Sentencia 2000-90073 de junio 4 de 2009 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Ref.: Expediente 2000-90073.

Consejero Ponente:

Dr. Marco Antonio Velilla Moreno

Recurso de apelación contra la sentencia de 7 de diciembre de 2004, proferida por el Tribunal Administrativo de Bolívar.

Actora: Liberty Seguros S.A.

Bogotá, D.C., cuatro de junio de dos mil nueve.

EXTRACTOS: «V. Consideraciones de la Sala

Según se lee en los actos acusados, a la sociedad Inversiones Cabañas se le expidió liquidación oficial de revisión de valor por la suma de $ 48’210.099 y como consecuencia, se dispuso hacer efectiva la garantía 303939 por valor de $ 27’424.247, expedida por la actora (fl. 50 del cdno. ppal.).

Aún cuando el valor de la mercancía, como ya se dijo, era de $ 48’210.099, la efectividad de la garantía que se dispuso en los actos acusados, lo fue por $ 27’424.247, porque por esta suma se expidió dicha garantía (fl. 62).

A folio 61, ibídem, obra la “póliza única de seguro de cumplimiento en favor de entidades estatales”, expedida por la actora, cuyo objeto se describe, así:

“Garantizar el cumplimiento de las disposiciones legales vigentes para respaldar sumas en discusión por el 100% objeto de controversia de la declaración de importación 12056010565100 de julio 11/97 de conformidad con el artículo 13 de la Resolución 932 de 1994 Decreto 1220 de 1996, artículo 32 Resolución 1016 de 1997 artículo 13 y 14.

Nota: renunciamos al beneficio de excusión artículo 11, literal B, Resolución 1794 de 1993”.

Dicha póliza fue expedida el 21 de julio de 1997.

A folio 62 obra el certificado de modificación del seguro de cumplimiento 277167C, de 24 de julio de 1997, en el cual se hace constar que la vigencia de la póliza es del 21 de julio de 1997 al 21 de octubre de 1998.

La demandante considera que dicha garantía no podía hacerse efectiva por cuanto su vigencia se dispuso hasta el 27 de octubre de 1996.

Sobre el particular, la Sala advierte que en sentencia de 29 de enero de 2009 (Exp. 02099, C.P. Marco Antonio Velilla Moreno), se trajeron a colación apartes de la sentencia de 28 de agosto de 2003 (Exp. 2000-0502 (8031), C.P. Gabriel Eduardo Mendoza Martelo, en que la Sala precisó en relación con un asunto similar al que ahora es objeto de estudio, concerniente a la efectividad de la garantía y su incidencia frente al término de vigencia de la póliza que la contiene, que una cosa es la vigencia de la póliza y otra muy diferente la declaratoria del incumplimiento.

Igualmente, se destacó que en la sentencia de 11 de julio de 2002, Expediente 7255, C.P. Manuel S. Urueta Ayola, que ahora se reitera, la Sala dijo que la vigencia de la póliza es ni más ni menos que la del contrato de seguro, consagrada como uno de los contenidos del mismo en el artículo 1047, numeral 6º, del Código de Comercio, y se entiende que es el tiempo dentro del cual surte sus efectos y, por ende, en el que los riesgos corren por cuenta del asegurador, por consiguiente, una vez vencido el período de vigencia antes de que acontezca el siniestro, desaparece el correspondiente amparo respecto del mismo, luego no cabe pretenderlo en relación con un evento ocurrido cuando no hay contrato de seguro vigente. En este caso, el siniestro.

... Lo anterior pone en evidencia que la vigencia de la garantía está íntimamente relacionada con la ocurrencia del siniestro, lo que es independiente de la época o plazo dentro del cual la administración ordena su efectividad, pues esta decisión se limita simplemente a declarar una situación fáctica anterior, como es el hecho del incumplimiento.

Sirve como complemento de lo anotado, lo dicho por la Sección Cuarta de esta corporación, en sentencia de 31 de octubre de 1994, Expediente 5759, C.P. Guillermo Chahín Lizcano, citada también como sustento en la sentencia de esta Sección antes mencionada.

“si expedido el acto administrativo que ordena hacer efectiva la garantía dentro de los cinco (5) años siguientes a su firmeza, no se han realizado los actos que corresponden para ejecutarlos, no puede la administración exigir su cobro.

“Cosa distinta la constituye el término para proferir el acto administrativo que ordene hacer efectiva la garantía, que junto con la póliza otorgada constituyen el título ejecutivo conforme lo preceptúa el artículo 68 numeral 5º del Código Contencioso Administrativo.

Término que contrariamente a lo expresado por el a quo no necesariamente debe coincidir con el de vigencia de la póliza de garantía, porque este tiene por objeto amparar el riesgo (incumplimiento) que se produzca en su vigencia. Ocurrencia que puede tener lugar en cualquier momento incluido el último instante del último día de vigencia. Hecho muy diferente al de reclamación del pago o a la declaratoria del siniestro ocurrido, que pueden ser coetáneos o posteriores a la de la vigencia de la póliza” (resaltado de la Sala).

En este caso, el siniestro ocurrió el 17 de marzo de 1998, cuando la DIAN, luego de adelantar el procedimiento investigativo, que implica el ejercicio del control posterior, puso fin a la actuación mediante el requerimiento especial aduanero 0026, en el que propone a la división de liquidación la formulación de cuenta adicional, mediante la correspondiente liquidación oficial de revisión de valor, lo que fue notificado a Inversiones Cabañas el 27 de marzo de 1998.

Consecuente con lo anterior, la Sala debe revocar la sentencia apelada, que accedió a las súplicas de la demanda y, en su lugar, denegarlas, comoquiera que el siniestro, como ya se dijo, se produjo, en marzo de 1998, esto es, dentro del término de vigencia de la póliza, que iba de 21 de julio de 1997 al 21 de octubre de 1998.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

REVÓCASE la sentencia apelada y, en su lugar, se dispone:

DENIÉGANSE las súplicas de la demanda.

Ejecutoriada esta providencia, devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Notifíquese y cúmplase.

Se deja constancia de que la anterior sentencia fue leída, discutida y aprobada por la Sala en la sesión del 4 de junio de 2009».

_________________________________________