Sentencia 2001-01920 de diciembre 16 de 2010

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Radicación número: 54001-23-31-000-2001-01920-01(AP)

Consejero Ponente:

Dr. Marco Antonio Velilla Moreno

Actor: Defensoría del Pueblo Regional Norte de Santander

Demandado: Municipio de Villa del Rosario y Otros

Bogotá, D.C., dieciséis de diciembre de dos mil diez.

EXTRACTOS: «VII. Consideraciones de la Sala

7.1. Las acciones populares - finalidad y procedencia. Las acciones populares tienen como finalidad la protección de los derechos e intereses colectivos, cuando éstos resulten amenazados o vulnerados, exista peligro, agravio o daño contingente, por la acción o la omisión de las autoridades públicas o de los particulares que actúen en desarrollo de funciones administrativas. Se caracterizan por poseer un carácter altruista pues mediante su ejercicio se busca que la comunidad afectada pueda disponer de un mecanismo jurídico para la rápida y sencilla protección de los referidos derechos, cuya amenaza o vulneración, así como la existencia del peligro, agravio o daño contingente, deben probarse necesariamente para la procedencia del amparo.

Se tienen, entonces, como supuestos sustanciales para la procedencia de las acciones populares, los siguientes: A) Una acción u omisión de la parte demandada. B) Un daño contingente, peligro, amenaza, vulneración o agravio de derechos o intereses colectivos; peligro o amenaza que no es en modo alguno la que proviene de todo riesgo normal de la actividad humana. Y, C) La relación de causalidad entre la acción, la omisión, y la señalada afectación de los referidos derechos e intereses.

7.2. Los derechos e intereses colectivos. Como se anotó, las acciones populares protegen a la comunidad en sus derechos e intereses colectivos, por lo que, pueden ser promovidas por cualquier persona a nombre de la comunidad cuando ocurra una amenaza o daño a un derecho o interés común; además, por ser intereses que le pertenecen a todos y cada uno de los miembros de la colectividad, se concretan a través de su participación activa ente la administración de justicia.

Los intereses colectivos suponen la restitución de derechos cuyo titular es un grupo indeterminado de personas, como lo señaló la Sección Tercera de esta corporación en Sentencia AP- 527 del 22 de enero de 2003:

“Los colectivos son intereses de representación difusa, en la medida en que suponen la reivindicación de derechos cuyo titular es un grupo indeterminado o indeterminable de personas que, en potencia, pueden ser, incluso, todos los que integran una comunidad.

Por eso ha dicho la Corte Constitucional que, es imposible enmarcar el interés colectivo en un ámbito meramente subjetivo o particular, pero que cualquier persona perteneciente a un grupo o una comunidad puede acudir ante los jueces para exigir la defensa de tal colectividad, con lo cual logra simultáneamente proteger su propio interés.

Por otra parte, si bien la Constitución, en el artículo 88, menciona algunos intereses colectivos, tal enumeración no es taxativa, pues, la ley o los tratados internacionales pueden calificar como tales otros intereses similares a los contenidos en el artículo 88 de la Carta.

Dicho planteamiento se tiene por fundamento lo dispuesto en inciso final del artículo 4 de la Ley 472 de 1998, que prevé:

Igualmente son derechos e intereses colectivos los definidos como tales en la Constitución, las leyes ordinarias y los tratados de derecho internacional celebrados por Colombia”.

Lo anterior supone, que si bien no se trata de una enumeración taxativa, sólo pueden considerarse como intereses o derechos colectivos aquellos reconocidos como tales por cualquiera de las normas aludidas y sólo a partir de su reconocimiento son susceptibles de protegerse por medio de la acción popular, de toda acción u omisión de las autoridades públicas y los particulares que, los amenace o vulnere. Es decir, que la calidad de derecho colectivo no la ostentan per se, no surge de su propia naturaleza, sino que es necesario que el ordenamiento jurídico los reconozca como tales.

De modo que, si bien la Sala ha reiterado ciertas características inherentes a los derechos e intereses colectivos, entre ellas, es menester mencionar el reconocimiento —como tales— hecho por la Constitución Política, la ley, o los tratados internacionales que hayan seguido los trámites de recepción por el ordenamiento interno colombiano.

Lo anterior es evidente y, lo ha puesto de presente la Sala, al establecer que si bien un derecho colectivo compromete el interés general, no todo lo que suponga este último configura por esa sola característica, un derecho colectivo, así mismo, el sólo hecho de que una determinada situación, afecte a un número plural de personas, no supone, necesariamente la violación de derechos o intereses colectivos.

Resulta así claro que mientras no se haya producido su reconocimiento legal, no se puede considerar que un interés determinado, así tenga carácter general, revista la naturaleza de colectivo; por consiguiente, sólo será derecho colectivo susceptible de ser amenazado o vulnerado por la acción u omisión de las autoridades públicas o los particulares, aquél que, reuniendo las características propias del interés colectivo, esté reconocido como tal por la ley, la constitución o los tratados internacionales.”.

7.3. Planteamiento del problema a resolver

En atención a los supuestos de hecho que fundamentan las pretensiones del actor, a los descargos de la parte demandada, a las consideraciones de la sentencia y a los argumentos de la apelación, corresponde a la Sala determinar A) las causas reales de la inestabilidad del terreno y los problemas en la estructura de las viviendas que hacen parte de la Urbanización “Colinas de Vista Hermosa”, ubicadas en el corregimiento de Lomitas, municipio de Villa del Rosario —Norte de Santander—, lo anterior con el fin de determinar a la luz del ordenamiento jurídico no sólo la responsabilidad de las constructoras y de los particulares – propietarios sino también de los entes territoriales y B) La extinción de las garantías hipotecarias constituidas a favor de los Bancos Granbanco Bancafé y Colpatria.

A) Urbanización Colinas de Vista Hermosa – causas de inestabilidad del terreno – problemática estructural de las viviendas – responsabilidad de los entes demandados

El acervo probatorio está constituido, entre otros elementos de juicio, por un estudio de suelos a cargo de las constructoras Herpa y Gilpa, un peritazgo realizado por un geólogo y un tecnólogo a cargo de Corponor, un concepto geotécnico emitido por el Departamento de Geotecnia y Minería de la Universidad Francisco de Paula Santander, un estudio e informe sobre la documentación de la Urbanización Colinas de Vista Hermosa formulado por el Colegio de Avaluadores Camacol para el Banco Colpatria, un informe de visita técnica a una vivienda de la Urbanización rendido por el Comité Regional para la Prevención y Atención de Desastres (Crepad) y un informe de verificación realizado por la Subdirección de Fiscalización y Ordenamiento Minero de Ingeominas; los cuales dan cuenta de lo comprometido y riesgoso del terreno y de las edificaciones, así:

Informe de situación real del muro divisorio de la Urbanización Colinas de Vista Hermosa

“1. Origen de los acontecimientos y ruptura del muro

Debido al mal manejo de las aguas lluvias y las aguas negras que corren por la parte del barrio Navarro Wolf, que hacen que estas se depositen en los cimientos de este muro, socavando la estructura y produce la ruptura de muros, columnas y vigas de amarre.

Por otra parte en la vía de acceso de la urbanización se encuentra un asentamiento (hundimiento de la vía) bastante considerable, que debido a mi conocimiento es por donde la Constructora debió comenzar los trabajos de reparación del muro. En ese sector se deben demoler los andes, el muro y encontrar la falla que produce este hundimiento. Se deben aislar las vertientes de aguas lluvias que caen sobre el muro por la parte de la urbanización” (fls. 65 y 66, cdno. 1. negrillas de la Sala).

Informe de visita técnica para evaluación geotécnica preliminar a la Urbanización Colinas de Vista Hermosa de la Universidad Francisco de Paula Santander – departamento de geotecnia y minería

La junta de acción comunal de la Urbanización Colinas de Vista Hermosa, solicitaron a la Universidad Francisco de Paula Santander la realización de una visita con el fin de dar diagnóstico preliminar sobre la situación actual de riesgo que consideran que se presenta en el lugar, las conclusiones son del siguiente tenor:

“3. Descripción del barrio Colinas de Vista Hermosa

Se trata de un complejo habitacional de viviendas unifamiliares de un piso, construido por etapas. La zona donde se construyeron las viviendas presenta inclinación de 20 a 30 grados hacia el Sur-Este.

“………………………………………

Se observa en el sector rotura del pavimento, según se informó debido a los continuos taponamientos de la tubería de acueducto y red de distribución interna de la urbanización. Esta situación se ve favorecida por la dureza del agua de pozo, que genera incrustaciones en el interior de las tuberías.

“……………………………………

4. Aspectos geológicos y geomorfológicos

El área no poblada en los alrededores del sector registra rasgos erosivos con geometría de surco cárcava, ocasionada principalmente por acción hídrica, en menor grado por efecto eólico, pero definitivamente favorecida por intervención antrópica. El área de influencia de los predios sobre los cuales se emplazan los tanques de almacenamiento de agua revela puntos de alta vulnerabilidad por amenaza erosiva. La pendiente de algunas fajas de tierra acondicionadas por remoción buzcan (sic) la urbanización direccionando las aguas de escorrentía y favoreciendo el efecto erosivo que estas realizan a su paso.

5. Condiciones geotécnicas de los suelos

Se trata de arcilla de alta plasticidad que registran tendencia a cambio volumétricos ocasionados por variaciones en el contenido de humedad. La capa de arcillas es del orden de 0.50 a 1.50 m de espesor, encontrándose como material parental arcillolistas fuertemente fracturadas. Es recomendable practicar estudios de caracterización de las arcillas del lugar conducentes a determinar la naturaleza del mineral de arcilla presente, sus propiedades físico químicas y la magnitud de la actividad volumétrica, cuyo conocimiento puede conducir a establecer la forma de minimizar la actividad volumétrica y de neutralizar o controlar los efectos.

Esparcidos por el sector y forma aleatoria se registran sedimentos gruesos hasta de 50 cm, procedentes del complejo de cantos de arenisca y limos rubificados, cuya capa en el sector ha sido severamente erosionada o removida. Se intuye, y tal aspecto podría ser objeto de precisión en los estudios detallados que se adelanten, que en algunos sectores los proceso de corte y posterior configuración de terrazas pudieron mezclar físicamente las arcillas de la Formación León con los sedimentos granulares procedentes de la cubierta de cantos y limos rubificados.

Se observa que se ha intensificado la erosión lateral y de fondo de los canales naturales por el cambio en los drenajes naturales de la zona, producto de la acción antrópica y la construcción de las viviendas. La funcionalidad que posiblemente se perseguía con la disposición de tales estructuras de tierra (desvío de las aguas de escorrentía para evitar que mayoritariamente escurran hacia la urbanización) debe ser revisado que en épocas de invierno líneas de flujo estén siguiendo en forma subterránea el rumbo normal del cauce, infiltrándose por las fisuras presentes en la arcillolita. De darse esta situación, podría generarse o eventualmente estarse presentando fenómenos de erosión interna, lixiviación de sedimentos y tubificación.

De otra parte, la ondulación que revelan parcialmente las vías de acceso y los andenes sugiere la ocurrencia de cambios volumétricos del terreno. La tipología de las grietas que registran las edificaciones está igualmente asociada a movimientos del suelo.

Es pertinente señalar que los linderos sur y este de la urbanización revelan un fuerte cambio del perfil topográfico, asociados preliminarmente a los cortes establecidos para la construcción del anillo vial (costado este) y del acceso al asentamiento humano que se erige en el lado sur de la urbanización. Es deseable hacer un levantamiento topográfico del terreno y compararlos con el perfil restituido del sector, para evaluar la estabilidad general de la masa” (fls. 94 a 98, cdno. 1. Negrillas y subrayado de la Sala).

Estudio de suelos del ingeniero armando maldonado, a cargo de las constructoras

“6. Resultados.

6.1. Propiedades Ingenierales del Suelo.

El suelo estudiado está formado por tres (3) horizontes de suelo bien definidos, a saber: superficialmente se encuentra una capa de arcilla, de consistencia rígida, de plasticidad mediana, de compresibilidad media, y cambio potencial de volumen probablemente moderado, con espesores que van desde 0.50 mts. a 1.50 mts.; con excepción del aplique A3 donde la arcilla se presenta muy plástica, de compresibilidad alta y cambio potencial de volumen probablemente alto, color pardo.

Infrayacente se presenta una capa de arcillolita muy meteorizada, la que se recupera con cascajo, en delgadas láminas, de consistencia blanda (se deja excavar con herramientas manuales), al sumergirlas en agua se desintegra al instante en pequeñas partículas, las que presenta plasticidad, en el talud-aplique AT-1 tiene un espesor de 1.50 mts. De color crema con vetas marrón.

Bajo esta capa de arcillolita se encuentra una capa de arcillolita, meteorizada, de consistencia blanda, se recupera en partículas cuboides muy duras, de color marrón, al sumergirlas en agua se desintegra en pequeños fragmentos, los cuales no presentan plasticidad ni pierden su textura.

6.2. Riesgo sísmico.

El corregimiento de Lomitas, jurisdicción de Villa del Rosario, está situado al este de Cúcuta, se encuentra ubicado en la zona 6 o de alto riesgo sísmico, según el mapa de zonificación sísmica de Colombia.

Para evaluar los efectos locales de respuesta sísmica del suelo de fundación, éste se puede considerar como “S1 (b)”, esto es, perfil conformado por suelos arcillosos de consistencia dura y/o arenas de compacidad densa, con un espesor menor a 60 mts.

7. Consideraciones de fundación.

En la Urbanización Colinas de Vista Hermosa se proyecta construir viviendas de interés social de un nivel, la estructura está formada por muros portantes de concreto y cubierta en madera y teja de arcilla.

Aunque el suelo de fundación se considera de consistencia Rígida, las condiciones de plasticidad que presenta al adquirir humedad lo clasifican de plasticidad y compresibilidad mediana, con un cambio potencial de volumen probablemente moderado.

Teniendo en cuenta lo anterior se considera conveniente el uso de una losa de fundación rígida bajo los muros portantes con vigas de fundación.

“……………………………………………………………………………………………………………………………………………

9. Recomendaciones de fundación.

Se recomienda fundar mediante una losa de fundación, rígida bajo los muros portantes de carga, con vigas de fundación. La losa de fundación en concreto reforzado con malla electrosoldada, deberá tener un espesor mayor al de los muros de carga.

Se recomienda que la losa de fundación descanse sobre un sello de fundación en concreto pobre de por lo menos 5 cms. De espesor.

Las instalaciones sanitarias deberán proyectarse en tubería PVC con suficiente pendiente y alcance de tal forma que se eviten fugas de agua hacia el suelo de fundación” (fls. 179 a 204, cdno. 1. Negrillas y subrayado de la Sala).

Peritaje realizado por Rafael Segundo Ramírez Marín - Ingeniero Geólogo – y por Cesar Augusto Ortega – Tecnólogo - de la Corporación Autónoma Regional del Norte de Santander - Corponor

Se dispuso la práctica de un experticio con el fin de determinar las causas y soluciones de los daños materiales que se han presentado en los inmuebles de la Urbanización Colinas de Vista Hermosa del municipio de Villa del Rosario, se hicieron las siguientes observaciones:

1. La ubicación de la urbanización en una zona de ladera, requieren de unos criterios específicos de diseño, con base en estudios de suelos detallados.

2. Igualmente por su ubicación, se deben haber efectuado estudios geológicos y morfodinámicos del sector.

3. Las aguas lluvias en este tipo de suelos y subsuelos representan una amenaza ante eventuales procesos de remoción en masa, por lo cual, su tratamiento debe ser considerado durante las etapas de diseño y construcción.

4. Los daños estructurales de las viviendas y obras civiles complementarias (vías, andenes etc.) de la Urbanización Colinas de Vista Hermosa, deben ser abalizados en forma precisa para determinar causas. En este caso particular sería recomendable que se realizara un estudio patológico estructural, que nos permita determinar las causas que vienen originando estos inconvenientes.

5. De otra parte se debe analizar el funcionamiento de los sistemas hidráulicos y sanitarios del proyecto urbanístico para determinar si existen causas relacionadas con fugas, filtraciones o conexiones erradas que pueden estar afectando las estructuras de la urbanización y las obras civiles complementarias” (fl. 433, cdno. 1. Negrillas y subrayado de la Sala).

El anterior dictamen fue objeto de aclaración en relación con el origen de las fallas, al efecto el perito comentó lo siguiente:

El origen de las fallas está en la procedencia de las aguas que provocan los cambios en los contendidos de humedad de las arcillas que constituyen el suelo de fundación de las viviendas.

Esta agua puede ser interna (fugas en los sistemas hidráulicos, sanitarios o de aguas lluvias de las viviendas) o externas (aguas lluvias).

En la urbanización existen edificaciones que, a pesar de estar expuestas a la acción directa de las aguas lluvias y de estar ubicadas en las vecindades del terreno natural, no presentan fallas en los muros y, por el contrario, tienen un comportamiento estable, incluso no tienen sistema de cimentación programado, como es el caso del campamento.

“…………………………………………………………………………………………………………………………………………

Las anteriores evidencias permiten concluir que las aguas lluvias tienen muy poca incidencia en la actividad de los suelos de fundación, y por lo tanto, no constituyen el origen no son la causa primera de las fallas observadas en algunas viviendas de la Urbanización Colinas de Vista Hermosa. 

Por descarte, el origen de las fallas está en las aguas internas, es decir, aquellas que provienen de fugas en los sistemas hidráulicos y sanitarios” (fls. 565 a 567, cdno. 2. Negrillas y subrayado de la Sala).

Ante las anteriores consideraciones, el tribunal de instancia decidió ordenar la práctica de un nuevo peritaje a la Urbanización Colinas de Vista Hermosa, a través de auto de 19 de agosto del año 2004 (fl. 779, cdno. 3).

Concepto geotécnico emitido por la Universidad Francisco de Paula Santander

Del concepto se desprenden las siguientes conclusiones de carácter geológico y geotécnico:

“6.1. El material térreo sobre el cual descansa directamente la urbanización corresponde a arcillas plásticas de la formación león. Son sedimentos susceptibles a cambios de humedad con manifestación a alta variación volumétrica.

6.2. En el sitio se evidencian los fenómenos de erosionabilidad (hídrica y antrópica principalmente) y de cambio volumétrico de la arcilla (expansión al ganar humedad y contracción al perder humedad).

6.3. Existen indicadores que orientan la ocurrencia de deslizamiento reptacional (inclinación a favor de la pendiente de postes de luz, árboles, muros).

6.4. La discontinuidad dada a la geoforma por los costados este (anillo vial) y sur (Barrio Antonio Navarro); la sobrecarga que representa la propia Urbanización “Colinas de Viste Hermosa” sobre la ladera; la acción de aguas lluvias; el paralelismo entre la topografía estructural de la formación león y la topografía del relieve, son elementos que orientan al movimiento en descenso de la ladera.

6.5. Dada la configuración topográfica y el buzamiento de las láminas de arcilla de la formación León en el sector, a favor de la urbanización, no es favorable dejar grandes superficies de arcilla expuestas sin recubrimiento y sin encauzamiento de las aguas lluvias.

6.6. El problema causado es multicausal y en tal virtud requiere del concurso de especialistas en diferentes áreas (estructural, hidráulica, geotécnica)” (fls. 787 a 791, cdno. 3, negrillas y subrayado de la Sala).

Aclaración al concepto geotécnico emitido por la Universidad Francisco de Paula Santander

La universidad reitera las observaciones manifestadas en el primer informe emitido y además señaló:

“El sector “Colinas de Vista Hermosa”, de la ciudad de Cúcuta, se registran sedimentos microestratificados de arcilla (con presencia de minerales de arcilla) abigarrada y plástica, untuosos en estado húmedo y friables en estado seco, propios de la formación león.

“……………………………………………………………………………………………………………………………………………

El material térreo sobre el cual descansa directamente la urbanización corresponde a arcilla plásticas de la formación león. Son sedimentos susceptibles a cambio de humedad con manifestación de alta variación volumétrica.

“… los sedimentos bajo los cuales descansa la urbanización, corresponden a arcillas plásticas que experimentan variación volumétrica cuando ocurre modificación en el contenido de humedad.

Sin embargo es preciso señalar que:

Efectivamente, el comportamiento geomecánico de los materiales térreos ante solicitaciones externas, está influenciado por la presencia de agua.

La presencia del agua influye en forma distinta para los materiales térreos según sean estos gruesos o finos, friccionantes o cohesivos, plásticos o no plásticos.

La susceptibilidad a variación volumétrica de la masa por cambias de humedad es una de las características fundamentales de los suelos plásticos y no es propiedad que pueda generalizarse para todos los suelos.

La actividad expansiva de las arcillas es variable y depende del mineral de arcilla presente, entre otros factores”.

Resaltó el perito que:

“Se define reptación (“creep”) a un tipo de proceso gravitacional que implica un movimiento lento, gradual, descendente del suelo y la regolita, especialmente en terrenos inclinados.

Varias son las causas que pueden originar el fenómeno de reptación, una de tales causas es el clima alternante “expansión – contracción” del material de superficie asociado a los fenómenos de humectación y sequía. Las masas térreas inclinadas conformadas por arcillas plásticas (susceptibles a modificar el volumen por cambio de humedad) son propensos a experimentar fenómeno de reptación.

“……………………………………………………………………………………………………………………………………………

De conformidad con las observaciones tomadas en el sector del barrio Colinas de Vista Hermosa, en concepto de quien suscribe este documento, son evidenciables los indicadores que orientan la ocurrencia de un deslizamiento lento, superficial (reptación). El inconfinamiento (desconfinamiento artificial de la geoforma) por los costados sur y oriental del barrio, favorecen aún más el corrimiento lateral y pendiente debajo de la masa térrea inclinada. 

Indudablemente, el fenómeno de reptación ha sido parcialmente desacelerado por la pavimentación de las vías (disminuyendo la percolación directa del agua) y por la estructura de contención mixta (muro rigido – muro flexible) construida al pie de la ladera, sobre la margen occidental de la sección en cajón que conforma la calzada del anillo vial, y que delimita al barrio por el costado oriental. 

“………………………………………………………………………

En el sitio son evidenciables los siguientes aspectos que, a juicio de quien suscribe, sugieren una orientación de los corrimientos lentos y superficiales cuyas manifestaciones han sido enunciadas y son nuevamente relacionadas por asociación con el proceso geológico en posteriores líneas:

La geoforma inclinada (ladera) registra desconfinamiento artificial por los costados sur (acceso al barrio Navarro Wolf) y oriental (anillo vial). Así mismo, se observa inconfinamiento natural por el cosatado norte (línea de drenaje natural afectada por erosión en carcavamiento).

“…………………………………………………………………………

En concepto de la consultoría se observan los siguientes síntomas asociados a reptación (descenso lento de la masa térrea inclinada), fenómenos erosivos y movimientos volumétrico, tal y como se aprecia en el registro fotográfico anexo.

Manifestaciones de reptación

Abultamientos del muro en gaviones, agrietamientos del muro en concreto, desplazamiento lateral de elementos, árboles inclinados, percolación de lodos a través del muro de retención, separación de muros en viviendas afectadas.

Manifestación de procesos erosivos

Socavación bajo muros de cerramientos, sistema de surcos y carcavamientos, corrientes de lodo, desprendimientos de masa, desgaste de pavimentos.

Manifestación de variación volumétrica

Arqueo, inclinaciones y/o rotura de pisos en edificaciones afectadas, agrietamientos de muros, aplastamientos y/o rotura de conductos internos, corrimiento de techo-cubierta en edificaciones afectadas, ondulamiento de las vías de acceso”. (fls. 991 a 1001, cdno. 3. negrillas y subrayado de la Sala).

Informe de visita técnica a una vivienda de la urbanización rendido por el comité regional para la prevención y atención de desastres (Crepad)

Muestra que en la visita técnica realizada a una vivienda de la urbanización, presenta en su totalidad, problemas de agrietamiento en las paredes y fisuras a 45°, exteriorizando falla total cortante.

Infiere que la vivienda esta edificada sobre un suelo que es deficiente para la construcción (arcillas).

Advierte que “ante una temporada de invierno prolongado o un movimiento telúrico, la vivienda puede colapsar generando perdidas tanto materiales como humanas”.

Termina concluyendo:

“La vivienda en las condiciones en que se encuentra no garantiza la seguridad de sus moradores, afectando la calidad de vida de cada uno de estos y vulnerando el derecho a tener una vivienda digna. Por lo tanto, se recomienda hacer una reestructuración de la vivienda en sus totalidad ó el desalojo definitivo si el problema de agrietamiento y hundimiento sigue avanzando” (fls. 1149 a 1153, cdno. 3. negrillas y subrayado de la Sala).

En el acta de la inspección ocular de la subdirección de vías e infraestructuras del municipio de Villa del Rosario, se dejó constancia que la vivienda de la señora Nelly Yánez Rangel no cuenta con cimentación adecuada para este tipo de suelos y demás elementos estructurales. Los problemas que presenta con causa del terreno ya que son arcilla expansivas, en estas condiciones no garantiza la seguridad para los que en ella habitan, es posible que ante un fuerte invierno o un sismo de escale menor esto provocaría el desplome de la vivienda (fl. 1156, cdno. 3).

Informe de visita preliminar Urbanización Colinas de Vista Hermosa Lomitas – Villa del Rosario elaborado por Ingeominas

Del informe se extraen las siguientes conclusiones (fls. 1164 y 1165, cdno. 3):

a) Se presenta un fenómeno de remoción de masas, el cual está afectando las viviendas e infraestructura asociada al lugar. 

b) El estado actual de las viviendas afectadas, representa un riesgo inminente que puede afectar la integridad física de las personas que allí residen y comprometer sus bienes. 

c) Se deben tomar medidas tendientes a prevenir cualquier incidente que comprometa la vida de los moradores del sector. Especial cuidado se debe tener con el muro que separa la urbanización del barrio de invasión, el cual debe ser demolido en forma inmediata. 

En este contexto, a la Sala no le cabe duda el estado en que se encuentran las viviendas de la Urbanización Colinas de Vista Hermosa, lo cual representa un problema para sus habitantes no sólo en relación con sus bienes y enseres sino con el riesgo que se está presentando en su propia vida.

Es de anotar que según el extenso material probatorio la ubicación de la urbanización coincide con una zona de ladera y que el material térreo sobre el cual reposa corresponde a arcillas plásticas susceptibles a cambios de humedad con manifestación a alta variación volumétrica, razón por la cual requería de unos criterios específicos de diseño, con base en estudios de suelos detallados, lo cuales y como bien lo consideró el a quo no fueron realizados por las constructoras.

La zona cuenta con rasgos erosivos con geometría de surco cárcava, ocasionada principalmente por acción hídrica, observándose en particular la intensificación de ella por el cambio en los drenajes naturales de la zona.

El área de influencia de los predios sobre los cuales se emplazan los tanques de almacenamiento de agua, muestran puntos de alta vulnerabilidad por amenaza erosiva. La pendiente de algunas zonas de tierra acondicionadas por remoción, buscan la urbanización direccionando las aguas de escorrentía y favoreciendo el efecto erosivo que éstas realizan a su paso.

En particular, se corroboró que se ha intensificado la erosión lateral y de fondo de los canales naturales por el cambio en los drenajes naturales del sector, producto de la acción antrópica y la construcción de las viviendas.

De acuerdo con los dictámenes practicados era recomendable para este tipo de suelos colocar losas de cimentación rígida bajo los muros portantes de carga, con vigas y que las mismas debían tener un espesor mayor al de los muros de carga.

Por la ubicación de la urbanización en una zona de ladera como se comentó líneas atrás, la misma requería de unos criterios específicos de diseño, con estudios de suelos minuciosos. Igualmente, se debieron haber efectuado estudios geológicos y morfodinámicos del sector.

Incluso, según el estudio de suelo contratado por las constructoras, el corregimiento de las Lomitas se encuentra ubicado en la zona 6 de alto riesgo sísmico, según mapa de zonificación, ahondando la problemática de la población del lugar.

Se concluyó que el origen de las fallas es multicausal, pero que en especial se origina en la procedencia de las aguas que provocan los cambios en los contendidos de humedad de las arcillas que constituyen el suelo de las viviendas.

Se aseveró que las aguas lluvias en este tipo de suelos y subsuelos representan una amenaza ante eventuales procesos de remoción en masa, por lo cual y del mismo modo, su tratamiento debió ser considerado durante las etapas de diseño y construcción; en virtud de tal circunstancias, era natural que en el sitio se evidenciaran los fenómenos de erosionabilidad y de cambio volumétrico de la arcilla, demostrándose que las constructoras no tuvieron en cuenta las condiciones especiales en las que se encontraba el terreno, reafirmando la responsabilidad de las mismas en tal sentido, como lo dispuso la sentencia de primera instancia.

Ahora, las empresas anotan que los trabajos ejecutados por los propietarios de algunas viviendas de manera individual, inconsulta y antitécnica, afectaron sus unidades habitacionales y la de terceros, sobre el particular la Sala estima que se vislumbran algunas acciones de los habitantes ante los daños estructurales a los que se enfrentaban, pero que éstos se realizaron con posterioridad a la edificación de las mismas, por lo que, en principio, no se puede manifestar que haya sido la causa eficiente para las consecuencias que se presentan. Aunado a lo anterior, las constructoras no allegaron el material probatorio para concluir lo contrario.

De otro lado, resulta importante advertir que existen indicadores que orientan la ocurrencia de un deslizamiento reptacional (inclinación a favor de la pendiente).

Ciertamente, del dictamen pericial antes transcrito se desprende que en la urbanización plurimencionada son evidenciables los elementos que muestran la ocurrencia de un deslizamiento lento y superficial, el cual ha sido desacelerado por la pavimentación de las vías y por la estructura de contención mixta construida al pie de la ladera.

Se informó que existe una sobrecarga que representa la propia Urbanización “Colinas de Vista Hermosa” sobre la ladera, además la acción de aguas lluvias, el paralelismo entre la topografía estructural de la formación león y la topografía del relieve, son elementos que orientan al movimiento en descenso de la ladera en el lugar.

No quiere decir lo anterior que la zona no podía ser habitada, sino que debido a las características propias del terreno se debían cumplir ciertas recomendaciones para realizar construcciones de óptima calidad, contrario a lo ocurrido en el sub lite, toda vez que en la actualidad se están presentando graves fallos estructurales en las mismas.

Si bien es cierto que se requieren estudios más detallados, también lo es que como bien lo precisó el representante de Ingeominas, ellos deben servir de complemento a los actuales, que resultan ser muy reveladores de las condiciones del terreno, de las viviendas y del peligro en que se encuentra la población.

Por todo lo anterior y de acuerdo con el reporte de la visita técnica realizada por el Comité Regional para la Prevención y Atención de Desastres, las viviendas en las condiciones en que se encuentran no garantizan la seguridad de sus moradores, encontrándose comprometida la integridad física de las personas que allí residen y sus bienes.

En estas condiciones, la Sala en coherencia con lo expuesto por el juez de instancia, considera que en el caso concreto se están vulnerando los derechos colectivos a la seguridad, a la prevención de desastres previsibles técnicamente y a la realización de las construcciones, edificaciones y desarrollos urbanos respetando las disposiciones jurídicas de manera ordenada y dando prevalencia al beneficio de la calidad de vida de los habitantes, en razón a que las viviendas construidas en la Urbanización Colinas de Vista Hermosa se encuentran en riesgo de derrumbarse.

Así pues, se configuran los presupuestos sustanciales para que sea procedente la acción popular, teniendo en cuenta que las constructoras cimentaron sin tener en cuenta los parámetros de construcción específicos que requiere un terreno de riesgo y más aun cuando la alcaldía municipal omitió ejercer el control sobre la ejecución de obras y la concesión de licencias de construcción.

Ahora bien, las constructoras pretenden que se les exonere de responsabilidad por cuanto estiman que su actuación estuvo avalada por las autoridades municipales, toda vez que al haberse aprobado el proyecto de construcción y conceder la licencia, les hizo entender que las mismas cumplieron con los requisitos de ley.

Justamente, los recurrentes señalaron que los efectos de la responsabilidad deben recaer sobre el municipio, en el mismo sentido se pronunció el actor al manifestar que debe ser responsable en forma solidaria por cuanto obró negligentemente al omitir control sobre las empresas constructoras.

Al respecto cabe resaltar que:

A nivel local es al municipio a quien le compete reglamentar el uso del suelo, sin perjuicio del control efectivo que debe ejercer para prever o evitar la ocurrencia de asentamientos humanos, mucho menos en zonas de alto riesgo, aunado al hecho de que al tenor de lo dispuesto en el artículo 3º de la Ley 136 de 1994, dentro de sus funciones está la de solucionar las necesidades insatisfechas de vivienda de sus habitantes.

Debe precisarse entonces que a las autoridades del Estado les corresponde promover las acciones necesarias para garantizar la vida e integridad de los residentes en Colombia (C.P., art. 2º), y para tal fin, deben prevenir la ocurrencia de situaciones que amenacen o pongan en peligro esos derechos, como es precisamente lo que ocurre en el sub lite, derivado de fallas en la ejecución de un proyecto urbanístico.

Entonces, de la anterior disposición constitucional se desprende el deber general de actuación que obliga a todas las autoridades del Estado, sin importar el nivel, y el cual se encuentra dirigido a impedir que se concreten amenazas o se produzcan vulneraciones a los derechos de la población.

Como bien lo expresa la jurisprudencia constitucional(1), ese deber genérico ha sido concretado en distintos preceptos de carácter legal, de manera específica y en relación con la materia que nos ocupa, la Ley 715 de 2001 dispuso en su artículo 76 lo siguiente:

“ART. 76.—Competencias del municipio en otros sectores. Además de las establecidas en la Constitución y en otras disposiciones, corresponde a los municipios, directa o indirectamente, con recursos propios, del sistema general de participaciones u otros recursos, promover, financiar o cofinanciar proyectos de interés municipal y en especial ejercer las siguientes competencias:

“………………………………………………………………………………………………………………………………

“76.9. En prevención y atención de desastres:

Los municipios con la cofinanciación de la Nación y los departamentos podrán:

76.9.1. Prevenir y atender los desastres en su jurisdicción.

76.9.2. Adecuar las áreas urbanas y rurales en zonas de alto riesgo y reubicación de asentamientos”.

De manera más específica el artículo 62 del Decreto-Ley 919 de 1989 “Por el cual se organiza el sistema nacional para la prevención y atención de desastres y se dictan otras disposiciones”, en su literal h) señala entra las funciones que corresponde a las entidades territoriales la de “atender las recomendaciones que en materia de prevención, atención y rehabilitación les formulen los comités regionales y locales”.

Las anteriores normas se complementan con los diferentes mandatos contenidos en la Ley 388 de 1997(2) los cuales destacan la importancia de la prevención de desastres dentro de la planeación del ordenamiento territorial municipal.

El artículo 1º señala entre los objetivos de la Ley el establecimiento de los mecanismos que permitan al municipio, en ejercicio de su autonomía, promover el ordenamiento de su territorio, el uso equitativo y racional del suelo, la preservación y defensa del patrimonio ecológico y cultural localizado en su ámbito territorial y la prevención de desastres en asentamientos de alto riesgo, así como la ejecución de acciones urbanísticas eficientes; garantizar que la utilización del suelo por parte de sus propietarios se ajuste a la función social de la propiedad y permita hacer efectivos los derechos constitucionales a la vivienda y a los servicios públicos domiciliarios, y velar por la creación y la defensa del espacio público, así como por la protección del medio ambiente y la prevención de desastres; promover la armoniosa concurrencia de la Nación, las entidades territoriales, las autoridades ambientales y las instancias y autoridades administrativas y de planificación, en el cumplimiento de las obligaciones constitucionales y legales que prescriben al Estado el ordenamiento del territorio, para lograr el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes.

Por su parte, el artículo 8º establece que la función pública del ordenamiento del territorio municipal o distrital se ejerce mediante la acción urbanística de las entidades distritales y municipales, referida a las decisiones administrativas y a las actuaciones urbanísticas que les son propias, relacionadas con el ordenamiento del territorio y la intervención en los usos del suelo y menciona entre las acciones urbanísticas “localizar las áreas críticas de recuperación y control para la prevención de desastres, así como las áreas con fines de conservación y recuperación paisajística”.

En el mismo sentido el artículo 10 supra prescribe que “en la elaboración y adopción de sus planes de ordenamiento territorial los municipios y distritos deberán tener en cuenta como determinantes, que constituyen normas de superior jerarquía las políticas, directrices y regulaciones sobre prevención de amenazas y riesgos naturales, el señalamiento y localización de las áreas de riesgo para asentamientos humanos, así como las estrategias de manejo de zonas expuestas a amenazas y riesgos naturales”.

Incluso, se tiene que conforme a lo dispuesto en el artículo 54 del Decreto 1600 de 2005, corresponde a los alcaldes municipales o distritales directamente o por conducto de sus agentes, ejercer la vigilancia y control durante la ejecución de las obras, con el fin de asegurar el cumplimiento de las licencias urbanísticas y de las normas contenidas en el plan de ordenamiento territorial, sin perjuicio de las facultades atribuidas a los funcionarios del Ministerio Público y de las veedurías en defensa tanto del orden jurídico.

También el ordenamiento jurídico le defiere la facultad a los municipios de ejecutar acciones de reubicación, tal y como se desprende del contenido del artículo 56 de la Ley 9ª de 1989, mediante el cual se confirieron atribuciones a los alcaldes para realizar un inventario de los asentamientos humanos que presenten altos riesgos para sus habitantes en razón a su ubicación en sitios sujetos a derrumbes o deslizamientos, facultándolos para que tomen las medidas administrativas en orden a que las viviendas sean desocupadas, y señalando los mecanismos para la reubicación de los habitantes en sitios seguros.

La normativa es del siguiente tenor:

“ART. 56.—Los alcaldes y el intendente de San Andrés y Providencia procederán a levantar, en el término máximo de seis (6) meses contados a partir de la vigencia de la presente ley, un inventario de los asentamientos humanos que presenten altos riesgos para sus habitantes en razón a su ubicación en sitios anegadizos, o sujetos a derrumbes y deslizamientos, o que de otra forma presenten condiciones insalubres para la vivienda, y reubicarán a estos habitantes en zonas apropiadas, con la participación del instituto de crédito territorial. Además, tomarán todas las medidas y precauciones necesarias para que el inmueble desocupado no vuelva a ser usado para vivienda humana.

“Se podrán adquirir los inmuebles y mejoras de las personas a ser reubicadas, mediante enajenación voluntaria directa o mediante expropiación en los términos de la presente ley. Cuando se trata de una enajenación voluntaria directa, se podrá prescindir de las inscripciones en el folio de matrícula inmobiliaria de que trata el artículo 13 de esta ley. Los inmuebles y mejoras así adquiridos podrán ser recibidos en pago de los inmuebles donde fueren reubicados los habitantes. Adquirido el inmueble, pasará a ser un bien de uso público bajo la administración de la entidad que lo adquirió.

“Si los habitantes de inmuebles ubicados en sitios de alto riesgo rehúsan abandonar el sitio, corresponderá al alcalde o al Intendente de San Andrés y Providencia ordenar la desocupación con el concurso de las autoridades de policía, y la demolición de las edificaciones afectadas. Esta orden se considerará, para todos los efectos, como una orden policiva en los términos del Código Nacional de Policía.

“Las multas de que trata el numeral 9º del artículo 2º del Decreto-Ley 78 de 1987 ingresarán al tesoro de la entidad que las hubiere impuesto y se destinarán para financiar los programas de reubicación de los habitantes en zonas de alto riesgo.

“Las autoridades que incumplieren las obligaciones que se les impone en el presente artículo incurrirán en el delito de prevaricato por omisión previsto en el artículo 150 del Código Penal, sin que respecto de ellos proceda el beneficio de excarcelación”.

Así pues, los entes municipales cuentan con sendas competencias específicas en la prevención y atención de desastres, las cuales pueden ser financiadas con recursos propios, del sistema general de participaciones o de otros recursos. Estas competencias no se limitan a las zonas de alto riesgo ni se agotan con la reubicación de asentamientos(3).

En efecto, es claro que el municipio cuenta con los mecanismos para procurar la reubicación en zonas apropiadas de los habitantes de los predios que hacen parte de desarrollos urbanos localizados en zonas propensas a derrumbes o deslizamientos, como es precisamente el caso de las viviendas de la Urbanización Colinas de Vista Hermosa, las cuales se encuentran expuestas a un riesgo ante el deterioro de sus estructuras.

Bajo el anterior contexto, la Sala confirmará la decisión del a quo en el sentido de proteger los derechos e intereses colectivos de la comunidad de la referida urbanización, pero modificará lo relacionado con la responsabilidad del municipio de Villa del Rosario a quien le correspondía ejercer el control sobre la ejecución de las obras, además de las competencias en materia de prevención y atención de desastres.

B. Extinción de las garantías hipotecarias

En relación con la extinción de las garantías hipotecarias ordenadas por el Tribunal, las entidades financieras Granbanco y Colpatria, solicitan revocar tal decisión.

Sobre el particular, la Sala recuerda que esta corporación ya se ha pronunciado en reiteradas oportunidades, concluyendo que el juez de la acción popular sólo debe resolver sobre la violación de los derechos colectivos invocados, sin dirimir, en modo alguno, derechos subjetivos como las reclamaciones económicas, resaltando, por lo demás, la improcedencia de dicha acción para obtener la extinción de los contratos de hipotecas.

En efecto, mediante sentencia proferida el 12 de noviembre de 2009(4) la Sección Primera resolvió la apelación interpuesta contra la sentencia dictada por el Tribunal Administrativo del Atlántico dentro de la AP-08001-23-31-000-2002-01193-02, en un caso parecido, relacionado con el derrumbe del Conjunto Residencial Privilegios, donde fungen como demandados la Sociedad Proyectos Barranquilla Ltda., el Distrito de Barranquilla, y los Bancos AV Villas, Conavi S.A., y Ganadero BBVA.

En ese proceso la Sala, si bien confirmó el amparo de los derechos colectivos dispuesto por el a quo y el mandato de protección y restablecimiento de los mismos impartido al Distrito de Barranquilla y a la Sociedad Proyectos Barranquilla Ltda., revocó la orden para que, una vez corregidas las falencias de los inmuebles y se superara el riesgo, las entidades bancarias reestructuraran las deudas. Tal decisión la sustentó así:

“9. De otra parte, en cuanto tiene que ver con la orden señalada en el numeral 4º(5) de la parte resolutiva del fallo apelado y de conformidad con lo señalado por el apoderado judicial de la entidad bancaria Banco Comercial AV Villas, apelante en la acción popular de la referencia, la Sala advierte lo siguiente:

9.1. Es claro que mediante la acción popular se busca la protección de derechos e intereses colectivos, es decir que los conflictos jurídicos que versen sobre derechos particulares, subjetivos se resolverán mediante el empleo de los correspondientes mecanismos establecidos para el efecto y aquellos que busquen la protección de los derechos e intereses colectivos se dirimirán mediante el ejercicio de la acción popular. Ahora bien, los jueces que resuelvan los conflictos jurídicos originados en derechos particulares subjetivos, no podrán involucrar en la misma sentencia que los resuelva, la decisión de proteger derechos e intereses colectivos y, a la inversa, el juez de la acción popular, en modo alguno, podrá pronunciarse respecto de pretensiones que resuelven sobre derechos particulares, subjetivos, como lo que ocurre en este caso, toda vez que las entidades bancarias no participaron en la construcción, ni en la elaboración de los estudios técnicos de la obra, ni mucho menos en el otorgamiento de la licencia para la construcción del Conjunto Residencial Privilegios en la ciudad de Barranquilla, pues el fin de los establecimientos de crédito, no es otro, que la captación en moneda legal de recursos del público, en depósitos, a la vista o a término, para colocarlos nuevamente a través de préstamos, descuentos, anticipos u otras operaciones activas de crédito, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 2º del estatuto financiero, modificado por el artículo 54 de la Ley 454 de 1998.

9.2. En ese orden de ideas, la Sala advierte que si bien es cierto que conforme a los hechos planteados en la demanda y en las contestaciones de las mismas, como consecuencia de la ejecución de los diferentes contratos de préstamo crediticio celebrado entre los demandantes, y las entidades bancarias, han surgido discrepancias por el no pago de los créditos ocasionados por el mal estado de los bloques 1 y 2 del Conjunto Residencial Privilegios, también lo es, que para la solución de esas diferencias evidentemente existen mecanismos judiciales previstos en la ley, que en manera alguna, puede ser resuelto por el juez de la acción popular, pues no es quien se debe pronunciar respecto de esas controversias de naturaleza contractual, surgidas entre las entidades bancarias y el particular, sino que, independientemente de ello, se debe pronunciar respecto de la posible vulneración o amenaza de los derechos e intereses colectivos.

En orden a lo anterior, para la Sala es evidente que el tribunal se equivocó a lo ordenado en el numeral 4° de la parte resolutiva del fallo apelado pues se repite, el juez de la acción popular sólo debe pronunciarse sobre la violación de los derechos colectivos invocados, sin dirimir, en modo alguno, derechos subjetivos como las reclamaciones de contenido económico que tengan los particulares y las entidades bancarias. Por tal motivo, el numeral 4° de la parte resolutiva del fallo apelado será revocado y en todo lo demás se confirmará”.

Así mismo, en sentencia proferida el 15 de octubre de 2009(6) dentro de la AP-2002-01021-02, en la cual figura como demanda Granahorrar, dispuso lo siguiente:

“4.2. Improcedencia de la acción popular para obtener la extinción de los contratos de hipotecas y el cambio de la estratificación.

siguiendo la jurisprudencia, la Sala se abstendrá de pronunciar sobre la pretensión de extinguir los contratos de hipoteca y de realizar el cambio de la estratificación de las viviendas objeto de debate. En ocasiones anteriores la Sala ha dejado claramente definido que la pretensión encaminada a obtener beneficios económicos es ajena al objeto de la acción popular, pues en el fondo persigue la indemnización o reparación de un daño causado por una relación contractual preexistente. La competencia del juez de la acción popular se contrae a determinar si existió o no vulneración a derechos e intereses colectivos para —en su caso— impartir las órdenes necesarias para evitar el daño contingente, hacer cesar el peligro, amenaza, vulneración o agravio, o restituir las cosas a su estado anterior, de ser posible”.

Incluso, unificando la posición de la Sección Primera, en sentencia del 26 de noviembre de 2009(7), esta corporación consideró:

“De lo expuesto resulta evidente que el criterio de la Sección Primera del Consejo de Estado, sobre el asunto bajo estudio, difiere del plasmado por la Sección Segunda de la misma corporación al resolver en el año 2003 la apelación interpuesta contra la sentencia proferida dentro de la AP-2000-00028, en el caso de la mayoría de los compradores de las soluciones de viviendas del centro urbanístico El Trigal del Sur, acogido en el fallo cuya apelación ahora se resuelve.

Por tanto y siguiendo las anteriores decisiones, modificará la decisión del juez instancia en relación con la extinción de las obligaciones hipotecarias constituidas a favor de Colpatria y Granbanco prevista en el numeral 7º de la parte resolutiva del fallo apelado, pero confirmando que en cuanto a la vulneración de los derechos e intereses colectivos no se deduce responsabilidad alguna.

Finalmente, también se modificará lo relacionado con el incentivo económico reconocido a favor del actor, en cuanto la Sala estima que son suficientes la suma de diez (10) salarios mínimos legales vigentes, ordenándose, por lo demás, que el mismo sea cancelado por todos los responsables.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. MODIFÍCANSE los numerales 2º, 4º, 5º, 7º y 9º de la sentencia apelada, esto es, la de 30 de junio de 2006, proferida por el Tribunal Administrativo del Norte de Santander, los cuales quedarán así:

“SEGUNDO. Declarar de oficio probada la excepción de falta de legitimación por pasiva respecto del Departamento de Norte de Santander, en consecuencia no se deduce responsabilidad a dicho ente territorial”.

“CUARTO. Para proteger sus derechos señalados se dispone que las constructoras Gilpa Ltda y Herpa LTDA. y el Alcalde del municipio de Villa del Rosario, con la coordinación del Comité de Prevención de Desastres del municipio de Villa del Rosario, implementen las medidas necesarias con el fin de lograr una nueva ubicación de las viviendas de los habitantes de la urbanización “Colinas de Vista Hermosa”, de manera concertada con este último. Esta nueva ubicación deberá hacerse previa la planeación de las condiciones técnicas y del medio ambiente necesario y adecuado, para el manejo de las condiciones geotécnicas del suelo, las aguas, etc. de acuerdo a la zona en que se haga efectiva la nueva ubicación. Estas actividades y órdenes se ejecutaran de manera inmediata”.

“QUINTO. Como consecuencia del amparo de los derechos e intereses colectivos SE ORDENA a las Constructoras Gilpa Ltda. y Herpa Ltda. y al municipio de de Villa del Rosario, proceder a hacer la reubicación definitiva de las viviendas de los habitantes de la Urbanización “Colinas de Vista Hermosa” en forma gradual, dentro de un plazo que no excederá de los dos (2) años siguientes a la ejecutoria de esta providencia, para lo cual se observará el nivel de riesgo que presenten estas, dando prelación para hacer la nueva ubicación a aquellos demandantes que ocupan viviendas cuyo peligro o amenaza a sus vidas sea más inminente y cuya reubicación deberá hacerse dentro del primer año, prosiguiendo con aquellos que habitan unidades en menor nivel de riesgo. Para establecer el nivel de riesgo se tendrá en cuenta el informe rendido por profesionales de la Universidad Francisco de Paula Santander visto a folio 786 y siguientes del principal.

SÉPTIMO. No deducir responsabilidad a los bancos Colpatria Red Multibanca y Granbanco S.A. por razón de los hechos que acusaron la lesión de los derechos colectivos aquí examinados.

NOVENO. Fijar en diez (10) salarios mínimos mensuales legales vigentes, el incentivo a que tiene derecho la Defensoría del Pueblo – Regional Norte de Santander en condición de accionante, en la presente acción popular con cargo a las Constructoras Herpa Ltda, Gilpa Ltda. y al municipio de Villa del Rosario. Dicho incentivo se destinará al Fondo de Defensa de Intereses Colectivos, por tratarse de que la accionante es una entidad pública.

2. CONFÍRMASE en lo demás la providencia apelada, por las razones expuestas en la parte motiva.

3. En atención al escrito visible a folio 1848 del expediente, COMUNÍQUESE esta decisión al Juzgado Primero Promiscuo Municipal de Villa del Rosario -Departamento de Norte de Santander.

4. En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 80 de la Ley 472 de 1998, REMÍTASE copia auténtica de ésta decisión a la Defensoría del Pueblo.

5. Ejecutoriado este proveído, DEVUÉLVASE el expediente al tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

Se deja constancia que la anterior providencia fue leída, discutida y aprobada por la Sala en la sesión del día 16 de diciembre de 2010».

 

(1) Corte Constitucional. Sentencia del 23 de marzo de 2010. Rad.: T-199/10. Magistrado Ponente: Dr. Humberto Antonio Sierra Porto.

(2) Por la cual se modifica la Ley 9ª de 1989, y la Ley 3ª de 1991 y se dictan otras disposiciones.

(3) Corte Constitucional. Sentencia del 23 de marzo de 2010. Rad.: T-199/10. Magistrado Ponente: Dr. Humberto Antonio Sierra Porto.

(4) Consejo de Estado. Sala de lo Contencioso Administrativo. Sección Primera. Consejero Ponente Dr. Rafael E. Ostau de Lafont Pianeta. Actores: Alirio Barbosa y otros.

(5) CUARTO: Las Entidades Bancarias AV Villas, antes Corporación de Ahorro y Vivienda Ahorramás, la Corporación Nacional de Ahorro y Vivienda Conavi, hoy Conavi Banco Comercial y de Ahorro S.A. y al Banco Ganadero S.A., una vez se corrijan las falencias según lo dictaminado en los informes técnicos aludidos en precedencia y los apartamentos puedan ser habitados sin riesgos de ninguna índole, deberán reestructurar las deudas tanto en el plazo como en las cuotas mensuales, de conformidad a los parámetros legales”.

(6) Consejo de Estado. Sala de lo Contencioso Administrativo. Sección Primera. Consejera Ponente: Dra. María Claudia Rojas Lasso. Actores: Rodolfo Gutiérrez Rico y otro. Demandados: Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR, municipio de Soacha, Covitotal Ltda., Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Santa Ana ESP., Secretaría de Salud de Cundinamarca y el Banco Granahorrar.

(7) Consejo de Estado. Sala de lo Contencioso Administrativo. Sección Primera. Consejero Ponente: Dr. Marco Antonio Velilla Moreno. Rad. 00035. Actor: Ligia Elena Pinto de Murcia y otros.