Sentencia 1999-01264 de febrero 12 de 2009 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Rad.: 08001-23-31-000-1999-01264-01

Ref.: Apelación sentencia

Consejero Ponente:

Dr. Marco Antonio Velilla Moreno

Actor: Metrotel Redes S.A.

Demandado: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales

Bogotá D.C., doce de febrero de dos mil nueve.

EXTRACTOS: «V. Consideraciones de la Sala

La Sala, en Sentencia de 17 de abril de 2008 (Exp. 1999-02261, C.P. Rafael E. Ostau de Lafont Pianetta, actora: Avianca), estudió la legalidad de actos administrativos expedidos por la DIAN a través de los cuales se impuso multa a la actora por infracción al régimen de cambios; y precisó, que, en primer término, correspondía dilucidar la ocurrencia o no del silencio administrativo positivo respecto del recurso de reposición que interpuso la demandante frente al acto sancionatorio y al cual se le endilga no haber sido notificado dentro del término de 7 meses previsto en el artículo 26 del Decreto 1092 de 1996.

En este caso, como sucedió en el expediente que se acaba de reseñar, la actora no impetró expresamente la nulidad del acto administrativo a través del cual la DIAN se abstuvo de reconocer los efectos del silencio administrativo positivo, no obstante lo cual, conforme se hizo en la precitada sentencia, la Sala hará uso de su facultad de interpretar la demanda, habida cuenta de que de lo expresado en los hechos de la demanda y en el concepto de la violación se colige que también le está planteando cuestionamientos a dicho acto:

En efecto, a folio 6 del cuaderno principal, se lee:

“Noveno: La sociedad Metrotel Redes S.A., con fundamento en los artículos 26 y 28 del Decreto 1092 de 1996, presentó ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales —Administración de Aduanas de Barranquilla— División Jurídica, solicitud en el sentido de que se declarara fallado a su favor el recurso de reposición interpuesto contra la Resolución Sanción 0009 del 29 de mayo de 1998”.

“Décimo: Con fecha 24 de marzo de 1999, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales —Administración de Aduanas Barranquilla— División Jurídica, se negó a acceder a la petición formulada por la sociedad Metrotel Redes S.A..

A folio 9, ibídem, se lee:

“…Es del caso destacar que la sociedad que apodero expresamente solicitó a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, dar cumplimiento al deber legal de declarar la ocurrencia del silencio administrativo positivo, habiéndose la Administración negado a ello sin que exista justificación alguna.

Las razones esgrimidas por la DIAN para desestimar la petición que se le formulara, comportan el desconocimiento del instituto de la notificación y de la norma que la regula, que para el caso es el inciso 2º del artículo 14 del Decreto 1092 de 1996”.

A folios 6 a 8 del cuaderno de anexos obra copia del oficio 00-56-02-078A-190 de 24 de marzo de 1999, a través del cual la DIAN negó la petición de la actora de reconocer la ocurrencia del silencio administrativo positivo.

A folios y 18 y 19 del cuaderno principal, la actora aduce el cargo de violación de “notificación extemporánea del acto”, y al explicar el alcance del concepto de la violación, señala que se quebrantaron los artículos 26 y 28 del Decreto 1092 de 1996, que establecen un término perentorio para proferir y notificar la Resolución que resuelve el recurso de reposición y el consecuente silencio administrativo positivo.

Al respecto se tiene que el aspecto central de la controversia descansa en el texto de los artículos 26 y 28 del Decreto 1092 de 1996, “por el cual se establece el régimen sancionatorio y el procedimiento administrativo cambiario a seguir por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN”.

Tales normas son del siguiente tenor:

“ART. 26.—Término para resolver el recurso. La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales tendrá siete (7) meses para expedir y notificar la resolución que resuelva el recurso de reposición contra la resolución sancionatoria, contados a partir del día siguiente a su interposición en debida forma.

Contra la resolución que rechace el recurso de reposición no procederá recurso alguno”.

“ART. 28.—Silencio administrativo. Si transcurre el término previsto en el primer inciso del artículo 26 sin que se expida y notifique el acto que decida de fondo el recursos de reposición, se entenderá fallado a favor del recurrente, en cuyo caso la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales así lo declarará a de oficio o a petición de parte”.

Está acreditado en el expediente que la actora interpuso el recurso de reposición contra la Resolución 9 de 29 de mayo de 1998, el 8 de julio de 1998, conforme consta a folios 90 a 118.

De acuerdo con el artículo 26 del Decreto 1092 de 1996, el término de 7 meses para que la administración expidiera y notificara la resolución que resolviera el recurso vencía el 9 de febrero de 1999.

Conforme a certificación visible a folio 17 vuelto del cuaderno de anexos, la Resolución 1 de 28 de enero de 1999, que resolvió el recurso de reposición interpuesto por la actora, se NOTIFICÓ el 18 de febrero de 1999, fecha esta en que fue desfijado el edicto y se entiende surtida tal notificación, habida consideración de que la actora fue citada mediante correo certificado para notificarla personalmente y no compareció.

La Sala, en la sentencia señalada ab initio de estas consideraciones, hizo hincapié en que en el Decreto 1092 de 1996 inequívocamente el legislador quiso incluir la notificación del acto que decide el recurso de reposición en los siete (7) meses que ha señalado como límite para que no se configure el silencio administrativo positivo; de allí que al confrontar los hechos con las normas transcritas, es evidente que la notificación de la resolución que decidió el recurso de reposición se surtió por fuera del referido plazo de 7 meses lo que, indefectiblemente abrió paso a la ocurrencia del silencio administrativo positivo, que al no haber sido reconocido por la administración amerita la declaratoria de la nulidad del acto y de los que impusieron la multa en contra de la actora.

Consecuente con lo anterior, debe la Sala modificar la sentencia apelada para incluir como objeto de declaratoria de nulidad también el oficio 00-56-02-078A-190 de 24 de marzo de 1999 y confirmarla en todo lo demás, como en efecto se dispondrá en la parte resolutiva de esta providencia.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

MODIFÍCASE la sentencia de primer grado en el sentido de incluir también en su parte resolutiva la declaratoria de nulidad oficio 00-56-02-078A-190 de 24 de marzo de 1999, expedido por la División Jurídica de la Administración de Aduanas Local de Barranquilla, que negó a la actora el reconocimiento del silencio administrativo positivo.

CONFÍRMASE dicha sentencia en todo lo demás.

Ejecutoriada esta providencia, devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Notifíquese y cúmplase.

Se deja constancia de que la anterior sentencia fue leída, discutida y aprobada por la Sala 12 de febrero de 2009».

________________________________________