Sentencia 2003-03971/20121 de julio 19 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Magistrada Ponente (E):

Dra. Stella Jeannette Carvajal Basto

Ref.: 050012331000200303971-01

Rad.: 20121

Actor: Energía & Potencia S.A. ESP

Demandado: DIAN

Tema: Renta 2001

Subtema: Procedimiento de devolución y/o compensación de saldos a favor de declaraciones tributarias.

Fallo

Bogotá, D.C., diecinueve de julio de dos mil diecisiete.

EXTRACTOS: «2. Consideraciones.

Se decide el recurso de apelación interpuesto por la parte demandante contra la sentencia del 30 de noviembre de 2012, proferida por el Tribunal Administrativo de Antioquia, que denegó las pretensiones de la demanda de nulidad de los actos administrativos, por los cuales la DIAN negó la devolución del saldo a favor consignado en la declaración de renta del año 2001.

2.1. Problema jurídico.

Sea lo primero precisar que la parte actora pidió la nulidad del auto 479 del 16 de mayo de 2002, por el cual la División de Devoluciones de la Administración de Impuestos Nacionales de Medellín inadmitió la petición de compensación de la suma de $227.565.000, que habría pagado en exceso por el impuesto de renta del año 2001.

La Sala considera que debe inhibirse para decidir de fondo sobre este acto, por cuanto es un acto de mero trámite no susceptible de control ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo.

Por lo tanto, la Sala únicamente analizará la legalidad del Oficio 8311062-433 del 3 de abril de 2002, que negó expresamente la compensación del saldo a favor consignado en la declaración de renta del año 2001, y de la Resolución 9 del 27 de mayo de 2003, que la confirmó.

En ese contexto, a la Sala le corresponde decidir si son nulos el Oficio 8311062-433 del 3 de abril de 2002 y la Resolución 9 del 27 de mayo de 2003, por violación del derecho al debido proceso y por falta de aplicación de los artículos 580 y 857 E.T.

El problema jurídico se concreta a establecer si era procedente que la DIAN negara la compensación del saldo a favor que reportó la demandante en la declaración de renta del año 2001, con fundamento en el hecho de que esa declaración debía entenderse por no presentada.

Para resolver el problema jurídico, la Sala hará referencia a los hechos probados y no controvertidos y, en ese contexto, analizará las causales de nulidad, propuestas en la demanda, que fueron reiteradas en el recurso de apelación interpuesto por la demandante.

2.2. De los hechos probados y los no controvertidos.

— El 19 de septiembre de 2000, la sociedad Energía y Potencia S.A. ESP solicitó a la DIAN la suscripción de un contrato de estabilidad tributaria, de conformidad con el artículo 240-1 del estatuto tributario. No obstante, según la información reportada en los hechos de la demanda, la DIAN no suscribió el contrato en los términos pedidos por la empresa demandante, esto es, por el plazo de diez (10) años.(5)

— El 6 de noviembre de 2002, la sociedad actora promovió, ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo, un proceso de controversias contractuales contra la DIAN, con el objeto de obtener la declaratoria de existencia del contrato de estabilidad tributaria. En primera instancia, mediante sentencia del 30 de noviembre de 2012, el Tribunal Administrativo de Antioquia denegó la pretensión de la demanda. Actualmente, el proceso se encuentra en la Sección Tercera del Consejo de Estado para resolver el recurso de apelación interpuesto por la demandante(6).

— El 15 de marzo de 2002, la sociedad actora informó a la DIAN lo siguiente:

Asunto: Presentación electrónica declaración renta año 2001. Energía y Potencia S.A. NIT. 800.051.319-4.

Estamos obligados a presentar Declaración de renta del año 2001 por medios electrónicos, pero el software de la DIAN tiene limitaciones en el renglón 60 para calcular los impuestos a una tasa diferente al 35 %.

Basados en el Decreto 2795 del 20-12-2001 en su artículo 26 hemos presentado esta declaración en forma tradicional, acogiéndonos al artículo en mención que textualmente dice “Eventos en que pueden presentarse las declaraciones en forma tradicional por los obligados a presentarlas en forma electrónica. Declaraciones de renta y complementarios o de ingresos y patrimonio de contribuyentes que a la fecha hayan suscrito y tengan vigente con el Estado contrato individual de estabilidad tributaria, de que trata el artículo 240–1 del estatuto tributario”(7).

— El 21 de marzo de 2002, la sociedad actora presentó la declaración de renta del año 2001, por medios litográficos. En dicha declaración, reportó: (i) una renta presuntiva de $297.354.000; (ii) un impuesto sobre la renta gravable tasado a la tarifa del 37% de $110.021.000; (iii) un total impuesto a cargo de $95.671.000 derivado de restar al impuesto sobre la renta gravable el descuento tributario por generación de empleo ($14.350.000); (iv) retenciones en la fuente de $323.396.000, y (v) sanciones de $160.000, para un total saldo a favor de $227.565.000(8).

— El 3 de abril de 2002, la sociedad demandante solicitó la compensación del saldo a favor declarado por el año gravable 2001, esto es, los $227.565.000(9), para que se imputen así: $117.695.000 al primer bimestre del impuesto a las ventas del año 2002; $52.752.000 y $57.118.000 al primer y segundo bimestre de retención en la fuente del año 2002, respectivamente.

— El 16 de mayo de 2002, mediante Auto 479, la DIAN dispuso:

1. Que el señor(a) Flor Marina Henríquez, identificada con C.C. […], actuando en calidad de representante legal o apoderado de Energía y Potencia S.A. NIT. 800.051.319 solicitó la devolución y/o compensación del saldo a favor originado en la decl. Tributaria por el impuesto de RENTA por el año gravable 2001 bimestre 00. Por valor de: $227.565.000.

2. Que analizada la solicitud en referencia se estableció que no cumple con los requisitos formales establecidos en el estatuto tributario como se indica a continuación:

De conformidad con lo establecido con el art. 38 de la Ley 633 de 2000 en concordancia con el art. 579-2 del estatuto tributario, las declaraciones tributarias, presentadas por medio diferente, por parte del obligado a utilizar el sistema electrónico, se tendrán como no presentadas. Por lo tanto la declaración de renta objeto de solicitud de compensación incurrirá en dicha causal. Argumenta el contribuyente mediante oficio con radicado nro. 00918 de marzo 15-2002 que de conformidad con el art. 26 Decreto 2945 (sic) del 20-12-2001… “Declaraciones de renta y complementarios o de ingresos y patrimonio de contribuyentes que a la fecha hayan suscrito y tengan vigente con el Estado contrato individual de estabilidad tributaria, de que trata el Art. 240-1 del estatuto tributario…”.

Así las cosas y toda vez que no se pudo verificar la firma del citado contrato, se inadmite la presente solicitud hasta tanto no se determine la validez del régimen especial de que trata el art. 169 de la Ley 223 de 1995.

Núm. 2 art. 857 del estatuto tributario. Causal de inadmisión(10).

En mérito de las anteriores consideraciones este despacho

DISPONE:

1. INADMITIR la solicitud de devolución y/o compensación número 02,031 de fecha 2002/04/03 presentada por Energía y Potencia S.A. con C.C. o NIT 800.051.319, por las razones expuestas en los considerandos de este auto.

2. DEVOLVER la solicitud al interesado para que subsane los errores o deficiencias advertidas y la presente nuevamente en debida forma.

Notifíquese personalmente o por correo de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 563, 565 y 566 del estatuto tributario, advirtiendo al interesado que contra este auto no procede recurso alguno (mayúsculas del texto original)(11).

— El 6 de junio de 2002, la parte actora insistió en la petición de devolución, en los siguientes términos:

Ref. Derecho de petición. Solicitud de devolución y/o compensación del saldo a favor originado en la declaración de renta por el año gravable 2001.

Yo, Santiago Londoño Uribe, mayor de edad, vecino de este municipio, identificado como al pie de mi firma aparece, en mi calidad de representante legal de la sociedad Energía & Potencia S.A., NIT: 800.051.319-4, estando dentro del término fijado por ese despacho por su auto inadmisorio Nº 479 de 16 de mayo de 2002, atentamente me permito manifestar al respecto:

1. El artículo 580 del estatuto tributario no opera de pleno derecho. De conformidad con sentencia de la corte constitucional C-844 de octubre 29 de 1999, magistrado ponente Dr. Fabio Morón Díaz, sentencia que precisamente trata del artículo 580 del estatuto tributario al cual se refiere su auto objeto de este escrito, el tener por no presentada una declaración, no opera por Ministerio de la ley, pues para la Corte, los artículos 580 y 650-1 del estatuto tributario, no infringen realmente el artículo 29 superior como lo expone el demandante, porque, ninguna de las hipótesis previstas en los mismos, ni la consecuente sanción, opera por ministerio de la ley, tampoco puede aceptar la Corte, como lo afirma el demandante, que el estatuto tributario no establece un procedimiento para impartir una sanción , como es la no presentación de la declaración, pues en estos casos la autoridad tributaria siempre debe proceder mediante acto administrativo, de carácter particular y contenido concreto, al cual le son aplicables los recursos previstos en el Código Contencioso Administrativo con el propósito de lograr el agotamiento de la vía administrativa y utilizar las acciones contencioso administrativas, de acuerdo a las reglas generales".

"En efecto, la Corte Constitucional, comparte la doctrina jurisprudencial establecida por el Consejo de Estado, quien ha reiterado, en sentencia de fecha 12 de junio de 1998, la tesis según la cual, para que la administración tributaria aplique el artículo 580 del estatuto tributario, en cuanto a tenerse como no presentadas las declaraciones tributarias, se requiere, en todos los casos de la actuación administrativa, un debido proceso que así lo declare, porque el artículo referido no opera de pleno derecho".

Y el Consejo de Estado en la sentencia citada por la corte, manifiesta en lo pertinente:

“… El tribunal accedió a las súplicas de la demanda, al entender que previo al acto sancionatorio era necesario expedir un acto que tuviera las declaraciones por no presentadas".

“Sobre este aspecto, la Sala con ponencia del consejero Julio E. Correa Restrepo en el fallo 7471, posteriormente reiterado por el fallo 7770 con ponencia de la doctora Consuelo Sarria O., ha sido clara en determinar que para que en los eventos que consagra el artículo 580 del estatuto tributario, puedan tenerse como no presentadas las declaraciones tributarias, se requiere en todos los casos actuación administrativa que así lo declare, porque el artículo referido no opera de pleno derecho, pues de ser así se estaría desconociendo totalmente el derecho de defensa del contribuyente, a quien sin acto ni procedimiento administrativo previo o aviso alguno se le estaría desconociendo su liquidación privada del impuesto...". (C.E. Sent. junio 12 de 1998, Exp. 8735, M.P. Germán Ayala Mantilla.).

La DIAN, a través de funcionario competente, en concepto 21477, de marzo 8 de 2000, determina: "... Por lo expuesto, esta oficina acoge los pronunciamientos del Consejo de Estado y de la honorable Corte Constitucional y en consecuencia considera que para efectos de tener una declaración tributaria como no presentada, es imperioso la expedición del auto declarativo debidamente motivado, que debe ser notificado y al cual le son aplicables los recursos previstos en el Código Contencioso Administrativo; ello sin perjuicio de los ajustes contables internos que posteriormente deban realizarse a la cuenta corriente del contribuyente...".

Afirmó que la Administración de Impuestos Nacionales de Medellín, hasta la presente fecha no ha proferido acto administrativo alguno que desconozca la existencia de la declaración de renta de autos, y mucho menos que haya obedecido lo estatuido tanto por la propia DIAN, por el Consejo de Estado y por la Corte Constitucional sobre el punto.

2. La inadmisión ordenada por su auto configura vía de hecho, no solo por la violación del debido proceso, sino porque ese Despacho carece de competencia para desconocer la validez de la declaración sin que exista acto administrativo previo proferido por funcionario competente y debidamente ejecutoriado.

3. Teniendo plena existencia y validez de la declaración presentada, se dan todos y cada uno de los presupuestos previstos por la ley no solo para la admisión de la solicitud sino para que sea resuelta de fondo y favorablemente, situación esta para la cual sí tiene este despacho competencia.

4. Como simple ilustración sobre el punto sustancial como es el contrato de estabilidad tributaria me permito traer a colación lo siguiente:

A. La ley, artículo 240-1, ya derogado pero vigente para quienes se acogieron a él en su oportunidad, en donde claramente establece que "...Las solicitudes que formulen los contribuyentes para acogerse al régimen especial de estabilidad tributaria, deberán presentarse ante el director de impuestos y aduanas nacionales o a su delegado, quien suscribirá el contrato respectivo, dentro de, los dos meses siguientes a la formulación de la solicitud. Si el contrato no se suscribiere en este lapso la solicitud se entenderá resuelta a favor del contribuyente, el cual quedará cobijado por el régimen especial de estabilidad tributaria....".

Por esta razón, por haberse hecho la solicitud oportunamente y no haberse suscrito el contrato dentro de los dos meses de ley, la solicitud por ministerio de la ley quedó resuelta a favor del contribuyente, quien por ley entonces, se encuentra cobijado por el régimen especial de estabilidad tributaria.

Y por esa razón mi representada se encontraba y se encuentra obligada a liquidar su impuesto de renta no con la tarifa del 35% sino con la del 37% y podrá presentar su declaración por el sistema ordinario y no por medios magnéticos, entre otras razones porque aplicando la tarifa del 37% el sistema impuesto por la DIAN, no recibía la declaración.

Para ilustración igualmente, el Consejo de Estado, con respecto a la directiva de la DIAN, concepto 92776 de 22 de septiembre de 2000, por el cual disponía que tales contratos solo se suscribirán por un año, al declarar su nulidad dijo entre otras cosas, que la orden era nula porque "...En efecto, en términos prácticos, al fijarse en un año la vigencia de los contratos de estabilidad tributaria, la consecuencia es que para el año por el cual se suscribe el contrato, el contribuyente debe pagar los dos puntos más de la tarifa establecida para el impuesto sobre la renta, como lo señala el inciso tercero del artículo 240-1 del estatuto tributario, pero dicho contribuyente no recibe la contraprestación establecida en la misma norma, relativa a que cualquier tributo o contribución del orden nacional que se estableciere con posterioridad a la vigencia del contrato y durante la vigencia del mismo, o cualquier incremento en las tarifas del impuesto sobre la renta y complementarios, por encima de las tarifas pactadas, que se decretare durante tal lapso, no les será aplicables a quienes por haber suscrito el contrato de estabilidad tributaria, estén cobijados por el régimen especial , toda vez que sin necesidad de haber suscrito dicho contrato, las modificaciones de carácter sustancial que se efectúen en materia tributaria durante un determinado año, no son aplicables hasta el período fiscal siguiente....". (C.E. Sent. 24 de agosto de 2001, exp. 11636. M.P. Germán Ayala Mantilla).

Y el mismo Consejo de Estado, refiriéndose a los contratos en la forma propuesta por la DIAN, auto de 26 de febrero de 2001, expediente 11858, M.P. Delio Gómez Leyva, determinó que "... es en realidad un proyecto de contrato firmado solo por una de las partes (Unidad Administrativa de Impuestos y Aduanas Nacionales) en desarrollo del artículo 240 numeral 1 del estatuto tributario."

"Al ser este un proyecto de contrato no produce efectos jurídicos y tampoco es un acto administrativo, pues el acto administrativo es la manifestación unilateral de la administración con efectos jurídicos.".

Mientras que, como la ley lo determinó, al no suscribirse contrato dentro de los dos meses siguientes a la solicitud del contribuyente, tal solicitud se entiende resuelta favorablemente.

Petición

Habiendo sido presentada la solicitud inicial con el lleno de los requisitos legales, solicito que no solo se tenga como nuevamente presentada, sino presentada desde la fecha inicial y se proceda a resolver favorablemente, con el reconocimiento eventual de los intereses a que hubiere lugar, sin perjuicio de los eventuales perjuicios que en su oportunidad nos permitiremos solicitar(12).

— Mediante Oficio 8311062-433 del 26 de junio de 2002, la DIAN respondió a la actora lo siguiente:

Me permito informarle que este despacho mediante radicado 8311062-418 de junio 19 de 2002 dio traslado a la División de Fiscalización Tributaria de esta administración el derecho de petición del asunto para lo de su competencia, la cual mediante Auto Declarativo 110632002000046 de junio 26 de 2002 se pronunció respecto de la declaración de renta del año gravable 2001.

Así las cosas, este despacho no accede a su petición de resolver favorablemente la solicitud de devolución y/o compensación DI200120022031 de fecha abril 3 de 2002 respecto de la declaración del denuncio rentístico por el año gravable 2001 y resuelta mediante Auto Inadmisorio 479 de 2001/05/16(13).

— El 18 de julio de 2002, la parte actora interpuso recurso de reconsideración contra el Oficio 8311062-433 del 26 de junio de 2002(14).

— Por Auto 86 del 31 de julio de 2002, la DIAN admitió el recurso de reconsideración presentado por la sociedad demandante.

— Mediante Resolución 9 del 27 de mayo de 2003, la DIAN dispuso confirmar el Oficio 8311062-433 del 22 de junio de 2002(15)

2.3. De la nulidad por violación del derecho al debido proceso y por falta de aplicación de los artículos 580 y 857 E.T.

El artículo 857 del estatuto tributario señala las causales de rechazo e inadmisión de la solicitud de devolución y/o compensación, en los siguientes términos:

ART. 857.—Rechazo e inadmisión de las solicitudes de devolución o compensación. Las solicitudes de devolución o compensación se rechazarán en forma definitiva:

1. Cuando fueren presentadas extemporáneamente.

2. Cuando el saldo materia de la solicitud ya haya sido objeto de devolución, compensación o imputación anterior.

3. En el caso de los exportadores, cuando el saldo a favor objeto de solicitud corresponda a operaciones realizadas antes de cumplirse con el requisito de la inscripción en el registro nacional de exportadores previsto en el artículo 507.

4. Cuando dentro del término de la investigación previa de la solicitud de devolución o compensación, como resultado de la corrección de la declaración efectuada por el contribuyente o responsable, se genera un saldo a pagar.

Las solicitudes de devolución o compensación deberán inadmitirse cuando dentro del proceso para resolverlas se dé alguna de las siguientes causales:

1. Cuando la declaración objeto de la devolución o compensación se tenga como no presentada por las causales de que tratan los artículos 580 y (650-1).

2. Cuando la solicitud se presente sin el lleno de los requisitos formales que exigen las normas pertinentes.

3. Cuando la declaración objeto de la devolución o compensación presente error aritmético.

4. Cuando se impute en la declaración objeto de solicitud de devolución o compensación, un saldo a favor del período anterior diferente al declarado.

PAR. 1º—Cuando se inadmita la solicitud, deberá presentarse dentro del mes siguiente una nueva solicitud en que se subsanen las causales que dieron lugar a su inadmisión.

Vencido el término para solicitar la devolución o compensación la nueva solicitud se entenderá presentada oportunamente, siempre y cuando su presentación se efectúe dentro del plazo señalado en el inciso anterior.

En todo caso, si para subsanar la solicitud debe corregirse la declaración tributaria, su corrección no podrá efectuarse fuera del término previsto en el artículo 588.

PAR. 2º—Cuando sobre la declaración que originó el saldo a favor exista requerimiento especial, la solicitud de devolución o compensación sólo procederá sobre las sumas que no fueron materia de controversia. Las sumas sobre las cuales se produzca requerimiento especial serán objeto de rechazo provisional, mientras se resuelve sobre su procedencia” (subraya la Sala).

De conformidad con la norma transcrita, las solicitudes de devolución deben rechazarse en forma definitiva cuando: (i) se presentan extemporáneamente, pues esa circunstancia indica que prescribió el plazo para reclamar el derecho; (ii) cuando el saldo a favor ya fue devuelto o compensado, pues ese hecho indica que el derecho ya fue reconocido, y (iii) cuando como resultado de la corrección de la declaración tributaria hecha por el propio contribuyente se genere un saldo a pagar, porque esa circunstancia indica que el saldo a favor desapareció.

Por su parte, la petición de devolución y/o compensación se inadmite, entre otros casos, cuando la declaración de renta objeto de la petición de devolución o compensación se haya tenido como no presentada.

En el caso concreto, son hechos probados y no controvertidos que la demandante presentó la declaración de renta del año 2001.

En esa declaración de renta, la demandante tributó sobre una renta presuntiva de $297.354.000, que, a la tarifa del 37%, dio un impuesto sobre la renta gravable de $110.021.000. A ese valor, la demandante restó $14.350.000, que corresponden al descuento tributario por generación de empleo, para un total de impuesto neto de renta de $95.671.000. Dado que la demandante también reportó retenciones en la fuente de $323.396.000 y sanciones por $160.000, el total del saldo a favor liquidado fue de $227.565.000.

Y aunque el saldo a favor resultó del pago en exceso del impuesto, en virtud de las retenciones en la fuente practicadas y no del hecho de estar amparado en ese régimen de estabilidad tributaria, el caso es que la DIAN decidió supeditar la petición de compensación de ese saldo a favor a la eficacia de la declaración de renta contentiva de ese saldo. Y, al hacerlo, violó el derecho al debido proceso de la demandante y desconoció los artículos 580 y 857 ET, tal y como pasa explicarse.

En efecto, es un hecho probado que, el 3 de abril de 2002, la demandante radicó la petición de compensación del saldo a favor de la declaración de renta del año 2001, mediante formulario radicado con el Nº DI20012002002031, que da cuenta, además, de que la demandante solicitó la compensación del saldo a favor de $227.565.000, para que se imputara a las siguientes obligaciones:

Ventas 2002 bim 1$117.695.000
Retefuente 2002 bim 1 $52.752.000
Retefuente 2002 bim 2$57.118.000

Según la matriz de verificación de los requisitos exigidos para dar trámite a la petición, que obra en el folio 73 del cuaderno de antecedentes administrativos, la petición de compensación fue presentada dentro de la oportunidad legal, por la persona legitimada para el efecto, cumplió los requisitos del artículo 580, 650-1, 650-2 y 572 E.T. y se verificaron que las autorretenciones estuvieran totalmente pagadas(16).

No obstante, es un hecho demostrado que la DIAN inadmitió la solicitud de compensación por el hecho de que la demandante había presentado la declaración de renta del año 2001 en medios litográficos y no en medios magnéticos. Es decir, que, de facto, la DIAN le restó efectos jurídicos a la declaración de renta objeto de la petición de compensación, sin brindar a la demandante la oportunidad de controvertir o explicar ese hecho.

También es un hecho probado que, ante la insistencia de la demandante en que se le dé trámite a la solicitud de compensación radicada el 3 de abril de 2002, la DIAN decidió expedir el auto declarativo 110632002000046 del 26 de junio de 2002 para dar por no presentada la declaración de renta del año 2001, esto es, con posterioridad a la presentación de la petición de compensación.

Es evidente, entonces, la vulneración del derecho al debido proceso en que incurrió la DIAN, pues fundamentó la inadmisión de la petición de compensación en el hecho de que la declaración de renta no había sido presentada, siendo que para la fecha en que se verificaron las causales de inadmisión, ese hecho no estaba probado.

Es un hecho probado, además, que la demandante no pretendió eludir la responsabilidad de cumplir la obligación sustancial de pagar el impuesto, ni de eludir las formas previstas en la ley para cumplir esa obligación.

En efecto, en el expediente obra el oficio del 13 de marzo de 2002, en el que Energía y Potencia S.A. le informa a la DIAN, de manera previa, que está obligada a presentar la declaración de renta por medios electrónicos, pero que el sistema informático no le permite calcular el impuesto a la tarifa del 37%. Que, por eso, presentaría la declaración en la forma tradicional, esto es, por medios litográficos, con fundamento en el Decreto 2795 de 2001, que preveía ese presupuesto como excepción a la regla de presentar la declaración en medios magnéticos.

Por lo tanto, la demandante amparó la presentación de la declaración de renta en medios litográficos en la duda razonable que le asistía sobre la posibilidad de que se le reconociera el derecho a estar amparada en el régimen de estabilidad tributaria. Por eso, incluso, tramitó las demandas que ahora cursan en el Consejo de Estado.

Pero, se insiste, al margen de esa discusión, lo cierto es que la DIAN no podía desconocer ipso facto los efectos de la declaración de renta del año 2001 para inadmitir la petición de compensación del saldo a favor.

En la sentencia apelada se le dio la razón al demandante, en el sentido de que se le vulneró el derecho de defensa y al debido proceso, por el hecho de que la DIAN pretermitió haber expedido el acto administrativo que declarara tener por no presentada la declaración de renta del año 2001 de Energía y Potencia S.A. No obstante, en la sentencia se negaron las pretensiones de la demanda por el hecho de que la DIAN habría subsanado la irregularidad cometida, mediante la expedición del correspondiente acto declarativo que tuvo por no presentada la declaración de renta del año 2001.

La Sala considera que la expedición del auto declarativo Nº 110632002000046 del 26 de junio de 2002, con posterioridad al auto de inadmisión, no sanea la irregularidad cometida. La DIAN debió verificar si a la fecha de la solicitud de compensación existía una causal de inadmisión. Concretamente, debía verificar si existía un acto ejecutoriado, que tuviera por no presentada la declaración de renta del año 2001. Como ese acto no existía, la DIAN debió admitir la petición de compensación y decidir de fondo sobre la misma. Y, en todo caso, la Sala, mediante sentencia del 29 de junio de 2017(17), decidió anular el auto declarativo No. 110632002000046 del 26 de junio de 2002 y, a título de restablecimiento del derecho, ordenó tener por presentada la declaración de renta radicada con el sticker 1350101052639 3, del 21 de marzo de 2002, hecho relevante que se debe tener en cuenta en esta providencia.

Para la Sala, entonces, está probada la causal de nulidad por violación del debido proceso y por falta de aplicación de los artículos 580 y 857 E.T. En consecuencia, procede anular el Oficio 8311062-433 del 3 de abril de 2002 y la Resolución 9 del 27 de mayo de 2003 y, previas las verificaciones a que haya lugar, a título de restablecimiento del derecho, se debe ordenar la compensación del saldo a favor declarado en la declaración de renta del año 2001, en los términos solicitados por el demandante, de conformidad con el artículo 804 del E.T.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. REVÓCASE la sentencia del 30 de noviembre de 2012, dictada por el Tribunal Administrativo de Antioquia en el proceso de nulidad y restablecimiento del derecho promovido por la sociedad Energía y Potencia S.A. ESP contra la DIAN. En su lugar:

2. INHÍBESE la Sala para decidir de fondo la demanda de nulidad y restablecimiento del derecho contra el auto inadmisorio 479 del 16 de mayo de 2002.

3. ANÚLANSE el Oficio 8311062-433 del 26 de junio de 2002, y la Resolución 9 del 27 de mayo de 2003, por las razones expuestas en la parte considerativa de esta providencia.

4. Previas las verificaciones pertinentes, a título de restablecimiento del derecho, ORDÉNASE compensar el saldo a favor reportado en la declaración de renta del año 2001 en cuantía de $227.565.000, que se imputará a las siguientes obligaciones tributarias, conforme lo pidió la demandante:

Ventas 2002 bim 1$117.695.000
Retefuente 2002 bim 1 $ 52.752.000
Retefuente 2002 bim 2$57.118.000

Cópiese, notifíquese, devuélvase el expediente al tribunal de origen y cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en la sesión de la fecha».

5 Folios 78 y 79 del cuaderno de anexos.

6 Ver sistema de consulta de procesos de la rama judicial. Expediente 05001233100020020444400. En http://procesos.ramajudicial.gov.co/consultaprocesos/. Entró para fallo el 6 de abril de 2016.

7 Folio 77 del cuaderno anexo.

8 Folio 11 ibíd.

9 Folio 99 ibíd.

10 Aparte tomado del anexo explicativo del auto inadmisorio. Folio 101 del cuaderno anexo.

11 Folio 13 del cuaderno principal.

12 Folio 17 del cuaderno principal.

13 Folio 19 ibíd.

14 Folios 20 a 23 ibíd.

15 Folios 27 a 33 ibíd.

16 Folios 12 a 23 del cuaderno de antecedentes administrativos.

17 Consejo de Estado. Sala de lo Contencioso administrativo. Sección cuarta. C.P. Stella Jeannette Carvajal Basto. Sentencia de 29 de junio de 2017. Rad.: 05001-23-31-000-2003-01669-01 (18200). Actor: Energía & Potencia S.A. E & P S.A. Demandado: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.