Sentencia 2001-00188 de mayo 10 de 2007 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Ref.: Expediente 2001-00188

Consejero Ponente:

Dr. Gabriel Eduardo Mendoza Martelo

Recurso de apelación contra la sentencia de 20 de marzo de 2003, proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Actora: Bayer de Colombia S.A.

Bogotá, D.C., tres de mayo de dos mil siete.

Se decide el recurso de apelación oportunamente interpuesto por el apoderado de la actora contra la sentencia de 20 de marzo de 2003, proferida por la Sección Primera, Subsección “B”, del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que denegó las pretensiones de la demanda.

EXTRACTOS: «V. Consideraciones de la Sala

Según se lee en el texto de la Resolución 3064191636-16778 acusada, la DIAN dispuso el decomiso de la mercancía importada por la actora, consistente en 43 cajas de estuches por 100 microcubetas, 36 frascos “clinitek”, microalbumin-2083, in vitro diagnostic, cada uno por 25 tiras bayer, 282 frascos de Hematest tabletas reactivas, 24 frascos Icotest tabletas reactivas para unianálisis bilirrubina por in vitro diagnostic, 504 frascos Glucofilm, avaluada en $ 12''142.349.00, porque no fueron presentados los documentos hijos (sobordo e hija) y la guía master 094707775504 no trae la descripción de la mercancía, razón por la cual se tipifica lo establecido en el artículo 72, inciso 2º, del Decreto 1909 de 1992, que es del siguiente tenor:

“ART. 72.—Mercancía no declarada o no presentada. Se entenderá que la mercancía no fue declarada, cuando no se encuentra amparada por una declaración de importación, cuando en la declaración se haya omitido la descripción de la mercancía, o esta no corresponda a la descripción declarada, o cuando la cantidad encontrada sea superior a la señalada en la declaración.

“Se entenderá que la mercancía no fue presentada, cuando no se entregaron los documentos de transporte a la aduana, cuando la introducción se realizó por lugar no habilitado del territorio nacional, o cuando la mercancía no se relacionó en el manifiesto de carga o fue descargada sin la previa entrega del manifiesto de carga a la aduana.

“En estos eventos, así como en los demás que se encuentran previstos en el literal a) del artículo 1º del Decreto 1750 de 1991, procederá la multa de que trata el inciso 1º del artículo 3º del citado decreto, equivalente al 50% del valor de la mercancía, sin perjuicio de su aprehensión y decomiso. Lo anterior, siempre que la mercancía no haya sido legalizada mediante el rescate”.

La actora solicita que se inaplique la citada disposición, por inconstitucional.

Al respecto, cabe advertir que esta sección en sentencia de 4 de septiembre de 2003 (Exp. 5976, C.P. Manuel S. Urueta Ayola, actora, Dollar Fifty Colombia Ltda.), precisó lo siguiente en relación con la excepción de inconstitucionalidad del artículo 72 del Decreto 1909 de 1992, y ahora lo reitera:

“...VI.1. La excepción de inconstitucionalidad del artículo 72 del Decreto 1909 de 1992 que propone la actora no tiene vocación de prosperar, por cuanto no observa la Sala que contradiga al artículo 29 de la Constitución Política, ya que nada se dispone en él que sea contrario al debido proceso, en los diferentes aspectos allí regulados, amén de que dicho decreto no es simplemente reglamentario como lo aduce el memorialista, sino que se trata de un decreto mediante el cual el Presidente de la República tiene facultades de regulación del régimen aduanero para efectos de su modificación, dentro de los límites que le impone la ley marco respectiva, en virtud de lo cual puede, incluso, modificar normas que desarrollen o regulen dicho régimen. Además, comparado su texto con el artículo 1º del Decreto-Ley 1750 de 1991 no se encuentra que lo modifique en cuanto a la tipificación de la infracción administrativa de contrabando, sino que lo precisa o lo desarrolla, como lo advierte el a quo...”.

Ahora, enfatiza la actora en que sí presentó la guía hija; y que se trataba de carga consolidada.

Sobre este aspecto advierte la Sala que no obstante que en el acta de aprehensión de la mercancía, el funcionario de la DIAN en la casilla correspondiente a “documento de transporte” se refirió al número de la guía hija “8347”; claramente en la casilla correspondiente a “observaciones” dejó expresa constancia de que no se presentaron los documentos hijos y la guía master no trae descripción de la mercancía (ver fl. 2 cdno. antecedentes).

De tal manera que no habiendo prueba de que la actora hubiera presentado la guía hija 8347, la observación que se dejó en el acta de aprehensión no ha sido desvirtuada.

En lo que toca con la naturaleza de la carga (consolidada), es preciso resaltar que la Sala en sentencia de 6 de agosto de 2004 (Exp. 0281, C.P. Rafael E. Ostau de Lafont Pianeta), reiterada en sentencia de 8 de marzo de 2007 (Exp. 2001-00184, actora: Panalpina S.A.), precisó que la expresión “carga consolidada” es una forma válida de relación de la mercancía tanto en el manifiesto de carga como en los demás documentos de viaje, de acuerdo con lo establecido en el artículo 6º de la Resolución 371 de 30 de diciembre de 1992, reiterado por el artículo 61 de la Resolución 4240 de 2000 expedida por la DIAN; y que basta que en ellos se haga referencia al número de piezas y peso.

En este caso, como ya se dijo, no existe prueba de que se hubiera presentado la guía hija, documento este en el cual debía constar la circunstancia de ser carga consolidada.

Al respecto, en la precitada sentencia de 8 de marzo de 2007, dijo la Sala:

“...Cuando la mercancía es consolidada, así debe indicarse tanto en el documento consolidador o guía aérea general, y en las guías aéreas o documentos de transporte hijos o los documentos que le sirven de soporte....” (resaltado fuera de texto).

De tal manera que en este caso, para tener la carga como consolidada, era menester que la actora presentara, entre otros documentos, la guía hija, en la cual constara tal circunstancia, lo cual no ocurrió, colocándose así en el supuesto fáctico consagrado en el inciso 2º del artículo 72 del Decreto 1909 de 1992.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

CONFÍRMASE la sentencia apelada.

Ejecutoriada esta providencia, devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese, comúniquese y cúmplase.

Se deja constancia que la anterior providencia fue leída, discutida y aprobada por la Sala en la sesión del día 3 de mayo de 2007».

(1) M.P. Ariza Muñoz, expediente 5072, Muebles Bima S.A.; reiterada y transcrita en el fallo de 4 de febrero de 1999, de la misma sección 1º, expediente 5088, M.P. Ariza Muñoz.

___________________________________