Sentencia 2007-00427/21107

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Consejero Ponente:

Dr. Milton Chaves García

Bogotá, D.C., primero de junio de dos mil diecisiete.

Rad.: 08001 23 31000 2007 00427 01

Nº Interno: 21107

Asunto: Acción de nulidad y restablecimiento del derecho

Demandantes: Fundación carnaval de Barranquilla y Liberty Seguros S.A.

Demandado: Corporación Distrital de Recreación y Deportes de Barranquilla – Dirección Distrital de Liquidaciones

Impuesto de espectáculos públicos - año 2007

FALLO:

La Sala decide el recurso de apelación interpuesto por el demandado contra la sentencia del 20 de septiembre de 2013 del Tribunal Administrativo del Atlántico, que accedió a las súplicas de la demanda. La parte resolutiva del fallo apelado dispuso lo siguiente(1):

“1º. Declárase no probadas las excepciones formuladas por la parte demandada.

2º. Declárase la nulidad de las Resoluciones Nos. 057 de 12 de marzo de 2007 y 084 de 9 de abril de 2007, ambas, proferidas por el Director General de la Corporación Distrital de Recreación y Deportes de Barranquilla.

3º. A título de restablecimiento del derecho, declárase que la Fundación Carnaval S.A. no está obligada a pagar la suma a que se refieren las Resoluciones Nos. 057 de 12 de marzo de 2007 y 084 de 9 de abril de 2007, proferidas por Cordeportes, por encontrarse exentas del impuesto de espectáculos públicos, las actividades artísticas y culturales que se presentaron dentro del marco del Carnaval de Barranquilla 2007, y de las cuales se hace en la parte motiva de esta providencia.

4º. Sin costas. […]”.

Antecedentes

El 12 de enero de 2007, la Fundación Carnaval de Barranquilla solicitó al Ministerio de Cultura la exoneración del impuesto nacional de espectáculos públicos con destino al deporte por concepto de venta de boletas para los eventos de la batalla de flores, gran parada de tradición, gran parada de fantasía y festival de orquestas y acordeones del carnaval de Barranquilla del año 2007 (realizados entre el 17 y el 19 de febrero de 2007)(2).

Por Resolución 001 de 2 de febrero de 2007, la Directora de Artes del Ministerio de Cultura dio concepto favorable para la exención del impuesto porque los eventos mencionados están dentro del listado taxativo del artículo 39 de la Ley 397 de 1997(3). Dicho acto fue notificado a la Fundación el 2 de febrero de 2007(4).

El 20 de marzo de 2007, la Corporación Distrital de Recreación y Deportes de Barranquilla, Cordeportes, notificó a la Fundación Carnaval de Barranquilla y a Liberty Seguros S.A., la Resolución 057 de 12 de marzo de 2007, por la que declaró el incumplimiento de la Fundación de la obligación de declarar y pagar el impuesto de espectáculos públicos por $349.048.000, por concepto de la venta de boletería electrónica de palcos y minipalcos para los eventos de la Batalla de flores, Gran parada de tradición, Gran parada de fantasía y festival de orquestas y acordeones del carnaval de Barranquilla los días 17, 18 y 19 de febrero de 2007(5).

Así mismo, ordenó hacer efectiva la póliza por $294.036.000, prestada por Liberty Seguros S.A. para garantizar el pago del tributo y dispuso que el valor faltante ($55.012.000) debía ser asumido por la Fundación Carnaval de Barranquilla(6).

Previa interposición del recurso de reposición contra el acto anterior, Cordeportes expidió la Resolución 084 de 9 de abril de 2007, que confirmó el acto recurrido(7). El citado acto se notificó por edicto el 26 del mismo mes.

Demanda

La parte actora, en ejercicio de la acción consagrada en el artículo 85 del Código Contencioso Administrativo, formuló las siguientes pretensiones(8):

“5.1. Que se declare la nulidad y que carece de total validez la actuación administrativa integrada por la Resolución 057 de 12 de marzo de 2.007 y por la Resolución 0874 del 9 de abril de 2007, ambas expedidas por el Director General de la Corporación Distrital de Recreación y Deportes de Barranquilla, “Cordeportes”, actos mediante los cuales se declaró en primer término el incumplimiento del pago de impuestos por parte de mi representada la Fundación Carnaval de Barranquilla y en segundo término se resolvió en forma desfavorable a mi representada el recurso de reposición interpuesto por mis representadas contra la primera resolución.

Así mismo y a título de restablecimiento del derecho, solicito que se suprima la obligación fiscal contenida en dicho acto administrativo.

5.2. Que se reintegren los dineros que, mientras se decide esta demanda, llegare a pagar mi representada Liberty Seguros S.A. por la ejecutividad de que gozan los actos administrativos aquí acusados de nulidad, mismos que declararon el incumplimiento de la obligación afianzada bajo la Póliza de Cumplimiento de Disposiciones Legales Nº 928349, junto con sus intereses y actualización monetaria desde el momento del pago hasta el reintegro del mismo.

5.3. Que se condene en costas a la demandada, por haber actuado en forma temeraria y abiertamente ilegal en la correspondiente actuación administrativa, con lo cual ha ocasionado importantes perjuicios a mis representados, tales como los gastos de este proceso, incluyendo los honorarios que han tenido que cancelar al suscrito apoderado, según tasación que se efectuará en la debida oportunidad procesal”.

La parte demandante invocó como disposiciones violadas las siguientes:

• Artículos 29 y 84 de la Constitución Política de Colombia.

• Artículo 1º de la Ley 962 de 2005.

• Artículo 75 de la Ley 2 de 1976.

• Artículo 77 de la Ley 181 de 1995.

• Artículo 39 de la Ley 397 de 1997.

• Artículo 138 del Decreto 1355 de 1970 [Código Nacional de Policía].

• Artículos 3º y 4º del Decreto Reglamentario 021 de 1972.

• Artículo 5º del Decreto Reglamentario 839 de 1984.

• Artículo 134 de la Ordenanza 018 de 2004 de la Asamblea Departamental del Atlántico (Manual de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Departamento del Atlántico).

• Artículos 4º y 9º del Decreto Distrital 258 de 2004 de la Alcaldía de Barranquilla.

• Resolución 001 de 2 de febrero de 2007, expedida por la Directora de Artes del Ministerio de Cultura.

• Artículos 195 y 196 del Decreto 1333 de 1986 “Código de Régimen Municipal”.

El concepto de la violación se sintetiza así:

Nulidad de los actos por incompetencia del funcionario que las expidió.

El impuesto nacional de espectáculos públicos fue creado por los artículos 8º de la Ley 1ª de 1967, con destino exclusivo a la reconstrucción de la ciudad de Quibdó (Chocó) y 5 de la Ley 49 de 1967, con destino a la preparación de los deportistas y a la realización de los Vl Juegos Panamericanos.

El artículo 4º de la Ley 47 de 1968 hizo extensivo este impuesto a todo el territorio nacional con destino al fomento del deporte, a la preparación de los deportistas, a la construcción de instalaciones deportivas y adquisición de equipo e implementos deportivos.

Por su parte, el artículo 9º de la Ley 30 de 1971 dispuso que el tributo continuaría cobrándose indefinidamente con posterioridad al 31 de diciembre de 1972.

Por Decreto 021 de 1972 el Gobierno Nacional reglamentó el recaudo del tributo de que trata el artículo 9 de la Ley 30 de 1971 y en el artículo 3º dispuso que sería recaudado por los tesoreros de los departamentos, intendencias y comisarías y de Bogotá.

En consecuencia, Cordeportes, creada por el Decreto 258 de 2004, no era la entidad competente para expedir los actos administrativos de liquidación y recaudación del impuesto nacional de espectáculos públicos, pues de acuerdo con las Leyes 1ª de 1967, 147 de 1968 y 30 de 1971, esta facultad recae exclusivamente en las autoridades municipales o distritales que otorgan el permiso para la realización del espectáculo.

Lo anterior, con fundamento en los artículos 77 de la Ley 181 de 1995, 138 del Decreto 1355 de 1970, 134 y 139 de la Ordenanza 018 de 2004 de la Asamblea Departamental del Atlántico, que establecen que la facultad para recaudar el impuesto nacional de espectáculos públicos radica exclusivamente en el alcalde o secretario de gobierno del municipio o distrito competente para otorgar el permiso del espectáculo público. Dicha facultad pude ejercerse a través del tesorero o recaudador de impuestos.

Por lo tanto, los actos administrativos adolecen de nulidad porque fueron expedidos por Cordeportes, entidad que no tenía competencia para tal efecto, pues solo tiene la facultad de administrar el recaudo del tributo que se pone a su disposición por el alcalde o secretario de gobierno.

Falta de aplicación de las Leyes 2 de 1976 y 397 de 1997.

De conformidad con el artículo 77 de la Ley 181 de 1995, el sujeto pasivo del impuesto de espectáculos públicos es la persona natural o jurídica responsable del espectáculo cultural y no el ciudadano que compra la boleta para el ingreso al evento.

Por su parte, el artículo 75 de la Ley 2ª de 1976, adicionado por el artículo 39 de la Ley 397 de 1997, dispuso que para gozar de la exención del impuesto de espectáculos públicos con destino al deporte debe acreditarse el concepto favorable del Instituto Colombiano de Cultura, hoy Ministerio de Cultura, acerca de la calidad cultural del espectáculo.

A su vez, el artículo 77 de la Ley 181 de 1995 prevé que las exenciones del impuesto a espectáculos públicos con destino al deporte son las previstas en el artículo 75 de la Ley 2 de 1976. Y que para gozar de tales exenciones, Colcultura debe expedir los actos administrativos motivados con sujeción al artículo citado, función que asumió el Ministerio de Cultura, de acuerdo con los artículos 74 y 79 de la Ley 397 de 1997.

La Fundación Carnaval de Barranquilla solicitó la exención del impuesto ante el Ministerio de Cultura respecto de los eventos la Batalla de flores, Gran parada de tradición, Gran Parada de Fantasía y Festival de Orquestas y Acordeones y el Ministerio otorgó concepto favorable.

En consecuencia, Cordeportes desconoció las Leyes 2 de 1976 y 397 de 1997, pues no tuvo en cuenta el concepto favorable para la exención.

Además, no existe norma que exija un trámite administrativo ante Cordeportes para solicitar la exención del impuesto de espectáculos públicos, por lo que el demandado no puede establecer requisitos adicionales que no estén expresamente previstos en la ley, de acuerdo con el artículo 1 de la Ley 962 de 2005.

Indebida aplicación de la Ley frente a Liberty Seguros, por haber expirado la vigencia de la garantía.

La póliza de cumplimiento 928349 por $ 294.036.000, expedida por Liberty Seguros, se otorgó para garantizar el cumplimiento de las obligaciones tributarias de la Fundación Carnaval de Barranquilla y a favor de la entidad distrital Cordeportes, por concepto de los eventos realizados en el Carnaval de Barranquilla del año 2007.

En consecuencia, procede la declaratoria de nulidad de la decisión en lo que refiere a la Aseguradora porque al momento de notificarse a la demandante el acto que declaró el incumplimiento (20 de marzo de 2007), ya había vencido la vigencia del plazo de amparo otorgado Liberty Seguros (16 de febrero a 18 de marzo de 2007).

Suspensión provisional.

Por auto de 14 de agosto de 2017, el Tribunal suspendió provisionalmente los efectos de los actos demandados. La decisión quedó en firme.

Contestación de la demanda.

La Dirección Distrital de Liquidaciones, en calidad de liquidadora de Cordeportes(9), propuso las siguientes excepciones(10):

Ineptitud sustancial de la demanda, porque esta se limita a formular imputaciones falsas contra la Administración Distrital sin ningún fundamento fáctico o jurídico, que, además, fueron desvirtuadas por la demandada.

Falta de legitimación por pasiva, porque dentro de las funciones del liquidador, previstas en el artículo 6º de la Ley 1105 de 2006, no está la de continuar con el objeto social de la entidad liquidada. Por lo tanto, al liquidador no le está permitido adelantar y ordenar el gasto para actividades diferentes al proceso de liquidación.

En consecuencia, al haber sido liquidada Cordeportes, la Dirección Distrital de Liquidaciones no puede cumplir un fallo condenatorio.

Además, la demandada se opuso a las pretensiones de la demanda, con los siguientes argumentos:

De acuerdo con el Decreto 0258 de 2004, expedido por el Alcalde Distrital de Barranquilla, pertenecen a Cordeportes los recursos provenientes del recaudo del impuesto de espectáculos públicos con destino al deporte, pues el tributo está dirigido al mantenimiento y sostenimiento de los escenarios deportivos y a la práctica y fomento del deporte.

En consecuencia, dicha entidad es competente para cobrar, determinar, liquidar y recaudar el impuesto porque esta facultad fue delegada por la Administración Distrital.

El impuesto de espectáculos públicos en discusión es de carácter territorial y corresponde al 10% del valor de la boletería, sin que la demandante haya acreditado el pago respectivo.

Si bien el 18 de marzo de 2007 vencía la póliza de cumplimiento expedida por Liberty Seguros, ese día fue domingo y el 19 de marzo era festivo. Por lo tanto, se prorrogó la facultad para notificar el acto que declaró el incumplimiento hasta el 20 de marzo de 2007, fecha en que efectivamente se notificó a la demandante la Resolución 057 de 12 de marzo de 2007.

Sentencia apelada.

El Tribunal declaró no probada la excepción de inepta demanda porque los argumentos de esta no pueden resolverse a través de excepción. También declaró no probada la excepción de falta de legitimación por pasiva porque mediante Decreto 0857 de 3 de diciembre de 2009, el Alcalde Distrital de Barranquilla dispuso la supresión y liquidación de Cordeportes. A su vez, asignó como liquidador a la Dirección Distrital de Liquidaciones y le atribuyó la función de realizar una reserva adecuada para atender las obligaciones litigiosas, si llegaren a ser exigibles (art. 41).

En lo de fondo, accedió a las pretensiones de la demanda por las razones que se resumen así:

Expedición del acto acusado por funcionario incompetente.

Los alcaldes y las secretarías de gobierno municipales y distritales tienen competencia para otorgar el permiso para la realización del espectáculo público y para exigir, previamente, el pago del impuesto o la garantía bancaria o de seguros correspondiente, según lo previsto en los artículos 134 y 139 de la Ordenanza 018 de 2004, expedida por la Asamblea Departamental del Atlántico, y el artículo 77 de la Ley 181 de 1995.

Mediante Decreto 0258 de 2004, expedido por la Alcaldía Distrital de Barranquilla, se creó la Corporación Distrital de Recreación y Deportes de Barranquilla (Cordeportes), pero no se le asignó la facultad de conceder la autorización para los espectáculos públicos ni la de exigir el importe del impuesto.

Sin embargo, por Resolución 266 de 2006 se asignó a Cordeportes la función de ejercer el recaudo de los impuestos de espectáculos públicos que se presenten en la jurisdicción del Distrito de Barranquilla.

En consecuencia, el Director General de Cordeportes sí estaba facultado para recaudar el impuesto nacional de espectáculos públicos creado por las Leyes 1 de 1967, 147 de 1968 y 30 de 1971, motivo por el cual podía expedir los actos demandados.

Violación por falta de aplicación de la ley.

Existen dos gravámenes en relación con los espectáculos públicos, el primero equivale al 10% del valor de la correspondiente entrada al espectáculo y pertenece a las entidades territoriales (L. 12/1932, art. 7º y L. 33/1968, art. 3º) y el segundo, con destino al deporte, equivale también al 10% de la correspondiente entrada al espectáculo, pero pertenece a la Nación (L. 1ª/1967; L. 47/1968, art. 4º; L. 30/1971, art. 9º y L. 181/1995, art. 77).

Respecto de ambos impuestos existen distintas exenciones. Los artículos 75 de la Ley 2 de 1976, 39 de la Ley 397 de 1997 y 77 (PAR.) de la Ley 181 de 1995 establecen que para ser beneficiario de las exenciones del impuesto de espectáculos públicos con destino al deporte, Colcultura, hoy Ministerio de la Cultura, debe expedir un acto debidamente motivado en el cual se reconozca la calidad del evento cultural del espectáculo público.

Previa solicitud de la Fundación Carnaval de Barranquilla, por Resolución 001 de 2 de febrero de 2007, la Directora de Artes del Ministerio de Cultura dio concepto favorable para la exención del impuesto de espectáculos públicos con destino al deporte por los eventos de la Batalla de flores, Gran parada de tradición, Gran parada de fantasía y festival de orquestas y acordeones del carnaval de Barranquilla del año 2007.

En consecuencia, Cordeportes no podía exigir a la demandante el pago del impuesto por la boletería electrónica de palcos y minipalcos del Carnaval de Barranquilla los días 17, 18 y 19 de febrero de 2007, en desarrollo de los citados eventos.

Por tanto, procede la nulidad de las Resoluciones 057 y 084 de 2007, por las que Cordeportes declaró que la Fundación Carnaval de Barranquilla incumplió con el pago del impuesto de espectáculos públicos con destino al deporte y ordenó hacer efectiva la póliza 928349 de la Compañía Liberty S.A.

No procede la condena en costas a la demandada porque no se evidencia que haya actuado con temeridad, irracionalidad absoluta de su pretensión, en forma dilatoria o de mala fe dentro de la actuación procesal.

Recurso de apelación.

La Dirección Distrital de Liquidaciones, como liquidadora de Cordeportes, apeló la sentencia por las siguientes razones(11):

Cordeportes fue creada por el Decreto Distrital 0258 de 2004 y era la destinataria de los recaudos por concepto de impuesto de espectáculos públicos del año 2007.

Por ello, mediante la Resolución 057 de 2007, cuantificó las sumas recaudadas por impuestos a cargo de la Fundación Carnaval de Barranquilla y la exigió a través de la póliza de cumplimiento expedida por Liberty Seguros.

Como dueña de los recursos ya recaudados, Cordeportes sí podía exigirlos de quien en ese momento los poseía, esto es, de la Fundación Carnaval de Barranquilla.

La exoneración que prevé el artículo 39 de la Ley 397 de 1997, en concordancia con el artículo 75 de la Ley 2 de 1976, no se aplica al caso que se debate, porque los eventos no hacen parte de la lista taxativa de los artículos 75 de la Ley 2 de 1976 y 39 de la Ley 397 de 1997.

La Resolución 001 de 2 de febrero de 2007, por la que el Ministerio de Cultura dio concepto favorable de exoneración del impuesto a la demandante, fue solicitada por la señora Mireya Caballero a título personal y no a nombre de la Fundación Carnaval de Barranquilla. Además, las autoridades nacionales, como Colcultura, no pueden conceder exenciones de impuestos territoriales.

Esta decisión solo se puso en conocimiento de Cordeportes el 2 de febrero de 2007, esto es, 15 días después de finalizados los carnavales. Por lo tanto, la entidad no tuvo oportunidad de pronunciarse acerca de los fundamentos que tuvo el Ministerio para declarar como exentos los espectáculos del carnaval.

En consecuencia, la resolución citada no tiene validez y, por tanto, no existe acto administrativo que exonere del impuesto a la Fundación Carnaval de Barranquilla.

Para que la Resolución 001 de 2 de febrero de 2007 tuviera validez jurídica, la Fundación Carnaval de Barranquilla debió solicitarle a Cordeportes la exoneración del pago del impuesto.

Por tanto, la actora tenía la obligación de pagar el impuesto de espectáculos públicos a Cordeportes y al Distrito de Barranquilla, como lo ordenan los actos demandados.

Alegatos de conclusión.

La demandante y el demandado no se pronunciaron en esta oportunidad procesal.

El Ministerio Público no emitió concepto.

Consideraciones de la Sala.

En los términos del recurso de apelación, la Sala determina si son legales los actos que declararon el incumplimiento de la actora de la obligación de declarar y pagar el impuesto de espectáculos públicos por algunos eventos del Carnaval de Barranquilla de 2007(12) y ordenaron hacer efectiva la póliza por $ 294.036.000, prestada por Liberty Seguros S.A. para garantizar el pago del tributo.

La Sala advierte que la actora está exenta del impuesto de espectáculos públicos por los eventos de la Batalla de flores, Gran parada de tradición, Gran parada de fantasía y festival de orquestas y acordeones del carnaval de Barranquilla, realizados entre el 17 y el 19 de febrero del año 2007. Por esta razón, confirma la decisión del Tribunal de anular los actos demandados, según el siguiente análisis:

Impuesto de Espectáculos Públicos con destino al deporte.

El impuesto objeto de los actos demandados es el nacional de espectáculos públicos con destino al deporte, a que refiere la Ley 181 de 1995, y cuyos antecedentes normativos son los siguientes(13):

El artículo 8 de la Ley 1ª de 1967 creó el impuesto de espectáculos públicos del 10% sobre el valor de cada boleta personal de entrada a espectáculos públicos de cualquier clase con destino a las Juntas Administradoras de Deportes, por un término de cuatro (4) meses “pro reconstrucción de la Ciudad de Quibdó”.

Por su parte, el artículo 5 de la Ley 49 de 1967 dispuso que el impuesto de espectáculos públicos con destino al deporte continuará cobrándose en el territorio del Valle del Cauca durante los años de 1968 a 1972, inclusive y que su producto se destinará a la preparación de los deportistas y a la realización de los Vl Juegos Panamericanos. Así mismo, que el producto de dicho recargo se consignará en la Tesorería General de la República, a órdenes del Comité Organizador de dicho evento deportivo.

El artículo 4º de la Ley 47 de 1968 hizo extensivo este impuesto a todo el territorio nacional y dispuso que en el Distrito Especial, los departamentos, intendencias y comisarías su producto sería destinado exclusivamente al fomento del deporte.

Y el artículo 6º de la misma norma dispuso que el producido del gravamen será invertido en los departamentos del Valle del Cauca y Tolima exclusivamente en la preparación, construcción de obras y realización de los VI Juegos Panamericanos y IX Juegos Nacionales, respectivamente.

La Ley 30 de 1971, art. 9º hizo extensivo el impuesto a todo el territorio nacional y lo fijó de manera indefinida en el tiempo, con posterioridad al 31 de diciembre de 1972.

Finalmente, el artículo 77 de la Ley 181 de 1995(14) dispuso que el impuesto a espectáculos públicos a que se refieren la Ley 47 de 1968 y la Ley 30 de 1971, es del 10% del valor de la correspondiente entrada al espectáculo, excluidos los demás impuestos indirectos que hagan parte de dicho valor.

El parágrafo 1º del artículo 25 de la Ley 49 de 1983 establece que “el recaudo de los impuestos a espectáculos públicos de que trata la Ley 47 de 1968, se hará por los recaudadores o tesoreros departamentales, intendenciales, comisariales y del Distrito Especial de Bogotá y se llevará a un fondo especial a órdenes de las respectivas Juntas Administradoras Seccionales de Deportes(15)”.

A su turno, el artículo 5º del Decreto 839 de 1984, reglamentario de la Ley 49 de 1983, establece que el recaudo del impuesto de espectáculos públicos con destino al deporte se puede efectuar a través de las tesorerías de las respectivas Juntas Administradoras Seccionales de Deportes, cuando las necesidades del servicio lo requieran, previa solicitud escrita y motivada del Director Ejecutivo Seccional.

Por su parte, el artículo 77 de la Ley 181 de 1995 establece que “la autoridad municipal o distrital que otorgue el permiso para la realización del espectáculo, deberá exigir previamente el importe efectivo del impuesto o la garantía bancaria o de seguros correspondiente”, la cual será exigible dentro de las 24 horas siguientes a la realización del espectáculo. La norma también dispone que el valor efectivo del impuesto será invertido por el municipio o distrito de conformidad con lo establecido en el artículo 70 de la misma norma(16).

Así, a partir de la vigencia de la Ley 181 de 1995, el impuesto de espectáculos públicos con destino al deporte debe ser pagado ante la autoridad municipal o distrital que otorgue el permiso para realizar el espectáculo.

La actora está exenta del impuesto de espectáculos públicos con destino al deporte. 

Las exenciones del impuesto de espectáculos públicos con destino al deporte se encuentran previstas en el artículo 75 de la Ley 2 de 21 de enero de 1976, así:

“ART. 75.—Estarán exentas del impuesto de espectáculos contemplado en los artículos 8 de la ley 1ª de 1967 y 9º de la ley 30 de 1971, las presentaciones de los siguientes:

a) Compañías o conjuntos de ballet clásico y moderno;

b) Compañías o conjuntos de ópera, opereta y zarzuela;

c) Compañías o conjuntos de teatro en sus diversas manifestaciones;

d) Orquestas o conjuntos musicales de carácter clásico;

e) Grupos corales de música clásica;

f) Solistas e instrumentistas de música clásica”.

La misma norma disponía que para gozar de la exención “deberá acreditarse el concepto del Instituto Colombiano de Cultura acerca de la calidad cultural del espectáculo”. Este inciso fue derogado por el artículo 90 de la Ley 181 de 1995.

El artículo 39 de la Ley 397 de 1997 adicionó las siguientes exenciones a las consagradas en el artículo 75 de la Ley 2ª de 1976:

a) Compañías o conjuntos de danza folclórica;

b) Grupos corales de música contemporánea;

c) Solistas e instrumentistas de música contemporánea y de expresiones musicales colombianas;

d) Ferias artesanales.

El parágrafo del artículo 77 de la Ley 181 de 1995 previó que “las exenciones del impuesto a espectáculos públicos son las taxativamente enumeradas en el artículo 75 de la Ley 2 de 1976. Para gozar de tales exenciones, el Instituto Colombiano de Cultura, Colcultura, expedirá actos administrativos motivados con sujeción al artículo citado. Todo lo anterior se entiende sin perjuicio de lo establecido en el artículo 125 de la Ley 6 de 1992(17)”.

Por tanto, como el impuesto de espectáculos públicos con destino al deporte es nacional, aunque el recaudo corresponde a los municipios y distritos, la ley dispuso que las exenciones, que también están en la ley, las concede Colcultura, por acto administrativo.

El artículo 66 de la Ley 397 de 1997 creó el Ministerio de Cultura; el artículo 74 dispuso la supresión y liquidación de Colcultura y el artículo 79 de la misma ley previó como funciones de Colcultura, entre otras, la de definir, mediante acto administrativo, si los eventos son susceptibles o no de exención del impuesto de espectáculos públicos, corresponde ahora al Ministerio de Cultura.

Así, para la exención del impuesto de espectáculos públicos para el fomento del deporte se requiere la certificación del Ministerio de Cultura sobre la calidad cultural del espectáculo.

En el caso en estudio, se encuentran probados lo siguientes hechos:

El 12 de enero de 2007, Mireya Caballero Pérez, en calidad de Directora de la Fundación carnaval de Barranquilla, solicitó al Comité Técnico de Espectáculos Públicos de la Dirección de Artes del Ministerio de Cultura la exención del impuesto de espectáculos públicos por concepto de venta de boletas para eventos artísticos y culturales en el Carnaval de Barranquilla del año 2007, así(18):

“Acompaño a la presente la documentación que formaliza nuestra solicitud de exoneración de impuesto de espectáculos públicos para algunos de los eventos oficiales del carnaval 2007: batalla de flores, gran parada de tradición, gran parada de fantasía y el festival de orquestas y acordeones, eventos que hacen énfasis en la música y las danzas, elementos del carnaval que también fue reconocido por la UNESCO como parte fundamental de esta Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Durante los últimos años la Fundación Carnaval de Barranquilla ha contado con esta exoneración por parte del Ministerio de Cultura en virtud de la actividad cultural y defensa de valores musicales y autóctonos que defiende nuestra institución; en esta oportunidad la iniciativa de la organización se orienta a la administración de los puntos de acomodación masiva de público en los principales desfiles como alternativa para optimizar los recursos que se reinviertan en el Carnaval (caso de los palcos) y para beneficiar a los actores del carnaval a través del proyecto de “Apoyo a los actores del carnaval”, conocido por el Ministerio de Cultura en el marco del Plan Decenal de Salvaguardia, Revitalización y Protección del carnaval de Barranquilla”.

Para el efecto, anexó los documentos de la solicitante: la Fundación Carnaval de Barranquilla, de cada uno de los eventos, al igual que la justificación de la solicitud de exoneración correspondiente(19).

No es cierto, entonces, que la solicitud de exención se formuló por la Directora de la Fundación carnaval de Barranquilla a nombre propio.

Por Resolución 001 de 2 de febrero de 2007, la Directora de Artes del Ministerio de Cultura certificó que por encontrarse dentro de los espectáculos del artículo 39 de la Ley 397 de 1997, se da concepto favorable para la exención del impuesto de espectáculos públicos por los siguientes eventos: Batalla de flores, Gran parada de tradición, Gran parada de fantasía y festival de orquestas y acordeones del carnaval de Barranquilla del año 2007. Dicho acto fue notificado el 2 de febrero de 2007(20).

Entonces, la exención del impuesto de espectáculos públicos con destino al deporte fue concedida a la Fundación Carnaval de Barranquilla para los espectáculos ya citados, por la autoridad nacional competente y en cumplimiento de la ley, motivo por el cual la Fundación no estaba obligada a declarar y pagar el impuesto por los citados espectáculos.

Por Resolución 057 de 12 de marzo de 2007, Cordeportes declaró el incumplimiento de la Fundación de la obligación de declarar y pagar el impuesto de espectáculos públicos por varios eventos del Carnaval de Barranquilla del año 2007 y ordenó hacer efectiva la póliza prestada por Liberty Seguros S.A. para garantizar el pago del tributo. Y por Resolución 084 de 9 de abril de 2007, Cordeportes confirmó en reposición la Resolución 57 de 2007.

Para la demandada, la exención fue expedida por autoridad incompetente porque el impuesto es local. Sin embargo, como se precisó, el impuesto es nacional y el recaudo corresponde a los municipios y distritos. Por tanto, el legislador es el competente para fijar la exención y este dispuso que la autoridad encargada de conceder la exención es el Ministerio de Cultura, como sucedió en este asunto.

Al respecto, la Sala sostuvo lo siguiente(21):

“[…] Como lo ha precisado la Sala, el “impuesto a espectáculos públicos con destino al deporte” a que se refieren las Leyes 47 de 1968 y 30 de 1971, a las cuales se remite el artículo 77 de la Ley 181 de 1995, fue concebido por el legislador a favor de la Nación, para ser destinado a fomentar el deporte en todas las entidades territoriales del país, es decir, que tiene carácter nacional. Cosa distinta es que en aplicación del principio de eficiencia del régimen impositivo, se haya autorizado a las entidades territoriales para su recaudo, administración y cobro, teniendo en cuenta que son las beneficiarias del gravamen, lo cual no le da el carácter de impuesto municipal(22)”. (resalta la Sala).

En consecuencia, no asiste razón a la parte demandada, pues, se reitera, el impuesto en discusión es de carácter nacional, creado por el legislador para el fomento del deporte, de conformidad con las Leyes 47 de 1968 y 30 de 1971, en concordancia con el artículo 77 de la Ley 181 de 1995.

Es de anotar, además, que de acuerdo con el artículo 79 de la Ley 397 de 1997, no es requisito de validez de la exención que el Ministerio de Cultura solicite autorización a las autoridades municipales o distritales. Tampoco, que les dé a conocer previamente el acto que concede la exención, como erróneamente lo alega la recurrente.

Respecto al argumento de la apelante en el sentido de que los espectáculos públicos no están exentos porque no están citados en el artículo 39 de la Ley 397 de 1997, la Sala advierte que la exención fue conferida por la autoridad competente, mediante acto administrativo que goza de presunción de legalidad. Por lo demás, la exención encuadra en el artículo 39 literal c) de la Ley 397 de 1997, relativa a los “solistas e instrumentistas de música contemporánea y de expresiones musicales colombianas”.

Toda vez que la demandada pretende el cobro del impuesto de espectáculos públicos para el fomento del deporte, durante el año gravable 2007, por concepto los eventos de la batalla de flores, gran parada de tradición, gran parada de fantasía y festival de orquestas y acordeones del carnaval de Barranquilla, exentos de dicho tributo, procede la nulidad de los actos acusados, como lo dispuso el tribunal, por lo que se confirma la sentencia apelada.

Comoquiera que por auto de 14 de agosto de 2007, el Tribunal ordenó la suspensión provisional de los actos acusados y en esta instancia se confirma la sentencia apelada, se procede a levantar dicha medida.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. LEVÁNTASE la suspensión provisional de los efectos de las Resoluciones 057 de 12 de marzo de 2007 y 084 de 9 de abril de 2007.

2. CONFÍRMASE la sentencia apelada.

Cópiese, notifíquese, devuélvase el expediente al Tribunal de origen y cúmplase.

La anterior providencia fue estudiada y aprobada en sesión de la fecha.

Magistrados: Milton Chaves García—Jorge Octavio Ramírez Ramírez. 

Stella Jeannette Carvajal Basto, Presidente.

(1) Folios 364 a 379 c.p. 1.

(2) Folios 77 a 81 c.p. 1.

(3) Folios 82 y 83 c.p. 1.

(4) Folios 83 anverso c.p. 1.

(5) Folios 61 a 64 c.p. 1.

(6) Folios 61 a 64 c.p. 1.

(7) Folios 66 a 75 c.p. 1.

(8) Folios 35 y 36 c.p. 1.

(9) Mediante Decreto 0857 de 23 de diciembre de 2008, el Alcalde del Distrito Especial, Industrial y Portuario de Barranquilla ordenó la supresión y liquidación de Cordeportes y determinó como liquidador a la Dirección Distrital de Liquidaciones del Distrito Especial, Industrial y Portuario de Barranquilla – Folios 269 a 284 c.p.

(10) Folios 252 a 259 c.p.

(11) Folios 381 a 386 c.p. 1.

(12) Batalla de flores, gran parada de tradición, gran parada de fantasía y festival de orquestas y acordeones.

(13) Sobre la evolución normativa de este tributo, la Sala se pronunció en la Sentencia 16535 de 18 de marzo de 2010. C.P. Hugo Fernando Bastidas Bárcenas.

(14) “Por la cual se dictan disposiciones para el fomento del deporte, la recreación, el aprovechamiento del tiempo libre y la educación física y se crea el Sistema Nacional del Deporte”.

(15) De acuerdo con la Ley 49 de 1983, las Juntas Seccionales de Deportes son unidades administrativas especiales del orden nacional, dotadas de personería jurídica y patrimonio propio, subordinadas a los planes y controles del Instituto Colombiano de la Juventud y el Deporte.

(16) L. 181/1995, art. 70. Los municipios, en cumplimiento de la Ley 12 de 1986, el Decreto 77 de 1986, y la Ley 60 de 1993, tendrán a su cargo la construcción, administración, mantenimiento y adecuación de los respectivos escenarios deportivos.

(17) El artículo 125 de la Ley 6 de 1992 se refiere a la exención del impuesto para el cine.

(18) Folio 77 c.p. 1.

(19) Folios 78 a 81 c.p. 1.

(20) Folio 83 anverso c.p.1.

(21) Sentencia de 22 de marzo de 2013, exp. 18887, C.P. Martha Teresa Briceño de Valencia.

(22) Se reitera fallo de la Sala de 10 de febrero de 2005, exp. 13484.