Sentencia 1999-00157 de noviembre 13 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Rad. 25000 2324 000 1999 00157 01

Consejero Ponente:

Dr. Guillermo Vargas Ayala

Actor: Post Larvas del Pacífico S.A.

Bogotá, D.C., trece de noviembre de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «X. Consideraciones

Advierte la Sala que los problemas jurídicos giran en torno a determinar los siguientes aspectos: (i) establecer si la Dirección General Marítima ostentaba competencia para dejar sin efectos el acto que otorgó concesión de unos bienes inmuebles a la sociedad Post Larvas del Pacífico S.A. (ii) dilucidar si hay lugar a condenar a la enunciada dirección al pago de sumas por concepto de daño emergente y lucro cesante a título de restablecimiento del derecho, y (iii) verificar si procede la condena en costas y agencias en derecho a favor de la actora.

10.1. Cuestión previa.

Aun cuando uno de los cargos del apelante único, es decir, de la sociedad Post Larvas del Pacífico S.A., es el relativo a la falta de competencia de la Dimar para expedir los actos censurados, la Sala estima inocuo analizarlo en la medida en que las resoluciones ya fueron declaradas nulas por parte del Tribunal Administrativo de Cundinamarca en consideración a que hubo una vulneración del derecho al debido proceso.

En tal orden, la Sala dará aplicación al artículo 320 del Código General del Proceso(9) según el cual la apelación procede en la parte desfavorable de la providencia objeto de ese recurso, que para el caso resulta ser la decisión de no acceder a la petición de restablecimiento del derecho y a la definición de la condena en costas y agencias en derecho.

10.2. Restablecimiento del derecho.

La demandante determinó de la siguiente manera sus pretensiones de restablecimiento del derecho:

TERCERA: Que en el evento de que se diera la destrucción física del inmueble o la reversión y el desalojo del terreno de bajamar dado en concesión y de las construcciones efectuadas, se condene a la Nación - Ministerio de Defensa a pagar a título de restablecimiento del derecho por concepto de daño emergente la suma de $ 772.000.000 aproximadamente valor que equivale al costo de la construcción de laboratorio y equipos necesarios para su funcionamiento.

CUARTA: Que también a título de restablecimiento del derecho se condene a la Nación - Ministerio de defensa como reparación de lucro cesante la suma de $ 1.747.747.000, en el evento de que se diere la destrucción física del laboratorio y/o la reversión de las construcciones a la Nación - Ministerio de defensa y entrega del terreno dado en concesión.

QUINTA: La liquidación del daño emergente y lucro cesante deberá ejecutarse mediante sumas líquidas de moneda de curso legal en Colombia, valores que deberá[n] ser actualizad[o]s conforme a lo dispuesto por el artículo 179 del C.C. Administrativo (sic) y artículo 16 Ley 446 de 1998.

SEXTA: Se condene en costas y agencias en derecho a la Nación - Ministerio de Defensa Nacional”(10).

Como se observa, sujetó a la condición de la destrucción física del inmueble y del desalojo la pretensión de daño emergente y por consiguiente la de lucro cesante.

En esa medida, como ninguna de las dos se produjo, mal puede ahora accederse a condenar a la Dimar al pago de sumas de dinero por concepto de restablecimiento del derecho, dado que es claro que la pretensión se formuló en estricto cumplimiento de un acontecimiento que nunca se produjo.

Tampoco puede accederse a las consideraciones expuestas en el recurso de apelación y en los alegatos de conclusión en segunda instancia en donde la actora solicita se reconozca el valor que corresponda en consideración al deterioro sufrido por las construcciones del terreno dado en concesión, por cuanto tal petición no fue esbozada como pretensión en su escrito de demanda y acceder a ella se traduciría en desconocer el derecho de defensa de la Dimar, ya que no contó con la oportunidad procesal de controvertir tal reclamación.

Vistas así las cosas, tuvo razón el tribunal al negar la solicitud de restablecimiento del derecho y por ello ha de confirmarse la sentencia apelada.

FALLA:

1. CONFIRMAR la providencia apelada.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.»

(9) “ART. 320.—Fines de la apelación. El recurso de apelación tiene por objeto que el superior examine la cuestión decidida, únicamente en relación con los reparos concretos formulados por el apelante, para que el superior revoque o reforme la decisión.

Podrá interponer el recurso la parte a quien le haya sido desfavorable la providencia: respecto del coadyuvante se tendrá en cuenta lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 71”.

(10) Folios 3 y 4 del cuaderno del tribunal.