Sentencia 17519 de septiembre 4 de 2002 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

Magistrado Ponente:

Dr. Carlos Augusto Gálvez Argote

Aprobado Acta 102

Bogotá, septiembre cuatro de dos mil dos.

EXTRACTOS: «7. En efecto, como quiera que mientras para el Decreto Ley 100 de 1980, el acto constitutivo de abuso de autoridad lo era en tanto, dictado con ocasión de las funciones o por exceso en el ejercicio de las mismas, fuere arbitrario o injusto, y para la Ley 599 de 2000, lo es en cuanto concurra, no una de las dos características, de modo alternativo, según la disyunción, sino ambas por razón de la conjunción, significa que para aquellos eventos, conforme lo señaló la Corte en providencia de junio 25 del año en curso, con ponencia de quien igual función cumple en este proceso, “en que la tipicidad imputada, como sucede en este caso, lo haya sido con sustento en la normatividad anterior por arbitrariedad o injusticia, es la reciente legislación penal la que retroactivamente le resulta más favorable, sin que la cuantía de la multa sea la que determina una tal benignidad, ya que de no concurrir la injusticia en el comportamiento, su atipicidad será evidente, o porque ante la mayor exigencia típica, si la acusación, como la aquí proferida, lo es sólo por el acto arbitrario ya no es posible modificar el pliego de cargos para atribuirle igualmente el acto injusto, y por ende, también su atipicidad es la que impera, pues determinada con precisión, como debe ser, en la acusación la conducta típica imputada y siendo este el insustituible fundamento de la sentencia en cuanto al delito objeto del fallo, que a su turno integra la estructura del debido proceso y garantiza el derecho de defensa, se torna en inmodificable”.

__________________________________