Sentencia 1999-99115 de abril 26 de 2013

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Ref.: Expediente 1999-99115-01

Consejera Ponente:

Dra. María Claudia Rojas Lasso

Autoridades nacionales

Actora: Comercializadora Tuiran LTDA.

Bogotá, D.C., veintiséis de abril de dos mil trece.

EXTRACTOS « V. Consideraciones de la Sala

La DIAN —Administración Cartagena— mediante Acta 291 de 13 de noviembre de 1997 (fl. 16 cdno. ppal.) aprehendió una mercancía consistente en “radios, teléfonos, confección, bisturí, repuestos de vehículos y herramientas”, ubicada en el contenedor SMLU 490195-6, por no encontrarse relacionada en el manifiesto de carga, por lo cual se considera como no presentada de conformidad con el artículo 72 del Decreto 1909 de 1992.

Mediante Resolución 00038 de 20 de agosto de 1998 (fl. 41 cdno. ppal.), el jefe de la división de liquidación de la DIAN —Administración Cartagena— decomisó a favor de la Nación, la mercancía relacionada en el Acta de Aprehensión 291 de 13 de noviembre de 1997, por considerarla como no presentada de conformidad con el artículo 72 del Decreto 1909 de 1992, cuyo tenor es el siguiente:

“ART. 72.—Mercancía no declarada o no presentada. Se entenderá que la mercancía no fue declarada, cuando no se encuentra amparada por una declaración de importación, cuando en la declaración se haya omitido la descripción de la mercancía o esta no corresponda con la descripción declarada, o cuando la cantidad encontrada sea superior a la señalada en la declaración.

Se entenderá que la mercancía no fue presentada, cuando no se entregaron los documentos de transporte a la aduana, cuando la introducción se realizó por lugar no habilitado del territorio nacional, o cuando la mercancía no se relacionó en el manifiesto de carga o fue descargada sin la previa entrega del manifiesto de carga a la aduana. (...)” (negrilla fuera de texto).

La controversia se contrae a determinar si, en este caso, la mercancía objeto del sub lite se encuentra relacionada en el manifiesto de carga, pues de lo contrario se debe tener como no presentada ante las autoridades aduaneras, conforme lo establece el inciso 2º del artículo 72 del Decreto 1909 de 1992.

El artículo 1º del Decreto 2685 de 1999 define el “manifiesto de carga” como el “documento que contiene la relación de todos los bultos que comprenden la carga, incluida la mercancía a granel, a bordo del medio de transporte y que van a ser cargados o descargados en un puerto o aeropuerto, excepto los efectos correspondientes a pasajeros y tripulantes y que el capitán o conductor de dicho medio debe entregar con su firma a la autoridad aduanera”.

Por su parte, el artículo 6º de la Resolución 5268 de 1998 proferida por la DIAN establece los requisitos básicos del manifiesto de carga, para efecto de cumplir con la obligación de relacionar la mercancía, pues dicho documento deberá contener como mínimo:

“(...).

1. Las mercancías que conforman la carga que va a ser descargada en el lugar de arribo, anotando por cada uno de los documentos de transporte que la conforman, su número, número de bultos, peso y la identificación genérica de las mercancías.

2. Indicación de carga consolidada cuando así viniere; señalándose la guía master y las guías hijas que conforman la carga consolidada.

3. Nombre a quien está consignada la carga y ciudad de destino por documento de transporte.

4. En los eventos de trasbordo, la indicación de esta circunstancia.

PAR.—Para efecto de lo exigido en el numeral primero de este artículo no se aceptará como identificación genérica de las mercancías expresiones tales como mercancías varias, mercancías según factura, mercancías misceláneas, mercancías en general, mercancías según registro, carga seca, mercancía para almacenes por departamentos, mercancías, mercancías a granel”.

Asimismo, el artículo 3º ibídem prevé como una de las obligaciones del transportador, entregar al grupo de registro de documentos de viaje de la división de servicio de comercio exterior, o de la dependencia que haga sus veces de la administración de aduanas del puerto, aeropuerto o frontera, los siguientes documentos:

1. Tres (3) ejemplares del manifiesto de carga contentivo de toda la mercancía destinada al lugar de arribo, con sus adiciones, modificaciones o explicaciones;

2. Tres (3) ejemplares de las guías aéreas, conocimientos de embarque o cartas de porte, según el caso;

3. Tres (3) ejemplares del documento consolidador de carga junto con los documentos de transporte que lo conforman, en los eventos en que la carga llegue consolidada;

Entonces, el conocimiento de embarque o sus equivalentes (guía aérea o carta de porte), sirven de fundamento al manifiesto de carga y con él constituyen lo que se denomina “documentos de viaje”, según la definición que de ese concepto trae el estatuto aduanero.

La Sala en sentencia de 4 de septiembre de 2003(2), reiterada en varias oportunidades(3), precisó que el concepto de “relación” contenido en la definición del manifiesto de carga, se encuentra definido en los memorandos 1398 de 4 de octubre de 1996 y 0036 de 15 de enero de 1998, en el sentido de que debe ser “una descripción genérica que permite establecer naturaleza, peso, cantidad y estado de las mercancías que se pretenden introducir al territorio nacional”. Dijo la Sala:

“Sobre el particular, la Sala, en providencia de 4 de septiembre de 2003, Expediente 5976, consejero ponente doctor Manuel Santiago Urueta Ayola dejó dicho lo siguiente:

“se trata de dos conceptos distintos y por ende de dos requisitos o formalidades diferentes, de suerte que vale decir que del manifiesto de carga se exige que la mercancía esté relacionada y de la declaración de importación, que esté descrita.

Sobre el alcance de la descripción hay instrucciones precisas, que hablan de la indicación de los aspectos relevantes que permitan individualizar la mercancía, tales, por ejemplo, como serie, clase, calidad, cantidad, marca, entre otros, datos que se piden de la declaración de importación debido al papel que esta cumple en la legalización y amparo de la mercancía en el tráfico o comercio interno(4).

Para comprender el alcance del concepto “relacionar”, previsto para el manifiesto de carga, en el contexto de la norma en comento, se debe tener presente la definición que de este último trae el estatuto aduanero, a saber:

(...).

Es claro que esa definición es pertinente cuando se trata de mercancía susceptible de empacar en bultos, lo cual se da usualmente con mercancía genérica, esto es, la no pasible de individualización en sus unidades, de modo que tal mercancía se debe entender relacionada cuando se indique en el manifiesto de carga el número de bultos que la contienen, a lo que cabe agregar aspectos como el peso y, obviamente, la clase de mercancía transportada. Al efecto, es procedente considerar como bultos otras formas similares, como, v. gr., rollos y cajas” (negrilla fuera de texto).

Obra en el expediente el Acta 291 de 13 de noviembre de 1997 (fl. 16 cdno. ppal.) por la cual la DIAN aprehendió una mercancía consistente en “radios, teléfonos, confecciones, bisturí, repuestos, luces, herramientas”, ubicada en el contenedor SMLU-4924777 y relacionada en los documentos de transporte (conocimiento de embarque y manifiesto de carga). Los funcionarios de la DIAN hicieron las siguientes observaciones:

“Se aprende la mercancía por no encontrarse relacionada en el manifiesto de carga, por lo cual se considera mercancía no presentada de acuerdo con el artículo 72 del Decreto 1909 de 1992. Adicionalmente nos remitimos al B/L y allí tampoco se encuentra relacionada la citada mercancía. Se aprehende la mercancía del contenedor SMLU-4924777, se anexa copia del manifiesto de carga y del B/L respecto de la mercancía no aprehendida se permite continuar con el proceso de nacionalización”.

Asimismo obra el manifiesto de carga (fl. 24 cdno. Ppal.) en el que se observa lo siguiente:

6. Container Nrs (CN)7. Number and Kind of packages: Description of goods
CN: SMLU-4924777 SE: 194868723 BLTS 1X40’HC CONTENEDOR ODC ARTICULOS PARA EL HOGAR Y CACHARRERIA EN GENERAL TALES COMO: AGUA DE TOCADOR, PORTARETRATOS, RELOJ DE MESA, ACCESORIOS, JUGUETERÍA Y DEMAS.

 

En la casilla correspondiente al contenido de la mercancía según embarcador del conocimiento de embarque B/L SMLU-4924777 SE 198468 (fl. 25 cdno. ppal.), la mercancía se describió de la siguiente manera:

“723 BLTS 1X40’HC CONTENEDOR O.D.C.

Artículos para el hogar y cacharrería en general tales como: agua de tocador, portarretratos, reloj de mesa, accesorios, juguetería y demás”.

Comparada la mercancía relacionada por la actora en el manifiesto de carga y el conocimiento de embarque transcritos en los acápites anteriores, con la del acta de aprehensión, se observa que no existe coincidencia respecto de la naturaleza de la mercancía, pues mientras que los primeros hacen referencia a “Artículos para el hogar y cacharrería en general tales como: agua de tocador, portarretratos, reloj de mesa, accesorios, juguetería y demás”, en el acta se anotó claramente que se trataba de “Radios, teléfonos, confecciones, bisturí, repuestos, luces, herramientas”.

La mercancía decomisada no coincide con esta última descripción, por lo tanto se deduce que esta mercancía no está relacionada ni amparada en los documentos de transporte allegados por la actora al momento de la aprehensión.

La incoherencia entre la mercancía relacionada y la decomisada es notoria respecto de la naturaleza de esta y esto permite inferir, sin lugar a dudas, que la mercancía decomisada no estaba relacionada en el manifiesto de carga ni en el conocimiento de embarque.

Para la Sala la sola anotación de “artículos para el hogar y cacharrería en general tales como: agua de tocador, portarretratos, reloj de mesa, accesorios, juguetería y demás” en el manifiesto de carga o conocimiento de embarque, no implica que la mercancía se encuentre debidamente relacionada, pues como lo establece el parágrafo del artículo 6º de la Resolución 5268 de 1998 anteriormente trascrito, “no se aceptará como identificación genérica de las mercancías expresiones tales como mercancías varias, mercancías según factura, mercancías misceláneas, mercancías en general, mercancías según registro, carga seca, mercancía para almacenes por departamentos, mercancías, mercancías a granel”.

Así las cosas, la Sala considera que la mercancía no se encontraba relacionada en debida forma en el manifiesto de carga, pues pese a contener la cantidad de partes o paquetes y su peso total, no tiene una descripción genérica de la mercancía, tal como corresponde al contenido del manifiesto de carga, atendiendo su definición transcrita anteriormente, de modo que según el inciso segundo del artículo 72 del Decreto 1909 de 1992, se tiene como no presentada ante las autoridades aduaneras.

Por lo anterior, la Sala considera que no puede predicarse violación de las normas invocadas en la demanda, ni del debido proceso al no haberse desvirtuado la legalidad de los actos demandados.

Por lo anterior, debe confirmarse la sentencia de primera instancia, como en efecto se dispondrá en la parte resolutiva de esta providencia.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley,

FALLA:

CONFÍRMASE la sentencia de 22 de febrero de 2007 del Tribunal Administrativo de Bolívar.

Cópiese, notifíquese y, en firme esta providencia, devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

Se deja constancia de que la anterior sentencia fue discutida y aprobada por la Sala en la sesión de la fecha».

(2) Sentencia Expediente 5976. Actora: Dollar Fifty Colombia LTDA., M.P. Manuel S. Urueta Ayola.

(3) Sentencia de 15 de abril de 2006, Expediente: 8952. Actora: Informática Data Point de Colombia LTDA., M.P. Rafael E. Ostau De Lafon Pianeta. Sentencia de 22 de marzo de 2007, Expediente: 2001-00184. Actora: Panalpina S.A. M.P. Rafael E. Ostau De Lafont Pianeta.

(4) Por ejemplo, el artículo el artículo 1º de la Resolución 0362 de 1996 dispone: “... en el diligenciamiento de la casilla correspondiente a descripción mercancía, deberán identificarse las mercancías con los elementos que le caracterizan, indicando cuando sea del caso según la mercancía de que se trate, marcas, números, referencias, series o cualquier otra especificación y que las tipifiquen y singularicen”. (Destacados son de la sala).