Sentencia 1998-00158 de noviembre 1º de 2007 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Expediente 0500123310001998 00158 01

Consejero Ponente:

Dr. Rafael E. Ostau de Lafont Pianeta

Acción: Nulidad y restablecimiento del derecho

Actor: Aerolíneas Centrales de Colombia S.A. ACES S.A.

Bogotá, D.C., primero de noviembre de dos mil siete.

EXTRACTOS: «Consideraciones

Se trata aquí de determinar si bien hizo la DIAN al negar a la actora la prorroga de la importación temporal a corto plazo y, en consecuencia, ordenar la aprehensión de la mercancía y la efectividad de la póliza.

Insiste la actora en que la DIAN debió aceptar la póliza individual que constituyó en reemplazo de la póliza global o, en su defecto, aceptar, esta última, por cuanto cubría los tres meses de prórroga solicitados.

El Decreto 1909 de 1992 preceptúa:

“ART. 39.—Importación temporal. Es la importación al territorio nacional, con suspensión de tributos aduaneros, de determinadas mercancías destinadas a la reexportación en un plazo señalado, sin haber experimentado modificación alguna, con excepción de la depreciación normal originada en el uso que de ellas se haga, y con base en la cual su disposición quedará restringida.

“(...).

“ART. 40.—Clases de importación temporal. Las importaciones temporales podrán ser:

a) De corto plazo, cuando la mercancía se importa para atender una finalidad específica que determine su corta permanencia en el país. El plazo máximo de la importación será de seis (6) meses, prorrogables por tres (3) meses más;

b)(...).

“(...).

“PAR.—En casos especiales, la Dirección de Aduanas Nacionales podrá conceder un plazo mayor a los máximos señalados en este artículo, cuando el fin al cual se destine la importación así lo requiera; de igual manera, podrá permitir la importación temporal a largo plazo de importados de accesorios, partes y repuestos para bienes de capital importados temporalmente.

“En estos eventos, con anterioridad a la presentación de la declaración de importación, deberá obtenerse la autorización correspondiente”.

“ART. 41.—Declaración de importación temporal. En la declaración de importación temporal de corto plazo deberá señalarse el término de duración de la misma y no se liquidarán tributos aduaneros.

“(...)”.

“ART. 42.—Garantía. Con el objeto de responder por la finalización de la importación temporal en los plazos señalados en la declaración y por el pago oportuno de los tributos aduaneros, la Dirección de Aduanas Nacionales podrá exigir la constitución de garantía a favor de la Nación, hasta por el cien por ciento (100%) de dichos tributos, en las condiciones, modalidades y plazos señalados por la Dirección de Aduanas Nacionales”.

“ART. 43.—Prórroga del término de la importación. Si la mercancía se importa temporalmente por un término inferior al máximo establecido, el importador podrá prorrogar el término inicialmente declarado, para lo cual deberá modificar su declaración en cuanto al término de la importación, y cuando se trate de importaciones de largo plazo, adicionalmente, deberá modificar la declaración, reliquidando el saldo de los tributos aduaneros, teniendo en cuenta las nuevas cuotas que se generen. En estos eventos, se deberán ampliar las garantías inicialmente otorgadas”.

“ART. 45.—Modificación de la modalidad. Cuando en una importación temporal se decida dejar la mercancía en el país bajo la modalidad de importación ordinaria, deberá modificarse en este aspecto la declaración de importación antes del vencimiento del plazo, pagando los tributos aduaneros correspondientes. Cuando se trate de una importación a corto plazo, dichos tributos se liquidarán con base en las tarifas vigentes en la fecha de presentación de la modificación.

“Para convertir una importación temporal de corto a largo plazo, deberá modificarse en este aspecto la declaración de importación, liquidando los tributos aduaneros que se habrían causado desde la fecha de presentación de la declaración inicial, siguiendo las normas consagradas para las importaciones de largo plazo, y cancelando las cuotas que se encuentren vencidas.

“La reexportación de la mercancía no generará derecho a devolución de los tributos aduaneros que se hubieran cancelado”.

“ART. 46.—Terminación de la importación temporal. La importación temporal se termina por la presentación de uno de los siguientes eventos:

“a) Reexportación de la mercancía;

“b) Importación ordinaria;

“c) Decomiso de la mercancía, cuando vencido el término señalado en la declaración de importación, no se cancelaron los tributos aduaneros, ni la mercancía se reexportó; o por incumplimiento de cualquiera de las obligaciones inherentes a la importación temporal;

“d) (...)”.

Por su parte, la Resolución 408 de 1992 “Por la cual se reglamenta parcialmente el Decreto 1909 del 27 de noviembre de 1992”, señala:

“ART. 7º—Prórroga del plazo en la importación temporal. Cuando se requiera variar el plazo inicialmente declarado, sin excederse de nueve (9) meses en el caso de importación temporal de corto plazo o de cinco (5) años para los eventos de importación temporal de largo plazo, se deberá presentar, previo al vencimiento del plazo inicial, una declaración de modificación, señalando en la casilla de número de cuotas, los meses o cuotas adicionales, según el caso y la reliquidación de los saldos teniendo en cuenta las nuevas cuotas cuando se trata de la importación temporal de largo plazo.

“Lo anterior procede siempre y cuando la vigencia de la garantía otorgada inicialmente, cubra el plazo adicional y tres meses más. En caso contrario deberá obtenerse la autorización del administrador previa presentación de la ampliación de la vigencia de la garantía”.

A su turno, las normas pertinentes de la Resolución 1794 de 1993 “Por la cual se establecen los plazos, modalidades y condiciones en que deben otorgarse las garantías que respalden obligaciones aduaneras”; establecen:

“ART. 1º—Constitución. Habrá lugar a otorgar garantías solo cuando así lo disponga la legislación aduanera. Las garantías se deben otorgar a favor de la Nación - Unidad Administrativa Especial - Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales”.

“ART. 2º—Vigencia. Las garantías se constituirán con una vigencia igual al término fijado para el cumplimiento de la obligación que se respalda, contado desde el momento de su aprobación o de la vigencia del contrato.

“Cuando se trate de la constitución de garantías bancarias o de compañías de seguros se constituirán por tres (3) meses más, a la vigencia establecida para cada caso, en la presente resolución.

“ART. 5º—Aprobación. Las garantías que no requieran de contrato, se aprobarán mediante certificación expedida por el funcionario competente independiente dentro del acto o actividad, previa verificación de la correcta constitución de las mismas.

“Si el interesado presenta a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales una garantía que no reúne requisitos, se le informará por escrito dentro de los cinco (5) días siguientes a su presentación, para que proceda a las modificaciones a que haya lugar. Una vez corregida podrá aceptarse la garantía, siempre y cuando esté dentro de los términos legales.

“PAR. 1º—La obligación del otorgamiento se entenderá cumplida desde el momento en que se expida la certificación de la aprobación de la garantía, dentro del acto administrativo que autoriza la operación o actividad, o desde la vigencia del contrato y solo a partir de la aprobación de las garantías podrá iniciarse la actividad de almacenamiento, se concederá el levante de la mercancía, si procediere, se iniciará el tránsito o se adelantará la actividad aduanera correspondiente”.

“ART. 7º—Modificación de garantías. Cuando una declaración de un régimen aduanero o de una autorización otorgada por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales respaldada con garantía, deba modificarse en relación con el plazo y/o valor iniciales, en la modificación de la garantía tendrán que incluirse el nuevo plazo, tres meses adicionales y el valor total a asegurar”.

“ART. 8º—Las garantías bancarias o de compañías de seguros deberán renovarse con tres meses de anterioridad al vencimiento del plazo otorgado para el cumplimiento de la obligación que se respalda. Las demás, a que se refiere la presente resolución, se renovarán de acuerdo con el término que fije el funcionario competente, en los eventos en que se requiera.

“ART. 9º—Modalidades. Las garantías se pueden otorgar de manera individual o global, según se constituyan para respaldar una o varias obligaciones de un mismo responsable.

“ART. 10.—Clases de garantías. Salvo las limitaciones señaladas en esta resolución, se pueden constituir como garantías las siguientes:

“a)

“b) de compañías de seguros

“c) (...)”.

“ART. 18.—Garantías en la importación temporal para reexportación en el mismo Estado. En este evento pueden constituirse garantías bancarias o de compañías de seguros. Cuando se trate de importaciones temporales a corto plazo deberán constituirse garantías bancarias o de compañías de seguros por el plazo indicado en la declaración de importación temporal, por el 100% de los tributos aduaneros que se causarían si se optara por la modalidad de importación ordinaria...”.

Teniendo en cuenta la realidad fáctica y las normas aplicables, la Sala concluye lo siguiente:

1. Que es cierto que se puede respaldar una importación temporal a corto plazo con una póliza global o bien con una póliza específica o individual.

2. Que bien sea que la respectiva importación temporal a corto plazo se respalde con una póliza global o individual, dicha póliza debe siempre tener como mínimo de vigencia la duración del régimen temporal y tres meses más y, en caso de prórroga, el término de tal prórroga y tres meses más.

3. Que no es cierto, como lo afirma la apelante, que la póliza global (300193) con que inicialmente respaldó la importación temporal a corto plazo del motor de avión servía para amparar la prórroga, pues como aquella misma lo reconoce su vigencia expiraba el 6 de junio de 1997 y la prórroga que se estaba solicitando se refería al período comprendido entre el 4 de marzo y el 4 de junio de 1997, luego tal garantía no cubría los tres meses adicionales que exige la normativa legal, es decir, hasta el 4 de septiembre de 1997.

4. Que como la póliza global no podía respaldar la prórroga en cuestión la recurrente debió entonces presentar a la DIAN la póliza individual que la respaldara antes del vencimiento del plazo inicial, que para el caso fue el 4 de marzo de 1997, y solicitar la respectiva autorización de prórroga, lo que no hizo, pues dicho 4 de marzo de 1997 lo que hizo fue presentar la declaración de modificación y la mencionada póliza individual, sin que pueda aducir que se debió dar aplicación a lo dispuesto en el artículo 33 del Código Contencioso Administrativo, norma de carácter supletivo y no aplicable en este caso en cuanto las disposiciones aduaneras, que son de carácter especial, consagran el procedimiento a seguir para obtener la prórroga en las importaciones temporales, procedimiento del cual se apartó la actora.

5. Que no puede aceptarse tampoco como garantía de la prórroga las modificaciones efectuadas a la póliza global y allegadas a la DIAN el 14 de mayo de 1997 para su aprobación, dado que para dicha fecha ya había vencido (mar. 4/97) el término de la importación temporal a corto plazo (6 meses), luego tal presentación para efectos de respaldar la prórroga fue extemporánea.

6. Que no puede hablarse de que se violó el debido proceso y el derecho de defensa de la actora en cuanto la Resolución 58 de 16 de septiembre de 1997, que resolvió el recurso de apelación interpuesto contra la Resolución 1146 R 6 de 30 de abril de 1997 (que negó la prórroga de la importación) dispuso la aprehensión de la mercancía y la orden de hacer efectiva la póliza, pues una y otra decisión son consecuencia lógica de no haber obtenido la prórroga y, por tanto, del incumplimiento de su obligación de reexportar la mercancía una vez vencidos los 6 meses otorgados para su permanencia en el país, es decir, que ocurrió el siniestro garantizado en la póliza, luego era procedente la orden de hacerla efectiva.

7. Que no es cierto que los actos acusados negaron la prórroga bajo el argumento de que una póliza individual no puede sustituir una póliza global, pues su fundamento fue, como ya se dijo, el hecho de no haber obtenido la autorización previa de la DIAN para modificar la declaración, como le correspondía, al no cubrir la póliza global el término de la prórroga y tres meses más.

8. Que la sentencia apelada debe ser confirmada, en cuanto la actora no logró desvirtuar las razones que tuvo la DIAN para adoptar la decisión acusada.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. CONFÍRMASE la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Antioquia el 4 de diciembre de 2003.

2. RECONÓCESE a la abogada Patricia del Pilar Romero como apoderada de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, en los términos y para los fines del poder a ella conferido, que obra a folio 16 del cuaderno 2.

Ejecutoriada esta providencia, devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese, publíquese y cúmplase.

La anterior providencia fue leída, discutida y aprobada por la Sala en su sesión de 4 de octubre de dos mil siete».

_______________________________