Sentencia 2004-00620 de marzo 11 de 2010 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Radicación 44001233100020040062001/

Expediente 17255

Consejero Ponente:

Dr. William Giraldo Giraldo

Actor: Óscar Enrique Zuleta Camargo

Fallo

Bogotá, D.C., once de marzo de dos mil diez.

EXTRACTOS: «Consideraciones

Corresponde a la Sala decidir el recurso de apelación interpuesto por la parte actora contra la sentencia de primera instancia que negó las súplicas de la demanda.

Observa la Sala que el problema jurídico a dilucidar se circunscribe a establecer si prospera la excepción de falta de agotamiento de la vía gubernativa como lo declaro el a quo, o si por el contrario, debe conocerse de fondo la legalidad de la actuación que sancionó al actor por no declarar renta en la vigencia fiscal de 1997.

En primer término se advierte que Óscar Enrique Zuleta Camargo en la declaración de renta y complementarios del año gravable de 1995, presentada el 3 de marzo de 1997, consignó como dirección carrera 49 C Nº 84-94 apto. 302 de la ciudad de Barranquilla.

De manera que la notificación de los actos tendientes a sancionarlo por no declarar se realizó en forma incorrecta, comoquiera que desde el requerimiento ordinario, pasando por el emplazamiento para declarar y finalmente la resolución sanción fueron enviadas a la Calle 13 Nº 08-03 Maicao, Guajira.

Sin embargo, habida cuenta que el día 29 de abril de 2004 el demandante otorgó poder a un abogado para que lo representara en el proceso administrativo de cobro coactivo que se inició en su contra, con fundamento en la resolución sanción por no declarar, debe entenderse que, a partir de esa fecha, tuvo conocimiento de tales actos administrativos.

No es pertinente tomar como fecha de notificación por conducta concluyente el 14 de mayo de 2004 puesto que desde el pasado 29 de abril había extendido el poder para que un abogado lo representara.

Por ello, debe tenerse como fecha válida en que se conoció la actuación administrativa, la correspondiente al momento en que se surtió la notificación por conducta concluyente de la sanción por no declarar, o sea, el 29 de abril de 2004.

En efecto, este tipo de notificación fue establecida por el legislador cuando la parte interesada, dándose por suficientemente enterada, convenga en ella o utilice en tiempo los recursos legales (CCA, art. 48).

De ahí que en el caso en estudio, la Sala observa que a folio 40 del expediente aparece poder otorgado por Óscar Enrique Zuleta Camargo para el proceso administrativo de cobro coactivo, expediente 20020400 del 29 de abril de 2004, fecha en la cual se entiende surtida la notificación por conducta concluyente.

Efectivamente, mediante poder debidamente otorgado, con diligencia de presentación personal por parte del poderdante el día 29 de abril de 2004 ante el notario primero del circulo de Riohacha, se otorga poder especial a la abogada Yamel Yoleina Robles Rocha para que lo represente y defienda frente al proceso administrativo de cobro coactivo que adelanta la oficina de recaudación y cobranzas, expediente 20020400. Así pues, se constata la disposición del poderdante de otorgar poder para ejercer en tiempo los recursos legales contra dicha actuación.

Lo anterior descarta que se tenga como fecha de notificación por ese medio, el momento en que solicitó la copia del expediente, por haberse presentado en forma posterior (mayo 14 de 2004).

Pues bien, si se entiende que la notificación de la resolución sanción por no declarar se surtió el 29 de abril de 2004, a partir de ese momento el actor pudo interponer el recurso de reconsideración con el fin de agotar la vía gubernativa (E.T., art. 720), o acudir directamente ante las instancias judiciales para demandar directamente los correspondientes actos (CCA, art. 135).

Sin embargo, en el caso particular, la Sala observa que el actor acudió a la revocatoria directa, como mecanismo para que la administración se pronunciara respecto de los actos que lo sancionaron por no declarar, tal como aparece a folio 11 del informativo la Resolución sanción 900004 de marzo 14 de 2002.

De suerte que para la Sala es claro que el actor no utilizó el mecanismo de impugnación pertinente (recurso de reconsideración), y en su defecto acudió a la revocatoria directa, situación que configura la excepción conocida como “falta de agotamiento de la vía gubernativa”.

Ahora bien, la Sala no comparte la apreciación del a quo sobre la caducidad de la acción de nulidad y restablecimiento del derecho, comoquiera que al configurarse la excepción mencionada, se obvió el acto administrativo obligatorio que agota la vía gubernativa para su cómputo.

Así las cosas, para la Sala había lugar a declarar la prosperidad de la excepción de falta de agotamiento de la vía gubernativa como lo efectuó el a quo, lo cual da lugar a que se confirme la sentencia de primera instancia por este aspecto.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

CONFÍRMASE la sentencia apelada en cuanto declaró probada la excepción de “falta de agotamiento de la vía gubernativa”.

RECONÓCESE personería a la doctora Martha Aurora Casas Maldonado en representación de la parte demandada.

La anterior providencia fue discutida y aprobada en la sesión de la fecha».