Sentencia 19660 de julio 23 de 2002 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

Acta Nº 084

Magistrado Ponente:

Dr. Herman Galán Castellanos

Bogotá D.C., veintitrés de julio de dos mil dos.

Decide la Sala la solicitud de cambio de radicación elevada por el Juzgado 2º Penal del Circuito de Pereira, del proceso que se adelanta contra Ruthbel Colonia Restrepo por el delito de homicidio a un despacho similar del Distrito Judicial de Cali.

I. Antecedentes

1. El Juzgado Promiscuo del Circuito de Belén de Umbría venía conociendo del proceso que por el delito de homicidio se adelanta en contra de Ruthbel Colonia Restrepo (agente de policía) y otros, detenido en el centro de reclusión piloto de la Policía en Cali.

2. Vencido el traslado común del artículo 400 del Código de Procedimiento Penal, el juzgado convocó para audiencia preparatoria el día 3 de abril, diligencia que no se realizó por la no remisión del sindicado Colonia Restrepo. Según el subcomandante operativo del Departamento de Policía de Risaralda por la falta de seguridad en el traslado, ya que se vienen presentando retenes ilegales y acciones subversivas y de grupos armados que no hacen recomendable la movilización de policías.

3. En atención a esta situación el Juzgado Promiscuo del Circuito de Belén de Umbría solicitó al Tribunal Superior de Pereira el cambio de radicación del proceso, la que autorizó en providencia del 21 de mayo, indicando que la pretensión del funcionario es salvaguardar los intereses del procesado, y en salvaguarda de una pronta y cumplida administración de justicia, por lo que radicó el proceso en los juzgados penales del Circuito de Pereira.

4. Las diligencias correspondieron al Juzgado Segundo Penal del Circuito que por auto del 13 de junio citó el siguiente 20 para llevar a cabo la audiencia preparatoria, que tampoco se efectuó por la falta de remisión del procesado, por los mismos motivos citados en precedencia de acuerdo con la reiteración que en tal sentido hiciera el comandante departamental de Policía de Risaralda (e).

5. El Juzgado Segundo Penal del Circuito de Pereira en auto del 21 de junio, luego, de considerar la imposibilidad de comisionar para la práctica de la audiencia preparatoria en la que debe estar el procesado por estar privado de la libertad determinó que la única posibilidad era solicitar a la Corte el cambio de radicación del proceso para otro distrito judicial, el de Cali, que es donde se encuentra detenido el sindicado y allí podrán brindárseles las garantías procesales, entre ellas su asistencia a la audiencia y su pronta realización.

II. Consideraciones de la Sala

1. De conformidad con lo dispuesto por el numeral 8º del artículo 75 del Código de Procedimiento Penal, la Corte es competente para decidir sobre la petición elevada por el procesado, por cuanto, se pretende el cambio de radicación de un distrito judicial a otro, y el proceso se encuentra en etapa de juzgamiento.

2. En forma reiterada, la corporación ha señalado que el cambio de radicación es una medida excepcional a los postulados que orientan la cláusula general de competencia definida por el factor territorial, por manera que se hace imprescindible analizar juiciosamente su procedencia, y para ello será necesario que esté comprobado que en el lugar en el que se adelanta el proceso se configure alguno o varios de los motivos que dan lugar a ello.

El artículo 85 del Código de Procedimiento Penal prevé como causas que pueden dar origen al cambio de radicación la existencia de circunstancias que puedan afectar: el orden público, la imparcialidad o independencia de la administración de justicia, las garantías procesales, la publicidad del juzgamiento, la seguridad del sindicado o su integridad personal, circunstancia esta que ha sido extendida a los sujetos procesales y a los funcionarios judiciales.

3. Además, la solicitud que en tal sentido se eleve debe expresar las razones por las cuales se considera que se produce su estructuración, aportar las pruebas tendientes a su demostración, de las cuales se desprenda que en el caso particular, se verían seriamente afectadas por una circunstancia determinada la rectitud y la eficacia de la administración de justicia, de una forma tal que no podrían realizarse sus fines de no producirse el cambio de radicación que se solicita.

La Sala ha puntualizado, también, que siendo tales los fines que se pretenden con la figura del cambio de radicación, el análisis debe versar sobre circunstancias comprobables no hipotéticas, de las que emane la convicción firme y razonada de la necesidad de autorizar el cambio de radicación, una vez agotadas las posibilidades para superar la amenaza que se cierna sobre la transparencia o la eficacia de la administración de justicia y se carezca de medios legales que permitan neutralizar o aminorar los efectos de las circunstancias invocadas como perturbadoras.

4. En este evento, las circunstancias aducidas por el juzgado corresponden a un hecho de orden público, los retenes ilegales y asaltos propiciados por grupos subversivos o armados al margen de la ley, de las cuales podría derivarse un grave riesgo para la vida e integridad no sólo del procesado sino de las personas asignadas por el comando de policía departamental para su traslado, ya que, no se descarta la posibilidad de que la patrulla respectiva pueda ser objeto de atentados, según lo exponen las autoridades encargadas de controlar el orden público, y cuyas afirmaciones deben tenerse como muy probables.

Dada la obligatoriedad de la presencia del procesado privado de la libertad a la audiencia preparatoria y con mayor razón a la de juzgamiento, el trámite procesal no ha podido cumplirse y en consecuencia, uno de los propósitos de la administración de justicia, su prontitud y celeridad debida no ha podido ser satisfecho ni puede seguirse dilatando, por tanto, al no existir otro mecanismo legal que permita solucionar la dificultad creada, pues el comando de policía departamental ha advertido de la carencia de recursos logísticos para garantizar el traslado del interno y menos aún su permanencia en esa ciudad, ante la falta de un lugar destinado a sitio de reclusión de agentes de policía, deberá la Sala acceder a la petición elevada por el juzgado de conocimiento.

III. Decisión

En consecuencia, al encontrarse justificado el motivo que se aduce cara solicitar el cambio de radicación del proceso se autorizará el cambio de radicación, adjudicándose a uno de la misma especialidad en la ciudad de Cali, lugar donde se encuentra recluido el procesado en su condición de ex agente de policía.

Por lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal,

RESUELVE:

1. Autorizar el cambio de radicación del proceso que se adelanta contra Ruthbel Colonia Restrepo que solicita el Juzgado 2º Penal del Circuito de Pereira, desplazando su conocimiento al Juzgado Penal del Circuito Reparto de Cali.

2. Líbrense las comunicaciones necesarias de acuerdo con lo consignado en esta providencia.

3. Devuélvase la actuación al despacho donde cursa el proceso para que haga parte del expediente.

Comuníquese y cúmplase.

______________________________