Sentencia 2005-10366 de mayo 2 de 2013

 

Sentencia 2005-10366 de mayo 2 de 2013

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA - SUBSECCIÓN “A”

Expediente 50001233100020051036601

Nº Interno: 1190-09

Consejero Ponente:

Dr. Luis Rafael Vergara Quintero

Autoridades departamentales

Actor: Alcira Rincón

Bogotá, D.C., dos de mayo de dos mil trece.

EXTRACTOS: «Consideraciones

Se procederá a establecer si la demandante tiene o no derecho a que se le reconozca y pague el sobresueldo por habérsele asignado funciones de Coordinadora de un establecimiento educativo, conforme a las disposiciones invocadas en la demanda.

El Decreto 2277 de septiembre 19 de 1979 (estatuto docente), por el cual se adoptan normas sobre el ejercicio de la profesión docente señala:

“ART. 32.—Carácter docente. Tienen el carácter de docente y en consecuencia deben ser provistos con educadores escalafonados, los cargos directivos que se señalan a continuación, o los que tengan funciones equivalentes:

a) Directores de escuela o concentración escolar;

b) Coordinador o prefecto de establecimiento;

c) Rector de plantel de enseñanza básica secundaria o media;

d) Jefe de director de núcleo educativo o de agrupación de establecimientos;

e) Supervisor o inspector de educación”.

Esta definición de la labor docente fue reafirmada en el artículo 104 de la Ley General de Educación (115/94) al prever que el educador es el orientador en el establecimiento educativo y responsable del proceso de formación, enseñanza y aprendizaje de los estudiantes, conforme a las expectativas sociales, culturales y morales de la familia y la sociedad.

Conforme a la Ley General de Educación, directivo docente es el que ejerce funciones de dirección, coordinación, supervisión, inspección, programación y asesoría en un establecimiento de educación estatal.

Dispuso el artículo 34 del Decreto 2277 de 1979:

“ART. 34.—Nombramientos de cargos directivos. La designación en propiedad para el desempeño de los cargos directivos de que trata el artículo 32 se considera ascenso dentro de la carrera docente. Sin embargo, los titulares de los cargos señalados en los titulares c, d, y e del mismo artículo, estarán sometidos a evaluaciones periódicas sobre el cumplimiento de sus deberes y responsabilidades, de conformidad con el reglamentación que al efecto expide el Gobierno Nacional.

Si el resultado de la evaluación fuere negativo, el funcionario regresará al cargo docente anterior y devengará la remuneración que corresponda a dicho cargo”.

Según lo dispuesto en el estatuto docente, es responsabilidad del Gobierno Nacional determinar la forma de selección y la exigibilidad de requisitos para el ejercicio de los empleos directivos docentes, como son la clase de título, el grado en el escalafón y la experiencia docente o capacitación específica mínima.

Las anteriores disposiciones legales fueron reglamentadas en el Decreto 610 de 1980. Allí se determinaron requisitos mínimos para desempeñar cargos directivos docentes, exigiéndose condiciones profesionales, de capacitación y de experiencia para el nivel de preescolar y básica primaria (art. 1º-1) diferentes de las del nivel de básica secundaria y media vocacional (art. 1º-2). Señalados posteriormente en la Ley 115 de 1994, en su artículo 128(1).

Efectivamente, cuando la entidad territorial (departamento, municipio o distrito) asume directamente la prestación del servicio educativo bien puede, en atención a requerimiento hecho por un establecimiento, crear un cargo directivo docente como el de coordinador de la respectiva institución (L. 115/94, art. 129-1), quien será designado, previo concurso, y según sea el caso, por el gobernador o el alcalde de la correspondiente entidad (art. 127 ibíd.). Tales empleos, serán provistos con personal docente escalafonado de reconocida trayectoria educacional y, en tanto ejerzan el cargo directivo, serán acreedores de una remuneración adicional (art. 129, par. ibíd.).

En desarrollo de las normas generales previstas en la Ley 4ª de 1992, el Gobierno Nacional expidió el Decreto 47 de 1998 y modifica la remuneración del personal del escalafón nacional docente y dicta otras disposiciones para el sector educativo oficial. En el artículo 13 se dispuso que a partir del 1º de enero de 1998 la remuneración mensual de los directivos docentes estaría constituida por la asignación básica que corresponda a su grado en el escalafón y un porcentaje sobre esa asignación.

Para la fecha en que la demandante solicita el reconocimiento y pago del sobresueldo, se encontraba vigente el Decreto 3621 de 2003 “por el cual se modifica la remuneración de los servidores públicos docentes y directivos docentes al servicio del Estado en los niveles de preescolar, básica y media y se dictan otras disposiciones de carácter salarial para el sector educativo oficial”, cuyos aspectos relevantes para el caso concreto consagran:

“ART. 8º—A partir del 1º de enero de 2003, quienes antes de la vigencia de la Ley 715 de 2001, venían desempeñando en propiedad los cargos directivos docentes que se enumeran a continuación, percibirán una asignación adicional, calculada como un porcentaje sobre la asignación básica mensual que le corresponda según el grado en el escalafón nacional docente, conforme a lo señalado en el artículo 1º del presente decreto, así:

a) Supervisores de educación (o inspectores nacionales), el 40%;

b) Directores de núcleo de desarrollo educativo, el 35%.

ART. 9º—A partir del 1º de enero de 2003, quienes desempeñen en las instituciones educativas los cargos directivos docentes que se enumeran a continuación, percibirán una asignación adicional, calculada como un porcentaje sobre la asignación básica mensual que les corresponda según el grado en el escalafón docente, conforme a lo señalado en el artículo 1º del presente decreto, así:

a) Rectores de escuelas normales superiores, el 35%;

b) Rectores de establecimientos educativos que tengan el nivel de educación básica y el nivel de educación media completos, el 30%;

c) Rectores de establecimientos educativos que tengan el nivel de educación básica completo, el 25%;

d) Rectores de establecimientos educativos que tengan sólo el nivel de educación media completo, con 600 o más alumnos, el 30%;

e) Rectores de establecimientos educativos que tengan sólo el nivel de educación media completo, con menos de 600 alumnos, el 20%;

f) Vicerrectores de escuelas normales superiores y de los INEM, el 25%;

g) Vicerrectores académicos de los ITA, el 20%;

h) Coordinadores de las escuelas normales superiores y de establecimientos educativos que posean el ciclo de educación básica secundaria completa y el nivel de educación media completa, el 20%;

i) Directores de establecimientos educativos rurales que tengan el ciclo de educación básica primaria, cuenten con un mínimo de cuatro (4) grupos, con sus respectivos docentes, siempre y cuando atiendan directamente un grupo y acrediten título docente, el 10%.

PAR. 1º—Los docentes de preescolar vinculados en este nivel antes del 23 de febrero de 1984 y que continúan sin solución de continuidad en el mismo, percibirán adicionalmente a la asignación básica mensual el quince por ciento (15%) calculado sobre dicha asignación básica que devenguen conforme a lo dispuesto en el artículo 1º, asignación adicional que se perderá al cambiar de nivel educativo.

PAR. 2º—Una vez organizadas las plantas de personal de las instituciones educativas, los coordinadores que se nombren de acuerdo con las normas que regulen la organización de dichas plantas, tendrán derecho al veinte por ciento (20%) de asignación adicional, sin importar los niveles que atiendan.

ART. 10.—Las asignaciones adicionales fijadas en los artículos 8º y 9º de este decreto, se reconocerán exclusivamente a los directivos docentes mientras ejercen los cargos respectivos detallados en cada uno de sus literales. La sola asignación de funciones o encargo sin comisión, de acuerdo con el artículo 66 del Decreto-Ley 2277 de 1979, no da derecho al reconocimiento de esos porcentajes”.

Conforme a la disposición previamente transcrita, se puede afirmar que el sobresueldo del 20%, no puede reconocerse a directivos docentes que no ejerzan funciones propias de tales empleos, en este particular caso de coordinador académico o de disciplina, excepto cuando se trate de una comisión para desarrollar actividades pedagógicas en instituciones del sector educativo. Ahora, la sola adscripción o asignación de funciones no da derecho a su reconocimiento, pues solo se generaría en la medida en que el cargo directivo se desempeñara en propiedad, por razón de una comisión o en virtud de un encargo.

Es así como al verificar el material probatorio que obra en el plenario, se encuentra que la señora Alcira Rincón se desempeño como coordinadora a través de la asignación de funciones dispuesta por el departamento del Meta (fl. 10), por medio de la Resolución 129 del 14 de marzo de 2003, lo que permite inferir que no reúne las exigencias consagradas en el Decreto 3621 de 2003 para ser acreedora del sobresueldo del 20%.

En consecuencia, en este caso está demostrado que la docente no fue nombrada en propiedad como coordinadora y tampoco comisionada para que desempeñara ese empleo por encargo, exigencia que ha sido consagrada por la ley para ser beneficiario del sobresueldo mencionado.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección “A” administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

CONFÍRMASE la sentencia proferida el veintiocho (28) de abril de dos mil nueve (2009) por el Tribunal Administrativo del Meta, que denegó las pretensiones de la demanda formulada por Alcira Rincón contra el departamento del Meta.

Se reconoce personería al abogado Rodrigo Antonio Durán Bustos como apoderado del departamento del Meta en los términos y para los efectos del poder obrante a folio 86 del expediente.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.»

(1) “ART. 128.—Requisitos de los cargos de dirección del sector educativo. Los cargos de dirección del sector educativo en las entidades territoriales, serán ejercidos por licenciados o profesionales de reconocida trayectoria en materia educativa.

El nominador que contravenga esta disposición será sancionado disciplinariamente de acuerdo con las disposiciones legales vigentes”.