que el señor Silvio Mariano Hoyos Chamorro tomó posesión del cargo de secretario de gobierno del municipio de Planeta Rica el 1º de junio de 1992, realizando algunos encargos como alcalde del mismo municipio del 16 al 20 de junio, del 23 al 27 de septiembre y del 6 al 11 de octubre de 1992, y al habérsele aceptado la renuncia a partir del 7 de enero de 1994, no es verdad que hubiere ejercido dentro de los doce meses anteriores a la posesión cargo público ejerciendo funciones jurisdiccionales o de autoridad civil o administrativa por las siguientes razones:

El demandado se inscribió en la lista de congresista encabezada por Francisco José Jattin Safar en segundo renglón, el día 14 de enero de 1994 (once días después de haber presentado la renuncia aceptada el 7 de enero de 1994), siendo las elecciones el 13 de marzo de 1994, no resultando elegido. Pero resulta que la fecha de posesión como congresista fue el 16 de agosto de 1996, es decir, 3 años 7 meses y 13 días después.

O sea que no resulta cierto el planteamiento de hecho en que el actor fundamenta la violación del precepto constitucional, puesto que el acto de posesión se realizó pasados más de tres (3) años de haber hecho el demandado dejación del cargo público, término superior a doce meses.

El hecho de no estar demostrado el aspecto fáctico sería suficiente a juicio de la Sala, para denegar las pretensiones de la demanda, ahora en el supuesto de que se hubieren probado, tampoco prosperarían porque la Sala Plena de la corporación en sentencia de 16 de octubre de 1996 proferida en el expediente Ac-3866, al resolver solicitud de desinvestidura relacionado con el mismo senador Silvio Mariano Chamorro, en el que se alegó la misma causal con fundamento en similares hechos, precisó que por tratarse de un llamamiento y no de una elección, el llamado quedaba sometido al mismo régimen de inhabilidades e incompatibilidades a partir de su posesión, o sea hacia el futuro.

La jurisprudencia allí sentada dice:

(...).

1. La Constitución Política de 1991 estableció un rígido sistema de inhabilidades e incompatibilidades para quienes aspiren y lleguen a ser congresistas y se preocupó de crear mecanismos para lograr el respeto de ese régimen, como es el caso de la institución de la pérdida de la investidura por violación del mismo (art. 183, num. 1º de la Carta).

2. De otra parte, la misma Constitución previó un sistema de reemplazo de las faltas que se presenten de los miembros de las corporaciones públicas, en el sentido de llenarlas con aspirantes no elegidos de la misma lista electoral a la que pertenecía quien deja la vacante. Para el caso concreto de los congresistas que acceden por este medio, es decir, no por haber sido elegidos sino por haber hecho parte en orden sucesivo y descendente de la misma lista electoral de quien deja la vacante, la Constitución estableció de manera perentoria que “quien fuere llamado a ocupar el cargo, quedará sometido al mismo régimen de inhabilidades e incompatibilidades a partir de su posesión” (inc. 2º, art. 181), lo cual, como ya lo ha dicho esta misma Sala “es apenas obvio, porque en este evento, la fuente de la investidura no es la elección sino el llamado que se hace para cubrir la vacante” (Sent. abr. 25/94, exp. Ac-1491, Actora: Merys Pastrana Negrete).

3. En consecuencia, encontrándose probado que el ciudadano Silvio Mariano Hoyos Chamorro fue investido y posesionado como senador, no por haber sido elegido sino por haber sido llamado a cubrir la vacante dejada por el ex senador Francisco José Jattin Safar, en cuanto hacía parte, en el segundo renglón, de la lista electoral de la cual fue elegido en su momento el ex senador Jattín, en materia de inhabilidades e incompatibilidades está regido por el citado inciso segundo del artículo 181 de la Constitución Política, lo cual se traduce en que las causales de inhabilidad e incompatibilidad se le aplican a partir del 16 de agosto de 1996, fecha de su posesión.

4. Debe observarse también que si bien el artículo 179 de la Carta Política advierte que “no podrán ser congresistas” quienes se encuentren en alguna de las situaciones previstas en la misma norma, la causal contenida en el numeral 2º, aducida como fundamento de la demanda, se refiere a “quienes hubieren ejercido, como empleados públicos, jurisdicción o autoridad política, civil, administrativa o militar, dentro de los doce meses anteriores a la fecha de la elección” (subrayado de la Sala), lo cual descarta la aplicación de esta causal a quienes no hubieren sido elegidos sino llamados a ocupar una vacante posteriormente.

5. No escapa a la Sala la circunstancia de que esta situación implica un vacío o una inconsistencia de las previsiones constitucionales para casos como el presente, en la medida en que un aspirante inscrito para participar en la elección de miembros del Congreso puede estar inhabilitado para esa elección en virtud de la causal mencionada, pero no lo estará para adquirir la investidura a través de la figura del reemplazo, lo cual aparece a todas luces ilógico, pero ante el carácter restrictivo de las inhabilidades e incompatibilidades, no es el juez sino al mismo Constituyente a quien corresponde llenar ese vacío o resolver la inconsistencia.

De acuerdo con lo anterior, la Sala concluye que al ciudadano Silvio Mariano Hoyos Chamorro no le era aplicable la causal de inhabilidad prevista en el numeral 2º del artículo 179 de la Constitución para ser congresista en calidad de reemplazo de quien dejó una vacante definitiva, por hacer parte de la misma lista electoral en orden sucesivo y descendente, sin que sea necesario, en consecuencia, analizar la incidencia del ejercicio del cargo de secretario de gobierno y de alcalde encargado del municipio de Planeta Rica-Córdoba con anterioridad a su calidad de senador y, por lo mismo, debe denegarse la solicitud de pérdida de investidura del senador citado”.

________________________________