Sentencia 2006-01083 de agosto 1 de 2013

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Referencia: 080012331000200601083 01

Radicado: 19188

Consejero Ponente:

Dra. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez (E)

Actor: Termobarranquilla S.A. ESP -Tebsa S.A. ESP

Demandado: Municipio de soledad

Bogotá, D.C., primero de agosto de dos mil trece

EXTRACTOS: « VII. Consideraciones de la Sala

Se decide el recurso de apelación interpuesto por la parte demandante contra la sentencia del 21 de septiembre de 2011, proferida por el Tribunal Administrativo del Atlántico, que declaró no probada la excepción de cosa juzgada propuesta por el municipio de Soledad y denegó las súplicas de la demanda.

Corresponde a la Sala establecer la legalidad de las resoluciones 0002 del 4 de enero de 2006 y 298 del 27 de octubre de 2005, por medio de las cuales se rechazó por extemporáneas las excepciones propuestas contra el mandamiento de pago y se ordenó seguir adelante con la ejecución.

En el presente caso, se advierte que el título ejecutivo del proceso de cobro coactivo demandado está compuesto por las resoluciones 001/02 del 29 de octubre de 2002 y 001AP del 15 de mayo de 2003, por medio de las cuales se determinó oficialmente el impuesto por el servicio de alumbrado público de los períodos gravables comprendidos entre enero del año 1998 y diciembre del año 2000(2). Esta actuación administrativa fue demandada ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo en acción de nulidad y restablecimiento del derecho.

Esta corporación mediante sentencia del 5 de diciembre de 2011(3), proferida dentro del proceso 08001-23-31-000-2004-00827-01 (18396) confirmó la sentencia del Tribunal Administrativo del Atlántico, que dispuso:

“Primero: Declárase la nulidad de las resoluciones 001/002 del 29 de octubre de 2002 y 001/AP del 15 de mayo de 2003, mediante las cuales la secretaría de impuestos del municipio de Soledad liquidó el impuesto de alumbrado público correspondiente a los períodos gravables de enero de 1998 a diciembre de 2000, a la sociedad Termobarranquilla S.A. ESP.

Segundo: Como consecuencia de lo anterior, Termobarranquilla S.A. ESP no tiene obligaciones pendientes por concepto del impuesto de alumbrado público en el municipio de Soledad correspondiente a los períodos gravables de enero de 1998 a diciembre de 2000”.

Como se observa, los actos administrativos que conforman el título ejecutivo que dio lugar al proceso de cobro coactivo demandado fueron anulados por la jurisdicción de lo contencioso administrativo.

Así las cosas, si el proceso de determinación del impuesto ha sido sometido a control jurisdiccional y el mismo ha sido declarado nulo, desparece el hecho que le da fundamento al proceso de cobro coactivo y, por tanto, procede su nulidad.

Es importante aclarar que el hecho de que el contribuyente hubiere interpuesto extemporáneamente las excepciones contra el mandamiento de pago(4) no impide que esta corporación declare la nulidad de la resolución que ordena seguir adelante la ejecución, en tanto esta es susceptible de control jurisdiccional por tratarse de un acto definitivo que establece una obligación de pago a cargo del contribuyente. Sin embargo, este análisis de legalidad debe circunscribirse al referido acto administrativo de ejecución, sin que se puedan estudiar hechos que pudieron ser propuestos como excepciones por el ejecutado.

En el presente caso se encuentra demostrado que la resolución que ordena seguir adelante la ejecución pretende cobrar una obligación constituida en un acto administrativo que fue declarado nulo por la jurisdicción de lo contencioso administrativo.

No se pueden desconocer los efectos que tiene la declaratoria de nulidad de los actos de determinación del tributo, puesto que su legalidad ha quedado desvirtuada y esa obligación ha desaparecido del ordenamiento jurídico. Por tanto, el proceso de cobro coactivo ya no tiene ningún objeto ni finalidad, y los actos administrativos dictados con el propósito de hacer efectiva la obligación deben ser igualmente declarados nulos(5).

En consecuencia, a título de restablecimiento del derecho se declarará terminado el proceso de cobro coactivo iniciado por la tesorería del municipio de Soledad en contra de Tebsa S.A. E.S.P. por el impuesto de alumbrado público correspondiente a los períodos de enero de 1998 a diciembre de 2000.

En cuanto al reconocimiento de intereses corrientes sobre las sumas embargadas, es de señalar que no es procedente su liquidación puesto que las normas tributarias del municipio de Soledad no establecen su causación, así como tampoco resulta aplicable la regulación que sobre los referidos intereses dispone el estatuto tributario(6), toda vez que esta solo procede en aquellos casos en que se haya presentado una solicitud devolución.

Al no existir una normativa expresa que regule la causación de intereses a favor de los contribuyentes en aquellos eventos en que no se presente solicitud de devolución y como la obligación que se genera a cargo de la administración es la de pagar una suma de dinero, debe darse aplicación al artículo 1617 del Código Civil(7) toda vez que esta norma regula un caso semejante(8), en tanto establece la forma de liquidar los intereses en esta clase de obligaciones(9).

En este caso, la obligación de pagar los intereses se genera desde el momento en que le fueron embargados los dineros a la sociedad(10), pues la administración a pesar de tener conocimiento de la existencia de la demanda de nulidad y restablecimiento contra el título ejecutivo(11), ordenó el embargo de las sumas de dinero, desconociendo que para ese preciso evento el artículo 837 del estatuto tributario(12) le ordenaba el levantamiento de esa medida cautelar.

En consecuencia, se ordena que la administración pague al contribuyente los intereses legales, equivalentes al 6% anual conforme lo establece el artículo 1617 del Código Civil(13), desde que se embargaron esas sumas a la empresa Tebsa S.A. ESP hasta la fecha en que se restituyan a la sociedad.

En este punto es importante precisar que las pretensiones de la parte demandante se circunscribieron a que se ordenara dar por terminado el proceso de cobro coactivo y a la liquidación de intereses.

Ahora bien, como en el expediente no se encuentra demostrada la cuantía de las sumas embargadas, la condena al pago de intereses tendrá que hacerse en abstracto para su liquidación incidental conforme lo dispone el artículo 172 del Código Contencioso Administrativo.

Por las razones expuestas, se confirmará el numeral 1º de la sentencia apelada, y se revocará el numeral 2º, para declarar la nulidad de los actos demandados y a título de restablecimiento del derecho se declara terminado el proceso de cobro coactivo, se levantan las medidas cautelares y se condena en abstracto al municipio de Soledad a devolver al contribuyente los dineros embargados y a pagar sobre esta suma los intereses legales, equivalentes al 6% anual conforme lo establece el artículo 1617 del Código Civil, desde la fecha en que se embargaron los dineros a la empresa Tebsa S.A. ESP hasta la fecha en que se le restituyan.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativa, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

CONFÍRMASE el numeral 1º de la sentencia del 21 de septiembre de 2011, dictada por el Tribunal Administrativo del Atlántico.

REVÓCASE el numeral segundo de la sentencia apelada. En su lugar:

“2. DECLARÁSE la nulidad de las resoluciones 298 del 27 de octubre de 2005 y 002 del 4 de enero de 2006, proferidas por la tesorería del municipio de Soledad, por medio de las cuales se rechazó las excepciones propuestas contra el mandamiento de pago y se ordenó seguir adelante con el proceso administrativo de cobro coactivo.

A título de restablecimiento del derecho DECLÁRASE terminado el proceso de cobro coactivo seguido a la sociedad Tebsa S.A. ESP por el impuesto de alumbrado público correspondiente a los períodos de enero de 1998 a diciembre de 2000, y ordénase el levantamiento de las medidas cautelares.

Así mismo, CONDÉNASE en abstracto al municipio de Soledad a devolver al contribuyente los dineros embargados y a pagar sobre esta suma los intereses legales, equivalentes al 6% anual conforme lo establece el artículo 1617 del Código Civil, desde la fecha en que se embargaron los dineros a la empresa Tebsa S.A. ESP hasta la fecha en que se le restituyan”.

La anterior providencia se estudió y aprobó en la sesión de la fecha».

 

(2) Folios 37-99 c.p. Mandamiento de pago 0294 de septiembre de 2005.

(3) C.P. Martha Teresa Briceño de Valencia.

(4) Este hecho es admitido por el accionante en la demanda y la apelación de la sentencia de primera instancia (Fls. 14 y 275 c.p.).

(5) En igual sentido se pronunció esta Sala en sentencias del 20 de agosto de 2009, Expediente 16730, 13 de agosto de 2009, expediente No. 16418 y, 23 de febrero de 2011, Expediente 17039, C.P. William Giraldo Giraldo.

(6) “ART. 863.—Intereses a favor del contribuyente. Artículo modificado por el artículo 12 de la Ley 1430 de 2010. Cuando hubiere un pago en exceso o en las declaraciones tributarias resulte un saldo a favor del contribuyente, solo se causarán intereses comentes y moratorios, en los siguientes casos:

Se causan intereses corrientes, cuando se hubiere presentado solicitud de devolución y el saldo a favor estuviere en discusión, desde la fecha de notificación del requerimiento especial o del acto que niegue la devolución, según el caso, hasta la ejecutoria del acto o providencia que confirme total o parcialmente el saldo a favor.

(...)”.

(7) En igual sentido se pronunció esta Sala en sentencia del 9 de diciembre de 2010, C.P. Martha Teresa Briceño de Valencia, Expediente 16325.

(8) Ley 153 de 1887. “ART. 8º—Cuando no hay ley exactamente aplicable al caso controvertido, se aplicarán las leyes que regulen casos o materias semejantes, y en su defecto, la doctrina constitucional y las reglas generales de derecho”.

(9) “ART. 1617. Indemnización por mora en obligaciones de dinero. Si la obligación es de pagar una cantidad de dinero, la indemnización de perjuicios por la mora está sujeta a las reglas siguientes:

1a.) Se siguen debiendo los intereses convencionales, si se ha pactado un interés superior al legal, o empiezan a deberse los intereses legales, en el caso contrario; quedando, sin embargo, en su fuerza las disposiciones especiales que autoricen el cobro de los intereses corrientes en ciertos casos.

El interés legal se fija en seis por ciento anual.

(10) En el Auto 003 de 2005 por el cual se resuelve sobre el límite de embargo se estableció: “Que el ejecutado Tebsa S.A. ESP presentó el Oficio 00256 de septiembre 21 de 2005 aportando certificación del Banco Banitsmo mediante el cual hace constar que ha aplicado las medidas cautelares procediendo al embargo y secuestro de $ 840.000.000 m/cte. mediante consignación en Banco Agrario de Colombia de fecha septiembre 16 de 2005, es decir con este reporte queda satisfecha la orden impartida en auto que decretó medidas cautelares (se refiere a la Res. 295 de sep.13/2005).” (fl. 176).

(11) En el expediente obra certificación del Tribunal Administrativo del Atlántico respecto de la demanda interpuesta contra los actos de determinación del tributo, con Radicado 2004-827, en la que consta que el auto admisorio de la demanda fue notificado personalmente al demandado el 3 junio de 2005 folio 125.

(12) “ART. 837.—Medidas preventivas. Previa o simultáneamente con el mandamiento de pago, el funcionario podrá decretar el embargo y secuestro preventivo de los bienes del deudor que se hayan establecido como de su propiedad.

Para este efecto, los funcionarios competentes podrán identificar los bienes del deudor por medio de las informaciones tributarias, o de las informaciones suministradas por entidades públicas o privadas, que estarán obligadas en todos los casos a dar pronta y cumplida respuesta a la Administración, so pena de ser sancionadas al tenor del artículo651 literal a).

PAR.—Modificado por el artículo 85 de la Ley 6 de 1992. Cuando se hubieren decretado medidas cautelares y el deudor demuestre que se ha admitido demanda contra el título ejecutivo y que esta se encuentra pendiente de fallo ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo se ordenará levantarlas.

Las medidas cautelares también podrán levantarse cuando admitida la demanda ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo contra las resoluciones que fallan las excepciones y ordenan llevar adelante la ejecución, se presta garantía bancaria o de compañía de seguros, por el valor adeudado (...)”.

(13) Código Civil. “ART. 1617.—Indemnización por mora en obligaciones de dinero. Si la obligación es de pagar una cantidad de dinero, la indemnización de perjuicios por la mora está sujeta a las reglas siguientes:

1a.) Se siguen debiendo los intereses convencionales, si se ha pactado un interés superior al legal, o empiezan a deberse los intereses legales, en el caso contrario; quedando, sin embargo, en su fuerza las disposiciones especiales que autoricen el cobro de los intereses corrientes en ciertos casos. El interés legal se fija en seis por ciento anual (...)”.