Sentencia 18346 de agosto 27 de 2002 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

BENEFICIARIOS DE LA PENSIÓN DE SOBREVIVIENTES

HIJOS EMANCIPADOS QUE QUEDAN INVÁLIDOS

Ref.: Radicación 18346

Magistrado Ponente:

Dr. Francisco Escobar Henríquez

Agosto 27 de 2002

EXTRACTOS: «El artículo 47-b de la Ley 100 de 1993 contempla, fuera de los hijos menores de 18 años y de los hijos mayores hasta los 25 años, incapacitados para trabajar por razón de sus estudios y si dependían económicamente del causante, como beneficiarios de la pensión de sobrevivientes a “los hijos inválidos si dependían económicamente del causante, mientras subsistan las condiciones de invalidez”.

Se deriva, entonces, que esta última categoría de beneficiarios supone:

a) Que se trate de hijos del causante.

b) Que sean inválidos.

c) Que dependan económicamente de él.

d) Que se mantenga la condición de invalidez.

Sin dificultad se observa que la disposición no excluye a los hijos cuya invalidez se produzca después de emanciparse y ello parece obvio ya que la filiación no desaparece por la mayoría de edad o por el matrimonio del hijo y los deberes de la paternidad, por la propia naturaleza humana y de la familia, no caducan o se extinguen por el transcurso del tiempo.

En efecto, así como los hijos emancipados quedan siempre obligados a cuidar a sus padres en la ancianidad y en todas las circunstancias de la vida en que necesitaren sus auxilios, conforme lo pregona el artículo 251 del Código Civil, la misma obligación corresponde a los padres frente a sus hijos, si sus condiciones se los permiten.

Además, desde el punto de vista de los alimentos, el artículo 422 del Código Civil, no deja duda en torno a que la inhabilitación del alimentario revive la obligación alimentaria, aún frente a eventos en que pueda haberse perdido debido a la mayoría de edad.

Consiguientemente, si el hijo emancipado queda inválido y pasa a depender económicamente de sus padres, no hay duda en punto a que está llamado a ser beneficiario de la pensión de sobrevivientes por el fallecimiento de éstos en los términos del referido artículo de la Ley 100 de 1993 y como el ad quem no lo entendió así, el cargo es fundado».

(Sentencia de casación, 27 de agosto de 2002. Radicación 18.346. Magistrado Ponente: Dr. Francisco Escobar Henríquez).

________________________________