Sentencia 2006-00023 de mayo 2 de 2013

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Ref.: Expediente 2006-00023-01

Consejera Ponente:

Dra. María Elizabeth García González

Actor: Iván Ramiro Pérez Sánchez

Recurso de apelación contra la sentencia de 3 de marzo de 2010, proferida por el Tribunal Administrativo de la Guajira.

Bogotá, D.C., dos de mayo de dos mil trece.

EXTRACTOS: «V. Consideraciones de la Sala

Señalan los actos acusados:

— La Resolución 167 de 10 de febrero de 2005, por medio de la cual se decomisa una mercancía, hizo un recuento de los hechos y actuaciones procesales, dentro de las cuales se destaca que mediante acta 253 de 27 de julio de 2004 se realizó la aprehensión de las mercancías en el establecimiento comercial PEK Llantas, que se enviaron a las bodegas de Almagrario S.A. mediante documento de ingreso, inventario y avalúo DIIM 3925101011 de la misma fecha, en total 2.621 llantas, valoradas en $ 779’950.000 (fls. 104 a 113, tomo 1).

— Menciona dicha resolución que el 9 de agosto de 2004 mediante Auto de Apertura 336 se avocó conocimiento de la investigación por presunta violación a las normas aduaneras en la introducción y tenencia de mercancía extranjera sin documentos que demuestren su legal ingreso y transporte dentro del territorio nacional (fl. 119, tomo 1), y por auto sin número de la misma fecha se ordenó la práctica de pruebas (fls. 121 y 122). En esta oportunidad la apoderada del actor presentó fotocopia del contrato y del otrosí, y de diferentes declaraciones de importación.

— Que la división de fiscalización tributaria y aduanera mediante Auto 61 de 10 de noviembre de 2004 “ordenó el traslado de las fotocopias contentivas en los siguientes folios del 19 al 91 del expediente DM-2004-2004-0336 al expediente DM-2004-2004-0333 para que éstos obren como prueba dentro del mismo”.

— La misma división mediante requerimiento especial 334 de 23 de noviembre de 2004 (fl. 87, cdno. ppal.) propuso el decomiso de la mercancía relacionada en el documento DIIAM 3925101011 que se encuentra almacenada en las bodegas de Almagrario, y en respuesta la parte actora aportó más documentación.

— A través del acto acusado, Resolución 167 de 10 de febrero de 2005, la administración resuelve decomisar las mercancías aprehendidas, fundamentada en las siguientes normas: artículo 87 del Decreto 2685 de 1999; los artículos 502 del Decreto 2685 de 1999 numeral 1.6 modificado por el artículo 48 del Decreto 1232 de 2001, 512 y 507; 23 del Decreto 1232 de 2001, que adiciona el artículo 232-1 del Decreto 2685 de 1999; la Resolución 3175 de 15 de abril de 2003, que prohíbe la importación por la jurisdicción de Riohacha y Maicao de bienes clasificados en una subpartidas dentro de las cuales se encuentran las mercancías aprehendidas; y anota que el artículo 1º de la Resolución 5644 de 2000, en su inciso 4º, prevé que a la zona de régimen aduanero especial de Maicao, Uribia y Manaure le serán aplicables las prohibiciones y restricciones contenidas en el artículo 39 de la Resolución 4240, modificado por el artículo 12 de la Resolución 7002 de 2001.

Hizo referencia al contrato de compraventa y otrosí, y consideró que “si bien es cierto que se aportan copias de declaraciones de importación, cuya autenticidad fue verificada por la DIAN, y que realmente corresponden a importaciones de llantas con especificaciones similares a la aprehendidas, no está probado que éstas correspondan a las importadas por Yazadeh Zeidan Rameh, pues el único documento con el que se trata de demostrar esto no lo logra por las falencias que anotamos y además por una razón poderosa” y es el hecho de que el mencionado señor no podía haber suscrito ese contrato y su otrosí y menos presentarse a autenticarlo personalmente ante Notario en Colombia, porque en esa fecha no se encontraba en el país, de acuerdo con las certificaciones aportadas por el DAS.

Que por lo anterior, no se ha demostrado cómo ingresaron las mercancías al país y la apoderada del actor no hace otra cosa que tratar de justificar la legalidad del ingreso de las mercancías con declaraciones de importación que fueron “también aportadas en el expediente DM-2004-2004-333 y que en su oportunidad fueron analizadas y desvirtuadas por ese despacho con fundamentos fácticos igualmente valederos en este proceso”.

Resolvió este acto:

“ART. PRIMERO.—Decomisar a favor de la Nación - Unidad Administrativa Especial - Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, la mercancía aprehendida al señor Iván Ramiro Pérez Sánchez, identificado con la cédula de ciudadanía 8.728.305 en calidad de propietario, por encontrarse inmersa en la causal prevista en el numeral 1.6 del artículo 502 del Decreto 2685 de 1999, modificado por el artículo 48 del Decreto 1232 de 2001 y por el artículo 6º del Decreto 1161 de 2002, y que se encuentra descrita en el documento de ingreso..., por un valor de… ($ 779.950.000)…” (resalta la Sala).

— La Resolución 5 de 22 de agosto de 2005, que respondió al recurso de reconsideración presentado por la parte actora, confirmó la Resolución 167 de 2005, en cuanto decomisó las mercancías, con excepción de las que están amparadas con declaración de importación a su nombre; señaló que el valor de las decomisadas es de $ 638’900.000.

Mediante escrito de fecha 29 de agosto de 2005 la parte actora solicita que se declare el silencio administrativo positivo y la entrega de las mercancías relacionadas en los expedientes DM 2004 2004 0336 y DM 2004 2004 0333, lo cual se decide mediante la Resolución 3 de 20 de septiembre de 2005, negando la petición por improcedente, en los términos del artículo 519 párrafo 2º del estatuto aduanero. Este acto no fue demandado.

De todo lo anterior, se colige que el actor tenía en su poder, bien en calidad de tenedor o de propietario, unas mercancías consistentes en llantas, las cuales estaban ubicadas en dos lugares diferentes, unas en sus bodegas y otras en el establecimiento comercial PEK Llantas, y que la DIAN aprehendió y decomisó la mercancía en cada uno de los lugares mencionados, y en diferentes oportunidades.

Corresponde en el presente proceso estudiar la legalidad de la introducción al territorio nacional de las llantas decomisadas en el establecimiento de comercio denominado PEK Llantas ubicado en la Calle 16 Nº 11-60 de Maicao, cuyas características obran en el expediente DM-2004-2004-0336, para lo cual la parte actora presentó copia de unas declaraciones de importación que obran también en el proceso que la DIAN abrió dentro del expediente DM-2004-2004-0333, relacionado con la aprehensión de mercancías que se encontraban en la bodega, que consistió en 5399 llantas que el mismo actor tenía en calidad de propietario y/o tenedor para surtir el establecimiento de comercio PEK Llantas (ver fl. 148, cdno. ppal., corrección de la demanda).

Para resolver el asunto sometido a consideración, se deben tener en cuenta las siguientes disposiciones del Decreto 2685 de 1999, por el cual se modifica la legislación aduanera:

“ART. 2º—Principios orientadores.

Para la aplicación de las disposiciones contenidas en este decreto se tendrán en cuenta, además de los principios orientadores establecidos en el artículo 3º del Código Contencioso Administrativo, los siguientes:

a) Principio de eficiencia: los funcionarios encargados de realizar las operaciones aduaneras deberán tener en cuenta que en el desarrollo de ellas debe siempre prevalecer el servicio ágil y oportuno al usuario aduanero, para facilitar y dinamizar el comercio exterior.

b) Principio de justicia: Los funcionarios aduaneros con atribuciones y deberes que cumplir en relación con las facultades de fiscalización y control deberán tener siempre por norma en el ejercicio de sus actividades, que son servidores públicos, que la aplicación de las disposiciones aduaneras deberá estar presidida por un relevante espíritu de justicia y que el Estado no aspira a que al usuario aduanero se le exija más que aquello que la misma ley pretende. También deberán tener presente que el ejercicio de la labor de investigación y control tiene como objetivo detectar la introducción y salida de mercancías sin el cumplimiento de las normas aduaneras” (resalta la Sala).

“ART. 3º—Responsables de la obligación aduanera.

De conformidad con las normas correspondientes, serán responsables de las obligaciones aduaneras, el importador, el exportador, el propietario, el poseedor o el tenedor de la mercancía; así mismo, serán responsables de las obligaciones que se deriven por su intervención, el transportador, el agente de carga internacional, el depositario, intermediario y el declarante, en los términos previstos en el presente decreto. (resalta la sala)

Para efectos aduaneros la Nación estará representada por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales”.

“ART. 87.—Obligación aduanera en la importación.

La obligación aduanera nace por la introducción de la mercancía de procedencia extranjera al territorio aduanero nacional.

La obligación aduanera comprende la presentación de la declaración de importación, el pago de los tributos aduaneros y de las sanciones a que haya lugar, así como la obligación de obtener y conservar los documentos que soportan la operación, presentarlos cuando los requieran las autoridades aduaneras, atender las solicitudes de información y pruebas y en general, cumplir con las exigencias, requisitos y condiciones establecidos en las normas correspondientes” (resalta la Sala).

“ART. 232-1.—Mercancía no declarada a la autoridad aduanera. <Artículo adicionado por el artículo 23 del Decreto 1232 de 2001. El texto es el siguiente:> Se entenderá que la mercancía no ha sido declarada a la autoridad aduanera cuando:

a) No se encuentre amparada por una declaración de importación;

b) No corresponda con la descripción declarada;

c) En la declaración de importación se haya incurrido en errores u omisiones en la descripción de la mercancía, o

d) La cantidad encontrada sea superior a la señalada en la declaración de importación.

Sin perjuicio de lo establecido en los numerales 4º y 7º del artículo 128 del presente decreto, siempre que se configure cualquiera de los eventos señalados en el presente artículo, procederá la aprehensión y decomiso de las mercancías. Cuando la cantidad encontrada sea superior a la señalada en la declaración, la aprehensión procederá sólo respecto de las mercancías encontradas en exceso.

Sin perjuicio de lo previsto en los literales b) y c) del presente artículo, cuando habiéndose incurrido en errores u omisiones en la descripción de la mercancía en la declaración de importación, la autoridad aduanera pueda establecer, con fundamento en el análisis integral de la información consignada en la declaración de importación y en los documentos soporte de la misma, que la mercancía corresponde a la inicialmente declarada, y los errores u omisiones no conlleven que la declaración de importación pueda amparar mercancías diferentes, no habrá lugar a su aprehensión, pudiéndose subsanar los errores u omisiones a través de la presentación de una declaración de legalización sin el pago de rescate” (resalta la Sala).

“ART. 502.—Causales de aprehensión y decomiso de mercancías.

Dará lugar a la aprehensión y decomiso de mercancías la ocurrencia de cualquiera de los siguientes eventos:

<Numeral 1º, modificado por el artículo 48 del Decreto 1232 de 2001. El nuevo texto es el siguiente:>

1. En el régimen de importación:

1.6 <Numeral modificado por el artículo 6º del Decreto 1161 de 2002. El nuevo texto es el siguiente:> Cuando la mercancía no se encuentre amparada en una planilla de envío, factura de nacionalización o declaración de importación, o no corresponda con la descripción declarada, o se encuentre una cantidad superior a la señalada en la declaración de importación, o se haya incurrido en errores u omisiones en su descripción, salvo que estos últimos se hayan subsanado en la forma prevista en los numerales 4º y 7º del artículo 128 y en los parágrafos primero y segundo del artículo 231 del presente decreto, en cuyo caso no habrá lugar a la aprehensión” (resalta la Sala).

“ART. 536.—Entrega de mercancías. En cualquier estado del proceso, si el interesado demuestra la legal introducción y permanencia de la mercancía en el territorio aduanero nacional, el funcionario competente ordenará, mediante auto de trámite motivado, la entrega de la mercancía y procederá su devolución, sin que deban agotarse las etapas a que se refieren los artículos 504 y siguientes del presente decreto”.

De conformidad con la normativa transcrita, resulta claro que la declaración de importación, es el documento que legalmente ampara el ingreso de una mercancía al territorio nacional.

Ahora, además de las declaraciones de importación aportadas con el contrato y su otrosí, celebrados entre el importador y él, respectivamente, el 28 de octubre de 2002 y el 16 de noviembre del mismo año (fls. 97 y 98, cdno. ppal.)(1), por medio del cual se le vendió el establecimiento comercial donde se comercializan llantas, incluido un inventario de llantas (680) descritas en el anexo 1 del contrato (fl. 100, ídem), y se acordó que parte del pago se haría en la fecha en que se hiciera entrega parcial de las llantas (26.825) que se describen en el anexo 2 (fls. 101 a 104, ídem), conforme a los requerimientos del comprador, quien se comprometió al resguardo del inventario físico de las llantas relacionadas en dicho anexo, que en ese momento no eran de su propiedad.

A folio 133 obra certificado de matrícula en la Cámara de Comercio de la Guajira, en el que consta que el propietario del establecimiento PEK Llantas, ubicado en la calle 16 Nº 11-60 de Maicao, es el actor, señor Iván Ramiro Pérez Sánchez, desde el 29 de octubre de 2002.

La DIAN motivó el decomiso en las dudas que tuvo respecto del título de adquisición de las mercancías, para decidir que los bienes decomisados no estaban amparados en las declaraciones de importación presentadas, es decir que ingresaron ilegalmente al país.

De otro lado la demandada, asevera que las mercancías aprehendidas y decomisadas a las que se refieren los actos acusados dentro de este proceso, no pueden estar respaldadas por las declaraciones de importación presentadas por la actora en copia, aduciendo que éstas también fueron aportadas dentro del expediente DM-2004-2004-0333 “que en su oportunidad fueron analizadas y desvirtuadas por este despacho con fundamentos fácticos igualmente valederos en este proceso”, pero sin mencionar cuáles fueron dichos fundamentos.

Para la Sala, el anterior razonamiento no demuestra “necesariamente” que las declaraciones de importación que obran en otro expediente, no puedan también amparar la legalidad de las mercancías decomisadas a las que se refiere el presente proceso. Se desconoce por qué razón dentro de la investigación que obra dentro del expediente 2004-2004-0333, la DIAN no reconoció las declaraciones de importación presentadas como documento que acreditara el ingreso de una mercancía pues la entidad se limita a decir que lo hizo “con fundamentos fácticos igualmente valederos en este proceso” pero sin mayor argumentación.

Ahora bien, considera la Sala que frente al texto del artículo 3º del Decreto 2685 de 1999, lo que realmente interesa a la autoridad aduanera es que, bien sea el tenedor, o el poseedor, propietario o importador de la mercancía, acredite la legal introducción y permanencia en el territorio aduanero nacional, pero en este caso la investigación fue desviada hacia la prueba del contrato entre el importador y el actor, más que a la confrontación entre las declaraciones de importación aportadas y las llantas finalmente decomisadas, o a la revisión de otros documentos.

La administración centró su decisión en los tantas veces mencionados contratos, pero en ningún momento demostró que las declaraciones de importación aportadas por el actor, no amparaban las mercancías decomisadas, o que amparaban o habían amparado otras mercancías diferentes a éstas; los actos acusados no se refirieron a otros documentos allegados al proceso, tales como declaraciones de renta (fls. 135 y 136), certificado de la Cámara de Comercio (fl. 133).

En otras palabras, independientemente de la titularidad que el actor ostentara en relación con la mercancía, bien fuera propietario o tenedor, estaba en la obligación de presentar los documentos que amparaban la legalidad del ingreso de la mercancía, de manera que el contrato de compraventa no incide en la manera en que fueron introducidas al país las mercancías, y la DIAN dándole un valor para tomar su decisión, implícitamente lo tacha de falso, sin tener en cuenta el artículo 252 del Código de Procedimiento Civil, que dispone que los documentos privados reconocidos ante notario se presumen auténticos.

Como los actos acusados no desvirtuaron la presunción de buena fe de que goza el actor, debe procederse entonces a analizar si la mercancía aprehendida y decomisada por la DIAN es la misma que se encuentra descrita en las declaraciones de importación allegadas por el demandante, cuya autenticidad quedó demostrada en la vía gubernativa, no sin antes anotar que las declaraciones de importación con las que se pretende amparar la mercancía decomisada, son anteriores a la expedición de la Resolución 3175 de 15 de abril de 2003, que prohíbe la importación por la jurisdicción de Maicao de neumáticos y llantas neumáticas clasificados en las subpartidas arancelarias 40.11, 40.12, y 40.13.

De conformidad con los documentos aportados al expediente se tiene lo siguiente(2):


Mercancía aprehendida acta de aprehensión 253 (fl. 105, tomo 1), y decomisada Resolución 167 de 2005

Declaración de importación (tomo 2), en ellas se expresa que se acogen al régimen especial aduanero de Maicao
1. Llantas para camión, con neumático y protector, marca Xingfeiya, corriente, ref.: 11.00-20 (303 unidades decomisadas)Nº 4052101067091-9. (fl. 183) Neumáticos (llantas neumáticas) nuevos de caucho, del tipo de los utilizados en autobuses o camiones, vencedora, con neumático y protector, convencional para camión, delantera.
Llantas marca Xin Feiya, Ref. rib, dimensiones 1100/20/16. (306 unidades declaradas)
2. Llantas para camión con neumático y protector Xinfeiya TAC 1100-20 R 16 (1.032)Nº 4058001097354-6 (fl. 179) neumáticos (llantas neumáticas) nuevos de caucho del tipo de las utilizadas en autobuses o camiones, con neumático y protector, convencional, vencedora, registro de importación …
— llantas marca Xin Feiya, Ref.: LUG, dimensiones 1100/20/16 trasera (306)
— llantas marca Xinfeiya, Ref.: LUG HX210, dimensiones 11.00-20/16PR, trasera (306)
Nº 4052101087320-6 (fl. 181) neumáticos (llantas neumáticas) nuevos de caucho, utilizados en autobuses o camiones, llantas marca Xin Feiya, construcción radial, disco log, para utilizar con neumático, Llantas DIM. 1100-20.16 PLY. R.20 (306)
- Nº 4052101066694-5 (fl. 180) neumáticos (llantas neumáticas) nuevos de caucho del tipo de las utilizadas en autobuses o camiones, vencedora con neumático y protector, convencional, para camión, traseras. Marca Xin Feiya, Ref.: LUG, dimensiones 1100/20/16. (306)
Total 1224
3. Llantas para camión sin neumático y sin protector Xin Feiya corriente 1100-20 (109)Nº 4052001097356-0 (fl. 182) neumáticos (llantas neumáticas) nuevos de caucho del tipo de los utilizados en autobuses o camiones, con neumático y protector, marca Xin Feiya, Ref.: RIB dimensiones 1100/20/16, delantera. (300)

4 y 5. Llantas para camión con protector y neumático marca Ling Long Yantai Tyre Factory, Ref.: 11.00-20. (57)
Llantas para camión sin protector y sin neumático marca Ling Long Yantai Tyre Factory, Ref.: 11.00-20. (4)

Nº 4052101069343-9 (fl. 171) neumáticos (llantas neumáticas), nuevos de caucho, del tipo que utilizamos en autobuses o camiones, con neumático y protector, convencional vencedora, marca Ling Long.
Ref.: LUG LL4, DIMEN 1100-20/16 trasera. (610)
Ref.: RIB LL47, DIMEN 1100-20/16 delantera (305)
Ref.: RIB LL19, DIMEN 750-16/14 trasera (140)
Ref.: RIB LL19, DIMEN 750-16/14 delantera (720)
… .
(915 declaradas de la misma referencia)

6 y 7 (403)

Mediante la Resolución 5 de 22 de agosto de 2005, que resolvió el recurso de reconsideración, la DIAN ordenó la entrega de las mercancías descritas en estos ítems, por encontrarse debidamente amparadas con declaraciones de importación que obran en el proceso a nombre del actor (fls. 176 y 168).
(486)
8. Llantas para camión sin neumático y sin protector Hankook Radial 12R. 22 A HO2 (acta de aprehensión) o SAHOZ (Res. 167/2005) (26)Nº 4052101068326-9 (fl. 169) neumáticos (llantas neumáticas), nuevas de caucho del tipo de las utilizadas en buses o camiones, construcción radial, diseño vencedora sello matic, delantera, llantas marca Hankook Ref.: AHO2 dimensiones 12 R22.50/16. (160)
Neumáticos (llantas neumáticas), nuevas de caucho del tipo de las utilizadas en buses o camiones, radial para camión, vencedora, trasera, sellomatic. Llantas marca Sumitomo, Ref.: ST908, dimensiones 12 R22.5/16 (83)
9. Llantas para automóvil y/o camionetas, sin protector y sin neumático, marca Sumitomo Serenuetti, Ref.: 9275 /70 R16 114S SL 850 radial (56)Nº 4052101055962-7 (fl. 178) neumáticos (llantas neumáticas), nuevos de caucho del tipo de los utilizados en autobuses y camiones
— Llantas marca Rumho, Ref.: L945, dimensiones 295/80 R22,5/6 sellomática, vencedora, construcción radial para camión, diseño mixta trasera y delantera (14)
Llantas marca Sumitomo, ref:718, dimensiones 295/80 R22.5 sellomática, vencedora, construcción radial para camión, diseño delantera (20)
Neumáticos (llantas neumáticas), nuevas de caucho del tipo de los utilizados en automóviles de turismo incluidos los de tipo familiar “Brak o Station wagon” y los de carrera, sellomáticas, construcción radial, vencedora marca Sumitomo.
Llantas DIM 275/70 R16 Ref.: SL 850, diseño mixto (delanteras y traseras) (460)
Llantas DIM 31K 10.5 R15, Ref.: SL650 diseño mixto (delanteras y traseras) (100)

10, 11, 12 y 13
Llantas para automóvil y/o camioneta sin protector y sin neumático Hankook Vent, Hankook, Ventus H101, P245/50 (23)
Llantas para automóvil y/o camioneta sin protector y sin neumático Hankook R-16 Ventus K102, 245/45Z 94W (33)
Llantas para automóvil y/o camioneta sin protector y sin neumático 91H, Hankook, Ventus H101 P225/50 R-16 (21)
Llantas para automóvil y/o camioneta sin protector y sin neumático 89W, Hankook, Ventus K102, 245/45Z R-16 (37)
TOTAL (114)

Nº 4052001094737-1 (fl. 166)
Llantas neumáticas nuevas de caucho del tipo de las utilizadas en automóviles y camperos, para ser usada con o sin neumáticos construcción convencional marca Hankook.
Ref.: 100/45R16 VO K102
Ref.: 200/45R 15V 04K102
Ref.: 225/45(55) R16W04 K12
Ref.: 245/45Z R15W 04 K102
Ref.: 205/60 R16
Ref.: 225/60 R15 04 866
Ref.: P215/60R16 H400
Ref.: P255/70R15 H04 288
Ref.: P295/50R16 H04 Z86LW
Ref.: 195 R 14 08
Ref.: 205R14 8 RAD; P225/55 R16 304 H101
Ref.: 245/50R 16 RADIAL T/A; P225/50R16H04 H101
Total (803)
14. Llantas para automóvil y/o camioneta sin protector y sin neumático 77T Kumho Power, STAR 758, 155/80 R-12 (51)Nº 4052001085078-6 (fl. 170)
Neumático (Llantas neumáticas nuevos de caucho del tipo de los utilizados en automóviles de turismo, incluidos los vehículos de tipo familiar Break o Station Wagon y los de carrera).
Llantas marca Kumho Ref.: 155/80 R-12, modelo 758 18ERS108 156/60; R12, radiales; diseño mixta apta para ser usada sin neumático para automóviles, llanta marca Kumho Ref.: 165/80R13; modelo, dimensión 165/80 R13; radiales, diseño mixta, apta para ser usada sin neumático, para automóviles , llantas marca Kumho Ref. 185/70R13, mod 195; DIM 183/…. R13; radiales, diseño mixta, apta para ser usada sin neumático; para automóviles, llantas marca Kumho, Ref. 185/70R14 MOD 795, dim 165/10R1. Radiales diseño mixta apta para ser usada sin neumático, para automóviles llantas marca Kumho, Ref. 195/70R14, mod 705, DIM 19/70r14, radiales diseño, mixta, apta para ser usada sin neumático, para automóviles, llantas marca Kumho, REF. 205/70R14.
TOTAL (1.925)

15 Y 16
Llantas para automóvil y/o camioneta sin protector y sin neumático marca Hankook Radial, Hankook, Radial H704, R185/70 R-14 (383)
Llantas para automóvil y/o camioneta sin protector y sin neumático 87S Hankook Radial H704, ref. P185/70 R-14 (83)
Total: 466

Nº 4052101037806-1 (fl. 165)
Neumáticos (llantas) nuevas de caucho para usar con o sin neumático, construcción convencional, del tipo de los utilizados en automóviles o camionetas
Hankook Ref. 185/60R-13 866
Hankook Ref. 185/70R-14 H704
Hankook Ref. 215/60R-14 H400
Hankook Ref. 215/60R-14 884
Total (1485)

Se observa del cuadro anterior, que las características, marca y referencias de la mercancía aprehendida y decomisada, es similar a la declarada, como en principio lo consideró la DIAN, sin que existan otros elementos de juicio que permitan afirmar con certeza que no se trate de las mismas.

De otra parte, a folios 110 a 119 del cuaderno principal, obra la respuesta de la defensoría del contribuyente y usuario aduanero de la DIAN a la reclamación presentada por el actor, respecto de los hechos que interesan a este proceso, en la cual se concluye que la actuación de la entidad estuvo “plagada de irregularidades”, al no haber valorado integralmente las pruebas.

Así pues, al no haber demostrado la DIAN que las mercancías ingresaron al país ilegalmente, debe la Sala revocar la sentencia apelada y, en su lugar, declarar la nulidad de la Resolución 167 de 10 de febrero de 2005 y del artículo 1º de la Resolución 5 de de 22 de agosto de 2005.

Ahora bien, en cuanto al restablecimiento del derecho, se tiene que mediante auto de 28 de junio de 2007, el Tribunal Administrativo de la Guajira decretó un dictamen pericial con el fin de establecer el valor total de los posibles daños y perjuicios ocasionados al actor con la expedición de los actos administrativos demandados, en las modalidades de lucro cesante, daño emergente, daño extrapatrimonial, así como intereses y actualizaciones y ordenó una inspección judicial con intervención de perito a las bodegas de Almagrario S.A. (fl. 235). Según acta de inspección judicial, realizada el 28 de agosto de 2007 en las bodegas de Almagrario (fl. 272), solo reposan 74 llantas de la totalidad de las aprehendidas y decomisadas porque la DIAN las donó mediante las resoluciones 5470, 5471, 5472, y 5473 de 11 de mayo de 2007 a diferentes entidades públicas (fls. 257 a 271); a través de comunicación de 1º de octubre el perito informó que la vida útil de las 74 llantas que aún reposaban en Almagrario es de dos años (fl. 77); a solicitud de la actora (fl. 288) el perito amplió su dictamen para indicar que las llantas relacionadas en la declaración de importación corresponden a las decomisadas; ninguna de las partes objetó este dictamen (fl. 303).

El dictamen pericial para establecer daños y perjuicios, se rindió por parte de un contador público (fls. 310 y ss., cdno. ppal.), quien menciona que lo hizo de conformidad con la información que reposa en el tribunal y un cruce de información con el apoderado de la parte demandante.

Como quiera que dicho dictamen ofrece credibilidad a la Sala, ya que se encuentra debidamente sustentado, se tendrá en cuenta para efectos del restablecimiento del derecho que habrá de reconocerse, en lo que atañe al daño emergente.

— Inicialmente se decomisaron 2.621 llantas, las cuales fueron avaluadas por el perito en $ 150.000 cada una, para un total de $ 393’150.000(3), pero la Resolución 5 de 22 de agosto de 2005, ordenó devolver 403 llantas, que el actor menciona que le fueron devueltas, luego se ordenará a la entidad el pago de 2.218 llantas, por valor de $ 332´700.000, suma esta debidamente indexada.

En cuanto al lucro cesante, que el perito considera en la suma de $ 4.948’.775.400, si bien trae a colación unas cifras que no fueron objetadas por la demandada, no lo demuestra con documentos fehacientes, dado que presenta como prueba: Estado de resultados de enero 1º al 31 de diciembre de 2004 (fl. 319) y balance general (fl. 320), documentos que no aparecen suscritos ni por el actor ni por el contador público, pero además, es de tener en cuenta, que según el anexo de la demanda que obra a folio 101, el actor disponía de 26.825 bienes, en su mayoría llantas, que el importador le dejó en custodia, para disponer de ellas, según lo requiriera, lo cual pagaría a los precios del mercado, luego no se entiende, o por lo menos no se prueba que el establecimiento de comercio se cerró con ocasión del decomiso de las llantas objeto de los actos acusados. Por ello no se accederá a la condena por lucro cesante.

El actor no probó otros gastos ni los daños morales que menciona en el escrito de aclaración de la demanda, razón por la cual tampoco se accederá a dicha condena.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley.

FALLA:

1. REVÓCASE la sentencia de 3 de marzo de 2010, proferida por el Tribunal Administrativo de la Guajira y, en su lugar, de dispone:

DECLÁRASE la nulidad de las resoluciones 167 de 10 de febrero y 5 de 22 de agosto, artículo 1º, ambas de 2005, expedidas por la Administración de Impuestos y Aduanas Nacionales Local Riohacha.

2. A título de restablecimiento del derecho, CONDÉNASE a la entidad demandada al pago, en favor del actor, de la suma de $ 332’700.000 m/cte., valor de las llantas decomisadas, debidamente indexada.

3. DENIÉGANSE las demás pretensiones de la demanda.

Ejecutoriada esta providencia, devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese, comuníquese y cúmplase.»

(1) Diligencia de reconocimiento: la firma y huella del comprador y del vendedor se autenticó ante el Notario Único de Maicao, según se observa en el anverso del contrato y de su otrosí.

(2) Algunas declaraciones de importación contienen datos no esenciales que son ilegibles, por lo que en estos casos se tuvo que acudir al cuadro que se presentó en el recurso de apelación.

(3) Mediante auto de 9 de abril de 2008, se corrió traslado a las partes, el cual se fijó en lista el 14 de abril sin que se hubiera presentado objeción alguna (fls. 322, 323 y 325).

Mediante auto de 22 de mayo el tribunal ordena que el expediente permanezca en secretaría para que las partes manifiesten si existe o no ánimo conciliatorio. Las partes guardaron silencio (fls. 326 y 327).