Sentencia 2004-01626 de abril 29 de 2010

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad. 25000-23-27-000-2004-01626-01 (16528)

Consejera Ponente:

Dra. Martha Teresa Briceño De Valencia

Actor: Procesadora de Leches S.A. - Proleche S.A.

Bogotá, D.C., veintinueve de abril de dos mil diez.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

Corresponde a la Sala decidir sobre la legalidad de los actos administrativos por medio de los cuales la DIAN modificó la declaración de renta y complementarios por la vigencia fiscal 1999, a cargo de la sociedad Proleche S.A.

En los términos del recurso de apelación interpuesto por la demandante, se debe precisar si se ajustan a derecho la liquidación oficial de revisión y la resolución que desató el recurso de reconsideración; o, en su defecto si se debe dar curso positivo a las pretensiones de la demanda, previas las siguientes consideraciones:

La administración tributaria practicó a la actora liquidación de revisión en la que además de adicionarle ingresos por $ 1.945.882.000, le desconoció “Ingresos no constitutivos de renta” y varios costos y deducciones, de los que la sociedad acepta dos glosas que incluye en la declaración de corrección allegada con ocasión del recurso de reconsideración, corrección que no es incorporada al proceso por el ente fiscal habida cuenta que el contribuyente no incluyó la sanción por inexactitud reducida a la mitad ni canceló su importe, incumpliendo lo estipulado en el artículo 713 del estatuto tributario.

Analizará la Sala inicialmente el aspecto procedimental discutido por el actor que atañe a la validez jurídica de la declaración de corrección remitida con el recurso instaurado, en la que acepta algunas glosas, sin acreditar la inclusión y el pago de la sanción por inexactitud reducida.

De acuerdo con la legislación vigente, las declaraciones tributarias una vez presentadas pueden ser objeto de dos tipos de corrección:

1) Corrección voluntaria. y 2) Corrección provocada.

La regulación legal de la corrección voluntaria se encuentra contenida en los artículos 588 y 589 del estatuto tributario y, ello ocurre, cuando el mismo declarante detecta alguna falencia en el denuncio fiscal y resuelve, por cuenta propia corregirlo, evento en el cual está facultado para modificar todos los rubros iniciales y rehacer su declaración ya sea a su favor o en su contra.

Diferente sucede si se trata de la corrección provocada, reglamentada por los artículos 709 y 713(6) ibídem, pues esta requiere de intervención previa de la administración tributaria por cuanto se restringe exclusivamente a la aceptación total o parcial de las glosas propuestas y/o determinadas fiscalmente, con el propósito específico de reducir la sanción por inexactitud en proporción al monto aceptado y de acuerdo con la etapa del proceso en que se encuentre.

Ahora, la corrección a las declaraciones tributarias una vez presentadas, es concebida por la normativa tributaria como una facultad que se confiere a los declarantes, que, desde luego, tiene por finalidad beneficiarlos en la disminución de la sanción al hacer uso de ella. Al tratarse de las correcciones provocadas de los artículos 709 y 713 del estatuto tributario el declarante lo que hace es renunciar a su derecho de defensa respecto de las glosas que acepta, las cuales ya no podrá discutir ni desvirtuar en instancias posteriores, de forma que, el beneficio que puede obtener como resultado de su corrección, es la disminución de la sanción por inexactitud propuesta o determinada respecto de los hechos que en su contra acepta.

De esta forma, si la corrección provocada no cumple la totalidad de requisitos exigidos en la norma para su validez, no se incorpora al proceso de determinación o discusión del tributo al que va dirigida, al no hacerse acreedora a la disminución de la sanción por inexactitud, beneficio real de estas correcciones, figura diferente a la facultad de la administración tributaria para tener la declaración como no presentada por una de las causales contempladas en el artículo 580 del estatuto tributario caso en el cual se requiere la notificación del auto declarativo, previo al acto administrativo que así lo declare, so pena de su nulidad.

Para el evento en estudio, la corrección a la declaración inicial tiene el carácter de “provocada” por cuanto fue presentada con posterioridad a la notificación de la liquidación de revisión, de donde para lograr su validez legal, se hace indispensable el cumplimiento de todos los requisitos exigidos por el artículo 713 del estatuto tributario, a saber:

a) Que se presente dentro del término para interponer el recurso de reconsideración.

b) Que se acepten total o parcialmente los hechos determinados en la liquidación oficial.

c) Que se incluyan en la corrección los mayores valores aceptados y la sanción por inexactitud reducida a la mitad de la determinada oficialmente.

d) Que se presente ante la oficina jurídica competente para conocer del recurso un memorial en el que consten los hechos aceptados y la liquidación de la sanción reducida, y

e) Que se adjunte copia o fotocopia de la corrección y la prueba del pago de los mayores valores aceptados incluida la sanción por inexactitud reducida.

La actora cumple con las dos exigencias iniciales pero omite incluir en la declaración de corrección para hacerse acreedora del beneficio, la sanción reducida y acreditar su pago, condiciones establecidas como requisitos sine qua non para considerar la corrección ajustada a derecho, amparada en que como la sociedad determinó el impuesto por el sistema especial de renta presuntiva la modificación no afectó el saldo a favor incluido en la privada.

El artículo 647 del estatuto tributario(7) establece las causales expresas para imponer la sanción por inexactitud así como la base para la aplicación de la misma, constituida esta por la suma de los mayores valores determinados siempre que estos generen un mayor impuesto, sin especificar la norma tratamiento diferente que dependa del sistema empleado para liquidar el tributo correspondiente, ni aludir al resultado final que se obtenga, sino teniendo en cuenta hecho por hecho sancionable, vale decir, es indiferente el resultado matemático que arroje el valor “a pagar” o “a favor” , la sanción se configura siempre que de la comisión del hecho sancionable “se derive un menor impuesto”.

Lo anterior, habida cuenta de que, en principio, en todas las declaraciones la renta se debe depurar como lo ordena el artículo 26 del estatuto tributario., solo que, con carácter excepcional existen las llamadas “rentas especiales” (brutas, líquidas o gravable), que sustituyen, si son superiores, la renta ordinaria ya depurada. Este es el caso de la renta presuntiva, circunstancia que no obsta para que al glosar una partida la renta líquida sufra el incremento respectivo, y desde luego, la falencia cometida genere la sanción que le corresponde a la partida cuestionada o rechazada.

Es indudable que al haber omitido la sociedad Proleche S.A. en su denuncio rentístico por el año 1999 parte de los ingresos percibidos e incluido costos y deducciones improcedentes, de dicho proceder se derivó un menor impuesto, cumpliendo los presupuestos legales para generar la sanción por inexactitud, la que efectivamente fue propuesta en el requerimiento especial y determinada en la liquidación oficial de revisión.

El artículo 647 incluye como primera causal para sancionar por inexactitud el hecho de que el contribuyente haya omitido ingresos que debieron ser incluidos en las declaraciones tributarias, luego, mal se puede afirmar como lo hace el actor, que “la norma permite sancionar solo cuando a consecuencia de errores del contribuyente se derive un menor impuesto o un mayor saldo a favor, pero al no darse la aludida situación por no generarse diferencia alguna en la base de liquidación no existía tampoco hecho sancionable”, cuando no solo la diferencia afecta la base de liquidación por el sistema ordinario, dado que la glosa que la origina se deriva de la falta de cumplimiento respecto de la depuración ordenada por el artículo 26 del estatuto tributario, sistema que debe ser aplicado en toda declaración tributaria, sino que en últimas el valor determinado, del que hacen parte las glosas aceptadas en la corrección, deviene en un valor a pagar en la liquidación oficial de revisión.

Luego, si la sanción por inexactitud impuesta fue el resultado de las glosas oficialmente determinadas, incluidas las que se aceptan, carece de toda lógica que el contribuyente pretenda que al aceptar e incluir en su denuncio rentístico de corrección parte de ellas, la aludida sanción desaparezca, cuando el artículo 713 ordena en forma perentoria que si el declarante acepta total o parcialmente los hechos planteados en la liquidación “la sanción por inexactitud se reducirá a la mitad de la sanción inicialmente propuesta por la administración en relación con los hechos aceptados” por tanto, si el ente fiscal propuso e impuso la sanción, la única alternativa de la demandante para darle validez legal a su corrección “provocada” era acoger el procedimiento como la norma lo indica, vale decir, reducir la parte de la sanción asignada por la administración a las glosas aceptadas, y aplicarle el porcentaje autorizado como reducción.

Adición de ingresos

En lo que hace a la glosa de fondo apelada, consistente en la adición de $ 1.945.882.445, en calidad de ingresos omitidos derivados de la “venta de activos fijos”, esta surge porque la sociedad declaró solamente el valor correspondiente a la “utilidad”, cuando, según la DIAN, debió incluir en forma separada el ingreso y el costo de los mismos, en orden a la depuración establecida por el artículo 26 del estatuto tributario(8).

La norma aludida depura la base del impuesto sobre la renta partiendo siempre del total de los ingresos percibidos en la anualidad fiscal sean estos ordinarios o extraordinarios y establece, para tal efecto, una secuencia que se lleva en el mismo orden al formulario oficial de la declaración tributaria, así:

" Total de ingresos brutos ordinarios y extraordinarios del año gravable, menos: devoluciones, rebajas y descuentos = Ingresos netos, menos: costos imputables a dichos ingresos = renta bruta, menos: deducciones = renta líquida, menos: rentas exentas = renta gravable".

La sociedad Proleche S.A. a su vez, “neteó” la utilidad de los activos fijos enajenados amparándose en el artículo 90 del estatuto tributario que expone “La renta bruta o la pérdida proveniente de la enajenación de activos a cualquier título, está constituida por la diferencia entre el precio de enajenación y el costo del activo o activos enajenados”.

La norma al concluir que del valor de venta menos el costo del bien se obtiene la “renta bruta”, consagra una forma particular para el caso de los “activos enajenados” que al igual que la general, parte del ingreso percibido y donde el “precio de enajenación” es el ingreso al que se le detrae el costo para obtener la renta bruta, pero que, en principio, no conlleva una autorización al declarante para que la depuración sea efectuada por fuera del formulario de la declaración y se incluya únicamente el valor “neteado” como lo hizo el declarante.

Lo anterior por cuanto, si bien contabilizó los ingresos percibidos por valor de $ 1.967.364.732.10 en la cuenta PUC-4205 “otras ventas”, incluye en la misma cuenta el “costo” por $ 1.942.899.81.96, de cuya diferencia obtiene la cifra declarada como utilidad que asciende a $ 24.464.913,14 como se verifica en el certificado de revisor fiscal que obra en el expediente(9).

Según la dinámica de la cuenta afectada por el contribuyente (PUC 4205) solo era procedente acreditarla con ingresos y únicamente podía debitarse por la cancelación de saldos al final del ejercicio, por no ser una cuenta de costos, de donde debió incluir por separado los costos realizados; luego, al haber declarado un ingreso de $ 24.464.913 frente a $ 1.970.347.358 contabilizados y no solicitar en el renglón 37 “otros costos” suma alguna, la administración tributaria le incluye la diferencia que asciende a $ 1.945.882.445 como ingreso omitido.

El actor argumenta que el ente fiscal no evaluó el hecho de que la empresa utiliza cuentas equivalentes en su contabilidad, que para el caso de la cuenta PUC 4205 son las siguientes: 6620, 6644, 6650, 6710, 6720, 6750 (de ingresos) y 6920, 6944 y 6950 (de costos), y decide sin razón, considerar que las tres últimas no corresponden a la cuenta PUC 4205, parcializando el análisis de la información.

En efecto, respecto de la información contable el artículo 6º del Decreto 2650 de 1993, tal como fue modificado por el artículo 2º del Decreto Reglamentario 2894 de 1994 permite utilizar códigos internos diferentes a los del PUC, cuando expone:

“ART. 6º—Normas de aplicación. 1. El catálogo de cuentas y su estructura serán de aplicación obligatoria y en la contabilidad no podrán utilizarse clases, grupos, cuentas o subcuentas diferentes a las previstas en él. No obstante, los entes económicos que lo consideren necesario podrán utilizar internamente para el registro de sus operaciones, códigos y denominaciones diferentes, caso en el cual deberán elaborar una tabla de equivalencias entre estas y las contenidas en el catálogo del plan único de cuentas, la cual estará a disposición de las personas o entidades que de conformidad con la Ley tengan la potestad de inspeccionar o examinar los libros y papeles del ente económico (...)”.

Por su parte la Circular Externa 3º de 1994 de la Supersociedades se refiere a la forma como los entes por ella vigilados pueden aplicar la tabla de equivalencias del PUC, en los siguientes términos:

“1. La tabla de equivalencia es un instrumento excepcional previsto en el referido decreto (2650) como un mecanismo que tiene como finalidad obvia el que los entes económicos con sistemas complejos de información contable debidamente organizados, que incluyen la utilización uniforme de codificaciones y denominaciones en el registro de sus cuentas, puedan sustituir, para efectos del manejo de información exclusivamente interna, la utilización del plan único de cuentas (...)”.

Se concibe entonces la tabla de cuentas equivalentes a las del PUC, como un instrumento que sustituye internamente no solamente los códigos sino también las denominaciones establecidas en el catálogo del mencionado plan, cuya utilización es avalada tanto por los textos legales como por las entidades que vigilan las empresas.

La actora, como se observa en el certificado de revisor fiscal aportado como prueba, aplica en su contabilidad cuentas corporativas equivalentes a las del PUC perfectamente diferenciadas, en donde las cuentas que inician por 66 y 67 corresponden a “ingresos”, en tanto las que comienzan por 69 pertenecen a “costos”, asignándole a todas ellas equivalencia con la cuenta PUC 4205.

El texto del citado certificado es el siguiente:

“El suscrito revisor fiscal de Procesadora de Leches S.A.

NIT: 890.903.711-3

Certifica que:

De acuerdo con registros contables a 31 de diciembre de 1999, la cuenta PUC 4205 denominada “otras ventas” ascendió a $ 24.464.913,14, tal como se detalla a continuación:

PUC interno de la empresaPUC comercialConceptoSaldo a 31 de diciembre de 1999
66204205Ventas de almacén77.829.162
66444205Venta tanques de expansión1.828.405.942
66504205Otras ventas17.832.406
67104205Venta de leche cruda a granel(2.982.625,90)
67204205Ventas de almacén6.045.389
67504205Otras ventas40.234.459
Subtotal partidas Crédito   1.967.364.732,10
69204205Costo de las otras ventas(63.446.002,54)
69444205Costo ventas tanques de expansión(1.879.226.867)
69504205Costo otras ventas (226.949,42)
Subtotal partidas débito  (1.942.899.818,96)
Saldo de la Cuenta 4205  24.464.913,14

Se expide la presente certificación en Bogotá, D.C., a los treinta (30) días del mes de julio de 2004, a solicitud de la administración de la compañía. Marlly Sarela Gallego M. revisor fiscal. Tarjeta profesional 92344-T”.

Como se observa en el certificado de revisor fiscal transcrito, tanto en este, como en el resultado final de la investigación y en el texto de la demanda y la apelación se demuestra que lo declarado corresponde a “utilidad en venta de activos fijos” derivada de la dinámica establecida en el artículo 15 del Decreto 2650 de 1993 para la cuenta 4245: “Utilidad en venta de propiedad, planta y equipo”.

Ahora, según el informe final de visita del 5 de septiembre de 2002(10) y el mismo certificado del revisor fiscal, la cuenta utilizada para determinar la “utilidad” fue la 4205 “otras ventas”, en la que se registraron: “ventas de almacén”, “venta de leche cruda a granel”, “venta de tanques de expansión” y “otras ventas”, y en la misma cuenta, extractado de las cuentas corporativas equivalentes al PUC, se incluyó el costo discriminado en “costo ventas tanques de expansión” y “costo otras ventas”.

Un activo fijo se define como un bien de propiedad de la empresa, que, de acuerdo con su actividad comercial, esta no enajena dentro del giro ordinario de sus negocios, y al tener Proleche como objeto social principal “La explotación de la industria de alimentos para el consumo humano y animal, en especial la industria de la leche, sus derivados y subproductos” , como consta en su inscripción ante la Cámara de Comercio de Bogotá, es de entenderse, que cuando en las pruebas analizadas se habla de “ventas de almacén”, “ventas de leche cruda a granel” y “otras ventas”, son ingresos derivados directamente de su actividad comercial, de donde no es dable calificarlos como “activos fijos”.

Por tanto, respecto a los ingresos diferentes a los percibidos por la venta de activos fijos, no es posible aceptar los costos que se les pretende imputar y que no fueron incluidos en la declaración tributaria por cuanto no se allegaron soportes que demuestren la realidad y viabilidad fiscal de los mismos y de su causación en el año gravable 1999.

Diferente debe ser el tratamiento fiscal para la “venta de tanques de expansión”, los cuales no pueden ser enajenados dentro del giro ordinario del negocio de la sociedad por no estar dentro de su objeto social, sino que, hacen parte de la “propiedad, planta y equipo” de la empresa, o sea de los activos para uso de la misma, lo que les otorga la calidad de activos fijos.

La forma de obtener la utilidad respecto de ellos se encuentra debidamente soportada, toda vez que se tiene certeza tanto sobre su valor de venta, como del costo que fue detraído, conformado por su valor en libros, adicionados los ajustes que por ley corresponden y afectado con la depreciación a partir de su fecha de compra.

Luego, teniendo en cuenta que solo los tanques de expansión son activos fijos que tanto contable como fiscalmente pertenecen a la “propiedad, planta y equipo” de Proleche, correlativamente solo el costo de los mismos puede ajustarse a las exigencias del artículo 69 del estatuto tributario y detraerse de las ventas registradas.

Luego, y visto que si bien en la cuenta PUC 4205 es pertinente registrar ingresos, los costos de los tanques de expansión allí incluidos, aparte de estar debidamente contabilizados en las cuentas corporativas equivalentes a la oficial, cuentan con los soportes adecuados, en aplicación del principio de la prevalencia de la verdad real sobre la formal se deben tener en cuenta aunque no hayan sido depurados en el denuncio rentístico.

Por tanto, el valor contabilizado como ingreso total por concepto de ventas en la cuenta PUC 4205, se afectará con el “costo ventas tanques de expansión” lo que permite obtener la utilidad neta fiscal, parte de la cual ya fue declarada, restando incluir la diferencia por gravar en calidad de ingreso omitido, como sigue:

Ingresos 1999Costo tanques de expansiónUtilidad determinadaUtilidad declaradaDiferencia que constituye ingreso omitido
1.967.364.732,101.879.226.86788.137.865,1024.464.913,1463.672.951,96.

 

En lo que hace a la sanción por inexactitud, no exige la norma que exista mala fe o maniobras fraudulentas para hacerse acreedor a ella, basta con que los ingresos declarados sean inferiores a los reales y que de este hecho se derive un menor impuesto para el contribuyente, para que se genere el derecho por parte de la administración a imponer la enunciada penalización, la cual se ajustará de acuerdo con la cifra que se mantiene.

Teniendo en cuenta las consideraciones expuestas, la Sala procede a efectuar una nueva liquidación del impuesto sobre la renta y complementarios a cargo de la sociedad Procesadora de Leches S.A. - Proleche S.A. correspondiente a la vigencia gravable 1999, en los siguientes términos:

RenglónConceptosLiquidación privadaResolución recursoValores determinados
AAPasivos no monetarios 000
ABPatrimonio líquido 3.415.253.000 3.415.253.000 3.415.253.000
ACDepreciación amortización y agotamiento1.476.233.000 1.476.233.000 1.476.233.000
ADAmortización corrección monetaria diferida000
AEAumento de patrimonio liquido000
SSCifra control 14.891.486.000 4.891.486.000 4.891.486.000
AIAcciones y aportes1.865.000 1.865,000 1.865,000
AJActivos fijos4.716,649.000 4.716.649.000 4.716.649.000
ALOtros activos no monetarios168.025.000 168.025.000 168.025.000
AMDisminución patrimonio liquido00 0
ANAmortización corrección monetaria diferida000
STCifra control 24.886.539.0004.886.539.0004.886.539.000
1 PAEfec., bcos., ctas. Bcos., inver. mobil ctas. por cobrar1.273.466.0001.273.466.0001.273.466.000
2 PKDerechos fiduciarios1.171.423.0001.171.423.0001.171.423.000
3 PMCuentas por cobrar clientes11.531.640.00011.531.640.00011.531.640.000
4EOCtas. por cobrar accionistas, socios cias. vinculadas2.572.610.0002.672.610.0002.672.610.000
5PQOtras cuentas por cobrar5.204.186.0005.204.186.0005.204.186.000
6 PBAcc. y aportes (soc.. anónimas ltdas. y asimiladas)27.032.00027.032.00027.032.000
7 PCInventarios8.022.934.0008.022.934.0008.022.934.000
8 SVSemovientes000
9 PWActivos fijos no depreciables2.243.017.0002.243.017.0002.243.017.000
10 EUActi. fijos depre, amort. intang. y agot.49.657.590.00049.657.590.00049.657.590.000
11 PEMenos: deprec.. amor y agot. acum.19.873.849.00019.873.849.00019.873.849.000
12 PFOtros activos236.830.000236.830.000236.830.000
13 PGTotal patrimonio bruto63.068.879.00063.066.879.00063.066.879.000
14 0ACuentas por pagar proveedores9.391.690.0009.391.690.0009.391.690.000
15 OBC/taspor pag. ctas. vinc. y acc. o socios000
16 0CC/tas por pagar sector financiero12.634.334.00012.534.334.00012.534.334.000
17 OIOtros pasivos3.563.002.0003.583.002.0003.583.002.000
18 PHTotal pasivo 25.489.026.00025.489.026.00025.489.026.000
19 PITotal patrimonio liquido positivo37.577.853.00037.577.853.00037.577.853.000
20 PLTotal patrimonio liquido negativo000
21 ILVentas brutas144.929.366.000144.929.366.000144.929.366.000
22 ISHonorarios, comisiones y servicios000
23 ICIntereses y rendimientos financieros1.066.389.0001.066.389.0001.066.389.000
24 IDDividendos y participaciones000
25 IEOtros ingresos distintos de los anteriores541.199.0002.487.061.000604.872.000
26 IVTotal ingresos brutos146.536.954.000148.482.836.000146.600.627.000
27 IRDevoluciones, descuentos y rebajas19.175.444.00019.175 444.00019.175 444.000
28 IUDividendos y participaciones000
29 INIndemnizaciones seguro de daño58.111.00042.439.00042.439.000
30 ITOtros distintos de los anteriores000
31 IGTotal ingresos netos127.303.399.000129.264.953.000127.382.744.000
32 CVCosto de ventas (para sistema permanente)104.945.527.000104.902.445.000104.902.445.000
33 CAInventario Inicial000
34 CVMás compras000
35 CCMOD salarios. prestac. y otros pagos laborales000
36 MWIntereses y costos financieros000
37 CGOtros costos (ver instrucciones)000
38 CHMenos inventarios finales000
39 CTTotal costos104.946.627.000104.902.445.000104.902.445.000
40 CEHonorarios, comisiones y servicios2.971.596.0002.971.596.0002.971.596.000
41 DCSala y prest. y otros pag. labor (inclu. aport. par)4.737.922.0004.737.922.0004.737.922.000
42 DFIntereses y demás gastos financieros nacionales4.064.769.0004.064.769.0004.064.769.000
43 DHGastos efectuados en el exterior000
44 DPDepreciación, amortización y agotamiento460.228.000460.228.000460.228.000
45 DJDiferencia en renta presuntiva000
46 DLDeducción por pérdidas000
47 BWDeducción IVA por bienes de capital000
48 BXinver. de cap. efec. pat. emp. ZRP000
 49 CXOtras ded. (serv. pub. Flet., Seg., Imp., etc.)8.425.540.0008.425.540.0008.425.540.000
50 DTTotal deducciones20.660.055.00020.660.055.00020.660.055.000
51 CITotal costos y deducciones125.606.682.000125.562.500.000125.562.500.000
52 RARenta liquida1.696.717.0003.702.453.0001.820.244.000
53 RBO pérdida liquida000
54 RCO renta presuntiva1.773.236.0001.773.236.0001.773.236.000
55 EALey Páez000
56 EEEje cafetero000
57 ECOtras rentas exentas000
58 EDTotal rentas exentas000
59 RETotal renta líquida gravable1.773.236.0003.702.453.0001.820.244.000
60 GAIngresos suscept. de constituir ganancia ocasional000
61 LAImpuesto sobre la renta gravable620.633.0001.295.859.000637.085.000
62 DIMenos: descuento IVA por bienes de capital227.851.000227.851.000227.851.000
63 DKMenos: beneficio zona Río Páez000
64 LOGeneración del empleo000
65 LRDonaciones000
66 LBMenos: otros descuentos tributarios000
67 LCImpuesto neto de renta392.782.0001.068.008.000409.234.000
68 LLImpuesto recuperado (E.T., art. 258-1)000
69 LNTotal impuesto neto de renta392.782.0001.068.008.000409.234.000
70 LDMás: impuesto de ganancias ocasionales000
71 LFMás impuesto de remesas000
72 FUTotal impuesto el cargo392.782.0001.068.008.000409.234.000
73 MARemesas y pagos al exterior000
74 MCRendimientos financieros recibidos26.145.00026.145.00026.145.000
75 MY Honorarios, comisiones y servicios000
76 MGArrendamientos (muebles e inmuebles)000
77 MHVentas000
78 MJAutorretenciones 1.961.006.0001.961.006.0001.961.006.000
79 MIOtras retenciones000
80 GRTotal retenciones año gravable 19991.987.151.0001.987.151.0001.987.151.000
81 GNMenos saldo a favor año 1998 sin solicitud devolución.000
82 GXMenos anticipo año gravable 1999 000
83 FXMás anticipo año gravable siguiente 2000000
84 VSMás sanciones01.080.362.00026.323.000
85 HATotal saldo a pagar0161.219.0000
86 HBTotal saldo a favor1.594.369.00001.551.594.000

 

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

REVÓCASE la sentencia de fecha 21 de febrero de 2007, proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, Subsección “A”, y en su lugar ANÚLANSE parcialmente los actos demandados.

Como consecuencia de lo anterior y a título de restablecimiento del derecho, téngase como liquidación del impuesto sobre la renta y complementarios, año gravable 1999 a cargo de la sociedad Procesadora de Leches S.A. “Proleche S.A.”, la inserta en la parte motiva de esta providencia.

RECONÓCESE personería para actuar a nombre de DIAN al doctor Hermes Ariza Vargas, en los términos del poder que obra en el informativo.

Cópiese, notifíquese, comuníquese y devuélvase al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia fue estudiada y aprobada en sesión de la fecha».

(6) Artículo 713, estatuto tributario. Corrección provocada por la liquidación de revisión. Si dentro del término para interponer el recurso de reconsideración contra la liquidación de revisión, el contribuyente, responsable o agente retenedor, acepta total o parcialmente los hechos planteados en la liquidación, la sanción por inexactitud se reducirá a la mitad de la sanción inicialmente propuesta por la administración, en relación con los hechos aceptados. Para tal efecto, el contribuyente, responsable o agente retenedor, deberá corregir su liquidación privada, incluyendo los mayores valores aceptados y la sanción por inexactitud reducida, y presentar un memorial ante la correspondiente oficina de recursos tributarios, en el cual consten los hechos aceptados y se adjunte copia o fotocopia de la respectiva corrección y de la prueba del pago o acuerdo de pago de los impuestos, retenciones y sanciones, incluida la de inexactitud reducida”.

(7) Artículo 647, estatuto tributario. “Sanción por inexactitud. Constituye inexactitud sancionable en las declaraciones tributarias, la omisión de ingresos, de impuestos generados por operaciones gravadas, de bienes o actuaciones susceptibles de gravamen, así como la inclusión de costos, deducciones, descuentos, exenciones, pasivos impuestos descontables, retenciones o anticipos inexistentes y, en general la utilización en las declaraciones tributarias, o en los informes suministrados a las oficinas de impuestos, de datos o factores falsos, equivocados, incompletos o desfigurados, de los cuales se derive un menor impuesto o saldo a pagar o un mayor saldo a favor del contribuyente o responsable”.

(8) Artículo 26, estatuto tributario. “Los Ingresos son base de la renta líquida. La renta líquida gravable se determina así: de la suma de todos los ingresos ordinarios y extraordinarios realizados en el año o período gravable, que sean susceptibles de producir un incremento neto del patrimonio en el momento de su percepción, y que no hayan sido expresamente exceptuados, se restan las devoluciones, rebajas y descuentos con lo que se obtienen los ingresos netos. De los ingresos netos se restan, cuando sea el caso, los costos realizados imputables a tales ingresos, con lo cual se obtiene la renta bruta. De la renta bruta se restan las deducciones realizadas, con lo cual se obtiene la renta líquida. Salvo las excepciones legales, la renta líquida es renta gravable y a ella se aplican las tarifas señaladas en la ley”.

(9) Folio 80, c.p.

(10) Informe final de visita del 5 de septiembre de 2002 (fls. 2647 y 2648).