Sentencia 2007-00384 de julio 27 de 2017

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

Rad.: 110010324000200700384-00

Consejero Ponente:

Dr. Hernando Sánchez Sánchez

Actor: Laboratorios Baxter S.A.

Demandada: Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales

Tema: Indebida clasificación arancelaria

Bogotá, D.C., veintisiete de julio de dos mil diecisiete

EXTRACTOS: “II. Consideraciones de la Sala

Esta Sala es competente para conocer del presente asunto, en los términos del numeral 2º del artículo 128(1) del Código Contencioso Administrativo, aplicable en los términos del artículo 308 de la Ley 1437 de 18 de enero de 2011(2).

Asimismo, se encuentra cumplido el presupuesto procesal de legitimación en la causa si se tiene en cuenta que el demandante, Laboratorios Baxter S.A., fue la persona que solicitó a la División de Arancel de la Subdirección Técnica de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales la clasificación arancelaria del producto denominado técnicamente Optipure Quintuple y comercialmente “Equipo de Infusión”; trámite que concluyó con la resolución demandada, esto es, Resolución 7698 de 29 de junio de 2007.

Finalmente, la solicitud presentada por el señor Pedro Enrique Sarmiento Pérez reúne los requisitos establecidos en los artículos 136, 137, 138 y 139 del Código Contencioso Administrativo, sobre la oportunidad para demandar y el contenido de la demanda, las pretensiones y sus anexos.

Ahora bien, para efectos metodológicos de la decisión que hoy adopta la Sala, se abordará el estudio de los siguientes temas: i) el acto administrativo enjuiciado; ii) el problema jurídico; iii) la normativa que regula la clasificación arancelaria; iv) análisis de las pruebas y del caso concreto y v) conclusiones.

1. El acto administrativo enjuiciado

Se pretende, en ejercicio de la acción de nulidad y restablecimiento del derecho establecida en el artículo 85 del Código Contencioso Administrativo, que se declare la nulidad de la Resolución 7698 de 29 de junio de 2007, expedida por el Jefe de la División de Arancel de la Subdirección Técnica Aduanera de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales –DIAN-, cuyo contenido es el siguiente:

“[…] Que el(la) señor(a) Pedro Enrique Sarmiento Pérez […] presentó solicitud para la clasificación arancelaria del producto denominado técnicamente “Optipure (i.e.) quintuple” y comercialmente “Equipo de Infusión”.

[…]

Que con la información y muestra suministradas, se establece que la mercancía corresponde a un sistema formado por un conjunto de elementos de uso médico, estériles, desechables, los cuales se enumeran a continuación:

— Cinco bolsas elaboradas en material plástico grado médico, que presentan entradas y salidas superiores y/o entradas y salidas superiores e inferiores, mediante las cuales se conectan entre sí a través de mangueras plásticas flexibles, formando un circuito cerrado. Estas corresponden a:

Una bolsa primaria de 450ml que contiene 63 ml de solución CPD

Tres bolsas plásticas vacías de transferencia una de 350 ml y dos de 400 ml

Una bolsa de transferencia de 450 ml que contiene 100 ml de solución SAG-M

— Una aguja de 16 ga

— Un filtro desleucocitador

El sistema funciona de la siguiente manera:

La aguja toma la sangre y la conduce a través del tubo de colecta hacia la bolsa primaria de recolección, la cual contiene 63 ml de solución anticoagulante CPD (ácido cítrico, citrato, fosfato y dextrosa), ésta posee conectores de salida superior e inferior, con tubos de transferencia que conducen la sangre y sus componentes hacia las demás bolsas. Por la parte inferior, se conecta con una bolsa de transferencia vacía, la que a su vez, está conectada a un filtro desleucocitador a través del cual se obtienen los glóbulos rojos, que se recogen en una bolsa inferior que contiene 100 ml de solución SAG-M (Cloruro de sodio, dextrosa, adenina y manitol), para la conservación de los mismos. Por la parte superior la bolsa primaria, se conecta a dos bolsas de transferencia para almacenamiento e infusión de plasma y plaquetas.

El sistema descrito se presenta estéril, y está destinado a la recolección, procesamiento, almacenamiento de sangre y hemocomponentes, los cuales serán suministrados de acuerdo a lo que se requiera por los pacientes.

Con base en lo anterior se concluye que arancelariamente el producto se clasifica como un sistema para la separación y conservación de los componentes de la sangre a partir de la bolsa de recolección.

RESUELVE

‘ART. 1º—Clasificar la mercancía [i.e.] descrita en la presente Resolución, por la subpartida 90183.90.90.00 del Arancel de Aduanas, por tratarse de un sistema destinado a la recolección, procesamiento, almacenamiento de sangre y hemocomponentes, y de acuerdo y con las reglas Generales Interpretativas 1 y 6 del citado texto arancelario.

[…]” (Destacado de la Sala).

Establecido lo anterior, la Sala procede a la formulación del problema jurídico en este caso concreto.

2. Problema jurídico.

La Sala procede a determinar si el producto denominado técnicamente Optipure Quíntuple y comercialmente “Equipo de Infusión” debe ser clasificado como un “[…] sistema destinado a la recolección, procesamiento, almacenamiento de sangre y hemocomponentes […]” de la subpartida 9018.90.90.00 del Arancel de Aduanas, tal como lo dispuso la DIAN en la Resolución 7698 de 29 de junio de 2007; o si, por el contrario, dicho producto debió ser clasificado como un “[…] Equipo de Infusión de componentes sanguíneos con funciones complementarias para la recolección, procesamiento, almacenamiento de sangre y hemocomponentes […]” de la subpartida 9018.90.90.00 de ese mismo arancel.

3. Normativa que regula la clasificación arancelaria.

La clasificación arancelaria es el código que caracteriza una mercancía en un sistema ordenado de descripción y codificación.

Según el artículo 236 del Estatuto Aduanero,a solicitud de los particulares, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales puede efectuar clasificaciones arancelarias de conformidad con el Arancel de Aduanas Nacional. Contra las clasificaciones arancelarias no procede ningún recurso.

El arancel de aduanas “[…] es un instrumento económico con el que se regula el intercambio comercial de un País con otros países […]”, que comprende todas las mercancías susceptibles de comercio internacional a las que se les asigna un código numérico que las identifica de manera unívoca e inequívoca.

La nomenclatura que rige actualmente a nivel mundial es la del sistema armonizado que corresponde a un modelo desarrollado en 1988 por la Organización Mundial de Aduanas OMA. Este sistema creó un estándar uniforme, multipropósito y de lenguaje común para la clasificación de los bienes que se comercian a nivel mundial. No sólo tiene aplicación para el cobro de impuestos de importación, sino que es utilizado para elaboración de estadísticas de comercio internacional, monitoreo de productos controlados y establecimiento de políticas arancelarias, entre otras.

La nomenclatura que se diseñó y que se mantiene actualizada es lo suficientemente amplia y estructurada para clasificar a cada mercancía en una y sólo una subapartida arancelaria. Para ello, existen las notas legales, las reglas generales de interpretación del sistema armonizado, las nomenclaturas, las notas explicativas, el índice de criterios y el índice alfabético. Adicionalmente, el Arancel está organizado de manera progresiva con arreglo al grado de elaboración: materias primas, productos en bruto, productos semi elaborados y productos terminados. A medida que el grado de elaboración aumenta, la clasificación arancelaria obedece a la función que caracteriza a la mercancía(3).

Para los estados miembros de la Comunidad Andina se aprobó la nomenclatura común basada en la citada nomenclatura del sistema armonizado. La nomenclatura común andina es actualizada para introducir las modificaciones de interés subregional y las que se derivan de los acuerdos de la Organización Mundial de Aduanas o de los compromisos internacionales.

La nomenclatura común andina es, entonces, un instrumento armonizado de comercio exterior basado en el sistema armonizado de designación y codificación de mercancías del Consejo de Cooperación Aduanera, que utiliza una codificación aduanera que se caracteriza por ser común, aceptada y reconocida a entre los estados que integran la comunidad andina. La codificación permite simplificar la tarea de los importadores, exportadores, productores, transportistas y administradores de aduanas.

Cada estado miembro de la Comunidad Andina utiliza la Nomenclatura Común Andina como base para la elaboración de los Aranceles Nacionales, para lo cual debe respetar todas las reglas Interpretativas, las Notas legales, las Notas Complementarias, los textos de partidas y de subpartidas y los códigos que la componen.

Ahora bien, la autoridad competente en Colombia para mantener unificados los criterios de interpretación de las normas citadas es la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

Cuando la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales considere necesario armonizar los criterios que deban aplicarse en la clasificación de mercancías, según el Arancel de Aduanas Nacional, debe efectuar, de oficio, mediante resolución motivada, clasificaciones arancelarias de carácter general.

Ahora bien, el Decreto 4341 de 22 de diciembre de 2004 fija los parámetros o principios para la interpretación de la nomenclatura común andina, en el sentido de establecer: i) el carácter indicativo de los títulos de las Secciones, de los Capítulos o de los Subcapítulos; ii) que la clasificación está determinada legalmente por los textos de las partidas y de las Notas de Sección o de Capítulo y, si no son contrarias a los textos de dichas partidas y Notas, de acuerdo a una serie de reglas establecidas en dicho decreto; y iii) las demás reglas de clasificación cuando una mercancía pudiera clasificarse, en principio, en dos o más partidas, así:

“[…] A. Reglas generales para la interpretación de la nomenclatura común - Andina 2002.

La clasificación de mercancías en la nomenclatura se regirá por los principios siguientes:

1. Los títulos de las secciones, de los capítulos o de los subcapítulos solo tienen un valor indicativo, ya que la clasificación está determinada legalmente por los textos de las partidas y de las notas de sección o de capítulo y, si no son contrarias a los textos de dichas partidas y notas, de acuerdo con las reglas siguientes:

2. a) Cualquier referencia a un artículo en una partida determinada alcanza al artículo incluso incompleto o sin terminar, siempre que esté presente las características esenciales del artículo completo o terminado. Alcanza también al artículo completo o terminado, o considerado como tal en virtud de las disposiciones precedentes, cuando se presente desmontado o sin montar todavía;

b) Cualquier referencia a una materia en una partida determinada alcanza a dicha materia incluso mezclada o asociada con otras materias. Asimismo, cualquier referencia a las manufacturas de una materia determinada alcanza también a las constituidas total o parcialmente por dicha materia. La clasificación de estos productos mezclados o de estos artículos compuestos se efectuará de acuerdo con los principios enunciados en la regla.

3. Cuando una mercancía pudiera clasificarse, en principio, en dos o más partidas por aplicación de la regla 2 b) o en cualquier otro caso, la clasificación se efectuará como sigue:

a) La partida con descripción más específica tendrá prioridad sobre las partidas de alcance más genérico. Sin embargo, cuando dos o más partidas se refieran, cada una, solamente a una parte de las materias que constituyen un producto mezclado o un artículo compuesto o solamente a una parte de los artículos en el caso de mercancías presentadas en juegos o surtidos acondicionados para la venta al por menor, tales partidas deben considerarse igualmente específicas para dicho producto o artículo, incluso si una de ellas lo describe de manera más precisa o completa;

b) Los productos mezclados, las manufacturas compuestas de materias diferentes o constituidas por la unión de artículos diferentes y las mercancías presentadas en juegos o surtidos acondicionados para la venta al por menor, cuya clasificación no pueda efectuarse aplicando la regla 3 a), se clasificarán según la materia o con el artículo que les confiera su carácter esencial, si fuera posible determinarlo;

c) Cuando las reglas 3 a) y 3 b) no permitan efectuar la clasificación, la mercancía se clasificará en la última partida por orden de numeración entre las susceptibles de tenerse razonablemente en cuenta.

4. Las mercancías que no puedan clasificarse aplicando las reglas anteriores se clasificarán en la partida que comprenda aquellas con las que tengan mayor analogía.

5. Además de las disposiciones precedentes, a las mercancías consideradas a continuación se les aplicarán las reglas siguientes:

a) Los estuches para cámaras fotográficas, instrumentos musicales, armas, instrumentos de dibujo, collares y continentes similares, especialmente apropiados para contener un artículo determinado o un juego o surtido, susceptibles de uso prolongado y presentados con los artículos a los que están destinados, se clasificarán con dichos artículos cuando sean del tipo de los normalmente vendidos con ellos. Sin embargo, esta regla no se aplica en la clasificación de los continentes que confieran al conjunto su carácter esencial;

b) Salvo lo dispuesto en la regla 5 a) anterior, los envases que contengan mercancías se clasificarán con ellas cuando sean del tipo de los normalmente utilizados para esa clase de mercancías. Sin embargo, esta disposición no es obligatoria cuando los envases sean susceptibles de ser utilizados razonablemente de manera repetida.

6. La clasificación de mercancías en las subpartidas de una misma partida está determinada legalmente por los textos de estas subpartidas y de las Notas de subpartida así como, mutatis mutandis, por las reglas anteriores, bien entendido que solo pueden compararse subpartidas del mismo nivel. A efectos de esta Regla, también se aplican las Notas de Sección y de Capítulo, salvo disposición en contrario.

B. Para partes y accesorios de uso general 

Para la clasificación de las partes y accesorios de uso general, se tendrán en cuenta en cada caso las notas legales de sección, de capítulo y de subpartida del arancel de aduanas.

C. Para articulos auxiliares 

Se entiende como artículo auxiliar las herramientas, soportes y bases de máquinas, etc., que acompañan normalmente a una mercancía o que usualmente se le añaden en forma gratuita y se considerarán como parte integrante de dicha mercancía […]” (se resalta y subraya).

Tal como se explicará en esta providencia, al momento de abordar la jurisprudencia sobre la materia, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales está obligada a considerar las reglas generales para la interpretación de la nomenclatura común andina, teniendo en cuenta, además, que las disposiciones referidas son de aplicación general, sin perjuicio de las disposiciones especiales contenidas en cada nomenclatura.

4. Análisis del caso concreto.

Para efectos de resolver la controversia en relación con la clasificación arancelaria del producto denominado técnicamente Optipure Quíntuple y, en ese sentido, establecer si este corresponde a un “[…] sistema destinado a la recolección, procesamiento, almacenamiento de sangre y hemocomponentes […]”, o a un “[…] Equipo de Infusión de componentes sanguíneos con funciones complementarias para la recolección, procesamiento, almacenamiento de sangre y hemocomponentes […]”, la Sala considera lo siguiente:

El acto acusado fue expedido por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales al considerar que el producto “Optiture (sic) Quíntuple” debía ser clasificado en la subpartida arancelaria 90.18.90.90.00, como un “[…] sistema destinado a la recolección, procesamiento, almacenamiento de sangre y hemocomponentes […]”, por las siguientes razones:

i). Porque, en criterio de la DIAN, el producto Optipure Quíntuple corresponde a un sistema formado por un conjunto de elementos de uso médico, estériles y desechables, que tiene como propósito la recolección, procesamiento, almacenamiento de sangre y hemocomponentes, los cuales pueden ser suministrados de acuerdo a lo que se requiera por los pacientes. En ese orden, considera que, arancelariamente, el producto se clasifica como un sistema para la separación y conservación de los componentes de la sangre a partir de la bolsa de recolección.

ii). Porque, según señala la DIAN en la contestación de la demanda, el aparato de administración para que la sangre llegue al paciente no está integrado a la mercancía objeto de verificación; por ello, no puede ser entendido como un producto destinado para la transfusión de sangre.

La Sala no comparte los argumentos expuestos por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales y para el efecto, explica lo siguiente:

La importancia de que un producto sea clasificado en la subpartida arancelaria 90.18.90.90.00 como “[…] sistema destinado a la recolección, procesamiento, almacenamiento de sangre y hemocomponentes […]”, o como “[…] Equipo de Infusión de componentes sanguíneos con funciones complementarias para la recolección, procesamiento, almacenamiento de sangre y hemocomponentes […]” es relevante en la medida en que, por regla general, los primeros se encuentran gravados con el IVA, mientras que los denominados equipos de infusión se encuentran excluidos.

En ese orden, la Sala procederá al análisis de la figura arancelaria denominada “Equipos de Infusión de Líquidos”, teniendo en cuenta que esta sentencia no tiene por objeto determinar si el producto Optipure Quíntuple se encuentra o no gravado con IVA.

El artículo 424 del Estatuto Tributario señala cuáles bienes están excluidos del IVA y, por consiguiente, la venta o importación de los mismos no causa el impuesto.

Con la modificación introducida a esta norma por el artículo 27 de la Ley 633 de 29 de diciembre de 2000(4), el legislador incluyó, en los bienes que no causan IVA, las denominaciones “Equipos de infusión de líquidos” y “Filtros para diálisis renal”. En ese momento, el Legislador los presentó por separado y sin relacionarlos con partida o subpartida arancelaria alguna, es decir, en caso que un equipo pudiere ser definido como de infusión de líquidos o filtro para diálisis renal, se consideraba excluido.

Posteriormente, la Ley 788 de 27 de diciembre de 2002(5) dispuso que la exención aplicable a los filtros para diálisis renal sería para la asociada a la subpartida 90.18.39.00.00. La exención del impuesto para los denominados “Equipos de infusión de líquidos” se mantuvo sin relación a ninguna partida o subpartida arancelaria.

Frente a la expresión “Equipos de infusión de líquidos”, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales se pronunció, inicialmente, en el Concepto 28375 del 6 de abril de 2001, en los siguientes términos:

“[…] si bien [la expresión “Equipos de infusión de líquidos”] no encuentra clara definición en las notas explicativas del sistema armonizado de designación y codificación de mercancías, sin embargo considera el Despacho que tales equipos corresponden a la sección XVIII Capítulo 90 de la misma obra, partida arancelaria 90.18 la cual comprende ‘Instrumentos y aparatos de medicina, cirugía, odontología y veterinaria, incluidos los de centellografía y demás aparatos electromédicos para pruebas visuales’.

[…] Al efecto, atendiendo al empleo genérico que en la práctica clínica (médica) se concede a la expresión ‘Equipos de infusión de líquidos’, como los empleados para suministrar o ‘pasar’ líquidos y/o medicamentos por vía parenteral, ejemplo ‘Bomba de infusión’, si bien tal acepción no es enteramente técnica no es menos cierto que la misma permite un criterio de interpretación acorde con la finalidad del empleo de los bienes motivo de consulta(6), lo que permite a este Despacho considerar que, el criterio que inspiró al legislador al consagrar en forma tan amplia la exención a los ‘Equipos de Infusión de líquidos’, sin vincularlos con ninguna partida arancelaria específica, no es otro que otorgar el beneficio de la exclusión al impuesto sobre las ventas a equipos tales como los destinados para la administración de soluciones-venoclisis-, bureta, pericraneal y de transfusión, cuya función es precisamente permitir el suministro de medicamentos por vía parenteral.

“Por lo tanto, los equipos de qué trata la presente consulta los cuales la División de Arancel ha ubicado en la partida 90.18.90.90.00, bien pueden hallarse comprendidos dentro de los ‘Equipos de infusión de líquidos’ de conformidad con lo previsto en la Ley 633 de 2000 […]” (Destacado de la Sala).

El criterio anterior fue reiterado en el Concepto 41109 del 21 de mayo de 2001 —mencionado por el demandante como desconocido—, y en el que la DIAN consideró:

“[…] Equipos de infusión de líquidos

Si bien tal expresión no encuentra clara definición en las notas explicativas del sistema armonizado de designación y codificación de mercancías, sin embargo considera el Despacho que tales equipos corresponden a la sección XVIII Capitulo 90 de la misma obra, partida arancelaria 90.18 la cual comprende “Instrumentos y aparatos de medicina, cirugía, odontología o veterinaria, incluidos los de centellografía y demás aparatos electromédicos para pruebas visuales.”

Para el efecto, debe atenderse al empleo genérico que en la práctica clínica (médica) se concede a la expresión “ Equipos de infusión de líquidos”, como los utilizados para suministrar o pasar líquidos y/o medicamentos por vía parenteral, como la “Bomba de Infusión”, por lo que se considera que si bien tal acepción no es enteramente técnica no es menos cierto que la misma permite un criterio de interpretación acorde con la finalidad y empleo para bienes tales como “equipo de transfusión”, “equipo de bureta”, “equipo para administración de soluciones venoclisis”, “equipo pericraneal”, y “adaptador para terapia intermitente”, que se ubican en la Subpartida 90.18.90.90.00 ( Concepto Radicado con 014226 de febrero 22 de 2001 de la división de Arancel ) […]” (destacado de la Sala).

Posteriormente, los anteriores conceptos fueron revocados al ser expedido el Concepto Unificado del Impuesto sobre las ventas 003 del 12 de julio de 2002, que a su vez fue revocado por el Concepto Unificado del impuesto sobre las ventas 00001 del 19 de junio de 2003, en el cual la Autoridad en materia Arancelaria dispuso:

— El Concepto Unificado del Impuesto sobre las ventas 003 de 12 de julio de 2002:

“[…] Equipos de Infusión de Líquidos

[…]

De acuerdo con la División de Arancel de la Subdirección Técnica Aduanera, las mercancías denominadas “equipo de transfusión”, “equipo de bureta”, “equipo para administración de soluciones —venoclisis—”, “equipo pericraneal”, y “adaptador para terapia intermitente” se clasifican en la Subpartida 90.18.90.90.00 del arancel de Aduanas.

[…]

Verificadas tanto las partidas arancelarias como los bienes allí relacionados, no se encuentra que la subpartida antes indicada así como los bienes comprendidos en la misma gocen de exclusión expresa, por lo que en principio tales bienes se hallan sometidos al impuesto sobre las ventas.

[…]

Atendiendo al empleo genérico que en la práctica clínica (médica) se concede a la expresión “Equipos de infusión de líquidos”, como los empleados para suministrar o “pasar” líquidos y/o medicamentos por vía parenteral, ejemplo “Bomba de Infusión”, puede considerarse que el legislador quiso otorgar el beneficio de la exclusión del impuesto sobre las ventas a equipos tales como los destinados para la administración de soluciones - venoclisis - bureta, pericraneal y de transfusión, cuya función es precisamente permitir el suministro de medicamentos por vía parenteral.

[…]

Por lo tanto, los equipos a los que se ha hecho referencia clasificables en la partida 90.18.90.90.00, bien pueden hallarse comprendidos dentro de los “Equipos de infusión de líquidos” de conformidad con lo previsto en la Ley 633 de 2000 […]” (Destacado de la Sala).

— El Concepto Unificado del impuesto sobre las ventas 00001 de 19 de junio de 2003:

“[…] Equipos de Infusión de Líquidos (art. 424 del E. T.).

[…]

Atendiendo la regla de interpretación para la determinación de los bienes excluidos cuando la Ley hace referencia a una subpartida arancelaria, solo los bienes relacionados expresamente en ella se encuentran excluidos. En este sentido los equipos de infusión de líquidos y filtros para diálisis renal de la subpartida 90.18.39.00.00 de que trata el artículo 424 del Estatuto Tributario modificado por el artículo 30 de la Ley 788 de 2002, se encuentran excluidos del IVA. […]” (Destacado de la Sala).

Finalmente, en el Concepto 68481 de 3 de septiembre de 2007, la Oficina Jurídica de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales aclaró qué tipo de bienes se debían considerar como “equipos de infusión de líquidos”, en los siguientes términos:

“[…] La expresión ‘equipos de infusión de líquidos’ utilizada por el legislador para la exclusión del impuesto sobre las ventas, es una denominación comercial, que conforme al empleo genérico que en la práctica clínica médica se concede a dicha expresión, corresponde a los empleados para suministrar o pasar líquidos y/o medicamentos por vía parenteral.

En consecuencia y atendiendo la regla general de interpretación consagrada en el artículo 28 del Código Civil, según la cual las palabras de la ley se entenderán en su sentido natural y obvio, para efectos tributarios la expresión ‘equipos de infusión’ a que alude el artículo 424 del Estatuto Tributario, corresponde a los equipos destinados a la administración de soluciones líquidas, cuya función es precisamente permitir el suministro de medicamentos por vía parenteral.

[…]

El equipo está compuesto por un conjunto de artículos que para efectos de la exclusión deberá importarse y/o comercializarse en el territorio nacional como tal, porque si los elementos que lo componen se presentan aisladamente deberán seguir su propio régimen, tanto en la importación como en la venta o comercialización en el territorio nacional […]” (Destacado de la Sala).

Pues bien, tal como lo explicó el Consejo de Estado en sentencia de 3 de abril de 2014(7) la interpretación de la DIAN, antes y después de la Ley 788, frente a la denominación “Equipos de Infusión” ha sido constante, en los siguientes aspectos: i) acepta que la denominación “equipos de infusión de líquidos” es comercial, por lo que al no encontrar una clara definición en las notas explicativas del sistema armonizado de designación y codificación de mercancías, la Autoridad Arancelaria definió estos equipos médicos como aquellos aparatos o instrumentos médicos utilizados en la práctica clínica para “[…] suministrar o “pasar” líquidos y/o medicamentos por vía parenteral […]”; ii) se clasifican en la subpartida 90.18.90.90.00 del Arancel Aduanero y iii) Son bienes excluidos de IVA.

La Sala resalta que, según el Concepto 68481 de 3 de septiembre de 2007, si los elementos que componen el producto del que se dice, tiene por objeto la infusión o transfusión de líquidos, se presentan aisladamente para su clasificación arancelaria, deberán seguir su propio régimen. La anterior consideración sirvió como fundamento a la DIAN para señalar que, el hecho de que el producto Optipure Quintuple no contenga el elemento destinado a que la sangre llegue al paciente tiene como consecuencia la pérdida del atributo esencial y, en consecuencia, no es un producto destinado a la transfusión.

La Sala no comparte la consideración expuesta por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales —referente a que el producto Optipure Quíntuple no puede ser considerado como un “Equipo de Infusión” porque el elemento destinado a que la sangre llegue al paciente no está integrado a la mercancía objeto de verificación-. Lo anterior porque, en primer orden, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos – Invima, mediante Oficio de 11 de mayo de 2011 informó que “[…] una vez revisadas las bases de datos de los productos registrados ante el Invima; el producto referido por el Honorable Consejo de Estado, Optipure cuádruple - Optipure Quíntuple” con el registro Sanitario Invima 2004-v-0002381 es un equipo con filtro integral para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos […]” (Destacado de la Sala).

Como lo ha indicado la jurisprudencia de esta sección, la caracterización que le haya atribuido a un producto por parte de las instituciones autorizadas constituye una prueba de sustancial importancia al momento de clasificar arancelariamente un producto pues dicha clasificación depende, fundamentalmente, de la identificación precisa de aquel .

Ya esta corporación ha considerado que la caracterización que le haya atribuido a un producto por parte de las instituciones autorizadas, entre ellas las certificaciones y registros sanitarios del Invima, no pueden ser descalificadas, sin mayor fundamento, por otras autoridades —como la DIAN—, en tanto dicha calidad proviene de actos administrativos proferidos por autoridades competentes y con funciones concretas y definidas en materia de vigilancia sanitaria y control de medicamentos, en los términos de los artículos 245 de Ley 100 de 23 de diciembre de 1993 y el Decreto 1290 de 1994 —norma vigente para la época de los hechos—, que, por demás, gozan de presunción de legalidad.

En segundo orden, porque, tal como lo expuso esta Corporación en sentencia de 7 de mayo de 2014(8), en armonía con la Nota Legal 4 de la Sección XVI del Arancel de Aduanas, cuando una máquina o una combinación de máquinas esté constituida por elementos individualizados para realizar conjuntamente una función netamente definida, comprendida en una de las partidas, el conjunto se clasificará en la partida correspondiente a la función que realice, sin perjuicio de que el equipo médico no cuente con algún elemento que por su naturaleza de elemento desechable no esté contenido en el equipo. En dicha providencia, la alta corporación consideró:

“[…] El arancel de aduanas, precisamente, tiene previstas ciertas reglas de interpretación para la clasificación arancelaria, y al referirse a las máquinas o combinación de máquinas que, por decirlo coloquialmente, se importan como si fueron un todo, un equipo, o una unidad funcional, prevé cómo deben clasificarse.

La Nota Legal 4 de la Sección XVI del Arancel de Aduanas, que por disposición de la Nota Legal 3 del Capítulo 90 del Arancel de Aduanas, también se aplica a este Capítulo 90, dispone, precisamente, lo siguiente:

Cuando una máquina o una combinación de máquinas estén constituidas por elementos individualizados (incluso separados o unidos entre sí por tuberías, órganos de transmisión, cables eléctricos o de otro modo) para realizar conjuntamente una función netamente definida, comprendida en una de las partidas de los Capítulos 84 u 85, el conjunto se clasificará en la partida correspondiente a la función que realice.

De manera que, conforme con la nota legal transcrita, los aparatos médico quirúrgicos que clasifiquen en el capítulo 90 de la Sección XVIII del arancel de aduanas, efectivamente, pueden estar constituidos por elementos individualizados que, en conjunto, ejecutan una función.

Ahora bien, los elementos individualizados que, en conjunto, forman el aparato médico quirúrgico del capítulo 90 del arancel de aduanas, en la medida en que se puedan separar, pueden importarse como una mercancía que, por sus propias características, muy seguramente clasificarán en una subpartida arancelaria distinta de la subpartida por la que clasifica el aparato médico. Ejemplo de ese tipo de elementos individualizados son precisamente los filtros para diálisis que clasifican en la subpartida arancelaria 90.18.39.00.00 y que por expresa disposición del artículo 424 del E.T. también están excluidos del IVA.(9)

Otro ejemplo de elementos individualizados que pueden formar parte de una máquina médico quirúrgica son los catéteres y catéteres peritoneales para diálisis, clasificables por la subpartida arancelaria 90.18.39.00.00, excluidos del impuesto por la Ley 788 de 2002.(10)

Entonces, sí le asiste razón a la DIAN en el sentido de que cuando el artículo 424 del E.T. alude al vocablo “equipo” se refiere a un conjunto de bienes porque técnicamente, sí es posible que se puedan importar máquinas constituidas por elementos individualizados para realizar conjuntamente una función netamente definida.

La cuestión es, si se tiene derecho al beneficio tributario cuando las máquinas constituidas por elementos individualizados para realizar conjuntamente una función netamente definida se importan sin alguno de los elementos necesarios para cumplir la función.

Para poner un ejemplo, el Equipo de Infusión de líquido se importa sin las agujas o sin los catéteres(11), elementos que son necesarios pues sin estos no habría manera de infundir el líquido por vía parenteral(12).

La DIAN, en el oficio demandado, y en otros en los que se ha pronunciado en el mismo sentido, es de la tesis de que si los elementos individualizados, que en conjunto constituyen el Equipo de Infusión de líquidos, se importan por separado, quedan gravados con el impuesto sobre las ventas. Y citó como ejemplos, el caso del catéter, la aguja, el tubo de colecta o las bolsas de almacenamiento de sangre, y, las bombas de infusión.

La Sala comparte parcialmente esa interpretación pues es del criterio de que, para efectos de la clasificación arancelaria, los equipos de infusión de líquidos, entendidos como máquinas constituidas por elementos individualizados para realizar conjuntamente una función netamente definida, tienen, por lo general, elementos que son los que le confieren el atributo de ser, precisamente, un aparato médico quirúrgico, y que son esos elementos los que definen la clasificación arancelaria. En cambio, hay otros elementos que si bien complementan el atributo del aparato médico, si falta alguno de esos elementos el aparato médico no deja de ser aparato médico.

En otras palabras, si el aparato médico quirúrgico hecho para la infusión de líquidos se importa sin el catéter o sin la aguja no deja de ser aparato médico quirúrgico. Sigue siendo un aparato médico y, por eso, seguirá clasificando arancelariamente como un aparato médico quirúrgico. A la autoridad aduanera le corresponderá verificar, en cada caso concreto si el aparto médico fue hecho para la infusión de líquidos.

La DIAN propuso en el oficio demandado una interpretación bastante restrictiva de la aplicación del beneficio tributario cuando concluyó que la bomba de infusión de líquidos era un elemento del equipo para la infusión de líquidos y que, por tanto, si la bomba se importa como elemento individualmente considerado, estará gravada con el impuesto sobre las ventas.

La Sala considera que esa interpretación restrictiva de la norma hace prácticamente nugatorio el beneficio y crea una situación de inequidad entre los importadores y comerciantes que importen o vendan el aparato médico hecho para la infusión de líquidos sin los elementos complementarios que, si bien permiten ejecutar la infusión, se venden, generalmente, por separado, precisamente por su naturaleza de elemento desechable por razones de salud pública.

De ahí que, lo pertinente es interpretar el artículo 424 del E.T. atendiendo a la finalidad que persigue el beneficio tributario(13). Esa finalidad, a juicio de la Sala, se concreta en la necesidad de rebajar los costos de los equipos de infusión de líquidos y de ciertos insumos médicos requeridos para la atención médica en general, y, en particular, de enfermedades de alto costo, como la insuficiencia renal crónica.

De manera que, la finalidad se cumple si el beneficio tributario se reconoce respecto de los aparatos médicos quirúrgicos hechos para la infusión de líquidos, si ese aparato médico es el elemento esencial del Equipo de Infusión de líquidos.

Aquí, entonces, cobra relevancia el concepto técnico de lo que debe entenderse por aparato médico hecho para infundir líquido sobre el concepto gramatical del vocablo “equipo”.

En todo caso, se insiste en que hay elementos del Equipo de Infusión de líquidos que no le dan el atributo esencial al equipo y que si se importan separadamente están gravados con el impuesto sobre las ventas como lo ha dicho la DIAN en la doctrina que ha venido reiterando de manera genérica y sin distinción alguna. Pero también pueden ser elementos que están excluidos del impuesto, tal como se explicó anteriormente.

Ahora bien, en lo que corresponde a las bombas de infusión, la Sala precisa que la parte actora no controvierte el hecho de que tales aparatos son uno de los elementos individualizados que conforman, en conjunto con otros elementos, el Equipo de Infusión. Pero sí destaca el hecho de que ese aparato es el que le daría el atributo específico al equipo pues las bombas de infusión son aparatos médicos que permiten el suministro o infusión “controlada y precisa” de las drogas y soluciones por vía parenteral, y, en eso, la Sala le halla toda la razón.

Las reglas antedichas son aplicables, a juicio de la Sala, cuando las bombas de infusión o cualquier otro Equipo de Infusión se vendan en el territorio nacional.

En consecuencia, para la Sala, está probada la causal de nulidad por violación del artículo 424 E.T, por interpretación errónea, y, de contera, la causal de nulidad por violación del principio de equidad tributaria consagrado en los artículos 95-9 de la Carta Política, 683 del E.T. y 2 del Decreto 2685 de 1999.

Lo anterior es razón suficiente para declarar la nulidad total del concepto demandado, puesto que en esta sentencia se fijan los criterios que se deben tener en cuenta para interpretar el artículo 424 del E.T., cuando se importen o vendan aparatos médicos hechos para la infusión de líquidos con o sin los elementos complementarios, o accesorios, o desechables, requeridos para cumplir la función de infusión […]”.

La sentencia anterior permite concluir que, contrario a lo manifestado por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, el hecho de que el producto o equipo médico denominado Optipure Quíntuple no contenga el equipo de administración de la sangre o del hemocomponente al paciente no significa que no esté destinado a la infusión de líquidos por vía parenteral a los pacientes. Se recuerda, la Autoridad Arancelaria debe tener en cuenta que algunos artículos médicos se venden, generalmente, por separado, precisamente por su naturaleza de elemento desechable por razones de salud pública.

En ese orden, de los documentos aportados como prueba al proceso, entre ellos “el certificado médico de producto”(14) proferido por el doctor Raúl Erazo y de los anexos de la solicitud de clasificación arancelaria presentada por la parte demandante, la Sala concluye lo siguiente:

i. Optipure Quíntuple es un equipo médico con filtro integral para glóbulos rojos, para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.

ii. Es un equipo médico que solo puede ser manipulado por personal de salud debidamente adiestrado.

iii. Su finalidad terapéutica es la administración (transfusión) de componentes sanguíneos: glóbulos rojos, plaquetas (solo en el caso de la Optipure Quíntuple) y plasma. Sus componentes son un todo integral no divisible por su funcionalidad específica que determina el orden en que está ensamblado.

iv. Tiene un sistema diseñado para prevenir los efectos adversos provocados por los glóbulos blancos en la transfusión de sangre mediante los procedimientos de reducción glóbulos blancos, denominado leucoreducción y filtración, lo cual define un uso específico en profilaxis de reacciones adversas a las transfusiones.

v. Consta de 5 y 6 bolsas cuya funcionalidad depende del equipo (ya sea quíntuple o cuádruple). En síntesis, la sangre es colectada en una bolsa al momento de la flebotomía y, posteriormente, transferida mediante una serie de conectores en un orden específico, para el procesamiento adecuado hacia las bolsas de transfusión de componentes. Una vez procesada, la sangre es transfundida al paciente mediante tres bolsas diferentes, según se requiera en cada caso clínico de glóbulos rojos, plaquetas o plasma.

vi. La finalidad médica del equipo denominado Equipo Sistema de colecta, procesamiento e infusión de sangre es la transfusión de componentes sanguíneos especialmente procesados, cumpliendo con los estándares definidos por autoridades mundiales y locales, integrando los procesos de colecta de sangre, filtración para separar componentes y finalmente practicar la transfusión sanguínea al paciente. El equipo es Integral y no es separable en componentes excepto cuando se va a transfundir componentes sanguíneas al paciente, dado que la tecnología médica actual obliga a mantener su integralidad funcional pues está ensamblado en un orden específico para el fraccionamiento y transfusión de componentes sanguíneos.

Lo anterior permite a la Sala considerar que, contrario a lo manifestado por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales en el acto administrativo demandado, el equipo médico denominado Optipure Quíntuple tiene por función la colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.

En tercer orden, resulta de la mayor relevancia advertir que la Sección Cuarta del Consejo de Estado, en sentencia de 3 de abril de 2014, determinó que el producto de que se trata —Optipure Quíntupledebe ser catalogado como un Equipo de Infusión de componentes. En dicha oportunidad, el Consejo de Estado consideró:

“[…] Ahora bien, es preciso señalar, como lo hizo la Administración en los actos mencionados, que debe tratarse de la venta o importación de los “Equipos de Infusión de Líquidos” no de partes o insumos de éstos, razón por la cual, la Sala revisará si la demandante importó “equipos de infusión de líquidos” o partes de éstos, por lo que se acudirá a la descripción de la mercancía contenida en las declaraciones de importación, así:

StikerFechaDescripción
1.0118605116260904Oct05Sistema Optipak cuádruple equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos. /Sistema equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.
2.0118605116261604Oct05Bolsang. Sistema equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.
3.0782527005493522Nov05Sistema Optipak cuádruple equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos. /Sistema equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.
4.0782527005494222Nov05Bolsang. Sistema equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.
5.0782529004922606Dic05Sistema Optipak cuádruple equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.
6.0901301102918312Dic05Sistema Optipak cuádruple equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos. /Sistema equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.
7.0901301102919012Dic05Bolsang CPDA. Uso. Para infusión de componentes sanguíneos y preservar sangre humana.
8.0156601055955922Dic05Bolsang. Sistema equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.
9.0156601055956622Dic05Sistema Optipak cuádruple equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos. /Sistema equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.
10.0118606066827228Dic05Sistema Optipak cuádruple equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos. /Sistema equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.
11.0118606066828128Dic05Bolsang. Sistema equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.
12.0118606066829728Dic05Bolsang CPDA. Uso. Para infusión de componentes sanguíneos y preservar sangre humana.
13.0118606066919129Dic05Sistema equipo para colecta, procesamiento e infusión de componentes sanguíneos.

En la investigación adelantada, el Grupo de Fiscalización Aduanera envió a la División de Laboratorio de la Subdirección Técnica Aduanera cuatro muestras de los productos importados por Laboratorios Baxter S.A. con el fin de que realizara el análisis y la correspondiente clasificación arancelaria(15).

El reporte del análisis practicado a tales muestras sirvió a la División de Arancel para concluir que los productos se clasifican en la misma partida declarada, esto es, en la subpartida 9018.90.90.00 “de acuerdo con las reglas generales interpretativas 1 y 6 del Arancel de Aduanas”(16), razón por la cual no sirvió de fundamento en el análisis de los actos administrativos cuestionados, pues la clasificación arancelaria no fue motivo de controversia.

Sin embargo, resulta relevante el reporte del análisis físico – químico, en cuanto describió los productos, así:

• “Sistema que está constituido por cuatro bolsas con las siguientes características:

• “Bolsa 1: Bolsa elaborada con poli(cloruro de vinilo) plastificado para la recolección de sangre que contiene una solución anticoagulante de: citrato, fosfato y dextrosa.

• “Bolsa 2: Bolsa elaborada con poli(cloruro de vinilo) plastificado que contiene una solución conservadora de eritrocitos con: dextrosa, cloruro de sodio, manitol, adenina.

• “Bolsas 3 y 4: Bolsas elaboradas con poli(cloruro de vinilo) plastificado para la conservación de plaquetas y plasma.

• “La sangre se recolecta en la bolsa 1. Por la parte superior de esta bolsa sale una manguera y en la terminal de esta manguera viene adaptado un dispositivo en el cual están conectadas dos mangueras que provienen de la parte superior de las bolsas 3 y 4 respectivamente. Por la parte inferior de la bolsa 1 salen dos mangueras: una manguera va conectada a la parte superior de la bolsa 2 y la otra manguera tiene en su terminal adaptada una aguja metálica con su respectiva tapa de protección.

• “El funcionamiento del sistema se da de la siguiente forma: la sangre recolectada en la bolsa 1 se centrifuga. Se obtienen dos fracciones. La fracción de la parte superior es el plasma y la fracción de la parte inferior son los eritrocitos. Posteriormente mediante un aparato denominado sistema Opti press se lleva la fracción de los eritrocitos a la bolsa 2 y la fracción del plasma a la bolsa 3. Al plasma de la bolsa 3 se le realiza otro proceso de centrifugado y se obtiene dos fracciones, una de las cuales son las plaquetas. Mediante el sistema Opti press se lleva la fracción de las plaquetas a la bolsa 4.

• “Conclusión:

• “Se trata de un sistema para recolección y separación de las diferentes fracciones de la sangre con las especificaciones anteriormente citadas(17).

Esta descripción es similar a la efectuada por el Médico Cirujano Raúl Hernando Erazo, de los productos denominados Optitute Cuadruple y Optiture Quintuple, allegada por la demandante al proceso, en la que señaló que se trata de un sistema o equipo médico especializado para la “colecta, procesamiento e infusión de sangre total, glóbulos rojos, plasma y plaquetas”. Que “sus componentes son un todo integral no divisible por su funcionalidad específica que determina el orden en que está ensamblado(18).

De los anteriores elementos de prueba se evidencia que las mercancías importadas amparadas por las declaraciones presentadas por la demandante son equipos de infusión de líquidos y no partes de tales equipos, como lo sostuvo la demandada al contestar la demanda y al interponer el recurso de apelación.

De otra parte, de la descripción que de las muestras analizadas realizó la Subdirección Técnica Aduanera, la Sala observa que cada uno de los productos es un sistema integrado de elementos destinado a la recolección, procesamiento y almacenamiento de sangre y hemocomponentes cuya función quedó detallada.

Además, las características de la mercancía analizada, y la función de las mismas, se identifican con las del producto que tomó la Oficina Jurídica en el Oficio 68481 del 3 de septiembre de 2007 como ilustración del tipo de bienes que están comprendidos en la definición de “equipos de infusión de líquidos y, en consecuencia, los bienes objeto de cuestionamiento son bienes que no causan impuesto sobre las ventas en su importación […]” (Destacado de la Sala).

En suma, las pruebas relacionadas anteriormente permiten a la Sala constatar que el producto denominado Optipure Quíntuple debe clasificarse en la subpartida arancelaria 90.18.90.90.00 del Arancel de Aduanas como un Equipo de Infusión de componentes sanguíneos con funciones para la recolección, procesamiento y almacenamiento de sangre y hemocomponentes.

Visto lo anterior, la Sala advierte que la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales aplicó de manera indebida las reglas generales para la interpretación de la nomenclatura común andina(19), pues, si bien, clasificó el equipo médico Optipure Quíntuple en la subpartida 90.18.90.90.00, no lo hizo atendiendo a su calidad de Equipo de Infusión de componentes sanguíneos con funciones para la recolección, procesamiento y almacenamiento de sangre y hemocomponentes.

Fuerza es, entonces, declarar la nulidad parcial del artículo primero de la Resolución 7698 de 29 de junio de 2007, expedida por el Jefe de la División de Arancel de la Subdirección Técnica Aduanera de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -DIAN-, al constatar que el equipo médico Optipure Quíntuple es un Equipo de Infusión de componentes sanguíneos con funciones para la recolección, procesamiento y almacenamiento de sangre y hemocomponentes.

5. Conclusión.

En conclusión y teniendo en cuenta que la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales interpretó de forma indebida las normas relativas a la clasificación arancelaria aplicable al producto Optipure Quíntuple, la Sala accederá a las pretensiones de la demanda, como en efecto se dispondrá en la parte resolutiva de la presente providencia.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

RESUELVE

1. DECLARAR la nulidad parcial del artículo primero de la Resolución 7698 de 29 de junio de 2007, mediante la cual el jefe de la División de Arancel de la Subdirección Técnica Aduanera de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales clasificó el producto “Optipure [i.e] Quíntuple”, como un sistema destinado a la recolección, procesamiento, almacenamiento de sangre y hemocomponentes.

En consecuencia, disponer que el producto denominado “Optipure [i.e] Quíntuple”, sea clasificado en la subpartida arancelaria 90.18.90.90.00 como un Equipo de Infusión de componentes sanguíneos con funciones para la recolección, procesamiento y almacenamiento de sangre y hemocomponentes, de conformidad con las razones expuestas en la parte motiva de esta providencia.

2. En firme esta providencia, ARCHÍVESE el expediente.

Cópiese, notifíquese, comuníquese y cúmplase.

Se deja constancia de que la anterior sentencia fue discutida y aprobada por la Sala en la sesión de 27 de julio de 2017».

1 “ART. 128.—Competencia del consejo de estado en única instancia. Código derogado por el artículo 309 de la Ley 1437 de 2011. Rige a partir del dos (2) de julio del año 2012. El texto vigente hasta esta fecha es el siguiente: ‘Subrogado por el artículo 36 de la Ley 446 de 1998, ver Notas de vigencia. El nuevo texto es el siguiente: El Consejo de Estado, en Sala de lo Contencioso Administrativo, conocerá de los siguientes procesos privativamente y en única instancia: […] 2. De los de nulidad y restablecimiento del derecho que carezcan de cuantía, en los cuales se controviertan actos administrativos expedidos por autoridades del orden nacional, con excepción de los de carácter laboral. No obstante, las controversias sobre los actos de declaratoria de unidad de empresa y calificación de huelga son de competencia del Consejo de Estado en única instancia.

2 ART. 308.—Régimen de transición y vigencia. El presente Código comenzará a regir el dos (2) de julio del año 2012.
Este Código sólo se aplicará a los procedimientos y las actuaciones administrativas que se inicien, así como a las demandas y procesos que se instauren con posterioridad a la entrada en vigencia.
Los procedimientos y las actuaciones administrativas, así como las demandas y procesos en curso a la vigencia de la presente ley seguirán rigiéndose y culminarán de conformidad con el régimen jurídico anterior.

3 Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, sentencia de 28 de septiembre de 2016, C.P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas.

4 Por la cual se expiden normas en materia tributaria, se dictan disposiciones sobre el tratamiento a los fondos obligatorios para la vivienda de interés social y se introducen normas para fortalecer las finanzas de la Rama Judicial.

5 Por la cual se expiden normas en materia tributaria y penal del orden nacional y territorial; y se dictan otras disposiciones.

6 En este concepto se concluyó que los ‘equipos de transfusión’, ‘equipos de bureta’, ‘equipos para administración de soluciones —venoclisis—’, ‘equipos pericraneales’, y ‘adaptadores para terapia intermitente’, de la subpartida 90.18.90.90.00, objeto de la consulta, podían estar comprendidos como equipos de infusión de líquidos excluidos del IVA (v. fl. 63 c.p.).

7 Consejo de Estado, Sección Cuarta, Sentencia de 3 de abril de 2014, C.P: Dra. Martha Teresa Briceño de Valencia.

8 Consejo de Estado, Sección Cuarta, Sentencia de 7 de mayo de 2014, Consejero Ponente Hugo Fernando Bastidas Bárcenas.

9 Ley 1607 de 2012 mantuvo el beneficio tributario.

10 La Ley 1607 de 2012 mantuvo el beneficio tributario.

11 3. m. Med. Sonda que se introduce por cualquier conducto del organismo, natural o artificial, para explorarlo o dilatarlo o para servir de guía y vehículo a otros instrumentos.

12 1. adj. Med. Que se introduce en el organismo por vía distinta de la digestiva, como la intravenosa, la subcutánea, la intramuscular,etc.

13 Vistos los antecedentes legislativos del la Ley 788 de 2002, se advierte que el Proyecto del Ley 80 de 2002 ―Cámara― proponía, como parte de las modificaciones al artículo 424 del E.T., incluir como bienes excluidos del IVA los Equipos de infusión de líquidos y Filtros para diálisis renal, sin hacer referencia a ninguna partida o subpartida arancelaria en particular. Ver Gaceta del Congreso 398 del 24 de septiembre de 2002.
En la exposición de motivos del proyecto de ley tampoco se precisaron las razones que llevaron al Ejecutivo a proponer que los equipos de infusión de líquidos fueran catalogados como bienes excluidos del IVA. Y, en los antecedentes del debate legislativo tampoco se advierte que la propuesta haya sido controvertible.

14 Documento que, por demás, no fue controvertido o tachado de falso por la autoridad demandada.

15 Fl. 113 c.a.

16 Fl. 119 c.a.

17 Fl. 116 c.a.

18 Fl.s 111 a 115 c.p.

19 Decisión 570 de la Comunidad Andina, adoptada en Colombia mediante Decreto 4341 de 22 de diciembre de 2004.