Sentencia 2006-01255/40403 de abril 25 de 2018

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA - SUB-SECCIÓN C

Consejero ponente:

Dr. Jaime Orlando Santofimio Gamboa

Rad.: 250002326000200601255 02 (40.403)

Actor: Intercontinental de Aviación S.A.

Demandados: Nación - Unidad Administrativa de Aeronáutica Civil - Aerocivil

Asunto: Acción de Reparación Directa

Bogotá, D.C., veinticinco de abril de dos mil dieciocho

EXTRACTOS: «II. Consideraciones

1. Aspectos Procesales Previos

1.1. Legitimación en la causa

La legitimación en la causa es la “calidad subjetiva reconocida a las partes en relación con el interés sustancial que se discute en el proceso”(19), o en otras palabras, la legitimación en la causa consiste en la identidad de las personas que figuran como sujetos (por activa o por pasiva) de la pretensión procesal, con las personas a las cuales la ley otorga el derecho para postular determinadas pretensiones. Así, es evidente que cuando la legitimación en la causa falte en el demandante o en el demandado, la sentencia debe ser desestimatoria de las pretensiones.

En el caso concreto, comparece al proceso en calidad de demandante la sociedad Intercontinental de Aviación S.A., en su condición de empresa aérea a quien le fue suspendido el permiso de operación por parte de la Aeronáutica Civil, quien se encuentra legitimada en la causa por activa(20).

Por otra parte, la demanda fue dirigida en contra la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, quien dentro del marco de sus funciones como máxima autoridad en materia aeronáutica en todo el territorio nacional, le correspondía decidir lo atinente a los permisos de operación de las aerolíneas(21). En consecuencia, dicha entidad demandada se encuentra legitimada en la causa por pasiva.

1.2. Caducidad de la acción de reparación directa

La caducidad es concebida como un instituto que permite garantizar el derecho de acceso a la administración de justicia y representa una manifestación clara del principio de seguridad jurídica y de la prevalencia del interés general; cuyos términos están fijados por el artículo 136 del Código Contencioso Administrativo, que en su numeral 8º dispone que la acción “de reparación directa caducará al vencimiento del plazo de dos (2) años, contados a partir del día siguiente del acaecimiento del hecho, omisión u operación administrativa o de ocurrida la ocupación temporal o permanente del inmueble de propiedad ajena por causa de trabajo público o por cualquiera otra causa”.

La caducidad, a diferencia de la prescripción, no se suspende, salvo la excepción consagrada en la Ley 446 de 1998 y el artículo 21 de la Ley 640 de 2001(22), y sólo se interrumpe, de acuerdo con el artículo 143 del Código Contencioso Administrativo, con la presentación de la demanda que cumpla los requisitos y formalidades previstas en el Código Contencioso Administrativo(23). Tampoco admite renuncia y de encontrarse probada, debe ser declarada de oficio por el juez(24).

En el caso concreto, la Sala observa que la decisión de suspender las operaciones de vuelo a la empresa Intercontinental de Aviación ocurrió el 7 de junio de 2004, y como la demanda de reparación directa tuvo lugar el 6 de junio de 2006(25), para esta Corporación está acreditado entonces, que la acción fue interpuesta dentro del término de caducidad previsto en el numeral 8 del artículo 136 del Código Contencioso Administrativo.

2. Acervo Probatorio(26) 

Del acervo probatorio allegado al expediente, se destacan las siguientes pruebas:

1. Contrato de fiducia mercantil en garantía, administración y fuente de pago entre Intercontinental de Aviación S.A. - Inter y la Sociedad Fiduciaria Industrial S.A. - Fiduifi S.A., en el año de 1999(27).

2. Resolución 00655 del 25 de febrero de 2003 “Por la cual se fijan las tasas aeroportuarias Nacionales e Internacionales, y se establecen procedimientos”, expedida por la Aeronáutica Civil(28).

3. Oficio del 20 de mayo de 2003, por medio del cual el Director General de la Aerocivil le informa al Gerente General de Inter que debido al incumplimiento en el pago de la facturación por concepto de servicios aeronáuticos, aeroportuarios, cánones de arrendamiento y el reintegro de los dineros recaudados por concepto de tasa aeroportuaria nacional y timbre, se decidió suspender el permiso de operación y hacer efectiva las garantías, de conformidad con lo establecido en las resoluciones 4973 del 31 de diciembre de 1999 y 0655 del 25 de febrero de 2003(29).

4. Oficio del 27 de mayo de 2003, por medio del cual el Jefe del Grupo de Cobranzas de la Aeronáutica Civil puso en conocimiento de la Jefe de Indemnizaciones de Seguros Cóndor S.A. del incumplimiento de las obligaciones por parte de la empresa Intercontinental(30).

5. Oficio del 5 de junio de 2003, por medio del cual el Director Financiero le informa al Director General de la Aeronáutica Civil del acuerdo de pago logrado con la empresa Intercontinental para el pago de sus obligaciones con la entidad(31).

6. Oficio del 11 de noviembre de 2003, por medio del cual se dio aviso al Gerente General de Inter de la suspensión de trámites por parte de la Aerocivil a la empresa(32).

7. Oficio de fecha 30 de noviembre de 2003, en el que se informa por parte de la Aeronáutica Civil al Gerente General de Intercontinental de Aviación que serían reportados al sistema de la entidad como morosos(33).

8. Oficio del 2 de diciembre de 2003, mediante el cual la Aeronáutica Civil nuevamente le informa a la sociedad Intercontinental de Aviación que aún persiste la deuda con la entidad por concepto de tasas aeroportuarias, derecho aeródromo nacional, estacionamiento nacional, recargo nocturno, servicio de bomberos, energía, teléfono, utilización puentes de bordaje, entre otros(34).

9. Acta 003-2004 del 10 de enero de 2004, en donde consta que se reunión miembros de la Oficina de Control y Seguridad Aérea de la Aeronáutica Civil y funcionarios de la empresa Intercontinental de Aviación S.A. con el fin de poner de presente algunas deficiencias encontradas en la operación de la empresa(35).

10. Oficio del 14 de enero de 2004 dirigido al Gerente de Intercontinental y suscrito por el Jefe del Grupo de Cobranzas de la Aeronáutica Civil, en el que se le requiere para que de forma inmediata cancele la deuda que tenía con la entidad(36).

11. Oficio del 23 de enero de 2004, el Jefe del Grupo de Cobranzas de la Aerocivil le informó al Jefe de la Oficina de Transporte Aéreo que conforme a lo dispuesto en la Resolución 04528 del 27 de noviembre de 2000, la empresa Intercontinental de Aviación registraba mora en el pago de los servicios prestados por la Aeronáutica Civil, razón por la cual serian incluidos como morosos(37).

12. Oficio del 26 de enero de 2004, a través del cual el Jefe del Grupo de Cobranzas de la Aeronáutica Civil le informó al Gerente de la empresa Intercontinental de Aviación que a partir de las 4:00 p.m. de ese día, serían reportados como morosos conforme a lo dispuesto en la Resolución 04528 del 27 de noviembre de 2000(38).

13. Oficio del 26 de enero de 2004, por medio del cual los Funcionarios de la Oficina de Control de Seguridad Aérea le informaron al Jefe de Control y Seguridad Aérea y Transporte Aéreo, sobre la vigilancia realizada a la empresa Intercontinental de Aviación(39).

14. Oficio del 3 de febrero de 2004, por medio del cual se informa por parte de la Aerocivil al Gerente General de Inter que a la fecha continuaba presentando facturación vencida en pesos y en dólares, razón por la cual serian reportados como morosos a partir de las 4 de la tarde de ese día, conforme a la dispuesto en la Resolución 04528 del 27 de noviembre de 2000(40).

15. Oficio del 4 de febrero de 2004, a través del cual el Gerente General de Inter se dirige al Director Financiero de la Aeronáutica Civil para informarle del plan de pago para cancelar la deuda que tenían con la entidad(41).

16. Acta 004-2004 de fecha 6 de febrero de 2004, en donde consta que se reunión miembros de la Oficina de Control y Seguridad Aérea de la Aeronáutica Civil y funcionarios de la empresa Intercontinental de Aviación S.A. con el objeto de definir la operación de la aeronave DC 9-32 matrícula HK- 4310(42).

17. Oficio del 16 de febrero de 2004, por medio del cual los Funcionarios de la Oficina de Control de Seguridad Aérea le informaron al Jefe de Control y Seguridad Aérea y Transporte Aéreo, sobre la vigilancia realizada a la empresa Intercontinental de Aviación(43).

18. Oficio del 17 de febrero de 2004, por medio del cual el Jefe del Grupo de Cobranzas de la Aeronáutica Civil le comunicó al Gerente General de Intercontinental que sería reportado al sistema Al Día como moroso(44).

19. Resolución 00531 del 20 de febrero de 2004 “Por la cual se reglamentan las cauciones para garantizar el pago de las obligaciones derivadas de los permisos de operación y el servicio de sobrevuelos”.

20. Oficio del 27 de febrero de 2004, a través del cual el Jefe del Grupo de Cobranzas de la Aerocivil le comunicó al Gerente General de Inter que se remitía el estado de cuenta, con corte a esa fecha, en donde se reflejaban las facturas que debieron ser canceladas el 24 de noviembre y el 8 de marzo de 2004, para poder continuar con el acuerdo, en el sentido de cancelar la facturación corriente oportunamente(45).

21. Oficio del 4 de marzo de 2004, mediante el cual la Aeronáutica Civil le informó a la empresa Intercontinental que había incumplido la primera cuota del acuerdo de pago celebrado por valor de $28.000.000, así como con la cancelación de la facturación corriente(46).

22. Oficio del 30 de marzo de 2004, por medio del cual la Fiduagraria S.A. le comunicó al Gerente de Inter que el plazo para el pago de las obligaciones financieras a favor de Ingefin y la Aeronáutica Civil habían vencido el 26 de marzo de ese año, sin que fuera posible cubrirlas, razón por la cual solicita sean proveídos los recursos para tal fin(47).

23. Oficio del 30 de marzo de 2004, a través del cual el Jefe Grupo de Facturación y Cartera de la Aeronáutica Civil le realiza un cobro a la empresa Intercontinental de Aviación - Inter(48).

24. Oficio del 1 de abril de 2004, en el que la Fiduagraria S.A. le comunica al Gerente de Inter que la Aeronáutica Civil les había informado que a la fecha no se había efectuado el pago correspondiente a la cuota del 27 de marzo de 2004, motivo por el que le solicita les informe si el pago ya había sido efectuado directamente a la entidad pública(49).

25. Petición del 6 de abril de 2004, a través de la cual el Gerente General de la empresa Intercontinental de Aviación se dirigió al Director Financiero de la Aeronáutica Civil(50).

26. Oficio del 12 de abril de 2004, suscrito por la Ejecutiva de Cuenta de la Fiduagraria S.A. y dirigido al Gerente General de Intercontinental de Aviación, en el que le informa sobre el incumplimiento de las obligaciones del fideicomiso(51).

27. Escrito del 6 de mayo de 2004, en el que el Gerente General de Inter solicitó a la Aerocivil se aprobara un acuerdo de pago de sus deudas con la entidad(52).

28. Oficio del 26 de mayo de 2004, mediante el cual se le impuso una sanción por devolución de un cheque girado por parte de Intercontinental de Aviación a la Aeronáutica Civil(53).

29. Oficio del 2 de junio de 2004, a través del cual el Director Financiero de la Aeronáutica Civil le informa al Gerente General de Intercontinental de Aviación que ante el incumplimiento de la primera cuota del acuerdo de pago 3304.0531 autorizada por esa Dirección y prevista para el 1 de junio de ese año, seria reportada como morosa(54).

30. Petición de fecha 9 de junio de 2004, por medio de la cual el Representante Legal de la empresa Intercontinental de Aviación le solicitó al Director Financiero de la Aeronáutica Civil que le indicara cual era la normatividad vigente y reglamentación interna de la Aerocivil que estaba siendo aplicada para no autorizar la recepción de planes de vuelo de la aerolínea(55).

31. Petición del 15 de junio de 2004, en la que el Representante Legal de Intercontinental de Aviación le solicitó al Director de la Aeronáutica Civil que expidiera copia del acto administrativo mediante el cual se ordenó la suspensión de las operaciones aéreas (planes de vuelo) de las aeronaves de esa empresa(56).

32. Oficio del 11 de junio de 2004, por medio del cual se dio respuesta a la petición elevada por parte de Inter a la Aeronáutica Civil, en relación con la autorización de planes de vuelo(57):

33. Oficio del 18 de junio de 2004, mediante el cual la Aeronáutica Civil le dio respuesta a la petición elevada por Intercontinental de Aviación a la entidad el día 9 de junio de 2004(58).

34. Resolución 02498 del 20 de junio de 2004 “Por la cual se declara la ocurrencia de un siniestro y se ordena hacer efectiva la póliza de cumplimiento” por parte de la Aeronáutica Civil, a la Empresa Intercontinental de Aviación(59).

35. Oficio del 22 de junio de 2004, mediante el cual el Secretario General de la Aeronáutica Civil le dio respuesta a la petición elevada por la empresa Intercontinental a la entidad(60).

36. Oficio del 28 de junio de 2004, por medio del cual los Inspectores asignados a la Empresa Intercontinental le informaron el “estado actual” de la empresa Intercontinental de Aviación al Director General de la Aeronáutica Civil(61).

37. Oficio del 28 de junio de 2004, en el que se dio respuesta a la petición elevada por Intercontinental de Aviación a la Aeronáutica Civil el día 15 de junio del mismo año(62).

38. Oficio del 28 de junio de 2004, en el que se le dio respuesta a la petición de la empresa Intercontinental de Aviación realizada el 25 de junio del mismo año, con relación a la deuda registrada con la entidad por concepto de tasas aeroportuarias y timbre(63).

39. Petición del 6 de julio de 2004, suscrita por la Directora Financiera de la empresa Inter por medio del cual solicita al Director Financiero de la Aeronáutica Civil expedir un informe pormenorizado sobre el saldo pendiente de pago y el estado de cobro de la deuda(64).

40. Oficio del 7 de julio de 2004, a través del cual el Director General de la Aeronáutica Civil le solicitó al Vicepresidente de Negocios Fiduciarios de la Fiduagraria S.A. hacer efectiva la garantía del contrato de fiducia celebrado por Intercontinental de Aviación, bajo el certificado de garantía 3-1059-001 del cual era beneficiario la Aerocivil(65).

41. Oficio del 9 de julio de 2004, por medio del cual el Jefe de la Oficina de Transporte Aéreo de la Aeronáutica Civil le dio contestación a la petición elevada por el Gerente General de Intercontinental de Aviación, el 15 de junio de ese año(66).

42. Oficio del 9 de julio de 2004, por medio del cual la Directora Financiera de Intercontinental de Aviación objetó el estado de cuenta emitido por la Dirección Financiera de la Aeronáutica Civil a través del oficio 3304.1146(67).

43. Oficio del 23 de julio de 2004, a través del cual el Director Financiero de la Aeronáutica le dio respuesta a la petición elevada por parte de la Directora Financiera de Intercontinental de Aviación el día 6 de julio del mismo año(68).

44. Oficio del 10 de agosto de 2004, suscrito por el Jefe de la Oficina de Transporte Aéreo de la Aeronáutica Civil y dirigido al Gerente General de Intercontinental de Aviación - Inter, por medio del cual se respondió una solicitud de información en el sentido de indicar que la empresa se encontraba en mora y con dificultades financieras y administrativas(69).

45. Acta de Inspección y Verificación realizada el 17 de agosto de 2004, diligencia a la cual se hicieron presentes los funcionarios de los Grupos de Vigilancia Aerocomercial y Reglamentación de la Oficina de Transporte Aéreo de la Aeronáutica Civil en las instalaciones de la aerolínea Intercontinental de Aviación - Inter(70).

46. Resolución 3122 del 19 de agosto de 2004 “Por la cual se impone una sanción”, proferida por el entonces Ministerio de Protección Social, en el sentido de sancionar a la Empresa Intercontinental de Aviación S.A., con multa de diez millones setecientos cuarenta mil pesos, equivalentes a 30 smlmv, con destino al Servicio Nacional de Aprendizaje, por incumplimiento en sus obligaciones labores(71).

47. Oficio del 27 de agosto de 2004, mediante el cual la Aeronáutica Civil le informó al Juzgado Quinto Civil del Circuito de Bogotá que no era posible realizar el embargo de los derechos de la empresa Intercontinental(72).

48. Auto proferido por la Superintendencia de Sociedades el día 25 de noviembre de 2004, por medio del cual se resolvió admitir a la Sociedad Intercontinental de Aviación en el trámite de liquidación obligatoria de los bienes que conformaban su patrimonio(73).

49. Resolución 01199 del 15 de marzo de 2005 “Por el cual se suspende el permiso de operación de la empresa Intercontinental de Aviación, en Liquidación Obligatoria” expedida por la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil(74).

50. Resolución 2523 del 12 de agosto de 2005 “Por medio de la cual se resuelve una solicitud de cierre de empresa”, proferida por el entonces Ministerio de Protección Social(75).

51. Oficio del 30 de marzo de 2006, por medio del cual la Aeronáutica Civil le informó a la Procuraduría Segunda Delegada para la Vigilancia Administrativa el estado de incumplimiento y demora de la empresa Inter en el pago de salarios y prestaciones de sus empleados(76).

52. Resolución 01859 del 8 de mayo de 2006 “Por la cual se cancela el permiso de operación de la empresa Intercontinental de Aviación en Liquidación Obligatoria”, expedida por la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil(77).

53. Rendición de cuentas del año 2006, realizada por la Fiduciaria Petrolera S.A. sobre la empresa Intercontinental de aviación S.A. en Liquidación obligatoria, de fecha 15 de marzo de 2007(78).

54. Dictamen pericial rendido el día 27 de mayo de 2008, por el perito actuario Pedro José Vargas Morato ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, sobre la no continuidad en el desarrollo del proyecto financiero de renovación y ampliación de la flota de Inter (2004-2016), del cual se resalta lo siguiente(79):

“Se deja salvedad al despacho y a las partes que no, obstante, el hecho dañoso haber ocurrido, en contra De la Sociedad Demandante/Intercontinental de Aviación S.A. - Inter, a partir del 07-06-2004; tal y como lo plantea el apoderado de la parte actora, DR. Carlos Mario Isaza Serrano; dentro de los hechos, declaraciones y condenas de la demanda principal. A pesar de esta circunstancia negativa a partir de esa fecha; en la realidad y por efecto del periodo completo, fiscal y comercial 2004; el Detrimento Patrimonial, Tangible E Intangible, ocurrio (sic) verdaderamente, fue a partir del 01-01-2004 en adelante”.

55. Estudio económico realizado por un experto en la materia, teniendo como base los alcances y proyecciones de la empresa Intercontinental de Aviación, de acuerdo con el proyecto de renovación y ampliación de la flota aérea de la empresa que determinó el monto de los perjuicios causados(80).

Testimoniales

56. Testimonio rendido por el señor Carlos Alberto Valencia Rivera, el día 13 de noviembre de 2007 ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en su calidad de inspector principal de aeronavegabilidad de la Aeronáutica Civil para la empresa Inter, en donde se refirió a la intervención realizada por parte de la Aerocivil a la mencionada empresa, a sus aeronaves, así como al seguimiento técnico que se efectuó a su operación(81).

57. Testimonio rendido por la señora Gladis Inés Bustamante Gamez, el día 13 de noviembre de 2007 ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en su calidad de integrante del Grupo de Vigilancia Aerocomercial de la Oficina de Transporte Aéreo de la Aeronáutica Civil, en el que se refirió a la solvencia económica de la empresa Inter y a los procedimientos adelantados por la Aerocivil para conocer los problemas financieros por los que atravesaba la empresa(82).

58. Testimonio rendido por el señor Carlos Humberto Morales Reyes, el día 13 de noviembre de 2007 ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en su calidad de Jefe de Cartera de la Aeronáutica Civil, en el que señaló que la empresa Inter presentó morosidad con la Aerocivil desde el año 1998 al 2004, por lo cual pagó multas a la entidad por cuantiosas sumas(83).

59. Testimonio rendido por el señor Luis Alfredo Gallego Ramos, el día 17 de noviembre de 2007 ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en su calidad de ex Representante Legal de la Empresa Intercontinental de Aviación, en donde se refirió a las causas de la crisis que atravesó la empresa(84).

60. Testimonio rendido por la señora Luz Ángela Burbano Duque, el día 28 de noviembre de 2007 ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en su calidad de agente especial en la liquidación de Inter, en el que se refirió al momento a partir del cual la empresa empezó a incumplir con el pago de acreencias laborales y sobre la manera como estaban representados sus activos y los pasivos(85).

61. Testimonio rendido por el señor Luis Antonio Hernández Zea, el día 28 de noviembre de 2007 ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en su calidad de capitán de aviación, en donde se refirió a las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrió la suspensión de los planes de vuelo de la empresa Inter(86).

62. Declaración juramentada rendida por el señor Juan Carlos Vélez Uribe ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca el día 27 de marzo de 2008, en su calidad de Director de la Aeronáutica Civil, en la que absolvió el cuestionario allegado por el Tribunal(87).

3. Problema jurídico

El problema jurídico que se plantea la Sala consiste en determinar si se demostró el daño antijurídico alegado por los demandantes, derivado de la ilegal suspensión de los planes de vuelo y de las operaciones aéreas de la empresa Intercontinental de Aviación S.A., y si este le es imputable a la Unidad Administrativa de Aeronáutica Civil.

4. Presupuestos de la Responsabilidad Extracontractual del Estado

Con relación a la responsabilidad del Estado, la Carta Política de 1991 produjo su “constitucionalización” al erigirla como garantía de los derechos e intereses de los administrados y de su patrimonio, sin distinguir su condición, situación o interés.

De lo dispuesto en el artículo 90 de la Constitución, cláusula general de la responsabilidad extracontractual del Estado, se desprende que esta tiene como fundamento la determinación de un daño antijurídico causado a un administrado y la imputación del mismo a la administración pública, tanto por su acción como por su omisión, ya sea atendiendo a los criterios de falla en el servicio, daño especial, riesgo excepcional o cualquier otro.

En síntesis, la responsabilidad extracontractual del Estado se configura con la demostración del daño antijurídico y de su imputación a la administración.

El daño consiste en el menoscabo del interés jurídico tutelado y la antijuridicidad en que él no debe ser soportado por el administrado, ya sea porque es contrario a la Carta Política o a una norma legal, o, porque es “irrazonable,” sin depender “de la licitud o ilicitud de la conducta desplegada por la Administración.”(88).

La imputación no es otra cosa que la atribución fáctica y jurídica que del daño antijurídico se hace al Estado, de acuerdo con los criterios que se elaboren para ello, como por ejemplo el desequilibrio de las cargas públicas, la concreción de un riesgo excepcional, el régimen común de la falla del servicio o cualquiera otro que permita hacer la atribución en el caso concreto.

5. El caso en concreto.

En el presente asunto, el apoderado de la parte demandante presentó recurso de apelación en contra de la sentencia de primera instancia que negó las pretensiones de la demanda, al considerar que la entidad demandada no llevó a cabo un procedimiento administrativo que respetara el derecho al debido proceso de la empresa Inter y por el contrario decidió suspender de plano las operaciones de vuelo de la aerolínea.

Adicionalmente, consideró que el a quo incurrió en extremo ritualismo jurídico, al “propugnar por una hermenéutica no razonable con la interpretación constitucional de la normativa aeronáutica”; por otra parte, argumentó que el Tribunal dio aplicación a normas que no se encontraban vigentes al momento de los hechos, como lo es el artículo 3.6.3.2.2.1 de la parte tercera de los Reglamentos Aeronáuticos de Colombia.

Pues bien, analizado el material probatorio aportado, la Sala encuentra demostrado que por medio del oficio del 20 de mayo de 2003, el Director General de la Aerocivil le informó al Gerente General de Inter sobre la suspensión del permiso de operación, en atención al incumplimiento en el pago de la facturación por concepto de servicios aeronáuticos, aeroportuarios, cánones de arrendamiento y el reintegro de los dineros recaudados por concepto de tasa aeroportuaria nacional y timbre, de conformidad con lo establecido en las Resoluciones 4973 del 31 de diciembre de 1999 y 0655 del 25 de febrero de 2003(89).

Como consecuencia de lo anterior, el 27 de mayo de 2003 el Jefe del Grupo de Cobranzas de la Aeronáutica Civil puso en conocimiento de la Jefe de Indemnizaciones de Seguros Cóndor S.A., el incumplimiento de las obligaciones que presentaba la empresa Intercontinental de Aviación(90).

Ante esta situación, el día 5 de junio de 2003 el Director Financiero de la Aeronáutica Civil le sugiere al Director General de la entidad, aprobar el acuerdo de pago al que se había llegado con la empresa Intercontinental para el cumplimiento de sus obligaciones, en los siguientes términos(91):

“… Me permito recomendarle Señor Director, la aprobación del acuerdo de pago proyectado para la cancelación de la deuda de la empresa Intercontinental de Aviación S.A. Inter, que asciende a la suma de $707.768.219 por capital, e intereses por mora de $14.645.991. El plazo acordado con el deudor es de 6 meses con pagos mensuales a partir del 28 de junio de 2003, conforme al cuadro de amortización que hace parte integral de este acuerdo…” (Negrilla fuera de texto).

Ahora bien pese a la aprobación del acuerdo antes mencionado, cinco meses después, la entidad demandante continuaba incumpliendo sus obligaciones con la Aeronáutica, razón por la cual mediante oficio del 11 de noviembre de 2003, reiterado por medio de escrito del 30 de noviembre del mismo año(92), la Aeronáutica Civil le dio aviso al Gerente General de Inter de la suspensión de trámites por parte de la entidad a la empresa por esta circunstancia, en los siguientes términos(93):

En reiteradas ocasiones hemos informado sobre la mora en el pago de la facturación emitida por la unidad sin obtener respuesta a la regularidad en los pagos, por esto nuevamente me permito informarle que revisados nuestros registros la cartera presenta mora en el pago de las obligaciones con la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, por concepto de servicios prestados como derecho de aeródromo nacional, Estacionamiento Nacional, Recargo Nocturno D.A. Nal, Servicios de bomberos, energía, teléfono, utilización puentes de abordaje, servicio protección al vuelo, notas por sanciones, arriendos, por concepto de tasas aeroportuarias que aún no han sido reintegrados un valor de ($142.615.554) discriminados en el estado de cuenta adjunto; el cual está compuesto por $358.552.055 vencidos y en dólares UDS $32.577.42 vencidos incluye intereses por mora calculados a noviembre 11 del presente año.

De acuerdo con las directrices trazadas por el Director General y la Dirección Financiera de la entidad, se hace imposible continuar permitiendo la mora progresiva en los pagos a la facturación, por tal razón me permito informar que a partir del 13 de noviembre de 2003 serán reportados en el sistema al día como morosos y daremos aviso a la aseguradora”. (Negrilla fuera de texto)

Comportamiento que seguía siendo reiterativo, como se evidencia del escrito del 2 de diciembre de 2003 a través del cual la Aeronáutica Civil nuevamente le informó a la sociedad Intercontinental de Aviación que persistía la deuda con la entidad por concepto de tasas aeroportuarias, derecho aeródromo nacional, estacionamiento nacional, recargo nocturno, servicio de bomberos, energía, teléfono, utilización puentes de bordaje, entre otros(94).

Sumada a la repetiva(sic) inobservancia de las obligaciones a su cargo, para el día el 10 de enero de 2004 se pudo evidenciar que la empresa Inter también presentaba deficiencias en su operación, como se desprende del acta 003-2004 que se levantó luego de una reunión en la que participaron miembros de la Oficina de Control y Seguridad Aérea de la Aeronáutica Civil y funcionarios de la empresa Intercontinental de Aviación S.A. y en la cual consta lo siguiente(95):

“Luego de discutidos y analizados algunos puntos específicos, se determino (sic) por ambas partes que la empresa Inter requiere efectuar mejoras en las áreas de operaciones, despacho, mantenimiento, aseguramiento de la calidad, almacén y confiabilidad entre otras, las cuales requieren supervisión permanente por parte de inspectores de la Aeronáutica Civil.

Por Io anterior se le notifico (sic) a los directivos de la compañía Inter, que de acuerdo con lo establecido en los Reglamentos Aeronáuticos de Colombia numeral 7.2.1.10, funcionarios de la oficina de Control y Seguridad Aérea, ejercerán a partir de la fecha y hasta el 15 de Febrero del año en curso, una vigilancia y supervisión permanente de todas sus operaciones y actividades en las áreas antes citadas; Dichos funcionarios elaboraran un informe diario donde se registraran todas las inconsistencias encontradas.

Los directivos de la empresa Inter, se comprometen a efectuar un mejoramiento y control de sus actividades para cumplir completamente con lo establecido en los Reglamentos Aeronáuticos de Colombia, para lo cual hacen entrega en esta reunión de un proyecto de inversión como parte de este propósito.

Se Informó (sic) por parte del Capitán Carlos Ortega Bonilla jefe de la Oficina de Control y Seguridad Aérea de la UAEAC, que una vez culminado el plazo, es decir Febrero 15 de 2004, se evaluará la condición de la empresa y el mejoramiento adquirido, en caso de no encontrarse interés de mejora por parte de la empresa Inter, se procederá a tomar medidas drásticas por parte de la UAEAC.” (Resaltado fuera de texto)

Posteriormente y en atención al incumplimiento de las obligaciones a cargo de la empresa demandante, el día 14 de enero de 2004, el Jefe del Grupo de Cobranzas de la Aeronáutica Civil requirió al Gerente de Intercontinental, para que cancelara inmediatamente las deudas que tenía por valor de ochocientos siete millones cuatrocientos noventa y cuatro mil ochocientos treinta y dos pesos ($807.494.832.00) y sesenta mil seiscientos ochenta y cinco dólares con 55/100 (US$60.685.55)(96).

Así las cosas y comoquiera que la mora en el pago de sus obligaciones era constante, el Jefe del Grupo de Cobranzas de la Aerocivil, a través de escrito del 23 de enero de 2004, informó al Jefe de la Oficina de Transporte Aéreo que, conforme a lo dispuesto en la Resolución 04528 del 27 de noviembre de 2000, la empresa Intercontinental de Aviación sería incluida como morosa en el sistema de la entidad(97).

Es así como, por medio de oficio del 26 de enero de 2004, el Jefe del Grupo de Cobranzas de la Aeronáutica Civil le informó al Gerente de la empresa Intercontinental de Aviación que a partir de las 4:00 p.m. de ese día, serían reportados como morosos conforme a lo dispuesto en la Resolución 04528 del 27 de noviembre de 2000(98).

Ese mismo día, en cumplimiento a lo acordado en el acta 003-2004, los Funcionarios de la Oficina de Control de Seguridad Aérea le informaron al Jefe de Control y Seguridad Aérea y Transporte Aéreo, las conclusiones a las que llegaron luego de la vigilancia realizada a la empresa Intercontinental de Aviación, entre los días 10 y 20 de enero 2004, en los siguientes términos(99):

“Conclusiones

1. Se observa a nivel general que los itinerarios aprobados no son cumplidos debido a la falta de equipo aeronavegable.

2. Los problemas económicos permanecen, los cuales se reflejan en la falta de repuestos, atraso de cuatro quincenas en el pago de la nómina del personal de operaciones y de mantenimiento y el no pago de los aportes a seguridad social para sus empleados hasta de 15 meses en algunos casos.

3. Malos manejos administrativos en cuanto a la planeación y planificación tanto de la operación como de las actividades de mantenimiento de la empresa.

4. Falta de cooperación de los directivos de la compañía para un mejoramiento de sus actividades.

Recomendaciones

Por la condición actual de la compañía y teniendo en cuenta que se encuentran situaciones que afectan directamente la Seguridad Aérea, nos permitimos recomendar lo siguiente:

1. Una intervención inmediata de parte de la Oficina de Transporte Aéreo con el fin de verificar y corroborar los malos manejos administrativos de la compañía en cuanto a los ingresos y egresos.

2. Una notificación al ministerio del Trabajo con el fin de contar con su colaboración para verificar los manejos de la compañía en cuanto a aportes y salarios de sus trabajadores.

Adicional a las anteriores actividades, todas las discrepancias han sido comunicadas a la empresa Intercontinental oportunamente”. (Negrilla fuera de texto)

Ahora bien, el 3 de febrero de 2004 la Aerocivil le comunicó al Gerente General de Inter que para ese momento, continuaba presentando facturación vencida en pesos y en dólares, razón por la cual serían reportados como morosos a partir de las 4 de la tarde de ese día, conforme a la dispuesto en la Resolución 04528 del 27 de noviembre de 2000(100).

Ante esta circunstancia y por medio de oficio del 4 de febrero de 2004, el Gerente General de Inter le propuso al Director Financiero de la Aeronáutica Civil un plan de pago para cancelar la deuda que tenían con la entidad(101).

Por otro lado, el 6 de febrero de 2004 se reunieron miembros de la Oficina de Control y Seguridad Aérea de la Aeronáutica Civil y funcionarios de la empresa Intercontinental de Aviación S.A. con el objeto de definir la operación de la aeronave DC 9-32 matrícula HK- 4310, como se consignó en el acta 004-2004, en donde se indicó que la empresa tenía deficiencias a nivel interno y que no existían garantías suficientes para que operara una nueva aeronave, señalándose expresamente lo siguiente(102):

“… El Doctor Alfredo Gallego gerente de la empresa Intercontinental manifestó que iniciara de inmediato el estudio pertinente para elaborar un proyecto de mejora de la compañía en las áreas expuestas, el cual será presentado a la aeronáutica civil para su aprobación. Adicionalmente solicito la posibilidad de iniciar la operación de la aeronave matrícula HK-4310.

El Capitán Carlos Ortega recalcó que independientemente que una aeronave se encuentre aeronavegable, es requerida una infraestructura técnica y operativa para mantener la aeronavegabilidad de la misma, que por lo tanto hasta que la empresa demuestre esta condición, no se concederá la incorporación a ninguna nueva aeronave a su flota actual.

El ingeniero Carlos Alberto Valencia Inspector Principal de Aeronavegabilidad de la empresa Inter. Agrego que adicionalmente no ha sido entregado el programa puente que corresponde a parte del programa de mantenimiento de la aeronave y que es preocupante la situación respecto a la falta de confiabilidad de la empresa. (…)” (Negrilla fuera de texto)

Luego, en escrito del 16 de febrero de 2004 los Funcionarios de la Oficina de Control de Seguridad Aérea pusieron en conocimiento al Jefe de Control y Seguridad Aérea y Transporte Aéreo, el informe final de la vigilancia realizada a la empresa Intercontinental de Aviación, en el cual se indicó que la empresa continuaba presentando problemas económicos, incumplimiento en el pago de salarios a los empleados, el departamento de confiabilidad y el programa de mantenimiento de los motores de las naves no mejoraban, y el itinerario programado no era cumplido, concluyéndose que(103):

“… Todas discrepancias de orden técnico han sido notificadas a la empresa y no ha habido voluntad de parte de sus directivos en crear acciones de mejora tangibles.

Todos los documentos de soporte se encuentran en nuestro poder para las consultas que se estimen pertinentes. Adicionalmente el día 6 los de Febrero se realizo (sic) una reunión con los directivos de la compañía, a quienes se les explico nuevamente los problemas por los que está atravesando actualmente, de esta reunión se origino un acta, la cual fue firmada por todo el personal directivo de la compañía, excepto por su gerente.

Por lo anterior recomendamos tomar acciones inmediatas sobre la compañía y restringir cualquier solicitud adicional que requiriese, hasta tanto se observen acciones tangibles de mejora”. (Negrilla fuera de texto)

Sumado a las difíciles circunstancias de tipo técnico y operativo que presentaba Inter para el año 2004, se encuentra la mora en la que permanentemente se hallaba con la Aerocivil, como consta en el escrito del 17 de febrero de 2004, por medio del cual el Jefe del Grupo de Cobranzas de la Aeronáutica Civil le comunicó al Gerente General de Intercontinental que debido a la ausencia de fondos en los cheques girados a su favor, la empresa sería reportada al sistema aldia como morosa(104).

Pese a la anterior advertencia, Inter se mantuvo en el incumplimiento de sus obligaciones, motivo por el que, el 27 de febrero de 2004, el Jefe del Grupo de Cobranzas de la Aerocivil remitió el estado de cuenta, con corte a esa fecha, en el cual se indicaban las facturas que debía pagar a más tardar el 24 de febrero y el 8 de marzo de 2004, con miras a continuar con el acuerdo previamente celebrado(105).

Pese a ello, la aludida empresa hizo caso omiso a los requerimientos, pues a los 5 días de haberse remitido el referido estado de cuenta, esto es, el 4 de marzo de 2004, la Aeronáutica Civil le informó que había incumplido la primera cuota del acuerdo de pago celebrado por valor de $28.000.000 de pesos, así como con la cancelación de la facturación corriente(106).

Incluso, mediante escrito del 30 de marzo de 2004, la Fiduagraria S.A. le comunicó al Gerente de Inter que el plazo para el pago de las obligaciones financieras a favor de Ingefin y la Aeronáutica Civil había vencido el 26 de marzo de ese año, sin que fuera posible cubrirlas, razón por la cual le solicitó fueran proveídos los recursos para tal fin(107).

Ese mismo día, el Jefe del Grupo de Facturación y Cartera de la Aeronáutica Civil efectuó el cobro de la segunda cuota del acuerdo de pago al cual habían llegado con la empresa Intercontinental de Aviación - Inter(108).

Ante este nuevo incumplimiento, el 1 de abril de 2004 la Fiduagraria S.A. le informó al Gerente de Inter que la Aeronáutica Civil le había puesto en conocimiento que a la fecha no se había efectuado el pago correspondiente a la cuota del 27 de marzo de 2004, motivo por el que le solicitó le informara si el pago ya había sido realizado directamente a la entidad pública(109).

Dada la anterior situación, por medio de una petición presentada el 6 de abril de 2004 el Gerente General de la empresa Intercontinental de Aviación le solicitó al Director Financiero de la Aeronáutica Civil, de acuerdo con la reunión que habían celebrado el 31 de marzo de ese año, que se les concediera como plazo máximo para cumplir con la obligación pendiente, correspondiente a tasas aeroportuarias nacionales, hasta el 13 de abril de 2004(110).

Paralela a la situación de incumplimiento con la Aerocivil, el 12 de abril de 2004 la entidad fiduciaria que estaba garantizando las obligaciones de la empresa aquí demandante, le manifestó a esta última que también se estaba incurriendo en mora con los compromisos adquiridos con dicha entidad, como se observa en el oficio remitido a la demandada y suscrito por la Ejecutiva de Cuenta de la Fiduagraria S.A.

En atención a estas circunstancias, mediante el 6 de mayo de 2004 el Gerente General de Inter solicitó a la Aerocivil que de acuerdo con las conversaciones que venían sosteniendo, se aprobara un nuevo acuerdo de pago en relación con las deudas que tenía con esa entidad, pese a la grave situación que la empresa presentaba(111).

Presentado el referido acuerdo de pago y aprobado por la Aerocivil, el 26 de mayo de 2004, ésta tuvo que imponerle una sanción a Inter por la devolución de un cheque sin fondos que había recibido de su parte(112), pues previamente, y por la creencia de que el cheque seria debidamente pagado, la Aeronáutica había permitido la operación de la empresa pese a su incumplimiento.

En suma, por medio de oficio del 2 de junio de 2004, el Director Financiero de la Aeronáutica Civil le informó al Gerente General de Intercontinental de Aviación que en el evento de incumplimiento de la primera cuota del acuerdo de pago 3304.0531, la cual debía pagarse el 1 de junio de ese año, Inter sería reportada como morosa(113).

Ante esta situación, y debido al no pago por parte de la sociedad demandante, el día 6 de junio de 2004 la Aeronáutica Civil se vio en la obligación de dar aplicación a su normatividad y suspender la autorización para que se recibieran planes de vuelo de la empresa.

Es así como, en consideración a la anterior decisión, el día 9 de junio de 2004, el Representante Legal de la empresa Intercontinental de Aviación le solicitó al Director Financiero de la Aeronáutica Civil que le indicara cual era la normatividad vigente y reglamentación interna de la Aerocivil que estaba siendo aplicada para no autorizar la recepción de planes de vuelo de la aerolínea(114).

Así mismo, en petición del 15 de junio de 2004 el Representante Legal de Intercontinental de Aviación le pidió al Director de la Aeronáutica Civil que expidiera copia del acto administrativo mediante el cual se ordenó la suspensión de las operaciones aéreas (planes de vuelo) de las aeronaves de esa empresa(115).

Dando respuesta a la anterior petición, a través de oficio del 11 de junio de 2004 la Aeronáutica Civil le señaló a Inter, que de acuerdo con las Resoluciones 00531 del 20 de febrero de 2004, 00655 del 25 de febrero de 2003 y 4528 del 27 de noviembre de 2000, la consecuencia de la mora en el pago de las obligaciones con la entidad era la no autorización de recepción de los planes de vuelo, razón por la cual no había lugar a afirmar que se le habían vulnerado sus derechos fundamentales. Adicionalmente, le puso de presente que las actuaciones adelantadas por la entidad siempre habían estado encaminadas a ayudar a la empresa y no a perjudicarla como lo estaban sostuvo(116):

“… En cuanto a su petición de suspender la medida para que Intercontinental no muera por responsabilidad de las autoridades que paradójicamente están para ayudarla, es del caso reiterar que la Entidad no ha tomado medida alguna dirigida en tal sentido, sino por el contrario, como se puede colegir de lo mencionado anteriormente, le ha brindado a Intercontinental de Aviación todas las facilidades para que se ponga al día con sus obligaciones y pueda operar normalmente, y es quizás la Empresa, la que a través de sus incumplimientos está allanando el camino para que esto suceda.

Finalmente, la Entidad siempre estará dispuesta a levantar la medida cuando la empresa se ponga al día con sus obligaciones.” (Negrilla fuera de texto)

Posteriormente, en el oficio del 18 de junio de 2004 la Aeronáutica Civil le dio respuesta a la petición elevada por Intercontinental de Aviación a la entidad el día 9 de junio de 2004, en el sentido de indicar cuál era la normatividad vigente y reglamentación de la Aerocivil, aplicada por la Dirección Financiera para no autorización de la recepción de Planes de vuelo de la Aerolínea Intercontinental(117).

Por lo tanto, ante el no pago de las obligaciones por parte de Inter a la Aeronáutica, a través de la Resolución 02498 del 20 de junio de 2004, la entidad accionada declaró la ocurrencia de un siniestro y ordenó hacer efectiva la póliza de cumplimiento a la Empresa Intercontinental de Aviación(118).

El 22 de junio de 2004, el Secretario General de la Aeronáutica Civil le dio respuesta a una nueva petición elevada por la empresa Intercontinental a la entidad, en el sentido de reiterar cual había sido el procedimiento y la normatividad que había sido aplicada para que se suspendiera la recepción de los planes de vuelo a la empresa, haciendo énfasis en que no se desconoció derecho alguno y que las consecuencias de la morosidad eran conocidas por estar consignadas en diferentes resoluciones expedidas por la entidad(119):

Sumado a lo anterior, encuentra la Sala que reposa en el plenario el oficio del 28 de junio de 2004, por medio del cual los Inspectores asignados a la Empresa Intercontinental pusieron en evidencia el “estado actual” de la empresa Intercontinental de Aviación al Director General de la Aeronáutica Civil, en lo atinente a la operación de sus aeronaves, concluyendo lo siguiente(120):

“… Por todo lo anterior e independientemente que la empresa se encuentre actualmente suspendida por el departamento financiero de la entidad, sugerimos comedidamente que la empresa sea suspendida del desde el punto de vista técnico y se inicie un proceso de recertificación con la misma de querer continuar prestando sus servicios en el sector aeronáutico”. (Negrilla fuera de texto)

Ese mismo día, 28 de junio de 2004, la Aeronáutica se dirigió nuevamente al Gerente de la empresa Intercontinental de Aviación, para darle respuesta a la petición de fecha 15 de junio del mismo año, en el sentido de reiterar lo manifestado en las dos respuestas que se habían dado a las peticiones elevadas por la demandante, con relación a los motivos, las razones y la normatividad que había sido aplicada para suspender la recepción de los planes de vuelo(121).

Por otra parte, ese mismo 28 de junio, se contestó la petición de la empresa Intercontinental de Aviación realizada el 25 de junio, con relación a la deuda registrada con la entidad por concepto de tasas aeroportuarias y timbre, señalándo los valores que en pesos y dólares adeudaba por concepto de tasa aeroportuaria e impuesto de timbre(122).

Pese a las respuestas que constante y oportunamente le daba la Aerocivil a la aquí accionante, nuevamente el día 6 de julio de 2004, la Directora Financiera de la empresa Inter le solicitó al Director Financiero de la Aeronáutica Civil expedir un informe pormenorizado sobre el saldo pendiente de pago y el estado de cobro de la deuda(123).

Debido a las decisiones que había venido adoptando la Aeronáutica frente a la empresa Inter, el 7 de julio de 2004 el Director General de aquélla le solicitó al Vicepresidente de Negocios Fiduciarios de la Fiduagraria S.A. hacer efectiva la garantía del contrato de fiducia celebrado por Intercontinental de Aviación, bajo el certificado de garantía 3-1059-001 del cual era beneficiario(124).

Luego, por medio de oficio del 9 de julio de 2004, el Jefe de la Oficina de Transporte Aéreo de la Aeronáutica Civil contestó la petición del Gerente General de Intercontinental de Aviación, presentada el 15 de junio de ese año, en donde reiteró que el procedimiento adelantado por la entidad se ajustaba a la normatividad vigente para ese momento, enfatizando en existían problemas de tipo administrativo y financiero en la empresa Inter, razón por la cual se le solicitó: 1. Manifestar expresamente si la empresa Intercontinental de Aviación - Inter tiene la intención de seguir, 2. Presentar un informe financiero detallado de la empresa y 3. Presentar el plan de mejoramiento con su respectivo cronograma de actividades, indicando la fecha de cumplimiento de cada una de ellas con el complemento de cada una de las tareas a ejecutar(125).

Por otro lado mediante escrito de ese mismo día, la Directora Financiera de Intercontinental de Aviación presentó objeción del estado de cuenta que la Dirección Financiera de la Aeronáutica Civil había emitido a través del oficio 3304.1146(126).

Por su parte, el 23 de julio de 2004, el Director Financiero de la Aeronáutica le dio respuesta a la petición elevada por parte de la Directora Financiera de Intercontinental de Aviación, el 6 de julio del mismo año, precisando las deudas que registraban otras empresas aéreas con la Aeronáutica Civil(127).

Ahora, en razón del seguimiento técnico que venía adelantando la Aeronáutica Civil a la empresa Inter, el 17 de agosto de 2004, se llevó a cabo una diligencia de inspección y verificación en la que participaron los funcionarios de los Grupos de Vigilancia Aerocomercial y Reglamentación de la Oficina de Transporte Aéreo de la Aeronáutica Civil en las instalaciones de la aerolínea Intercontinental de Aviación - Inter, como consta en el acta que señala lo siguiente(128):

“(…)

1. Las instalaciones de la compañía fueron cerradas para el acceso de la mayoría del personal y por información de algunos empleados que se encontraban en la parte exterior, el cierre se dio a partir del 6 de junio, cuando el Director Administrativo de Inter, sello todas las oficinas y retiró al personal de sus actividades.

2. Algunos empleados manifestaron que no les han pagado desde hace seis (6) meses lo correspondiente a salarios, vacaciones y prestaciones sociales. También comentaron, que la compañía esta entregando cartas a algunos trabajadores para firma, mediante las cuales se les otorga licencia no remunerada por 120 días. Además informaron que conocieron que la aerolínea se acogió a la Ley 550, pero que a la fecha ningún ejecutivo les ha informado oficialmente sobre los efectos de la misma.

3. La señora Luz Berta Cardona, Jefe de Compras de la aerolínea, quien se encontraba dentro de las instalaciones, manifiesta que únicamente están laborando tres (3) auxiliares contables, Minelda Ortiz, Myriam Quintero y Margarita.

4. La señora Cardona se comunicó telefónicamente con el nuevo Gerente, el doctor Alfonso Sánchez López, informándole que los funcionarios de la Aeronáutica, en cumplimiento del oficio 1064-260, se encontraban en las instalaciones para iniciar la visita programada; quien la instruyó en el sentido que atendería la visita a partir de las 2:00 pm.

Siendo las 3.00 p.m. del mismo 17 de agosto, se procedió a iniciar la visita, que fue atendida por los doctores Luis Alfredo Gallego y Alfonso Sánchez López, quienes informaron que la empresa se acogió a la Ley 550 con aceptación de la solicitud de promoción del acuerdo de reestructuración por parte de la Superintendencia de Puertos y Transporte mediante oficio 5412 del 6 de agosto de 2004 (…)”

Como consecuencia de la difícil situación que estaba atravesando la Sociedad Intercontinental de Aviación, sus directivos decidieron acogerse al proceso de que trata la Ley 550 de 1999 y, por ende, presentaron la correspondiente solicitud ante la Superintendencia de Sociedades, quien, el 25 de noviembre de 2004, resolvió admitir la referida sociedad en el trámite de liquidación obligatoria, con fundamento en las siguientes razones(129):

“(…) 4.3. Situación Actual de la Compañía

La compañía no cumple con lo previsto en el inciso tercero del artículo 56 del Decreto 2649 de 1993, toda vez que los libros de Diario, Mayor y Balances presentaban registros contables a 31 de julio de 2004 y el de Inventarios y Balances a 31 de diciembre de 2002; hecho que consta en el acta suscrita conjuntamente con el representante legal suplente, Doctor Luis Alfredo Gallego Ramos y los funcionarios delegados de la Superintendencia de Sociedades.

De otra parte, a pesar de haber solicitado, en forma verbal y escrita, al representante legal suplente los libros auxiliares y los comprobantes de contabilidad debidamente soportados de los años 2002, 2003 y lo transcurrido del 2004, estos no fueron facilitados a la comisión visitadora, argumentando que desde el 6 de agosto del año en curso no cuenta con el personal conocedor del área contable y archivo, adicionado con la no disponibilidad del servicio de energía en las instalaciones de la compañía.

No obstante lo anterior, de la información que reposa en esta Superintendencia y de aquella allegada con la solicitud de aceptación al acuerdo de reestructuración, se obtienen los datos financieros comparativos de los años 2000 a 2004 (31 de julio) (…)

Pasivo

1. El total del pasivo a 31 de julio de 2004 asciende a la suma de $42.137.161.413, conformado básicamente por las siguientes partidas: a) proveedores nacionales $3.752.696.368, b) proveedores del exterior $10.190.226.671, c) costos y gastos por pagar $10.286.553.112, d) impuestos gravámenes y tasas $5.624.533.782, e) obligaciones laborales por $2.008.007.151, f) retención y aportes nómina $3.124.219.044 y g) acreedores varios por $3.149.533.868.

2. La compañía no ha efectuado el cálculo actuarial para pensiones de jubilación a 31 de diciembre de 2003, así mismo no ha realizado los ajustes correspondientes a las transferencias a CAXDAC, según lo manifestado por la revisora fiscal.

3. La sociedad tiene diferentes procesos instaurados en su contra, situación que consta en los antecedentes remitidos por la Superintendencia de Puertos y Transportes, sin que se hubiere logrado establecer provisión alguna que cubra las posibilidades contingentes de perdidas (sic).

4. La cuenta diferidos de tiquetes a la fecha no ha sido conciliada para establecer el valor real de la misma, toda vez que como lo afirma la revisora fiscal en comunicación de noviembre 12 del año en curso, por tratarse de una cuenta de manejo, su “conciliación es casi imposible”, por cuanto allí registran los tiquetes que aún no han sido utilizados.

Patrimonio:

Respecto del capital suscrito y pagado no pudo conocerse el movimiento del mismo, por cuanto no fue presentado a la comisión visitadora el libro de registro de accionistas inscrito con anterioridad al 30 de junio de 2004. (…)” (Resaltado fuera de texto)

Como resultado de la situación antes narrada, mediante la Resolución 01199 del 15 de marzo de 2005, la Aeronáutica Civil suspendió el permiso de operación de la empresa Intercontinental de Aviación, En Liquidación Obligatoria(130).

Finalmente, por medio de la Resolución 01859 del 8 de mayo de 2006, la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil canceló el permiso de operación de la empresa Intercontinental de Aviación en Liquidación Obligatoria(131).

De acuerdo con el material probatorio antes referenciado, encuentra la Sala los siguientes hechos probados:

1. La empresa Intercontinental de Aviación entró en una crisis económica que implicó el incumplimiento de las obligaciones adquiridas con la Aeronáutica Civil, circunstancia que trajo como consecuencia el hecho de que la entidad estatal, en su calidad de autoridad aeronáutica, la instara a cumplir con sus compromisos en reiteradas oportunidades.

2. La autoridad aeronáutica aceptó acuerdos de pago, que le permitieran a la aquí accionante ponerse al día en las obligaciones que tenía atrasadas, sin que estas fueran cumplidas a cabalidad por parte de la empresa ahora actora, pues como se evidenció del acervo probatorio, las obligaciones de pago no fueron satisfechas en la mayoría de las oportunidades que se le brindaron a Inter para tal efecto, a tal punto que en algunas ocasiones los cheques que ésta giró a favor de la Aerocivil fueron devueltos, por insuficiencia de fondos.

3. Lo anterior, obligó a la Aerocivil a tomar las medidas necesarias para obtener los dineros que le correspondían, pues en su calidad de autoridad aeronáutica(132) tiene la obligación de recaudar las tasas aeroportuarias nacionales e internacionales, tal y como lo señalaba la Resolución 00655 del 25 de febrero de 2003(133).

Asimismo, el artículo 9 de la mencionada resolución establecía que “conforme al Manual de Reglamentos Aeronáuticos vigente, el Director de la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, suspenderá el permiso de operación a la empresa aérea que se encuentre en mora en el reintegro de los valores recaudados por concepto de tasas y timbres; suspensión que se hará efectiva 30 días después que el usuario haya recibido la factura respectiva”, disposición que, entre otras, fundamentó la determinación de la Aeronáutica de suspender la posibilidad de que la empresa presentara sus planes de vuelo, haciendo efectivas las garantías, pues venía incumpliendo el pago de los servicios aeronáuticos y aeroportuarios, los cánones de arrendamiento y el reintegro de los dineros recaudados por concepto de tasa aeroportuaria nacional y timbre.

Normatividad que debía ser conocida por parte de Inter, razón por la cual no es posible afirmar que existió violación a los derechos al debido proceso y defensa del accionante por parte de la Aerocivil, por el contrario, está suficientemente probado que la entidad estatal requirió, instó y dio facilidades de pago a la empresa, sin que esta pudiera dar cumplimiento a lo acordado y sin que demostrara en el presente proceso, que adelantó todas las acciones o medidas necesarias para adquirir los recursos con los que pudiera cubrir sus obligaciones.

4. A partir del mes de mayo de 2003, se inició un cruce de comunicaciones entre la empresa Intercontinental de Aviación y la Aeronáutica Civil, cuyo propósito era encontrar una solución a la problemática económica que sufría la empresa y una salida ante la falta de pago de sus obligaciones, con lo que se evidencia que la entidad accionada en todo momento actuó de conformidad con las normas que la regían, pues ante los reiterados incumplimientos en los pagos de la facturación, le comunicó de esta situación a Inter, indicándole las consecuencias de su retraso, para de esta manera conminarlo a cancelar sus obligaciones.

Prueba de ello, es que la Aerocivil aprobó los acuerdos de pago formulados por parte de Inter, con lo cual brindó numerosos plazos para el pago de la facturación atrasada, ante lo cual la empresa no tomó una actitud de cumplimiento y asunción de sus obligaciones, sino todo lo contrario, siguió eludiendo sus obligaciones.

5. Tan difícil era la situación que atravesaba la demandante, que no solo habían incumplimientos en el pago de las deudas, sino también problemas en su operación, como se dejó en evidencia en el acta 003-2004 del 10 de enero de 2004(134), en la cual se dejó constancia que de acuerdo con “lo establecido en los Reglamentos Aeronáuticos de Colombia numeral 7.2.1.10, funcionarios de la oficina de Control y Seguridad Aérea, ejercerán a partir de la fecha y hasta el 15 de Febrero del año en curso, una vigilancia y supervisión permanente de todas sus operaciones y actividades en las áreas antes citadas”.

6. Adicionalmente, está demostrado que la aquí accionante también incumplía sus obligaciones con la Fiduagraria S.A., quien, el 30 de marzo de 2004, le comunicó a Inter que no existían fondos para cubrir las deudas que existían con Ingefin y la Aeronáutica Civil.

A partir de lo anterior, la Subsección concluye que no existió una suspensión ilegal de la posibilidad de presentar planes de vuelo a la empresa Intercontinental de Aviación, como se afirma en la demanda y en el recurso de apelación, pues, de acuerdo con el material probatorio arrimado al expediente, quedó suficientemente acreditado que esa decisión fue el resultado de los incumplimientos económicos que la empresa tuvo con la entidad pública, así como de las dificultades operacionales que tenían.

Es por esto, que las decisiones tomadas por la Aerocivil frente a Inter fueron el resultado de la aplicación de las disposiciones normativas que regulan la materia, como lo son los Reglamentos Aeronáuticos y el artículo 1857 del Código de Comercio, que establece que “para la obtención del permiso de operación, la empresa deberá demostrar su capacidad administrativa, técnica y financiera, en relación con las actividades que se propone desarrollar y deberá mantener tales condiciones mientras sea titular de un permiso de operación”, de manera que, en el momento en que desaparecen dichas capacidades, imperioso es concluir que el permiso de operación debía ser cancelado, en este caso, por la Aeronáutica Civil, como entidad a su cargo.

Con fundamento en lo anterior, es posible afirmar que la Aeronáutica Civil dio aplicación al principio de legalidad que rige las actuaciones de la administración, pues de acuerdo con el artículo 9 de la Resolución 00655 del 25 de febrero de 2003, antes citado, el incumplimiento en el pago de facturación al ente accionado trae como consecuencia la suspensión del permiso de operación.

De esta manera, la decisión de no permitir la presentación de planes de vuelo a un transportador aéreo no es el resultado de una decisión caprichosa por parte de la autoridad aeronáutica, por el contrario, es producto de los incumplimientos en que haya incurrido la empresa involucrada, pues es la consecuencia de “la inobservancia, por parte de los administrados, de ciertos mandatos, prescripciones y reglas establecidas para garantizar el buen funcionamiento de la administración y lograr una eficiente prestación del servicio, genera una actuación positiva por parte del Estado que se traduce en el ejercicio de su poder sancionador”.(135)

En consecuencia, en el sub examine la Sala encuentra que la decisión de la Aeronáutica no fue tomada de manera ilegal como lo indica la accionante, pues Inter, como operador aéreo, debía conocer, como en efecto conocía, las consecuencias jurídicas del incumplimiento en el pago de la facturación a la autoridad aeronáutica, en este caso, la imposibilidad de adelantar trámites ante la administración, como la no presentación de planes de vuelo; medida, que como lo exigen los principios del debido proceso y de legalidad, estaba previamente consagrada en una norma de rango legal, como lo es el Código de Comercio, así como en las Resoluciones 1184 del 6 de abril de 1999 y 00655 del 25 de febrero de 2003, y los Reglamentos Aeronáuticos.

Así, la Subsección concluye que la decisión de no permitir la operación de la demandante por el incumplimiento de sus obligaciones dinerarias se surtió bajo la garantía al debido proceso,(136) pues, además de que la sanción estaba previamente establecida en la ley, se le brindaron numerosas oportunidades para que se pusiera al día en el pago, circunstancia que nunca ocurrió y por el contrario, la situación financiera y operacional de la empresa se agravó con el paso del tiempo.

Ahora, debido a las precarias condiciones de la empresa sus directivos decidieron acogerse al proceso de reestructuración de que trata la Ley 550 de 1999, petición que fue aceptada por la Superintendencia de Sociedades, pero que no dio resultado por la imposibilidad en el cumplimiento de los pagos acordados, circunstancia que desde ningún punto de vista puede serle endilgada a la Aerocivil, como se pretende hacer ver, pues de acuerdo con lo probado, los incumplimientos en sus deudas databan del mes de mayo del año 2003, y la decisión de no permitir la presentación de planes de vuelo por parte de la entidad demandada se hizo efectiva hasta junio del año 2004, después requerirla y de otorgarle números plazos para ponerse al día en las obligaciones.

Lo anterior, encuentra respaldo en el auto proferido por la Superintendencia de Sociedades el día 25 de noviembre de 20(137), en el donde se indicó la deficiente situación administrativa, técnica y financiera que tenía la empresa, concluyéndose lo siguiente:

“… 5. Conclusiones de la toma de información

Teniendo en cuenta que la compañía no presenta actualizada la contabilidad en libros, pues sus registros se encuentran a 31 de julio de 2004, esta circunstancia no permite conocer la realidad de la situación económica y financiera del ente. Así mismo, de lo observado en el transcurso de la toma de información, lo saldos que reflejan los estados financieros a dicha fecha, sufrirán variaciones al estar sujetos a diferentes ajustes como son: deudores, propiedad planta y equipo, intangibles, valorizaciones y en particular el pasivo por las causaciones de los intereses sobre las obligaciones vigentes y las posibles contingencias, para que de esta forma los estados financieros reflejen la verdadera situación de la sociedad.

Una vez puesto de presente el fracaso de las negociaciones tendientes a lograr un acuerdo de reestructuración, legalmente es procedente la apertura del proceso de liquidación obligatoria en los términos de la normatividad vigente, en especial las Leyes 222 de 1995 y 550 de 1999”. (Resaltado fuera de texto)

De manera que, mal haría esta Sala en aceptar los planteamientos de la parte demandante, según los cuales su liquidación se produjo como consecuencia de la suspensión de los planes de vuelo que hizo la Aeronáutica, ya que, como quedó probado, esto obedeció a las deficientes condiciones administrativas, económicas, técnicas y financieras de la empresa.

Por otra parte, se aportaron al plenario las Resoluciones 01199 del 15 de marzo de 2005 y 01859 del 8 de mayo de 2006, a través de las cuales se suspendió y canceló el permiso de operación otorgado a la empresa Intercontinental de Aviación, actos administrativos que no fueron cuestionados en su validez, lo que significa que conservan su presunción de legalidad, por lo que mal podría esta Corporación afirmar que dichos actos fueron expedidos de manera irregular o ilegalmente.

En conclusión, del abundante material probatorio obrante en el expediente, no es dable afirmar que se causó un daño antijurídico a la sociedad demandante, pues la suspensión del permiso de operación no fue contaria a la ley por el contrario la ley establecía esta consecuencia que se gestó en las precarias condiciones administrativas, técnicas, económicas y financieras de la empresa, al no dar cumplimiento a las obligaciones dinerarias que tenía con la Aeronáutica Civil, de modo que, ante la ausencia del elemento sin e qua non de la responsabilidad, pierde sentido que la Sala proceda a analizar la imputación de un menoscabo que no existió.

En consecuencia, la accionante deberá soportar la negativa de sus pretensiones conforme a los argumentos antes expuestos, debiendo por lo tanto, confirmarse la sentencia de primera instancia que se negó las pretensiones de la demanda.

7. Condena en costas

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 55 de la Ley 446 de 1998, sólo hay lugar a la imposición de costas cuando alguna de las partes hubiere actuado temerariamente, y como en este caso ninguna de aquellas actuó de esa forma, no se impondrán.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, en Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera, Sub-sección C, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley,

FALLA

1. CONFIRMAR la Sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca el 16 de septiembre de 2010, pero bajo las consideraciones expuestas en esta providencia.

2. Sin condena en costas.

3. Ejecutoriada esta providencia, DEVUÉLVASE el expediente al tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese, cúmplase».

19. Corte Constitucional. Sentencia C-965 de 2003.

20. Fl.1 a 15 Cdno.2

21. Decreto 260 de 2004.

22. ART. 21.—Suspensión de la Prescripción o de la Caducidad. La presentación de la solicitud de conciliación extrajudicial en derecho ante el conciliador suspende el término de prescripción o de caducidad, según el caso, hasta que se logre el acuerdo conciliatorio o hasta que el acta de conciliación se haya registrado en los casos en que este trámite sea exigido por la ley o hasta que se expidan las constancias a que se refiere el artículo 2º. de la presente ley o hasta que se venza el término de tres (3) meses a que se refiere el artículo anterior, lo que ocurra primero. Esta suspensión operará por una sola vez y será improrrogable”. (Resaltado fuera de texto)

23. Consejo de Estado, Auto de fecha 2 de marzo de 2001, Rad. 10909.

24. Consejo de Estado, Auto de fecha 26 de marzo de 2007, Rad. 33372.

25. Fls.2 a 39 Cdno.1

26. Los documentos aportados en copia simple, serán valorados bajo los parámetros establecidos en la Sentencia de unificación del 28 de agosto de 2013, Exp. 25.022.

27. Fls.61 a 93 Cdno.8

28. Fls.156 a 171 Cdno.8

29. Fl.167 Cdno.3

30. Fl.18 Cdno.8

31. Fl.19 Cdno.8

32. Fl.163 Cdno.3

33. Fl.20 Cdno.8

34. Fl.21 Cdno.8

35. Fl.104 Cdno.8

36. Fl.23 Cdno.8

37. Fl.155 Cdno.3

38. Fl.22 Cdno.8

39. Fls.155 a 157 Cdno.8

40. Fl.152 Cdno.3

41. Fl.131 Cdno.3

42. Fls.109 a 111 Cdno.8

43. Fls.158 y 159 Cdno.8

44. Fl.26 Cdno.8

45. Fl.148 Cdno.3

46. Fl.27 Cdno.8

47. Fl.135 Cdno.3

48. Fl.17 Cdno.8

49. Fl.134 Cdno. 3

50. Fl.51 Cdno.8

51. Fl.38 Cdno.8

52. Fls.137 y 136 Cdno.3

53. Fl.29 Cdno.8

54. Fl.30 Cdno.8

55. Fl.44 Cdno.8

56. Fl.45 Cdno.8

57. Fls.39 y 40 Cdno.8

58. Fls.33 y 34 Cdno.8

59. Fls.115 a 118 Cdno.8

60. Fls.40 a 42 Cdno.8

61. Fls.183 y 184 Cdno.8

62. Fls.31 y 32 Cdno.8

63. Fl.35 Cdno.8

64. Fl.52 Cdno.8

65. Fl.43 Cdno.8

66. Fls.14 y 15 Cdno.1

67. Fls.57 a 60 Cdno.8

68. Fl.49 Cdno.8

69. Fls.8 y 9 Cdno.8

70. Fls.119 y 120 Cdno.8

71. Fls. 235 a 238 Cdno.7

72. Fls. 12 y 13 Cdno.8

73. Fls. 985 a 993 anexos documentales concepto económico, valoración de perjuicios Intercontinenal de aviación S.A.

74. Fls. 53 a 51 Cdno.3

75. Fls. 239 a 242 Cdno.7

76. Fls. 10 y 11 Cdno.8

77. Fls. 58 a 56 Cdno.3

78. Fls. 53 a 207 Cdno.5

79. Fls.1 a 161 Cdno.9

80. Fls.1 a 820 Cdno.4

81. Fls.208 a 210 Cdno.5

82. Fls.210 y 211 Cdno.5

83. Fls.211 a 214 Cdno.5

84. Fls.170 a 173 Cdno.1

85. Fls.215 y 216 Cdno.5

86. Fls.217 y 218 Cdno.5

87. Fls.219 a 221 Cdno.5

88. Corte Constitucional, Sentencia C-254 de 2003.

89. Fl.167 Cdno.3

90. Fl.18 Cdno.8

91. Fl.19 Cdno.8

92. Fl.20 Cdno.8

93. Fl.163 Cdno.3

94. Fl.21 Cdno.8

95. Fl.104 Cdno.8

96. Fl.23 Cdno.8

97. Fl.155 Cdno.3

98. Fl.22 Cdno.8

99. Fls.155 a 157 Cdno.8

100. Fl.152 Cdno.3

101. Fl.131 Cdno.3

102. Fls.109 a 111 Cdno.8

103. Fls.158 y 159 Cdno.8

104. Fl.26 Cdno.8

105. Fl. 148 Cdno. 3

106. Fl. 27 Cdno. 8

107. Fl. 135 Cdno. 3

108. Fl. 17 Cdno. 8

109. Fl. 134 Cdno. 3

110. Fl. 51 Cdno. 8

111. Fls.137 y 136 Cdno. 3

112. Fl.29 Cdno. 8

113. Fl.30 Cdno. 8

114. Fl.44 Cdno. 8

115. Fl.45 Cdno.8

116. Fls.39 y 40 Cdno.8

117. Fls.33 y 34 Cdno.8

118. Fls.115 a 118 Cdno.8

119. Fls.40 a 42 Cdno.8

120. Fls.183 y 184 Cdno.8

121. Fls.31 y 32 Cdno.8

122. Fl.35 Cdno.8

123. Fl.52 Cdno.8

124. Fl.43 Cdno.8

125. Fls.14 y 15 Cdno.1

126. Fls.57 a 60 Cdno.8

127. Fl.49 Cdno.8

128. Fls.119 y 120 Cdno.8

129. Fls.985 a 993 anexos documentales concepto económico, valoración de perjuicios Intercontinenal de aviación S.A.

130. Fls.53 a 51 Cdno.3

131 .Fls.58 a 56 Cdno.3

132. Artículo 2º del Decreto 260 de 2004, vigente para el momento de los hechos.

133. Por la cual se fijan las tasas aeroportuarias Nacionales e Internacionales, y se establecen procedimientos”.

134. Fl.104 Cdno.8

135. Corte Constitucional. Sentencia C-853 de 2005. Resaltado fuera de texto.

136. Tal y como se puede evidenciar en los fallos de tutela de fecha 21 de septiembre de 1999 (Fls.236-250 del Cdno.1) y 8 de noviembre de 1999 (Fls.251-262 del Cdno.1.) allegados con la demanda, en los que se negó el amparo de los derechos reclamados, pues en su momento el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Ibagué Sala Civil y la Sala de Casación Civil y Agraria de la Corte Suprema de Justicia, consideró que los derechos a la defensa y al debido proceso del accionante —Alcanos del Huila S.A. ESP hoy Alcanos de Colombia S.A. ESP— no le habían sido vulnerados

137. Fls.985 a 993 anexos documentales concepto económico, valoración de perjuicios Intercontinenal de aviación S.A.