Sentencia 2003-00296 de diciembre 6 de 2007 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Ref.: Expediente 2003-00296.

Consejero Ponente:

Dr. Marco Antonio Velilla Moreno

Acción: Nulidad.

Actores: Carlos Alberto Ballesteros Barón y otros.

Bogotá, D.C., seis de diciembre de dos mil siete.

EXTRACTOS: «IV. Consideraciones de la Sala

El artículo 1º de la resolución acusada, prevé:

“Se entienden actualizados los reglamentos de trabajo de las empresas en los temas que fueron objeto de modificación por la Ley 789 de 2002, por las razones expuestas en la parte motiva del presente proveído”.

Básicamente, la demanda descansa en la premisa de que el Ministerio de la Protección Social se arrogó funciones del legislador y modificó el Código Sustantivo del Trabajo, pues el artículo 124 del Código Sustantivo del Trabajo, referente a las reformas, modificaciones, supresiones o adiciones al reglamento de trabajo, establece la facultad del Ministerio de la Protección Social para que ordene al empleador la actualización mediante la presentación de las reformas respectivas mientras que el acto acusado sustituye al empleador y no da la orden que exige el precepto legal.

Sobre el particular, la Sala advierte lo siguiente:

Según se lee en la parte motiva de la resolución acusada, la Ley 789 de 2002, “Mediante la cual se dictan normas para apoyar el empleo y ampliar la protección social y se modifican algunos artículos del Código Sustantivo del Trabajo”, introdujo modificaciones a las disposiciones laborales en materia de contrato de aprendizaje, trabajo ordinario y nocturno, trabajo dominical y festivo (fl. 2).

En efecto, la citada ley en su capítulo V, artículos 25 a 42 y 51 introduce modificaciones a las respectivas disposiciones del Código Sustantivo del Trabajo, en lo que respecta a jornada de trabajo, jornada laboral flexible, trabajo dominical y festivo, compensación de vacaciones en dinero, terminación unilateral del contrato sin justa causa, indemnización por falta de pago y contrato de aprendizaje.

El artículo 108 del Código Sustantivo del Trabajo, es del siguiente tenor:

“El reglamento debe contener disposiciones formativas de los siguientes puntos:

(...).

2. Condiciones de admisión, aprendizaje y periodo de prueba.

(...).

4. Horas de entrada y salida de los trabajadores.

5. Horas extras y trabajo nocturno, su autorización, reconocimiento y pago.

6. Días de descanso legalmente obligatorio... vacaciones remuneradas...”.

El artículo 16 del Código Sustantivo del Trabajo, establece, en lo pertinente:

“Las normas sobre trabajo, por ser de orden público, producen efecto general inmediato...”.

Al hacer la Sala un estudio coordinado y armónico de los textos legales que han quedado transcritos, fácilmente colige que si los aspectos atinentes a condiciones de admisión, aprendizaje y periodo de prueba; horario de jornada de trabajo diurno y nocturno, su reconocimiento y pago y días de descanso y vacaciones, son parte, por mandato legal, del reglamento de trabajo; y si esos mismos aspectos, también por mandato legal son de orden público y de inmediato cumplimiento, al prever la resolución acusada, que “se entienden actualizados los reglamentos de trabajo de las empresas en los temas que fueron objeto de modificación por la Ley 789 de 2002”, está dando cabal cumplimiento a las disposiciones del Código Sustantivo del Trabajo.

Ahora, el artículo 124 del citado código consagra:

“Revisión. Cuando nuevas disposiciones lo hagan necesario, el departamento del trabajo puede ordenar en cualquier momento, por medio de resolución motivada, que los patronos presenten para su aprobación y estudio determinadas reformas, modificaciones, supresiones o adiciones al reglamento ya aprobado...”.

La expresión “puede” significa que es potestativo y no obligatorio para el departamento del trabajo ordenar a los patronos que hagan reformas o modificaciones a los reglamentos de trabajo. De tal manera que ello no le impide al Ministerio de la Protección Social ejercer la función que le es propia de velar por el cumplimiento de las disposiciones legales en las materias que se le han puesto a su conocimiento, conforme lo señala el artículo 6º del Decreto 2005 de 2003, que se cita, entre otros, como fundamento de la resolución acusada.

De otra parte, en el artículo 106 del Código Sustantivo del Trabajo se prevé que el patrono puede elaborar el reglamento sin intervención ajena, salvo lo dispuesto en pacto, convención colectiva, fallo arbitral o acuerdo con sus trabajadores y precisamente, en la parte motiva de la resolución acusada se hace énfasis en la excepción estipulada en dicha norma.

Consecuente con lo anterior, debe la Sala denegar las pretensiones de la demanda, como en efecto lo dispondrá en la parte resolutiva de esta providencia.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia, en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

DENIÉGANSE las pretensiones de la demanda.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

Se deja constancia de que la anterior sentencia fue leída, discutida y aprobada por la Sala en la sesión del día 6 de diciembre de 2007».

___________________________________