Sentencia 2003-01899 de febrero 23 de 2011

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad. 08001-23-31-000-2003-01899-01(17465)

Consejero Ponente:

Dr. William Giraldo Giraldo

Actor: Monómeros Colombo Venezolanos S.A.

Demandado: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales

Fallo

Bogotá, D.C., veintitrés de febrero de dos mil once.

EXTRACTOS: «VII. Consideraciones

La Sala decide el recurso de apelación interpuesto por la parte demandante contra la sentencia del 27 de agosto de 2008, proferida por el Tribunal Administrativo del Atlántico.

La controversia se centra en determinar si la sociedad está obligada al pago de la sanción por no suministrar información en medios magnéticos, referente a los estados financieros consolidados por parte de los grupos empresariales, que establece el artículo 631-1 del estatuto tributario, correspondiente al año gravable 1999.

Según la sociedad apelante, entre Monómeros Colombo Venezolanos S.A. y la sociedad Compass Rose Shipping Ltd. no puede configurarse ninguna relación de subordinación, toda vez que, conforme al certificado del revisor fiscal anexo a la demanda, la actora tenía una participación del 50% sobre la sociedad Compass Rose Shipping Ltd., circunstancia que revela que apenas con la mitad simple de los votos no es factible constituir la mayoría mínima decisoria para tomar alguna decisión dentro del cuerpo deliberativo de los socios, y menos elegir la mayoría de los miembros de la Junta Directiva.

Observa la Sala que conforme al artículo 631-1 del estatuto tributario: “Para efectos de control tributario, a más tardar el treinta (30) de junio de cada año, los grupos económicos y/o empresariales, registrados en el Registro Mercantil de las Cámaras de Comercio, deberán remitir en medios magnéticos, a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales sus estados financieros consolidados, junto con sus respectivos anexos, en la forma prevista en los artículos 26 a 44 de la Ley 222 de 1995 y demás normas pertinentes.

El incumplimiento de la obligación prevista en el presente artículo dará lugar a la aplicación de las sanciones previstas en el artículo 651 del estatuto tributario”.

La Sala en sentencia del 11 de diciembre de 2008, Expediente 16367 C.P. Héctor J. Romero Díaz, precisó que, conforme al artículo 631-1 del estatuto tributario, la obligación de informar los estados financieros consolidados por parte de los grupos empresariales se demuestra a través del certificado expedido por la respectiva Cámara de Comercio, razón por la cual, contrario a lo afirmado por la apelante, la DIAN no tenía que recurrir a medios de prueba adicionales para determinar que la demandante estaba obligada a presentar la información objeto de sanción(1).

La sociedad demandante presentó la solicitud de inscripción de la situación de control en el registro mercantil ante la Cámara de Comercio de Barranquilla el 19 de noviembre de 1997(2), y ésta lo materializó el 20 del mismo mes y año.

Dicha solicitud se materializó en acatamiento del requerimiento efectuado a la sociedad actora por el superintendente delegado para emisiones de la superintendencia de valores, mediante oficio del 20 de agosto de 1997, visible en el folio 50 del expediente, donde se precisó:

Dentro de las notas de los estados financieros presentados respecto al ejercicio de 1996, se establece que la sociedad Monómeros Colombo Venezolanos S.A. Empresa Multinacional Andina (EMA), es controlante de la sociedad Compass Rose Shipping LTD. En consecuencia, la sociedad por usted representada debió dar cumplimiento a lo establecido en la Circular 13 de 1996 y en el artículo 30 de la Ley 222 de 1995, el cual preceptúa que, cuando se configure una situación de control “... la sociedad controlante lo hará constar en un documento privado que deberá contener el nombre, domicilio, nacionalidad y actividad de los vinculados, así como el presupuesto que da lugar a la situación de control. Dicho documento deberá presentarse para su inscripción en el registro mercantil correspondiente a la circunscripción de cada uno de los vinculados, dentro de los treinta días siguientes a la configuración de la situación de control...”.

Por lo anterior, en virtud de lo dispuesto en el artículo 7 del Decreto 1169 de 1980, me permito solicitarle explicar a esta entidad, dentro de los diez (10) días hábiles siguientes a la fecha del presente oficio, la razón por la cual no se inscribió en el registro mercantil el documento al que se hace referencia, dentro del término establecido en la ley...” (subraya la Sala).

Tal registro estuvo vigente entre el 20 de noviembre de 1997 y el 12 de marzo de 2002, fecha en la cual la Cámara de Comercio de Barranquilla, a solicitud de la sociedad demandante, lo eliminó.

La información solicitada corresponde al año gravable 1999, razón por la cual la Administración Tributaria sancionó a la sociedad actora conforme al artículo 651 del Estatuto Tributario, tomando como base los ingresos netos declarados en el año gravable 1999, determinado la sanción máxima, establecida en el artículo 866 del Estatuto Tributario, en $ 182.400.000.

Observa la Sala que, toda vez que el registro correspondiente estuvo vigente durante el período a sancionar, la DIAN procedió legalmente a imponer la sanción cuestionada, teniendo en cuenta que el artículo 631-1 ib, estableció como fecha límite el 30 de junio de 2000 para suministrar la información requerida.

Respecto al argumento de la sociedad apelante, según el cual entre Monómeros Colombo Venezolanos S.A. y la sociedad Compass Rose Shipping Ltd. no puede configurarse ninguna relación de subordinación, toda vez que conforme al certificado del revisor fiscal anexo a la demanda, la actora solo tenía una participación del 50% sobre la sociedad Compass Rose Shipping Ltd., que le impedía cualquier situación de control, observa la Sala lo siguiente:

Como quedó anotado, de manera voluntaria la actora registró la situación de control en la Cámara de Comercio de Barranquilla, (puesto que eso no fue lo que le pidió la Superintendencia de Valores) registro que se encontraba vigente para el año gravable objeto de sanción, razón por la cual la DIAN, sin requerir pruebas adicionales, impuso legalmente la sanción prevista en el artículo 631-1 del estatuto tributario.

Adicionalmente, observa la Sala que en el folio 276 del expediente obra copia del certificado del revisor fiscal de Monómeros Colombo Venezolanos S.A., de fecha 2 de diciembre de 2003, que se allegó con ocasión a la interposición de la demanda ante el Tribunal Administrativo del Atlántico, medio de prueba con el que la actora pretende demostrar que a 31 de diciembre de 1999 solo tenía una participación del 50% en la sociedad Compass Rose Shopping Ltd., dice ese certificado:

“El suscrito revisor fiscal de Monómeros Colombo Venezolanos S.A. Empresa Multinacional Andina (EMA)

NIT 860.020.439-9

Certifica que:

De acuerdo con los registros contables al 31 de diciembre de 1999 los cuales fueron auditados por otro contador público, quien en informe de fecha 28 de enero de 2000, expresó una opinión sin salvedades sobre los mismos, la Compañía tenía participación en las siguientes sociedades nacionales y del exterior:

SociedadesAporte de capitalNúmero de acciones% de participación
Fosfonorte S.A.3.011.6092.9560.001
Soc. Portuaria de Tumaco635.10030.84
Soc. Portuaria de Brraca5.000.0005000.01
Multimag S.A.20.000.00020.00016.67
Fca de Hilazas Vanylon931.313.537249.999.98949.99
Nitrogenados de Col S.A.27.000.00027.00016.67
Cia. Promotora de Olefinas y Aromáticos20.000.00020.0006.90
Compass Rose Shipping Ltd.5.727.95025.00050.00
Promigas S.A. E.S.P.10.272.30082.1940.09
Promoatlántico S.A.10.000.000100.0006.03
Soc. Portuaria Regional de Barranquilla S.A.93.200.0009321.92

Se expide el presente certificado a los dos (2) días del mes de diciembre del año dos mil tres (2003) a solicitud de la administración de la Compañía con destino al Tribunal Administrativo del Atlántico y no debe ser utilizado para ningún otro propósito”.

Observa la Sala que, contrario a lo afirmado por la sociedad actora, tal certificado no es demostrativo respecto a la alegada participación en la sociedad Compass Rose Shipping Ltd., toda vez que, si bien contiene el porcentaje, no detalla la fuente de la información.

En el certificado del revisor fiscal se precisa que la información es tomada de los registros contables a 31 de diciembre de 1999, pero estos no se reflejan. Así mismo, señala que los registros fueron auditados por otro contador público, pero no se menciona su nombre ni tarjeta profesional. Además, se precisa que dicho contador presentó informe de fecha 28 de enero de 2000, respecto a los registros contables, pero no se anotan las conclusiones plasmadas en dicho documento.

Sobre los requisitos que debe cumplir un certificado expedido por un contador o revisor fiscal para que constituya prueba contable suficiente, el Consejo de Estado(3), ha precisado:

“(...)

Si bien el artículo 777 del estatuto tributario señala que la certificación de los contadores o revisores fiscales es suficiente para presentar en las oficinas de la Administración pruebas contables, la jurisprudencia ha precisado que para que estos certificados sean válidos como prueba contable deben llevar al convencimiento del hecho que se pretende probar, con sujeción a las normas que regulan el valor probatorio de la contabilidad; deben expresar si la contabilidad se lleva de acuerdo con las prescripciones legales; si los libros se encuentran registrados en la Cámara de Comercio; si las operaciones están respaldadas por comprobantes internos y externos, y si reflejan la situación financiera del ente económico.

Como lo precisó la Sala, deben contener algún grado de detalle en cuanto a los libros, cuentas o asientos correspondientes a los hechos que pretenden demostrarse; no pueden versar sobre las simples afirmaciones acerca de las operaciones contables de que dichos funcionarios dan cuenta, pues “en su calidad de profesional de las ciencias contables y responsable de la contabilidad o de la revisión y análisis de las operaciones de un ente social, está en capacidad de indicar los soportes, asientos y libros contables donde aparecen registrados las afirmaciones vertidas en sus certificaciones(4).

(...)”.

El certificado del revisor fiscal se limita a señalar el porcentaje de participación de la Sociedad Monómeros Colombo Venezolanos S.A. en la Sociedad Compass Rose Shipping Ltd., sin precisar el origen de la operación, sin determinar si la contabilidad se lleva de acuerdo con las prescripciones legales; si los libros se encuentran registrados en la Cámara de Comercio; si las operaciones están respaldadas por comprobantes internos y externos, y si reflejan la situación financiera del ente económico.

Respecto al argumento de la sociedad apelante, según el cual le corresponde a la Administración la carga de la prueba para demostrar los supuestos fácticos de la sanción impuesta, reitera la Sala que, conforme al artículo 631-1 del Estatuto Tributario, la obligación de informar los estados financieros consolidados por parte de los grupos empresariales se evidencia a partir del certificado expedido por la respectiva Cámara de Comercio, razón por la cual, contrario a lo afirmado por la apelante, la DIAN no tenía que recurrir a medios de prueba adicionales para determinar que la demandante estaba obligada a presentar la información objeto de sanción.

En consecuencia, al encontrarse la demandante obligada a suministrar la información consolidada, se debe confirmar la sentencia apelada.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. CONFÍRMASE la sentencia apelada.

2. RECONÓCESE personería al abogado Antonio Moyano Salamanca, como apoderado de la DIAN, en los términos y para los efectos conferidos en el poder que obra a folio 474 del expediente.

Cópiese, notifíquese, comuníquese. Devuélvase al Tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en sesión de la fecha».

(1) En dicha ocasión la Sala señaló: “Respecto a los grupos económicos la Sala ha dicho que la figura no ha sido regulada por el legislador y que el artículo 631-1 del estatuto tributario, si bien señala a “los grupos económicos y/o empresariales, registrados en el Registro Mercantil de las Cámaras de Comercio”, como sujetos pasivos de consolidar estados financieros, dicha obligación le corresponde cumplirla sólo a los grupos empresariales inscritos como tales, circunstancia que se demuestra con el certificado expedido por la cámara de comercio respectiva”.

(2) Manifestó la solicitante “En razón a que Monómeros Colombo Venezolanos S.A. (EMA) ejerce el control total de su sucursal en Venezuela y ésta a su vez el control del 50% en la Sociedad Compass Rose Shipping Ltd., solicitamos de acuerdo con el concepto de la Superintendencia de Valores (ver anexo) y con el artículo 30 de la Ley 222, la inscripción en el registro mercantil a la Sociedad Compass Rose Shipping Ltd. en carácter de Sociedad Controlada”.

(3) Sentencia del septiembre 25 de 2008, Expediente 15255, C.P. Ligia López Díaz

(4) Criterio reiterado entre otras en sentencias del 8 de julio de 2010, Exp. 16508 C.P. William Giraldo Giraldo; del 7 de octubre de 2010, Exp. 16951 C.P. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez y del 19 de agosto de 2010, Exp. 16750 C.P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas.