Sentencia 2004-01680 de junio 17 de 2010

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 25000-23-27-000-2004-01680-01 (16731)

Consejera Ponente:

Dra. Martha Teresa Briceño de Valencia

Actor: Telana S.A.

C/ Nación UAE DIAN.

FALLO

Bogotá, D.C., diecisiete de junio de dos mil diez.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

De acuerdo con los recursos de apelación interpuestos, corresponde a la Sala analizar la legalidad de la liquidación oficial de revisión mediante la cual la administración modificó la declaración privada del impuesto de renta y complementarios año gravable 1999, y de la resolución que decidió el recurso interpuesto contra ella, para determinar si los enunciados actos se ajustan a derecho, o si, por el contrario, le asiste razón al demandante y es procedente aceptar las peticiones de la demanda.

Reitera el actor en su apelación y en los alegatos de conclusión, la solicitud para que se tenga en cuenta la naturaleza jurídica del sistema de “Comparación patrimonial” como mecanismo especial de liquidación del impuesto sobre la renta.

El citado método especial para establecer la renta gravable, consagrado por el artículo 236 del estatuto tributario(4) como excepción a la depuración ordinaria contenida en el artículo 26 ibídem, posee su fundamento en la premisa lógica de que a ningún declarante le es dable legalmente incrementar el patrimonio poseído al cierre de una determinada vigencia fiscal, durante el período siguiente, en una suma superior a la de los ingresos ordinarios y extraordinarios percibidos en este último, una vez detraídas las erogaciones —efectivas no teóricas— que haya realizado durante la anualidad de que se trate.

De esta forma se autoriza capitalizar no solo la renta gravable, sino las rentas exentas, los ingresos no constitutivos de renta y las ganancias ocasionales, así como, las valorizaciones nominales del año gravable, y tomar como renta del año la diferencia restante no justificada.

El fundamento jurídico de dicho sistema es evitar la evasión del tributo derivada de la omisión de ingresos percibidos y no declarados por el contribuyente, ya que la única razón posible para que resulte superior el incremento en el patrimonio de un año frente al ingreso declarado, es que este no se haya incluido en la declaración, no obstante lo cual, dicha situación admite prueba en contrario.

En lo que hace a los pasivos adquiridos por tratarse de obligaciones a cargo del declarante cuando se incrementan en un período disminuyen su patrimonio neto. Contrario sensu, si en la anualidad discutida se disminuyen, ese decremento deviene de un ingreso obtenido en la misma vigencia con el cual se paga una deuda o parte de ella, o, en su defecto, de haber adquirido un nuevo pasivo que lo sustituya.

El actor demuestra por medio de la escritura pública 488 del 12 de abril de 1999(5) la transformación de la sociedad de limitada a anónima y a su vez, el ingreso a Telana S.A. como accionista, de la sociedad panameña Electronics of America “ELAM S.A.”, con una inversión que asciende a $ 867.998.300 por medio de la cual se adquirieron 5.600 acciones con un valor nominal de $ 10.000 cada una para un total nominal de $ 56.000.000 de valor de las acciones y la diferencia entre el valor nominal y el aporte total de la compañía extranjera por $ 811.998.300, suma que fue contabilizada por Telana en la cuenta 32.05.05 de “Superávit de capital” como “Prima en colocación de acciones”.

El movimiento anteriormente descrito se acredita plenamente con tres (3) certificados suscritos por el representante legal y el revisor fiscal de la actora, acompañados de sus correspondientes soportes sobre el ingreso del capital extranjero a la sociedad y su correspondiente contabilización(6). Además, obran la hoja 117 del libro “Mayor y balances” y la del “Auxiliar de contabilidad por fecha” en los que consta que a 31 de diciembre de 1999 la prima por colocación de acciones incluida en la cuenta PUC 32.05.05 ascendía a $ 811.998.300(7).

Al respecto, es pertinente tener en cuenta que la “prima en colocación de acciones” es un sobreprecio que se paga cuando estas son colocadas en el mercado por un valor superior al nominal. La “prima” forma parte del patrimonio de la sociedad pero en calidad de “Superávit”, no como capital social. La empresa debe registrar como capital las acciones vendidas por su valor nominal que será el porcentaje del accionista que las adquiere y el exceso que corresponde a la prima, será contabilizado como superávit, que no es propiedad del accionista sino de la sociedad.

Luego, si bien para efectos contables dicha prima se registra directamente en las cuentas del patrimonio neto (PUC-32.05.05), sin pasar por los ingresos del estado de resultados, fiscalmente sí constituye un ingreso por cuanto produce “un incremento neto en el patrimonio de la entidad”. Sin embargo, dicha prima será tratada como “Ingreso no constitutivo de renta” siempre que permanezca en el patrimonio como “Superávit no distribuible a socios” o se capitalice distribuyéndola en acciones(8), pero si se reparte en dinero a los socios como dividendo, será tratada en el año declarado, como renta gravable sujeta al pago del impuesto(9).

En el año en que se obtiene la prima, en cumplimiento de la depuración ordenada por el artículo 26 E.T.(10), se debe declarar como “Ingreso no operacional” incrementando el renglón de los “Ingresos brutos”, y posteriormente restarlos como “Ingreso no constitutivo de renta”(11), siempre que cumpla las condiciones legales para tratarla como tal.

De lo expuesto se colige que al constituir tributariamente un ingreso, es obligatorio declarar el valor de la prima por colocación de acciones como ingreso y darle el tratamiento de ingreso no constitutivo de renta cuando se mantenga en el superávit, o cuando es capitalizada con el cumplimiento de todos los requisitos legales, de lo contrario tendrá el carácter de renta gravable, sujeta al pago del correspondiente impuesto.

No obstante, en el caso que nos ocupa, verificadas tanto la declaración inicial de la sociedad por el año gravable 1999 como la corrección fechada el 24 de junio de 2002, se observa que no se incluye en ninguna de ellas la cifra del ingreso por aportes recibidos del exterior por la venta de acciones (parte de lo cual corresponde a la prima por colocación), por cuanto en el renglón 25 (IE) “Otros ingresos” solamente figuran $ 148.814.000, en tanto dentro de los renglones 28 a 30 no se declara valor alguno como ingreso no gravado y, en el anexo que discrimina los ingresos de 1999(12), no aparece relacionada la cifra en cuestión, por tanto, tributariamente en su parte formal, no se da cumplimiento por parte de la contribuyente.

En el aspecto de fondo, el ente fiscal le practica a la actora por el año gravable 1999 liquidación de revisión, en la que aplica el sistema descrito en los ítems anteriores, por medio del cual le determinó una renta gravable de $ 950.237.000, rubro que fue disminuido a $ 941.568.000 al ser decidido el recurso de reconsideración interpuesto contra la primera, obtenido de la diferencia neta entre los patrimonios líquidos de 1998 y 1999, dado que por este último año no declara valor alguno por renta gravable (declara pérdida líquida por $ 26.484.000), ingreso no constitutivo de renta, ganancia ocasional ni renta exenta y tampoco demuestra ningún incremento teórico de sus activos.

Con el objeto de desvirtuar la diferencia establecida, el contribuyente informa que en el año 1999 se pagaron pasivos a socios ($ 349.394.271), además de otras cuentas por pagar y cubrir gastos operativos por $ 469.528.570, pagos que se efectuaron con el producto de la inversión extranjera aportada por ELAM S.A., además de $ 125.205.729 correspondientes a pasivos solicitados como “deudas con socios” que fueron desestimados por parte de la administración tributaria.

Verificados los documentos probatorios al respecto, se constata la veracidad de las citadas afirmaciones, al encontrar que en el “Estado de cambios en la situación financiera” entre el 31 de diciembre de 1998 y de 1999(13), dentro del rubro denominado “Pasivo corriente” en la última fecha, se registran disminuciones así: “Cuentas por pagar a terceros” $ 349.394.271 y “Deudas con socios” $ 469.528.570, y en las cuentas de “Patrimonio” existe variación de $ 0 en 1988 a $ 811.998.300 a diciembre de 1999, cifras confirmadas en el “Estado de flujo de efectivo”(14).

La sociedad a lo largo del proceso aduce que la administración no tiene en cuenta la suma recibida como inversión extranjera para justificar la diferencia patrimonial, en tanto el ente fiscal explica que no desconoce el valor de dicha inversión, pero que “lo que se está cuestionando es el destino final de la suma recibida por concepto de la prima por colocación de acciones”, con el objeto de establecer si esta puede ser tratada como “Ingreso no constitutivo de renta”, o como “Renta gravable”.

Esto porque si bien la suma que ingresó como aporte del extranjero ($ 867.998.300), en principio justifica la diferencia patrimonial establecida, es claro que de dicho valor $ 811.998.300 fueron contabilizados en la cuenta patrimonial del superávit como “Prima en colocación de acciones”, de donde, es indispensable dilucidar si la enunciada prima puede calificarse fiscalmente como “Ingreso no constitutivo de renta” y por ende capitalizarse sin pagar sobre ella impuesto, o constituya renta gravable, la cual solo podría justificar el incremento patrimonial una vez se liquidara y pagara sobre ella el tributo correspondiente.

Como lo aclara el a quo: “contablemente, la prima por colocación de acciones y la revalorización del patrimonio tienen igual tratamiento, por cuanto dichas cuentas aumentan el patrimonio de la sociedad y por tal motivo pueden ser capitalizadas”. Sin embargo, es muy diferente mantener la prima en colocación de acciones como “superávit de capital”, registrada en el patrimonio, que capitalizarla variando su naturaleza y llevándola a la cuenta de capital(15).

La prima en colocación, una vez capitalizada, está ligada al incremento del capital suscrito(16) y sería susceptible de que con dicho valor se pudieran cancelar pasivos y gastos, no obstante, si dicha capitalización se realiza sin agotar el procedimiento legal indicado(17) para efectos tributarios, constituirá renta gravable. No obstante, esta no es la situación para el evento que nos ocupa, por cuanto no existe demostración alguna que permita inferir que dicha prima fue capitalizada.

La otra condición para que la prima por colocación sea un ingreso no constitutivo de renta para la sociedad, consiste en mantenerla contabilizada como “Superávit de capital” no distribuible como dividendo a los accionistas (cuenta PUC 32.05.05).

No es de recibo por la Sala, al tenor de lo expuesto, la conclusión de la sentencia apelada cuando dice: “que la suma recibida por concepto de prima de colocación de acciones de la inversión extranjera fue utilizada para cancelar pasivos, devolución a socios y gastos operativos, por lo tanto al no haber sido capitalizada, constituye renta gravable para la sociedad”, expresión que contraviene abiertamente lo ordenado en el artículo 36 E.T. que le otorga a dicha prima el carácter de “Ingreso no constitutivo de renta” condicionada a que se contabilice “como superávit de capital no susceptible de distribuirse como dividendo”, y cuyo texto aclara que cuando se distribuya (en dividendos), las sumas que sean distribuidas configuran renta gravable para la sociedad”, luego, en tanto se mantengan en la cuenta del superávit, conservarán su calificación de ingreso no gravado.

El actor argumenta en todas las etapas del proceso, que a 31 de diciembre de 1999 la cuenta “Superávit de capital” permanece intacta, esto es, que en dicha cuenta patrimonial a la fecha sigue contabilizada la “Prima en colocación de acciones”. La veracidad de su aseveración fue confirmada por la Sala, encontrando que, en efecto, en la cuenta PUC 32.0505 (Superávit de capital. - Prima en colocación de acciones), se contabilizaron las siguientes sumas, y que al cierre de la anualidad gravable la cuenta no registraba ningún movimiento(18):

    Origen
Nº comprobante    
  Fecha contab.
     Valor

ELAM S.A.
990412
15-07-1999
$ 538.006.300
ELAM S.A.
990818
20-07-1999
$ 151.490.000
ELAM S.A.
990911
27-07-1999
$ 122.502.000
Total prima C.A.


$ 811.998.300

Verificado lo anterior, es pertinente aclarar que si bien para que la prima por colocación conserve fiscalmente su condición de ingreso no gravado es necesario probar que se mantiene registrada en la cuenta “Superávit de capital”, no existe norma legal alguna que impida que el efectivo que ella representa sea destinado a pagar pasivos o gastos relacionados con el objeto social de la empresa, ya que lo único vedado, so pena de gravarlo en renta, es enjugar pérdidas sin haberse capitalizado, o distribuirlo en calidad de dividendos en dinero.

Como ya se estudió, la sociedad no capitalizó ni total ni parcialmente la citada prima y tampoco decretó dividendos, entre otras cosas porque solo a partir del 12 de abril de 1999 se convirtió en sociedad anónima y para dicha vigencia fiscal, el resultado operacional arrojó pérdida como consta en el denuncio rentístico (R-53)(19).

No se puede interpretar tampoco que cuando el a quo manifiesta que la sociedad utilizó la prima por colocación para “cancelar pasivos”, “devolución a socios” y “gastos operacionales”, la segunda de las expresiones tenga que ver algo con distribución de dividendos, ya que, como se encuentra demostrado en el “Estado de cambios en la situación financiera 1998-1999” y el “estado de flujo de efectivo” a diciembre 31 de 1999 suscritos por el contador, el revisor fiscal y el representante legal de Telana(20), las “deudas con socios” cuyo saldo en 1998 era de $ 469.528.570, para 1999 registra un saldo de $ 0, y, las “Cuentas por pagar a terceros” que figuraban con $ 474.600.000 en 1998, descienden a $ 125.205.729 en 1999, con una disminución de $ 349.394.271.

Lo expuesto evidencia una aplicación de fondos en el año gravable 1999 por un total de $ 818.922.841, cantidad superior a la de la “Prima por colocación de acciones”, lo que lleva a concluir que esta fue utilizada para pagar deudas adquiridas en años anteriores con socios y terceros, no a distribución alguna de dividendos.

Por último, no resulta acertada la posición de la DIAN al decidir el recurso de reconsideración, cuando cuestiona “el destino final de la suma recibida por concepto de la prima por colocación de acciones por ausencia probatoria de la parte recurrente, toda vez que los recibos de caja no constituyen prueba idónea para demostrar la realidad del pasivo”, en primer lugar, porque cita como contentivo de la prueba a que alude el “folio 537 antecedentes administrativos”, el cual nada tiene que ver con el tema, pues contiene la relación de la “compra de materiales” por el mes de diciembre de 1999, y en segundo lugar, no es razonable que pretenda demostración sobre “la realidad de los pasivos”, ya que precisamente lo que sucedió en 1999, fue que se pagaron, es decir, desaparecieron pasivos que figuraban en 1998, de donde mal se puede pedir prueba sobre la viabilidad de unos pasivos que ya no existen.

Tampoco es válido argumentar, como lo hace el funcionario liquidador, que “el valor de la inversión extranjera fue utilizado para cancelar pasivos y por lo tanto esta suma ya está reflejada en la liquidación privada de 1999, circunstancia bajo la cual no es procedente como lo pretende la sociedad tomar nuevamente esa partida (inversión extranjera) para desvirtuar la diferencia patrimonial planteada”. Carece de toda lógica la anterior afirmación, por cuanto es obvio que al pagar pasivos el patrimonio líquido se incrementa ocasionando la diferencia que se cuestiona respecto del período en que estos pasivos figuraban declarados. Sin embargo, el demostrar que en el año gravable cuestionado ingresó el dinero con el cual se pagaron esas deudas no resulta de forma alguna una doble utilización de la partida, sino una justificante legalmente satisfactoria de la adición patrimonial. Además, en la conciliación patrimonial suscrita por el revisor fiscal(21) se incluye, solo una vez, como partida justificante el valor de la inversión extranjera.

Por tanto, para el evento en estudio queda plenamente demostrado que la suma correspondiente a la “Prima en colocación de acciones” cumple los requisitos exigidos por la norma para ser tratada como “Ingreso no constitutivo de renta” y por ende no sujeta a impuesto, pero que, en su calidad de ingreso fiscal es justificante viable para desvirtuar la diferencia patrimonial de que fue objeto la sociedad Telana S.A. por el año gravable 1999.

Luego, a pesar de no haber incluido la prima cuestionada dentro de los ingresos brutos para dar cumplimiento a la depuración consagrada en el artículo 26 E.T. dentro del formulario de la declaración de renta y complementarios, en aras de la aplicación del principio de la verdad real sobre la formal, y dado el efecto neutro de proceder a su adición, es pertinente aceptar la suma correspondiente a la citada prima por colocación de acciones ($ 811.998.300) como incremento de capital justificante de la diferencia patrimonial, sin perjuicio de las obligaciones y efectos fiscales que surjan de dicha adición de ingreso, como la obligación de presentar información exógena o declaraciones por otros tributos derivadas del ingreso generado por dicha prima.

En lo que hace al desconocimiento de $ 125.205.729, sobre los cuales el actor afirma que se trata de “deudas con socios“, y que según la administración “los pasivos en mención no fueron demostrados”, se considera procedente el argumento del ente fiscal. La sociedad discrimina los enunciados pasivos como sigue:

Acreedor
NIT o CC
Valor del pasivo
Uri Shneiderman
2.860.471
$ 35.000.000
Jetti Aida Wiztnitzer
41.674.586
  26.600.000
Jessica Wiztnitzer
920629501-5
  35.605.729
Johana Wiztnitzer
950813236-5
  25.000.000
Colel Limitada
860.078.132-1
   3.000.000
Total saldo cuenta

 125.205.729

 

Sin embargo, en el “Estado de cambios en la situación financiera” y el “Estado de flujo de efectivo”(22) se registra una cuenta de “Deudas con socios” por $ 0 a diciembre de 1999, en tanto los $ 125.205.729 aparecen como saldo en las “Cuentas por pagar a terceros”, lo que evidencia que los pasivos solicitados no pertenecen a la “Cuenta socios”.

Por otra parte, revisada la cuenta “Acreedores varios” en la cuenta 2380 del libro auxiliar, subcuenta 2380.95 Otros(23) se observa un saldo a 1º de enero de 1999 por valor de $ 474.600.000, luego habiéndose pagado $ 349.394.271 con dinero de la inversión extranjera en 1999, restaría un saldo por el valor anotado. No obstante, en la subcuenta revisada no aparece registrado pasivo alguno con los dos primeros y el último de los accionistas incluidos en el cuadro anterior y sobre los dos restantes no se aporta documento soporte que respalde dichas acreencias, aparte del certificado de revisor fiscal(24) que no es prueba fehaciente por haberse efectuado previamente una inspección contable donde no se soportaron los citados pasivos.

Como lo establece el a quo, el aludido certificado “es ineficaz para controvertir la glosa por la generalidad de sus afirmaciones, sin referencia precisa a la razón de su atestación”. Lo anterior por cuanto la constancia en cuestión debe ceñirse a determinados parámetros(25) que lleven al fallador a un convencimiento absoluto de los hechos que se pretenden probar, aplicando las reglas de la sana crítica.

Además habiendo realizado la DIAN inspección a la contabilidad y verificación directa a la cuenta de acreedores por parte de los funcionarios, la constancia aludida no es prueba fehaciente para desvirtuar la constatación directa por parte de la entidad fiscal.

Aunado a lo anterior hay que tener en cuenta que el impuesto sobre la renta es un gravamen de período, por lo que no es válido el argumento según el cual, el pasivo rechazado formaba parte del incluido en la declaración del año anterior, ya que, una vez cuestionada la presunción de veracidad de la declaración tributaria respecto de un determinado valor, es indispensable demostrar mediante pruebas fehacientes, pertinentes y útiles, el cumplimiento de los requisitos para su aceptación.

Ahora, las deficiencias probatorias a que se hizo referencia expresa en la vía gubernativa, no fueron subsanadas en la contenciosa, por lo que el rechazo del pasivo se ajusta a derecho.

Por lo anterior y, al ser procedente la aceptación de la “Prima en colocación de acciones” en cuantía de $ 811.998.300 como justificación del incremento patrimonial, se detraerá dicha suma de la renta gravable determinada en la resolución que desató el recurso de reconsideración contra la liquidación de revisión, la cual fue cuantificada en $ 941.568.000. No obstante, se determina aún la renta gravable por el sistema de comparación de patrimonios, dado el hecho de que en su declaración de renta, la sociedad incluyó una pérdida de $ 26.484.000 y liquidó su impuesto sobre una renta presuntiva de $ 3.605.000, en tanto la diferencia de patrimonios entre los años gravables 1998 y 1999 sin justificar, ya restada la cantidad que ahora se acepta, asciende a $ 129.570.000, valor que representa la renta gravable determinada.

La sanción por inexactitud se mantiene, liquidada sobre el valor resultante una vez sustraída la cifra que fue justificada correspondiente a la prima por colocación de acciones.

Teniendo en cuenta las consideraciones expuestas, la Sala procede a efectuar una nueva liquidación del impuesto sobre la renta y complementarios a cargo de la sociedad Telana S.A. correspondiente a la vigencia gravable 1999, en los siguientes términos:


Renglón

   Conceptos

Liquidación
  privada

Resolución    recurso
    
Valores
determinados
13 PG
Total patrimonio bruto
1.940.279.000
1.940.556.000
   1.940.556.000
14 OA
Cuentas por pagar proveedores
502.915.000
502.915.000
    502.915.000
15 OB
Cuentas por pagar accionistas y socios
0
0
             0
16 OC
Préstamos sector financiero
7.712.000
0
              0
17 OI
Otros pasivos
541.181.000
415.295.000
     415.295.000
18 PH
Total pasivo
1.051.808.000
918.210.000
     918.210.000
19 PI
Total patrimonio líquido
888.471.000
1.022.346.000
TP
   1.022.346.000
52 RA
Renta líquida
0
0
              0
53 RB
o pérdida líquida
26.484.000
0
              0
59 RE
Total renta líquida gravable
3.605.000
941.568.000
129.570.000
60 GA
Ingresos suscept. de constituir ganancia ocasional
0
0
0
61 LA
Impuesto sobre la renta gravable
1.262.000
329.549.000
45.349.000
62 DI
Menos: descuento IVA por bienes de capital
1.262.000
1.262.000
1.262.000
63 DK
Menos: beneficio zona Río Páez
0
0
0
64 LO
Generación del empleo
0
0
0
65 LR
Donaciones
0
0
0
66 LB
Menos: otros descuentos tributarios
0
0
0
67 LC
Impuesto neto de renta
0
328.287.000
44.087.000
68 LL
Impuesto recuperado (E.T., art. 258-1)
0
0
0
69 LN
Total impuesto neto de renta
0
328.287.000
44.087.000
70 LD
Más: impuesto de ganancias ocasionales
0
0
0
71 LF
Más impuesto de remesas
0
0
0
72 FU
Total impuesto el cargo
0
328.287.000
44.087.000
73 MA
Remesas y pagos al exterior
0
0
0
74 MC
Rendimientos financieros recibidos
0
0
0
75 MY
Honorarios, comisiones y servicios
12.336.000
12.336.000
12.336.000
76 MG
Arrendamientos (muebles e inmuebles)
0
0
0
77 MH
Ventas
0
0
0
78 MJ
Autorretenciones
0
0
0
79 MI
Otras retenciones
0
0
0
80 GR
Total retenciones año gravable 1999
12.336.000
12.336.000
12.336.000
81 GN
Menos saldo a favor año 1998 sin solicitud devolución.
0
0
0
82 GX
Menos anticipo año gravable 1999
0
0
0
83 FX
Más anticipo año gravable siguiente
0
0
0
84 VS
Más sanciones
130.000
525.389.000
70.539.000
85 HA
Total saldo a pagar
0
841.340.000
102.290.000
86 HB
Total saldo a favor
12.206.000
0
0

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

REVÓCASE la sentencia de fecha 30 de mayo de 2007, proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, Subsección “A”, y en su lugar ANÚLANSE parcialmente los actos demandados.

Como consecuencia de lo anterior y a título de restablecimiento del derecho, téngase como liquidación del impuesto sobre la renta y complementarios, año gravable 1999 a cargo de la sociedad Telana S.A., la inserta en la parte motiva de esta providencia.

RECONÓCESE personería para actuar a nombre de DIAN al doctor Enrique Guerrero Ramírez, en los términos del poder que obra en el informativo.

Cópiese, notifíquese, comuníquese. Devuélvase al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia se estudio y aprobó en la sesión de la fecha.»

(4) Artículo 236 E.T. “Renta por comparación patrimonial: Cuando la suma de la renta gravable, las rentas exentas y la ganancia ocasional neta resultare inferior a la diferencia entre el patrimonio líquido el último período gravable y el patrimonio líquido del período inmediatamente anterior, dicha diferencia se considera renta gravable, a menos que el contribuyente demuestre que el aumento patrimonial obedece a causas justificativas”.

(5) Folios 700 a 715, c. a. # 4.

(6) Folios 732 a 751, c. a. # 4.

(7) Folios 446 y 570,  c. a. # 3.

(8) Decreto 1000 de 1989 artículo 1º.

(9) Articulo 36 E.T. “La prima por colocación de acciones no constituye renta ni ganancia ocasional si se contabiliza como superávit de capital no susceptible de distribuirse como dividendo. En el año en que se distribuya total o parcialmente este superávit, los valores distribuidos configuran renta gravable para la sociedad, sin perjuicio de las normas aplicables a los dividendos”.

(10) Artículo 26 E.T. “La renta líquida gravable se determina así: de la suma de todos los ingresos ordinarios y extraordinarios realizados en el año o período gravable, que sean susceptibles de producir un incremento neto del patrimonio en el momento de su percepción y que no hayan sido expresamente exceptuados, se restan: (...).

(11) Artículo 36 E.T. “La prima por colocación de acciones no constituye renta ni ganancia ocasional si se contabiliza como superávit de capital no susceptible de distribuirse como dividendo. En el año en que se distribuya total o parcialmente este superávit, los valores distribuidos configuran renta gravable, sin perjuicio de las normas aplicables a los dividendos”.

(12) Folio 16, c. a. 1.

(13) Folios 20 y 21.

(14) Folio 23.

(15) Artículo 36-3 E.T. “La distribución de utilidades en acciones o cuotas de interés social, o su traslado a la cuenta de capital, producto de la capitalización de la cuenta de revalorización de patrimonio, de la reserva de que trata el artículo 130 y de la prima de colocación de acciones es un ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional”.

(16) Artículos 385 y 386 Código de Comercio.

(17) “Procedimiento para capitalizar la prima en colocación de acciones 1) Aprobación por parte del máximo órgano social (Asamblea de accionistas). 2) Distribución de  las acciones que correspondan en cabeza de cada socio. 3) Expedición de títulos y registro en el libro de accionistas” (Supersociedades, Ofi. 220-38733, sep. 6/96).

(18) Folios 17, 446, 570 y 732 a 751 antecedentes administrativos.

(19) Folio 54, c. p.

(20) Folios 19 a 21, c. a. # 1.

(21) Folio 1019.

(22) Folios 19 y 21, c. a. # 1.

(23) Folio 443, c. a. # 4.

(24) Folio 784, c. a. 5.

(25) “Requisitos certificado de revisor fiscal. Para que una constancia en materia contable sea estimable como prueba, en ella debe constar: 1) Que la empresa lleva la contabilidad de acuerdo con las prescripciones legales. 2) Que los libros se encuentran debidamente registrados en la cámara de comercio. 3) Que las operaciones sobre las que informa están respaldadas por comprobantes internos y externos. 4) Que los libros reflejan la situación financiera del ente económico y 6) Contener el detalle de libros, cuentas o asientos correspondientes a los hechos que se pretenden demostrar” (C.E., Sent. sep. 25/2008).