Sentencia 2007-00465 de marzo 26 de 2015

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 05001-23-31-000-2007-00465-01 [20954]

Consejera Ponente:

Dra. Martha Teresa Briceño de Valencia

Actor: Compañía Colombiana de Tabaco S. A. (NIT. 890.900.043-8)

Demandado: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales - DIAN

Ventas. 2º Bim. 2003

Fallo

Bogotá, D. C., veintiséis de marzo de dos mil quince.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

En el caso, se controvierte la legalidad de la Liquidación Oficial de Revisión Nº110642005000055 de fecha 20 de octubre de 2005 y de la Resolución Recurso de Reconsideración 110662006000023 de fecha 14 de noviembre de 2006, por las cuales la Administración de Impuestos Nacionales de Medellín modificó la declaración privada del impuesto sobre las ventas, correspondiente al segundo bimestre del 2003.

En los términos del recurso de apelación, la Sala determina si para tener derecho a la exclusión prevista en el literal a) del artículo 270 de la Ley 223 de 1995, el vendedor debe tener su domicilio mercantil en el departamento del Amazonas.

El texto del artículo 270 de la Ley 223 de 1995, dice:

“ART. 270.—Exclusión del impuesto sobre las ventas en el departamento del Amazonas. Sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley 191 de 1995, la exclusión del régimen del impuesto sobre las ventas se aplicará sobre los siguientes hechos:

“a) La venta de bienes realizadas dentro del territorio del departamento del Amazonas, y

“b) La prestación de servicios realizados en el territorio del departamento del Amazonas.

El legislador de 1995, excluyó expresamente del impuesto sobre las ventas “la venta de bienes realizadas dentro del territorio del departamento del Amazonas” y “la prestación de servicios realizados en el territorio del departamento del Amazonas”.

En asuntos similares entre las mismas partes, por periodos diferentes, frente a la norma transcrita, la Sala señaló:

• “Con fundamento en la anterior disposición puede afirmarse que la exclusión del impuesto se refiere a la realización del hecho generador unido al elemento territorial, esto es, que la venta de bienes y la prestación de servicios deben realizarse dentro del territorio del departamento del Amazonas para que puedan gozar de la exclusión del impuesto sobre las ventas(9).

Según el alcance dado a la norma, para tener derecho a la exclusión, la ley exige que la venta o la prestación de servicios se realicen en el territorio del departamento del Amazonas. En consecuencia, si se verifica que el hecho generador ocurrió en ese territorio, no causaría el impuesto.

A juicio de la apelante, para entender que las ventas fueron realizadas en el departamento del Amazonas, Coltabaco debía tener registrada en la cámara de comercio de ese departamento sucursal, agencia u oficina, es decir, “tener domicilio mercantil en ese territorio”.

Este requisito no fue previsto por el legislador, pues, como se indicó, la normativa sólo exige que las ventas se realicen en el departamento del Amazonas, sin condición adicional, sin exigir que el vendedor tenga domicilio mercantil en esa jurisdicción territorial.

Por otra parte, la apelante insistió en que la venta y la entrega material de los bienes no se efectuó en el Amazonas y que lo hizo un intermediario.

Por su parte, la demandante, a lo largo del proceso, ha sostenido que las ventas las realizó en ese territorio y que allí fueron entregados los productos a los compradores; además, que tales operaciones las realizó la Comercializadora Cicolta S. A.

Al respecto, están en el cuaderno de antecedentes el “Contrato” del 5 de junio de 1997 y la “Oferta mercantil de prestación de servicios” del 21 de marzo de 2003, suscritos entre la Comercializadora Cicolta S. A. y la Compañía Colombiana de Tabaco S. A.(10), de los que a continuación de extractan las siguientes disposiciones:

ContratoOferta mercantil de prestación de servicios
Del 5 de junio de 1997Del 21 de marzo de 2003
“Primero: Objeto. Mediante este contrato el contratista se obliga a favor del beneficiario a prestarle los servicios de mercadeo y venta de cigarrillos dentro de las políticas de precios que tiene establecidas la Compañía Colombiana de Tabaco S. A., y sin que con ello se entienda que el contratista está recibiendo el producto en consignación, venta u otro título traslaticio de dominio, pues se trata en otras palabras de realizar todas aquellas necesarias para la comercialización de dichos productos, tales como atención al cliente, ventas de contado o a crédito según instrucciones del beneficiario y en facturas y papelería que entrega el mismo, manejo de cartera, cargar el cigarrillo en los vehículos que para el desarrollo de este contrato el beneficiario le asigne al contratista, y establecer los parámetros de zonas de venta donde vaya a desarrollar la labor reservándose el Beneficiario el desarrollo de participar con ventas realizados directamente por éste en zonas comunes con el contratista. (…)
Tercera: Autonomía. La relación entre el contratista y el beneficiario será de carácter comercial. El Contratista en desarrollo de este contrato tiene plena autonomía administrativa, financiera, contable y técnica: obligándose únicamente a efectuar la labor para la cual ha sido contratado con eficacia, calidad, rapidez y a satisfacción del Beneficiario, razón por la cual deberá cumplir los parámetros e instrucciones establecidos por éste para la prestación de dichos servicios. El Contratista desempeñará las labores contratadas mediante trabajadores vinculados directamente a él, bajo su subordinación, dependencia, responsabilidad y dirección.
Cuarta: Solidaridad. Así mismo las partes dejan constancia (de) que el contratista no es mandatario, ni agente, ni concedente, ni ente subordinado del beneficiario y actúa en su propio nombre, siendo el contratista el empleador y único responsable de las obligaciones laborales asumidas con sus trabajadores, razón por la cual el beneficiario no responde solidariamente con el empleador de las obligaciones respectivas, pues las actividades son disímiles, inconexas, extrañas a las que realizan normalmente el contratista.
“2. Objeto de la oferta: (Servicios ofrecidos): Comercializadora Cicolta S. A., en adelante la oferente, ofrece a la destinataria [Compañía Colombiana de Tabacos S. A.] un servicio consistente en el mercadeo, comercialización y venta de los cigarrillos fabricados por la destinataria. Para la prestación de este servicio se tendrían presentes, entre otras, las siguientes disposiciones:
2.1. La oferente emplearía en la labor ofrecida todo el personal que solicitare la destinataria. En cumplimiento de esta obligación: 1) la oferente seleccionaría y contrataría directamente el personal de vendedores, supervisores de ventas, conductores (…) y todo otro personal que resultare necesario para el cabal cumplimiento del servicio ofrecido de comercialización y venta de cigarrillos. (…). 3) Los trabajadores contratados por la oferente para la prestación del servicio de que trata este contrato, estarían laboralmente sometidos a la subordinación y órdenes que le impartiese su empleadora Comercializadora Cicolta S. A. quien es una persona jurídica independiente y con autonomía técnica y administrativa. (…).
“3. Pautas generales para la operación de mercadeo y ventas. Para la prestación del servicio de ventas ofrecido, se tendrían en cuenta los siguientes lineamientos generales: (…) 3.2. Para la facturación de las ventas, la expedición de recibos de pago, órdenes de entrega y demás documentos que debieran expedirse en razón de las ventas cuyo servicio es ahora ofrecido se utilizaría la papelería de la destinataria [Compañía Colombiana de Tabacos S. A.], como quiera que sería la destinataria realmente la vendedora, ya que la oferente no recibiría los cigarrillos a título de venta, comodato, donación, permuta, consignación ni ninguno otro traslaticio de dominio, sino simplemente para cumplir con el servicio de venta ofrecido.

De los términos de los anteriores documentos, la Sala establece lo siguiente:

• Entre Coltabaco S. A. y la Comercializadora Cicolta S. A. existe una relación contractual, sujeta a las cláusulas pactadas, en la que la contratista u oferente es Cicolta y la contratante o destinataria Coltabaco.

• La contratista u oferente: i) Presta los servicios de mercadeo, comercialización y venta de los cigarrillos producidos por la contratante o beneficiaria y dentro de las políticas de precio establecidas por Coltabaco. ii) Factura las ventas en papelería que le entrega Coltabaco, y, iii) Realiza todas las actividades necesarias para la comercialización de los productos.

• La contratista u oferente tiene autonomía técnica y administrativa, es decir, responsabilidad administrativa, financiera, contable y técnica, en especial, frente a los trabajadores vinculados a Cicolta, quienes están bajo su subordinación, dependencia, responsabilidad y dirección.

• La contratista u oferente recibe los productos de Coltabaco únicamente para cumplir con el servicio de venta ofrecido, no con título traslaticio de dominio.

Lo anterior permite a la Sala inferir que la actora vendió sus productos en el departamento del Amazonas, por intermedio de la Comercializadora Cicolta S. A., entidad que actuaba como representante de Coltabaco, no solo en el territorio del Amazonas sino en todo el territorio nacional.

De otra parte, la Sala encuentra que la actora realizó las operaciones comerciales con clientes ubicados en el departamento del Amazonas, como se evidencia de las fotocopias de las facturas que están a folios 34 a 67 del cuaderno de antecedentes, las que dan cuenta de que las ventas se efectuaron a los señores Luis A. Rodríguez, Eduardo Simancas y Joaquín Aguirre, ubicados en la ciudad de Leticia, por un total de $431.507.000.

Por otra parte, la relación de los productos amparados en las tornaguías de movilización y tránsito, expedidas por la oficina de rentas departamentales y en las guías aéreas de las sociedades Aerotransportes León, Serviamazonas Cargo Ltda. y Aerosur Ltda.(11), indica que el origen de los productos de Coltabaco era Bogotá D. C. y el destino Leticia, Amazonas.

Los elementos de prueba acreditan que las ventas, en cuestión, cumplen el requisito establecido en el artículo 270 de la Ley 223 de 1995, esto es, que fueron realizadas en el territorio del departamento del Amazonas, por tanto, gozan del beneficio de la exclusión del IVA, pues está probado que Cicolta comercializó dichos productos en representación de la actora.

En consecuencia, las ventas por valor de $431.507.000, realizadas por la demandante en el departamento del Amazonas, en el segundo bimestre del 2003, no causan el impuesto sobre las ventas, por expresa exclusión legal, razón suficiente para confirmar el fallo apelado.

Sin embargo, se modificará el ordinal segundo de la sentencia apelada, para precisar que la firmeza se predica de la declaración presentada por la contribuyente, correspondiente al segundo bimestre del 2003.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. Modifícase el ordinal segundo de la sentencia apelada, el cual quedará así.

• “Segundo. Como restablecimiento del derecho, declárase en firme la declaración privada presentada por la sociedad Coltabaco S. A., el 13 de mayo de 2003, correspondiente al segundo bimestre del año gravable 2003”.

2. Confírmase, en lo demás, la sentencia apelada.

Reconócese personería a Sandra Patricia Moreno Serrano, como apoderada de la parte demandada, en los términos y para los efectos del memorial que está en el folio 250 del cuaderno principal.

Cópiese, notifíquese, comuníquese y devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia fue considerada y aprobada en la sesión de la fecha».

(9) Ver las sentencias del 11 de octubre de 2012, Expediente 18133 y del 13 de septiembre de 2012, Expediente 18563 y 18576, C. P. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez.

(10) V. Folios 80 y 76 c. a.

(11) V. Folios 26 a 60 y 68 a 145 c. a.