Sentencia 16658 de agosto 14 de 2008 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Ref.: 16658

Rad. 25000232700020060089001(16658)

Consejera Ponente:

Dra. Ligia López Díaz

Actor: British American Tobacco South America Limited

Impuesto ventas

Apelación sentencia

Fallo

Bogotá, D.C., catorce de agosto de dos mil ocho.

EXTRACTOS: «Antecedentes

El 5 de noviembre de 2004 la sociedad actora presentó declaración de IVA por el 5º bimestre de 2004, determinando un saldo a favor de $ 2.375.274.000.

El 29 de diciembre de 2004, la actora elevó solicitud de devolución del saldo a favor, que fue rechazada por la administración mediante Resolución 608-0161 de febrero 8 de 2005, al considerar que de conformidad con los artículos 815 y 850 del estatuto tributario, no tenía derecho, por no haber realizado operaciones exentas del impuesto sobre las ventas. Contra esta decisión se interpuso recurso de reconsideración que fue resuelto a través de Resolución 684-28 de diciembre 5 de 2005, confirmando la anterior.

(...).

Consideraciones de la sección

En los términos del recurso de apelación interpuesto por la parte actora, corresponde a la Sala decidir sobre la legalidad de los actos administrativos que negaron la devolución del saldo a favor liquidado en la declaración de IVA del quinto bimestre de 2004.

La discusión del presente proceso se centra en determinar cuál es la norma aplicable para el caso, si como lo alega la actora los incisos 1º y 2º del artículo 850 del estatuto tributario o el parágrafo 1º de la misma disposición, como lo ha sostenido la administración.

La norma en comento, establece:

“ART. 850.—Modificado. L. 223/95, art. 49. Devolución de saldos a favor. Los contribuyentes o responsables que liquiden saldos a favor en sus declaraciones tributarias podrán solicitar su devolución.

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales deberá devolver oportunamente a los contribuyentes, los pagos en exceso o de lo no debido, que estos hayan efectuado por concepto de obligaciones tributarias y aduaneras, cualquiera que fuere el concepto del pago, siguiendo el mismo procedimiento que se aplica para las devoluciones de los saldos a favor.

PAR. 1º—Modificado. L. 788/2002, art. 67. Cuando se trate de responsables del impuesto sobre las ventas, la devolución de saldos originados en la declaración del impuesto sobre las ventas, solo podrá ser solicitada por aquellos responsables de los bienes y servicios de que trata el artículo 481, por los productores de los bienes exentos a que se refiere el artículo 477 y por aquellos que hayan sido objeto de retención.

(...)”.

En el presente caso, la sociedad British American Tobacco South America Limited es responsable del impuesto sobre las ventas y el saldo a favor que pretende se origina en su declaración de dicho impuesto, luego para que sea procedente es necesario que se trate de un exportador o importador de bienes exentos, o que el saldo se origine en el exceso de retenciones.

Es preciso indicar que no es posible aplicar el inciso segundo del artículo 850 del estatuto tributario, pues como lo dijo la Sala en la sentencia de noviembre 8 de 2007, Expediente 15843, magistrada ponente María Inés Ortiz Barbosa, las sumas a favor que resultaron del manejo tributario propio del IVA, no puede ser considerado como un pago en exceso al no tener su origen en la cancelación de un tributo por un quantum superior al previsto en las disposiciones, ni tampoco son un pago de lo no debido porque si existía fuente normativa que lo obligaba a efectuarlo y por ello no existe un enriquecimiento sin causa legal al Estado.

Por lo tanto, para el caso concreto debe aplicarse el parágrafo 1º de norma citada que regula de manera especial la devolución de los saldos a favor, que es objeto de análisis.

La enumeración que hace la norma en discusión, sobre los responsables del impuesto sobre las ventas que tiene derecho a la devolución de los saldos originados en la declaración del impuesto sobre las ventas, es taxativa y no admite interpretaciones extensivas por ser su alcance eminentemente restrictivo.

Precisamente sobre el alcance de la norma analizada la Corte Constitucional mediante Sentencia C-1149 de 2003 se pronunció en el siguiente sentido:

“(...) las normas acusadas denotan el propósito del legislador de identificar los grupos de personas que generan necesariamente —no ocasionalmente— altos niveles de saldos a favor, y soluciona dicha situación haciéndoles posible solicitar su devolución o compensación. Si bien la clasificación que hizo el legislador de los responsables del impuesto sobre las ventas no es perfecta, ello no la hace inconstitucional, máxime cuando este dispone de un margen suficiente de configuración en materia tributaria para determinar quién puede acudir a un mecanismo más benéfico que otro, también adecuado, como lo es la imputación de los saldos a favor.

Tampoco se ha demostrado que quienes pueden generar frecuentemente saldos a favor, pertenecen a grupos que merezcan un estímulo especial a su actividad económica, por ser esta prioritaria a juicio del legislador. En otras palabras, no se ha mostrado que a la luz del fin que animó al legislador, hay otro grupo identificable de productores de bienes o prestadores de servicios que ha debido ser beneficiado también por el legislador tributario. La Constitución no exige que el legislador adopte leyes perfectas en las cuales prevea todas las hipótesis posibles y responda a cada una de ellas de manera análoga, así estas hipótesis no se inscriban claramente dentro de los fines buscados por el propio legislador al configurar las normas legales acusadas (...)” (negrillas fuera del texto).

Por ello, los particulares y la administración acatando las disposiciones constitucionales, artículos 4º y 6º, deben atender los lineamientos legales por lo que si otros sectores económicos diferentes a los previstos por el legislador, pretenden el reembolso de valores a su favor liquidados en las declaraciones de IVA, necesitan que exista una modificación de la ley que así lo prevea.

De lo expuesto, se concluye que los importadores de cigarrillos no se encuentran dentro de los responsables del gravamen a quienes se les pueda devolver o compensar los impuestos descontables según lo previsto en los artículos 815 y 850 del estatuto tributario, aun cuando es posible que en su manejo estructural resulten saldos a favor.

De todas formas, dichos saldos a favor son susceptibles de imputación automática, instrumento que se convierte en fuente de pago del impuesto a cargo del responsable en el periodo siguiente a su causación, sin necesidad de pronunciamiento oficial, como lo dispone el artículo 13 del Decreto 1000 de 1997 (1) .

El sistema de impuesto al valor agregado utilizado en Colombia no es perfecto y contiene una serie de limitaciones para descontar el impuesto pagado, por ejemplo que solo es procedente hasta la concurrencia de la tarifa de las operaciones del responsable, lo que genera inconvenientes en los responsables de bienes gravados a una tarifa inferior a la general, o la imposibilidad para descontar el IVA pagado en adquisición de activos fijos. Lo mismo ocurre con la procedencia de la devolución de saldos a favor que no está prevista para todos los responsables del impuesto. Estas son circunstancias previstas en la ley y que no pueden dejarse de lado, pues en estos aspectos rige el principio de legalidad de los tributos, de tal manera que al no estar prevista expresamente la devolución del impuesto pagado en la importación de cigarrillos, ni demostrarse su necesidad, no es procedente concederla.

Finalmente, sobre la pretendida autorización para que se realice la imputación en el periodo siguiente a la ejecutoria de esta providencia, la Sala señala que además se trata de un planteamiento nuevo que no fue discutido en vía gubernativa ni en las anteriores etapas procesales, por lo que no es procedente pronunciarse al respecto.

Por lo expuesto, la Sala confirmará al tribunal pues los actos administrativos acusados se ajustaron a derecho en la medida en que la sociedad actora no se encontraba dentro de los sujetos previstos por el parágrafo 1º del artículo 850 del estatuto tributario.

FALLA:

1.CONFÍRMASE la sentencia apelada.

2.RECONÓCESE personería para actuar a la abogada Ana Isabel Camargo Ángel como apoderada de la entidad demandada, en los términos del poder conferido que obra a folio 199 del expediente.

Cópiese, notifíquese, comuníquese, devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia fue discutida y aprobada en la sesión de la fecha».

(1) El artículo 13 del Decreto 1000 de 1997 (1) dice: “Imputación de los saldos a favor. Los saldos a favor originados en las declaraciones de renta y ventas, se podrán imputar en la declaración tributaria del periodo siguiente por su valor total, aun cuando con tal imputación se genere un nuevo saldo a favor”.

_________________________________