Sentencia 2006-01353 de noviembre 29 de 2012

 

Sentencia 2006-01353 de noviembre 29 de 2012

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Ref.: 250002327000200601353 01

Radicado: 18849

Consejero Ponente:

Dr. William Giraldo Giraldo

Actor: Granbanco S.A. Bancafé y Banco Cafetero S.A. en liquidación

Demandado: UAE DIAN

Bogotá, D.C., veintinueve de noviembre de dos mil doce.

EXTRACTOS: «VII. Consideraciones de la Sala

Se decide el recurso de apelación interpuesto por la parte demandante contra la sentencia del 30 de marzo de 2011, proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, Subsección “A”, que denegó las súplicas de la demanda.

Corresponde a la Sala decidir si son nulas las resoluciones 608-1163 del 4 de agosto de 2005 y 684-000007 del 23 de junio de 2006, por medio de las cuales se rechazó la solicitud de devolución y/o compensación de saldo a favor del impuesto de renta del año 2003, en la suma de $ 3.046.476.000.

Para el efecto, se debe determinar si la solicitud de devolución presentada por el contribuyente debía rechazarse únicamente en el evento de que saldo a favor hubiere sido modificado por una liquidación oficial y, si este rechazo se fundamentó en las causales establecidas en el artículo 857 del estatuto tributario.

A ese respecto, los artículos 850, 854, 857 y 857-1 del estatuto tributario, establecen:

“ART. 850.—Devolución de saldos a favor. Artículo modificado por el artículo 49 de la Ley 223 de 1995. Los contribuyentes o responsables que liquiden saldos a favor en sus declaraciones tributarias podrán solicitar su devolución.

(…)

ART. 854.—Término para solicitar la devolución de saldos a favor. La solicitud de devolución de impuestos deberá presentarse a más tardar dos años después de la fecha de vencimiento del término para declarar.

Cuando el saldo a favor de las declaraciones del impuesto sobre la renta y complementarios o sobre las ventas, haya sido modificado mediante una liquidación oficial y no se hubiere efectuado la devolución, la parte rechazada no podrá solicitarse aunque dicha liquidación haya sido impugnada, hasta tanto se resuelva definitivamente sobre la procedencia del saldo.

ART. 857.—Rechazo e inadmisión de las solicitudes de devolución o compensación. Artículo modificado por el artículo 141 de la Ley 223 de 1995. Las solicitudes de devolución o compensación se rechazarán en forma definitiva:

1. Cuando fueren presentadas extemporáneamente.

2. Cuando el saldo materia de la solicitud ya haya sido objeto de devolución, compensación o imputación anterior.

3. En el caso de los exportadores, cuando el saldo a favor objeto de solicitud corresponda a operaciones realizadas antes de cumplirse con el requisito de la inscripción en el Registro Nacional de Exportadores previsto en el artículo 507.

4. Cuando dentro del término de la investigación previa de la solicitud de devolución o compensación, como resultado de la corrección de la declaración efectuada por el contribuyente o responsable, se genera un saldo a pagar.

(…)

PAR. 2º—Cuando sobre la declaración que originó el saldo a favor exista requerimiento especial, la solicitud de devolución o compensación solo procederá sobre las sumas que no fueron materia de controversia. Las sumas sobre las cuales se produzca requerimiento especial serán objeto de rechazo provisional, mientras se resuelve sobre su procedencia.

ART. 857-1.—Investigación previa a la devolución o compensación. Artículo modificado por el artículo 142 de la Ley 223 de 1995. El término para devolver o compensar se podrá suspender hasta por un máximo de noventa (90) días, para que la división de fiscalización adelante la correspondiente investigación, cuando se produzca alguno de los siguientes hechos:

1. Cuando se verifique que alguna de las retenciones o pagos en exceso denunciados por el solicitante son inexistentes, ya sea porque la retención no fue practicada, o porque el agente retenedor no existe, o porque el pago en exceso que manifiesta haber realizado el contribuyente, distinto de retenciones, no fue recibido por la administración.

2. Cuando se verifique que alguno de los impuestos descontables denunciados por el solicitante no cumple los requisitos legales para su aceptación, o cuando sean inexistentes, ya sea porque el impuesto no fue liquidado, o porque el proveedor o la operación no existe por ser ficticios.

3. Cuando a juicio del administrador exista un indicio de inexactitud en la declaración que genera el saldo a favor, en cuyo caso se dejará constancia escrita de las razones en que se fundamenta el indicio, o cuando no fuere posible confirmar la identidad, residencia o domicilio del contribuyente.

Terminada la investigación, si no se produce requerimiento especial, se procederá a la devolución o compensación del saldo a favor. Si se produjere requerimiento especial, sólo procederá la devolución o compensación sobre el saldo a favor que se plantee en el mismo, sin que se requiera de una nueva solicitud de devolución o compensación por parte del contribuyente. Este mismo tratamiento se aplicará en las demás etapas del proceso de determinación y discusión tanto en la vía gubernativa como jurisdiccional, en cuyo caso bastará con que el contribuyente presente la copia del acto o providencia respectiva.

(…)”.

De conformidad con lo anterior, los contribuyentes o responsables que liquiden saldos a favor en sus declaraciones tributarias podrán solicitar su devolución y/o compensación.

Para determinar la procedencia de esta solicitud las mencionadas normas establecen un procedimiento que tiene por objeto verificar, con base en la información suministrada en la declaración tributaria y en la investigación que para el efecto realiza la DIAN, la existencia de los saldos a favor.

En el caso de que la administración verifique que los saldos a favor fueron modificados por una liquidación oficial, el inciso 2º del artículo 854 del estatuto tributario, establece que la parte rechazada no podrá ser objeto de compensación, aunque dicha liquidación haya sido impugnada, hasta tanto se resuelva definitivamente sobre la procedencia del saldo.

Es importante aclarar que esta norma no exige que el rechazo de la solicitud de devolución y/o compensación únicamente procede cuando se haya expedido una liquidación oficial que modifique los saldos a favor, como equivocadamente lo sostiene el apelante, sino que simplemente establece la forma como procede la referida solicitud en aquellos casos en que se expida el mencionado acto administrativo.

Las causales de rechazo definitivo de la solicitud de devolución y/o compensación se encuentran enumeradas en el artículo 857 del estatuto tributario, así: 1) que la solicitud se hubiere presentado extemporáneamente, 2) que el saldo a favor hubiere sido devuelto o compensado, 3) en el caso de los exportadores, que no se haya cumplido con el requisito del registro nacional de exportadores y, 4) cuando dentro del término de la investigación previa de la solicitud de devolución y/o compensación se verifique la existencia de un saldo a pagar.

Por su parte, el parágrafo 2º del artículo 857 ibídem establece como causal de rechazo provisional, que respecto de la declaración que originó el saldo a favor exista requerimiento especial. En este caso, la solicitud solo procederá sobre las sumas que no fueron materia de controversia.

Como se observa el numeral 4º del mencionado artículo, permite que la administración ejerza la facultad de revisión sobre la solicitud de devolución y/o compensación. Es decir, una vez presentada esta solicitud la administración puede verificar la existencia de los saldos a favor objeto de compensación y/o devolución.

En ese sentido, no se requiere de la expedición previa de una liquidación oficial que modifique los saldos a favor para rechazar la solicitud de devolución y/o compensación, porque la procedencia de estos saldos puede ser verificada mediante la investigación previa que está facultada a realizar la administración en el proceso de devolución y/o compensación.

En efecto, el artículo 857-1 del estatuto tributario establece que el término para devolver se suspende por 90 días si la administración verifica que alguna de las retenciones o pagos son inexistentes, o que alguno de los impuestos descontables no cumplen con los requisitos legales o son inexistentes, o cuando a juicio del administrador existe un indicio de inexactitud en la declaración que genera el saldo a favor. En este caso, si terminada la investigación hay lugar a la expedición del requerimiento especial, solo procederá la solicitud sobre el saldo a favor que se plantee en el mismo.

En el presente caso, la sociedad Banco Cafetero S.A. en liquidación solicitó el reconocimiento y devolución del saldo a favor ($ 3.046.476.000), con base en la liquidación oficial de corrección 310642004000227 del 7 de enero de 2005(1).

Mediante auto de trámite de suspensión de términos 112-0005 del 16 de marzo de 2005, la administración ordenó suspender por el término de 90 días el trámite de la solicitud de devolución y/o compensación presentada, por considerar que existían indicios de inexactitud en la liquidación oficial de corrección 310642004000227 del 7 de enero de 2005(2).

El 28 de julio de 2005 la administración expidió el requerimiento especial 900004 con el cual le propuso al contribuyente modificar el saldo a favor determinado por el contribuyente y aceptado en la liquidación oficial de corrección 310642004000227 del 7 de enero de 2005(3).

Mediante Resolución 608-113 del 4 de agosto de 2005 la administración rechazó la solicitud de devolución y/o compensación de la suma de $ 3.046.476.000(4).

Es importante señalar que si bien el saldo a favor objeto de la solicitud de devolución y/o compensación fue aprobado por la liquidación oficial de corrección 310642004000227 del 7 de enero de 2005, tratándose de una solicitud de corrección que aumentaba el saldo a favor(5), el artículo 589 del estatuto tributario, solo facultaba a la administración para examinar los aspectos formales exigidos en la mencionada norma, y no la autorizaba para debatir aspectos de fondo.

En efecto, el artículo 589 ibídem establece que la corrección de las declaraciones a que se refiere este artículo no impide la facultad de revisión, la cual se contará a partir de la fecha de corrección o del vencimiento de los seis meses siguientes a la solicitud, según el caso.

Por consiguiente, la expedición de la liquidación oficial de corrección no impedía que, posteriormente, la administración ejerciera la facultad de revisión.

Así las cosas, la administración, en ejercicio de las facultades de revisión que le otorgaba el artículo 857-1 del estatuto tributario, y al considerar que existía un indicio de inexactitud en el saldo a favor solicitado en devolución y/o compensación, procedió a practicar una investigación previa, la cual dio lugar a la expedición del requerimiento especial 90004 del 28 de julio de 2005.

Conforme lo establece el parágrafo 2º del artículo 857 en concordancia con lo dispuesto en el último inciso del artículo 857-1 ibídem, en aquellos eventos en que se profiera requerimiento especial procede el rechazo provisional de las sumas objeto de controversia. Por consiguiente, en este caso, bastaba con la expedición del requerimiento especial para el rechazo de la solicitud de devolución y/o compensación.

En ese orden de ideas, el rechazo de la solicitud de devolución y/o compensación presentada por la sociedad actora se fundamenta en las causales de rechazo establecidas en el artículo 857 ibídem.

La Sala comparte el argumento del Ministerio Público según el cual el hecho de que la Resolución 608-113 del 4 de agosto de 2005 no indicara que el rechazo era de carácter provisional no desvirtúa su legalidad. En efecto, dicha omisión no desvirtúa la motivación realizada en dicho acto administrativo, la cual como se observa se encuentra conforme a la ley.

Ahora bien, la decisión definitiva sobre la procedencia de los saldos a favor y, su devolución, sólo puede tomarse una vez culmine el proceso de determinación del tributo y, se decida su legalidad por la jurisdicción de lo contencioso administrativo. Sólo en ese momento se cuenta con los elementos de juicio necesarios para determinar la procedencia del saldo a favor y para definir si hay lugar a su devolución.

Es importante precisar que por concepto del impuesto de renta del año 2003 el contribuyente inicialmente registró un saldo a favor por el valor de $ 7.004.831.000. Esta suma fue objeto de devolución mediante Resolución 608-1275 del 19 de agosto de 2004, la cual no es objeto del presente proceso(6).

Posteriormente, la sociedad demandante solicitó la corrección del anterior saldo a favor para incrementarlo en la suma de $ 10.051.307.000, el cual fue aprobado por la liquidación oficial de corrección 310642004000227 del 7 de enero de 2005, por lo que se aumentó el saldo a favor en $ 3.046.476.000(7).

En el presente caso, se solicitó la devolución de la suma de $ 3.046.476.000, del saldo a favor determinado por el impuesto de renta del año gravable 2003. Este saldo a favor fue modificado mediante la liquidación oficial de revisión 3106420060000033 del 15 de marzo de 2006, en la cual se modificó el saldo a favor registrado por el contribuyente de $ 10.051.307.000 a $ 3.190.482.000(8). Esta actuación administrativa fue demandada ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo en acción de nulidad y restablecimiento del derecho.

Esta corporación mediante sentencia del 12 de marzo de 2012, proferida dentro del proceso 250002327000200700139 01 (17180)(9) confirmó la sentencia del 2 de abril de 2008 del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en el cual se negaron las súplicas de la demanda.

Como el saldo a favor del contribuyente fue determinado en la suma de $ 3.190.482.000 y la administración mediante Resolución 608-1275 del 19 de agosto de 2004 le reconoció a la parte demandante la suma de $ 7.004.821.000, es claro que no existe suma alguna para devolver por concepto de saldo a favor por el impuesto de renta del año 2003 y, por ende, no es procedente la solicitud de devolución y/o compensación presentada por la sociedad demandante.

Por todo lo expuesto, la Sala encuentra demostrada la legalidad de los actos administrativos demandados, por lo cual debe confirmarse la sentencia de primera instancia.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativa, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

CONFÍRMASE la sentencia del 30 de marzo de 2011, dictada por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Cuarta, Subsección “A”.

RECONÓCESE personería jurídica para actuar en nombre de la entidad demandada al doctor Julio Cesar Ruiz Muñoz, de conformidad con el poder que obra en el folio 178 del expediente.

Cópiese, notifíquese, cúmplase y devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.»

(1) Folio 238-237, cdno. a. y 27 cdno. p.

(2) Folio 216, cdno. a.

(3) Folio 217-230, cdno. p.

(4) Folio 27-29, cdno. p.

(5) Como se observa en la liquidación oficial de corrección 310642004000227 del 7 de enero de 2005, la sociedad demandante solicitó la corrección de su declaración tributaria con el objeto de aumentar el saldo a favor inicialmente declarado. Folios 92-96.

(6) Folio 27, cdno. p.

(7) Ibídem.

(8) Folio 298, cdno. a.

(9) C.P. Dra. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez.