Sentencia 2002-01525 de abril 7 de 2015

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

SUBSECCIÓN B

Consejera Ponente:

DRA. Sandra Lisset Ibarra Vélez

Bogotá D.C., siete (7) de abril de dos mil dieciséis (2016)

Proceso Nº: 150013133004 2002 01525 01 (1882 - 2015)

Demandante: Luz Marina Romero

Demandado: Departamento de Boyacá

Tema: Decreto 01 de 1984

Asunto: Resuelve recurso de súplica contra el auto que declaró bien negado el recurso extraordinario de unificación de jurisprudencia

EXTRACTO: «CONSIDERACIONES

Competencia.

La Sala es competente para conocer el recurso de súplica que presenta la parte demandante contra el auto de 9 de julio de 2015, por medio del cual se estimó bien denegado el recurso extraordinario de unificación de jurisprudencia, de conformidad con lo previsto por el artículo 246 de la Ley 1437 de 2011 que dice:

“ART. 246.—Súplica. El recurso de súplica procede contra los autos que por su naturaleza serían apelables, dictados por el magistrado ponente en el curso de la segunda o única instancia o durante el trámite de la apelación de un auto. También procede contra el auto que rechaza o declara desierta la apelación o el recurso extraordinario.

Este recurso deberá interponerse dentro de los tres (3) días siguientes a la notificación del auto, en escrito dirigido a la Sala de que forma parte el ponente, con la expresión de las razones en que se funda

El escrito se agregará al expediente y se mantendrá en la Secretaría por dos (2) días a disposición de la parte contraria; vencido el traslado, el secretario pasará el expediente al despacho del magistrado que sigue en turno al que dictó la providencia, quien será el ponente para resolverlo ante la Sala, sección o subsección. Contra lo decidido no procederá recurso alguno”.

Procedencia.

El mismo artículo 246 de la Ley 1437 de 2011 señala que el recurso de súplica procede contra los autos que por su naturaleza fueren apelables, dictados por el magistrado ponente en el curso de la segunda o única instancia o durante el trámite de la apelación de un auto. También procede contra el auto que rechaza o declara desierta la apelación o el recurso extraordinario.

Trámite.

En lo que se refiere al trámite que se debe surtir con el recurso de súplica, el mismo artículo citado en precedencia señala que el escrito respectivo se debe agregar al expediente y mantenerse en la secretaría por el término de dos (2) días para que la otra parte lo conozca y tenga la oportunidad de manifestarse respecto de su contenido y pretensiones.

Además, una vez que el traslado se vence, el secretario debe pasar el expediente al despacho del Magistrado que sigue en turno del que dictó la providencia, quien será el ponente para resolverlo y contra lo decidido no procede ningún recurso.

Problema jurídico.

De acuerdo con las pretensiones del recurso de súplica que presenta la parte demandante contra el auto de 9 de julio de 2015, por medio del cual se estimó bien denegado el recurso extraordinario de unificación de jurisprudencia, el problema jurídico a resolver se contrae a determinar si contra esa decisión es procedente el recurso de súplica, de conformidad con lo regulado por el artículo 246 de la Ley 1437 de 2011.

La normativa que regula el recurso de súplica.

El artículo 246 de la Ley 1437 de 2011 citado y transcrito en precedencia señala que el recurso de súplica es procedente contra los autos que por su naturaleza se pueden apelar y que sean dictados por el magistrado ponente en el curso de la segunda o única instancia o durante el trámite de la apelación de un auto. Agrega la norma que también procede contra el auto que rechaza o declara desierta la apelación o el recurso extraordinario.

Solución del asunto.

El recurso ordinario de súplica regulado por el artículo 246 de la Ley 1437 de 2011 tiene por objeto la revocatoria o modificación de la providencia impugnada. Dicho recurso está limitado a determinadas decisiones ya sea que se profieran por los tribunales administrativos o por el Consejo de Estado.

Conforme a la normativa señalada, el recurso de súplica procede contra los autos que por su naturaleza sean apelables que se profieran en el curso de la segunda o única instancia o durante el trámite de la apelación de un auto. Igualmente procede contra el auto que rechaza o declara desierta la apelación o el recurso extraordinario. Es decir, la formulación de este recurso persigue que una decisión suscrita por el magistrado director del proceso sea conocida por los demás integrantes de la Sala con la finalidad de que se revoque o se modifique en aquellos aspectos en los cuales las partes puedan tener inconformidad.

De acuerdo con el artículo 246 de la Ley 1437 de 2011, es condición o requisito sine qua non que el auto suplicado sea proferido por el magistrado ponente, esto quiere decir, entonces, que si la providencia impugnada fue expedida o suscrita por los integrantes de la Sala, no tiene vocación de ser controvertida a través del recurso de súplica, pues, la norma solo previó como susceptibles de este recurso a los autos interlocutorios que fuesen proferidos por el ponente.

Hechas las anteriores precisiones, en el caso concreto el auto objeto del recurso de súplica lo profirió el consejero ponente a quien le correspondió el conocimiento del proceso y con la providencia objeto del recurso de súplica, se estimó bien rechazado el recurso extraordinario de unificación de jurisprudencia.

Ahora bien, en el sub lite, si bien es cierto que el auto de 9 de julio de 2015 es interlocutorio proferido en segunda instancia también lo es que ese auto no es susceptible del recurso de apelación por cuanto no está previsto como apelable en el artículo 243 de la Ley 1437 de 2011, por tanto, no ocurre el supuesto de hecho del artículo 246 ibídem, esto es, que sea una providencia susceptible del recurso de apelación proferido por el magistrado ponente en el curso de la segunda o de la única instancia o durante el trámite de la apelación de un auto.

En virtud de lo anterior, el recurso de súplica que presenta la apoderada de la demandante contra el auto de 9 de julio de 2015, se rechazará por improcedente, de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 246 del Código Contencioso Administrativo.

Por lo anteriormente expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección “B”,

RESUELVE

1. RECHAZAR, por improcedente, el recurso de súplica que presentó la apoderada de la demandante LUZ MARINA ROMERO, de acuerdo con las consideraciones expuestas en la parte motiva de esta providencia.

2. Por la secretaría de la Sección Segunda de la corporación devuélvase el proceso al despacho de origen, y déjense las constancias de rigor.

Aprobado en la sesión de la fecha

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

Consejeros: Sandra Lisset Ibarra Vélez—Carmelo Perdomo Cuéter.