Sentencia 16686 de julio 16 de 2009 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 76001-23-31-000-2002-03382-01(16686)

Consejero Ponente:

Dr. Héctor J. Romero Díaz

Actor: Compañía Colombiana de Empaques - Bates S.A.

Demandado: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales

Bogotá, D.C., dieciséis de julio de dos mil nueve.

EXTRACTOS: «Consideraciones

En los términos de la apelación interpuesta por la demandante, la Sala decide si se ajustan a derecho los actos acusados que rechazaron el descuento de IVA por adquisición de bienes de capital, registrado por la actora en la declaración de renta de 1997, e impusieron sanción por inexactitud.

En concreto, la Sala precisa si la recurrente podía llevar en la declaración de renta de 1997, el descuento del IVA pagado en ese año en la importación de dos máquinas que, según ella, se utilizaron en ese mismo período gravable, o, si, como lo sostuvo la DIAN y lo aceptó el a quo, el beneficio no debía pedirse en la declaración en mención, dado que la actora se encontraba en proceso de reconversión industrial y, por lo mismo, los bienes no habían empezado a ser utilizados, como lo corroboraba la contabilidad de aquélla.

El descuento del IVA pagado en la adquisición de activos fijos se consagró en el artículo 20 de la Ley 6ª de 1992 que adicionó el estatuto tributario con el artículo 258-1, como un beneficio para las personas jurídicas y sus asimiladas por la adquisición o nacionalización de bienes de capital, de equipo de computación y de equipo de transporte para las empresas transportadoras. El descuento debía imputarse en la declaración de renta y complementarios del año de la adquisición o nacionalización de los bienes.

La norma fue modificada por el artículo 104 de la Ley 223 de 1995, que, en lo pertinente, estableció:

“Descuento por impuesto sobre las ventas pagado en la adquisición de activos fijos. El descuento previsto en el artículo 258-1 del estatuto tributario se concederá únicamente sobre los activos de capital que se capitalizan de acuerdo con las normas de contabilidad, para ser depreciados o amortizados. Para los activos adquiridos a partir de la vigencia de esta ley, cuando en un ejercicio no sea posible descontar la totalidad del impuesto sobre las ventas pagado en su adquisición, el saldo podrá descontarse dentro de los ejercicios siguientes. […].

Interprétase con autoridad el artículo 258-1 del estatuto tributario, en el sentido de que procede el descuento del impuesto sobre las ventas (IVA) en la adquisición de vehículos automotores sometidos a la tarifa general del impuesto sobre las ventas que sean activos fijos productores de renta”.

El alcance del artículo 258-1 del estatuto tributario fue restringido por el artículo 104 de la Ley 223 de 1995, norma vigente para el año gravable en discusión (1997), al prever que el descuento procede únicamente sobre los activos de capital que se capitalizan de acuerdo con las normas de contabilidad, para ser depreciados o amortizados, lo que, como lo ha precisado la Sala, significa que debe tratarse de “bienes que participen de manera directa y permanente en la actividad productiva, es decir aquellos cuyo valor disminuye por su desgaste, dada su relación directa con la producción de la renta, y que deben reponerse para garantizar el desarrollo de la actividad económica mediante la depreciación, que está relacionada con la vida útil del bien; o que por tratarse de inversiones necesarias para el logro de los fines económicos, representadas en bienes no susceptibles de depreciación, deban tratarse como cargos diferidos, mediante su amortización (1) ”.

En suma, para que proceda el descuento por IVA pagado en la adquisición de activos fijos, previsto en el artículo 258-1 del estatuto tributario, con la modificación del artículo 104 de la Ley 223 de 1995, es necesario que los activos fijos adquiridos por el contribuyente se incorporen al proceso productivo de la empresa, es decir, estén en condiciones de ser utilizados y sean susceptibles de depreciación en el mismo año de su adquisición (2) .

En el asunto en estudio, el 20 de junio de 1997 la actora importó dos máquinas usadas para la fabricación de bolsas de papel “tipo seducción”, por las cuales pagó un IVA de $ 72.145.969 (fl. 63, c.a.).

El valor del IVA pagado fue llevado como descuento en la declaración de renta de 1997, pero la DIAN lo rechazó, porque, según el libro mayor de la actora, a 31 de diciembre de 1997 el valor de las máquinas importadas, aparecía registrado en la cuenta 151205 “maquinaria y equipo en montaje” (fl. 58, c.a.), y de acuerdo con el libro de inventarios, a la misma fecha el valor en mención figuraba en el rubro “construcciones en uso” (fl. 27, c.a.), por lo cual la maquinaria no se utilizó en el proceso productivo como bien generador de renta en el año de su adquisición (fl. 133, c.a.).

Por lo anterior, la demandada dio aplicación al artículo 4º del Decreto 2076 de 1992, conforme al cual para efectos del descuento del IVA por la adquisición o bienes de capital, se entiende por proceso de reconversión industrial, la compra de maquinaria que no ha tenido uso en el país, tendiente a aumentar la productividad de la empresa, caso en el cual el descuento debe solicitarse en la declaración de renta del año en que los bienes empiezan a ser utilizados. A su vez, sostuvo que conforme al objeto social de la demandante, las máquinas importadas estaban destinadas a reemplazar las existentes para mejorar la productividad.

Pues bien, aunque, en la contabilidad de la actora, el valor de las máquinas importadas estaba registrado en la cuenta 1512 “maquinaria y equipo en montaje (3) ”, lo que, a juicio de la DIAN, significaba que en el período gravable 1997 los bienes no se utilizaron en la actividad productora de renta, las restantes pruebas permiten acreditar que las máquinas sí se emplearon en la actividad que desarrolla la actora.

En efecto, aparece la certificación del jefe del departamento de mantenimiento de la actora, en el que consta que las máquinas importadas en junio de 1997, descritas en el mismo documento, estuvieron en proceso de instalación desde julio a septiembre del mismo y que “entraron en funcionamiento en el mes de septiembre de 1997, iniciando la producción de la bolsa de papel para empaque tipo seducción” (fl. 204, c.a.).

Tal certificación concuerda con el oficio expedido por el representante legal de la sociedad Gutiérrez & Belalcázar Ltda., quien como contratista de la actora dio fe de que “durante los meses de julio a septiembre del año 1997 la compañía realiza obras civiles para la instalación de 2 máquinas para fabricación de bolsas de papel referencia fischer y krecke tipo II A21 CT y kukiraoka tipo Traky 17, en las instalaciones de la compañía Colombiana de Empaques Bates S.A Nit 860002537-2” (fl. 203, c.a.) (4) .

A su vez, figura la certificación del revisor fiscal de la demandante en la que consta que, de acuerdo con las normas de auditoría de aceptación general, auditó los estados financieros de la actora a 31 de diciembre de 1997 y que “la cuenta de ventas forma parte de dichos estados financieros e incluye facturación de bolsas de papel tipo seducción durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 1997, por $ 276.117.683, a los clientes detallados según anexo, sobre los cuales aplicó el correspondiente impuesto sobre las ventas” (fl. 207, c.a.).

Además, en los folios 162 a 200 se hallan las facturas expedidas por la actora a los diferentes clientes, en las que constan las ventas de las bolsas de papel en los meses de septiembre a diciembre de 1997, lo que, unido a los demás documentos en mención, que no fueron cuestionados por la DIAN, corrobora que en 1997 la demandante sí utilizó en la actividad productora de renta, las máquinas importadas en ese mismo año, motivo por el cual tenía derecho a llevar como descuento en la declaración de renta de 1997, el IVA pagado en la importación de las mismas.

Cabe precisar que el rechazo del descuento tributario con base en que a 31 de diciembre de 1997 las máquinas importadas se hallaban contabilizadas en el rubro “maquinaria en montaje” (cuenta 1512), desconoce la prevalencia del derecho sustancial (C.N., art. 228). Ello, porque da prioridad a un error en los registros contables de la actora, dado que a 31 de diciembre de 1997 el valor de la maquinaria se debió trasladar a la cuenta 1520 “maquinaria y equipo”, pues ya estaba en condiciones de utilización o explotación. Y, porque desconoce la realidad económica de la demandante, debidamente probada, en el sentido de que las máquinas que importó en 1997 sí fueron utilizadas en el mismo período en su actividad productora de renta.

De otra parte, no es cierto que la adquisición de las máquinas para la fabricación de bolsas de papel se hizo con el propósito de reemplazar la maquinaria ya existente y así aumentar la productividad de la empresa, o, lo que es lo mismo, para iniciar un proceso de reconversión industrial.

Lo anterior, porque no aparece prueba de que la demandante hubiera solicitado autorización para el proceso de reconversión industrial, como lo exigen los artículos 258-1 del estatuto tributario y 4º del Decreto 2076 de 1992; además, sólo a partir de septiembre de 1997, o sea, después de la importación de las máquinas (jun. 20/97), aparece prueba de las ventas de las bolsas de papel “tipo seducción” (fls. 162 a 200, c.a.), lo que corrobora la afirmación de la actora en el sentido de que la producción de dichas bolsas no se hizo para aumentar la productividad de la empresa, sino para iniciar la distribución de un nuevo producto, lo que legalmente le era permitido, dado que dentro de su objeto social estaban previstas la fabricación y venta de sacos y cajas de cualquier material o combinación de materiales (fl. 142 vto., c.a.).

Dado que con fundamento en el artículo 258-1 del estatuto tributario, modificado por el artículo 104 de la Ley 223 de 1995, la actora tenía derecho a llevar en su declaración de renta de 1997, el descuento del IVA pagado en la importación de bienes de capital, no era procedente que la DIAN le modificara la declaración para rechazar el descuento e imponer sanción por inexactitud.

En consecuencia, se revocará la sentencia apelada que negó las pretensiones de la actora. En su lugar, se anularán los actos acusados y como consecuencia se declarará en firme la liquidación privada de la actora por el año 1997.

En relación con el requerimiento especial 150632000000042 de 16 de junio de 2000, la Sala se abstendrá de emitir pronunciamiento de fondo, dado su carácter de acto de trámite que no pone fin a la actuación de la administración (E.T., arts. 703 y 704), y, por lo tanto, no susceptible de control ante la jurisdicción (CCA, arts. 50 y 135).

Por último, la Sala negará la condena en costas, comoquiera que no observa que la DIAN hubiera asumido una conducta temeraria o de mala fe, ni mucho menos que su intervención en el proceso, tuviera como única finalidad dilatarlo (CCA, art. 171).

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

REVÓCASE la sentencia de 9 de marzo de 2007 proferida por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca dentro del proceso de nulidad y restablecimiento del derecho de la Compañía Colombiana de Empaques - Bates S.A., contra La DIAN. En su lugar, dispone:

ANÚLANSE la liquidación oficial de revisión 150642001000016 de 14 de marzo de 2001 y la resolución del recurso de reconsideración 15001200000003 de 10 de abril de 2002.

Como consecuencia DECLÁRASE en firme la declaración de renta de la actora correspondiente al año 1997.

INHÍBESE la Sala para resolver de fondo sobre la legalidad del requerimiento especial 150632000000042 de 16 de junio de 2000 proferido por la demandada.

NIÉGASE la condena en costas.

RECONÓCESE personería a la abogada Nidia Amparo Pabón Pérez como apoderada de la demandada.

Cópiese, notifíquese, devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en sesión de la fecha».

(1) Sentencia de 5 de febrero de 2004, Exp. 13557, C.P. María Inés Ortiz Barbosa.

(2) Sentencia de 29 de junio de 2006, Exp. 14251, C.P. Juan Ángel Palacio Hincapié.

(3) El artículo 15 del Decreto 2650 de 1993, modificado por el artículo 8º del Decreto 2894 de 1994, sobre descripciones y dinámicas, dispone: “cuenta 1512 maquinaria y equipos en montaje. Descripción: registra los costos incurridos por el ente económico en la adquisición y montaje de maquinaria, hasta el momento en que el activo queda listo para su utilización o explotación, en el sitio y condiciones requeridos”.

(4) Es de anotar que la descripción de los bienes es la misma que aparece tanto en la declaración de importación, como en el certificado del jefe de mantenimiento de la demandante.

_________________________________