Sentencia 2002-04187/19587 de mayo 19 de 2016

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCION CUARTA

Consejero ponente:

Dr. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas

Rad.: 05001-23-31-000-2002-04187-01(19587)

Actor: Asfaltadora Colombia Ltda.

Demandado: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales - Dian

Bogotá D.C., diecinueve de mayo de dos mil dieciséis.

Extractos: «3. Consideraciones de la Sala.

En los términos del recurso de apelación interpuesto por la DIAN, la Sala decide sobre la nulidad de la Resolución 02018 del 22 de mayo de 2001, mediante la que la Administración ordenó devolver un saldo a favor de Asfaltadora Colombia Ltda. y rechazó el reconocimiento de intereses de mora, y de la Resolución 0000 21 del 10 de mayo de 2001, que la confirmó.

En concreto, la Sala debe decidir si procede el pago de los intereses legales del 6 % anual, ordenados por el tribunal, sobre la suma que fue reconocida a favor de la demandante y devuelta por la DIAN.

3.1. Hechos probados.

Para decidir se tienen como relevantes y ciertos los siguientes hechos:

1. El 21 de noviembre de 1997, Asfaltadora Colombia Ltda. presentó la declaración del impuesto sobre las ventas correspondiente al quinto bimestre del año 1997, en la que registró un saldo a pagar de $16.977.000(1).

2. El 21 de diciembre de 1998 fue expedida la Ley 488, «por la cual se expiden normas en materia Tributaria y se dictan otras disposiciones fiscales de las Entidades Territoriales». El artículo 64 de la norma referida estableció:

“ART. 64.—Para los efectos de la aplicación del literal c) del artículo 421 del Estatuto Tributario y en relación con la mezcla asfáltica y las mezclas de concreto, no se consideran como incorporación, ni como transformación las realizadas con anterioridad a la vigencia de la presente Ley, al igual que aquellas que llegaren a ocurrir en los contratos que a la entrada en vigencia de la misma ya se encuentren perfeccionados o en ejecución, siempre y cuando el bien resultante haya sido construido o se encuentre en proceso de construcción, para uso de la Nación, las entidades territoriales, las empresas industriales y comerciales del Estado, las empresas descentralizadas del orden municipal, departamental y nacional, así como las concesiones de obras públicas y servicios públicos.

Lo previsto en este artículo no será aplicable en relación con los impuestos sobre las ventas que hubieren sido cancelados con anterioridad a la fecha de vigencia de la presente Ley, los cuales no serán objeto de devolución o compensación.

3. El 20 de septiembre de 1999, Asfaltadora Colombia Ltda. corrigió la declaración de impuesto sobre las ventas correspondiente al quinto bimestre del año 1997, corrección mediante la que incrementó el saldo a pagar a $17.100.000(2).

4. El 1º de febrero de 2000, mediante la Liquidación Oficial de Corrección 11064200000008, la DIAN modificó la declaración del impuesto sobre las ventas presenta por Asfaltadora Colombia Ltda. por el quinto bimestre del año 1997 y redujo el saldo a pagar a $9.832.000(3).

5. El 29 de marzo de 2000, la Corte Constitucional profirió la Sentencia C- 369 que declaró inexequible el inciso segundo del artículo 64 de la Ley 488 de 1998.

6. Con fundamento en la Sentencia C-369 de 2000, el 9 de abril de 2001, Asfaltadora Colombia Ltda. solicitó a la DIAN la devolución y/o compensación de $12.140.000, suma descompuesta así: $7.268.000 como mayor impuesto a las ventas pagado en el quinto bimestre del año 1997 y $4.872.000 como intereses de mora, causados desde el 21 de septiembre de 1999(4).

7. El 22 de mayo de 2001, mediante la Resolución 2018, la DIAN reconoció a favor de Asfaltadora Colombia Ltda. la suma de $7.268.000 y negó los intereses solicitados por valor de $4.872.000(5).

8. El 10 de mayo de 2002, mediante la Resolución 000021, la DIAN confirmó la Resolución 2018 del 22 de mayo de 2001(6).

3.2. Del reconocimiento de los intereses sobre el saldo a favor por pago de lo no debido.

El artículo 850 del ET(7) establece que los contribuyentes o responsables que liquiden saldos a favor en sus declaraciones tributarias pueden solicitar su devolución. Además, dispone que la DIAN debe devolver oportunamente a los contribuyentes los pagos en exceso o de lo no debido que se hayan efectuado por concepto de obligaciones tributarias y aduaneras, cualquiera que sea el concepto del pago, siguiendo el procedimiento que se aplica para las devoluciones de los saldos a favor.

La Sala, por su parte, ha señalado que el procedimiento para solicitar y tramitar las devoluciones de los pagos en exceso y de lo no debido es el previsto para los saldos a favor reflejados en las declaraciones tributarias y, por tanto, se debe atender lo dispuesto en los artículos 850 y siguientes del Estatuto Tributario y en el Decreto 1000 de 1997(8).

El Decreto 1000 de 1997(9), «Por el cual se reglamenta parcialmente el procedimiento de devoluciones y compensaciones y se dictan otras disposiciones» establecía los requisitos generales de la solicitud, condiciones particulares para la devolución de algunos tributos en particular, los términos para formular las peticiones y el procedimiento para tales efectos.

El artículo 855 del ET(10), vigente al momento en que la demandante formuló la petición de devolución del mayor valor registrado en la declaración del impuesto sobre las ventas del quinto bimestre de año 1997, establecía que la DIAN debía devolver los saldos a favor en el término de los 30 días siguientes a la fecha de la solicitud presentada oportunamente y en debida forma.

Por su parte, el artículo 863 del ET(11) establecía que cuando hubiera un pago en exceso o en las declaraciones tributarias resultara un saldo a favor del contribuyente, solo se causaba intereses corrientes y moratorios en los siguientes casos:

Intereses corrientes, cuando se presentara la solicitud de devolución y estuviera en discusión el saldo a favor, desde la notificación del requerimiento especial o el acto que negaba la devolución, según el caso, hasta cuando se dictara el acto o la providencia que confirmara total o parcialmente el saldo.

Intereses de mora una vez vencido el plazo para efectuar la devolución sin que la Administración la hubiera ordenado, hasta la fecha del giro del cheque, emisión del título o consignación.

En el asunto que convoca la presente controversia, la demandante presentó la solicitud de devolución del mayor valor registrado en la declaración del impuesto sobre las ventas del quinto bimestre de año 1997 el 9 de abril de 2001. La DIAN, por su parte, ordenó la devolución el 22 de mayo de 2001 mediante resolución 02018, es decir dentro de los 30 días previstos en el artículo 855 del ET.

En esas condiciones, la Sala considera que el pago de los $7.268.000, además de no ser objeto de discusión, fue oportuno, en tanto que se realizó en el término de 30 días estipulado en el artículo 855 del ET para efectuar la devolución y, por tanto, no se generaron intereses de corrientes ni de mora sobre dicha suma.

Ahora bien, en la sentencia apelada se condenó a la DIAN a pagar intereses legales, con fundamento en el Código Civil ante el presunto vacío legislativos que existiría, pues el ET no regula los intereses que se deben reconocer en el período comprendido desde la fecha en que se pagó el impuesto hasta la fecha en que se negó la devolución. El tribunal se fundamentó en la Sentencia del 9 de julio de 2009 (Exp. 15293), dictada por el Consejo de Estado.

Sea lo primero precisar que la Sentencia del 9 de julio de 2009 no es aplicable a casos como el ahora estudiado porque los supuestos fácticos que se analizaron en esa sentencia, aunque tienen que ver con la devolución de impuestos, la controversia se suscitó originariamente por el reconocimiento del régimen de estabilidad tributaria y el restablecimiento del derecho derivado de ese reconocimiento, restablecimiento que se concretó en la devolución de impuestos.

Dado que fueron varios los pronunciamientos que profirió la Sección Cuarta sobre la procedencia de la devolución de los impuestos pagados en el período del régimen de estabilidad tributaria, pero disimiles las soluciones que se concretaron respecto del reconocimiento de intereses, la Sala, en Sentencia del 4 de febrero de 2016(12), unificó el criterio respecto de los intereses que habían que reconocerse en los casos ya referidos y, por tanto, concluyó que lo procedente era reconocer los intereses derivados de una sentencia condenatoria.

Habida cuenta de que el asunto que ahora se analiza no es análogo al que se analizó en la Sentencia del 9 de julio de 2009, no es procedente aplicar ese precedente a este caso particular, con mayor razón si esa sentencia ya fue objeto de rectificación.

De manera que, en casos como el ahora analizado la norma aplicable es el artículo 863 del ET que dispone el reconocimiento de intereses corrientes y moratorios, exclusivamente, pues así lo dispuso el legislador dentro de la libertad de configuración legislativa que le es propia. El Estatuto Tributario regula de manera íntegra el reconocimiento de intereses, razón por la que es innecesario acudir a otros ordenamientos como la legislación civil.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA

REVÓCASE la sentencia apelada. En su lugar, NIÉGANSE las pretensiones de la demanda».

1. Folio 57 del C.P.

2. Folio 59 del C.P.

3. Folio 45 del C.P.

4. Folio 52 del C.P.

5. Folio 27 del C.P.

6. Folios 3 al 10 del C.P.

7. “ART. 850. Devolución de Saldos A Favor. Los contribuyentes o responsables que liquiden saldos a favor en sus declaraciones tributarias podrán solicitar su devolución.
La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales deberá devolver oportunamente a los contribuyentes, los pagos en exceso o de lo no debido, que éstos hayan efectuado por concepto de obligaciones tributarias y aduaneras, cualquiera que fuere el concepto del pago, siguiendo el mismo procedimiento que se aplica para las devoluciones de los saldos a favor. (…)

8. Ver: Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta. Sentencias del 13 de agosto De 2009. C.P.: Hugo Fernando Bastidas Bárcenas. Radicación: 250002327000200401786 01 (16392) y del 28 de febrero de 2008, M.P.; Ligia López Díaz. Exp. 15924.

9. Derogado por el art. 27, Decreto 2277 de 2012.

10. “ART. 855 La Administración de Impuestos deberá devolver, previa las compensaciones a que haya lugar, los saldos a favor originados en los impuestos sobre la renta y complementarios y sobre las ventas, dentro de los treinta (30) días siguientes a la fecha de la solicitud de devolución presentada oportunamente y en debida forma.

11. “ART.863. Cuando hubiere un pago en exceso o en las declaraciones tributarias resulte un saldo a favor del contribuyente, sólo se causarán intereses corrientes y moratorios, en los siguientes casos:
Se causan intereses corrientes, cuando se hubiere presentado solicitud de devolución y el saldo a favor estuviere en discusión, desde la fecha de notificación del requerimiento especial o del acto que niegue la devolución, según el caso, hasta la del acto o providencia que confirme total o parcialmente el saldo a favor.
Se causan intereses moratorios, a partir del vencimiento del término para devolver y hasta la fecha del giro del cheque, emisión del título o consignación.
Lo dispuesto en este artículo sólo se aplicará a las solicitudes de devolución que se presenten a partir de la vigencia de esta ley.

12. Consejo de Estado. Sala de Lo Contencioso Administrativo. Sección Cuarta. Magistrado sustanciador: Hugo Fernando Bastidas Bárcenas. Bogotá, cuatro (4) de febrero de dos mil dieciséis (2016). Radicación: 250002327000200900233 01. 250002327000200900235 01. 250002327000200900278 01. 250002327000200900275 01. (Acumulados). Número interno: 18551 – 18962 – 19045. Demandante: Banco Colpatria Red Multibanca Colpatria S.A. Demandados: U.A.E. DIAN.