Sentencia 190 de marzo 15 de 1991 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

APELACIÓN EN LA VÍA GUBERNATIVA

INTERPUESTA POR QUIENES NO SOLICITARON REPOSICIÓN

EXTRACTOS: «El cargo se concreta a afirmar que con la Resolución 3125 de 1981, al resolver el recurso de reposición favorablemente al peticionario, se agotó la vía gubernativa y aquella no podía conceder un nuevo recurso de apelación y, por lo mismo, no podía dictarse una nueva resolución como la Nº 1744 del 19 de julio de 1984.

Al respecto, la Sala anota que de acuerdo con los artículos 13. 16 y 18, del Decreto 2733 de 1959, vigente al momento de expedirse la Resolución 3125 de 1981, ellos efectivamente establecían, como lo afirma el actor, la procedencia de los recursos de reposición y apelación, la prescripción de que el de apelación podía interponerse directamente o como subsidiario del de reposición y que se entendía agotada la vía gubernativa, entre otros eventos, cuando los recursos eran decididos. En relación con esos mismos aspectos, son similares las prescripciones de los artículos 50, 51, 62 y 63 del actual Código Contencioso Administrativo, vigente al momento de expedirse la Resolución Nº 1744 del 19 de julio de 1984.

Pero no encuentra la Sala que de allí surja el pretendido “principio de la triple unicidad procesal en la interposición del recurso de apelación”, en los términos planteados por el actor. Lo que sí encuentra la Sala es un vacío normativo en cuanto a la regulación de casos como el sub judice, en el cual el afectado por el acto definitivo interpone los recursos a que tiene derecho, mientras que los beneficiados por el acto guardan silencio inicialmente, por la sencilla razón de que dicho acto los favorece en su totalidad, sin que siquiera tengan la oportunidad de controvertir los argumentos del recurrente por cuanto los recursos deben resolverse de plano. De tal manera que si el acto recurrido por el afectado es revocado, los beneficiados con el primero y afectados con la revocación se encuentran en una situación equivalente a que el acto inicial les hubiera sido desfavorable y en esas circunstancias es lógico que tengan la posibilidad de controvertirlo, que no tuvieron de hecho en un comienzo, en aplicación de uno de los principios rectores u orientadores de las actuaciones administrativas que actualmente se encuentran consagrados legalmente en el artículo 3º del Código Contencioso Administrativo, como es el de contradicción, en virtud del cual los interesados tendrán oportunidad de conocer y controvertir las decisiones. Como lo expresa la misma norma, esos principios “servirán para resolver las cuestiones que puedan suscitarse en la aplicación de las reglas de procedimiento”.

En consecuencia, la Sala considera que eso fue lo que hizo, con un sentido lógico y jurídico la División Nacional de Propiedad Industrial al expresar que contra la resolución que revocaba una anterior procedía el recurso de apelación “para las partes distintas del solicitante”, que de hecho no habían tenido la posibilidad de controvertir una decisión que sólo en ese momento les era desfavorable, por cuanto la inicial les había favorecido, interpretación que fue acogida por el Superintendente de Industria y Comercio al darle trámite y resolver el recurso de apelación así interpuesto.

En conclusión, para la Sala la Resolución Nº 3125 de 1981 no agotaba la vía gubernativa y, por lo mismo, la 1744 de 1984 no se expidió después de agotada aquella vía, por lo cual no prospera el cargo».

(...)

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA