Sentencia 2008-00018 de junio 23 de 2011

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

SUBSECCIÓN “B”

Rad.: 76001-23-31-000-2008-00018-01(0133-11)

Consejera Ponente:

Dra. Bertha Lucia Ramírez de Páez

Actor: Blanca Ligia Mesa Atehortúa

Demandado: Universidad del Valle del Cauca

Autoridades departamentales

Bogotá, D.C., veintitrés de junio de dos mil once.

EXTRACTOS: «Consideraciones

Problema jurídico

Consiste en determinar si la señora Blanca Ligia Mesa Atehortúa tiene derecho a que la Universidad del Valle del Cauca le reliquide la pensión vitalicia de jubilación teniendo en cuenta el aumento del puntaje salarial otorgado con posterioridad al retiro definitivo del servicio por renuncia aceptada.

Actos demandados

1. Resolución 1838 de 8 de junio de 2005 proferida por el rector de la Universidad del Valle del Cauca, en cuanto reconoció la pensión vitalicia de jubilación de la actora teniendo en cuenta el promedio de los sueldos devengados hasta el 29 de noviembre de 2004, fecha del retiro del servicio (fl. 5).

2. Oficio CD-1005-056 de 17 de mayo de 2005, expedido por la presidente de la Facultad de Salud, a través del cual le informó a la actora que el Comité de Credenciales de la Facultad de Salud cumplió con el término establecido por la universidad para realizar el trámite de asignación de puntaje (75 días), porque la petición de actualización en el escalafón fue presentada el 1º de octubre de 2004. Por lo anterior le sugirió hacer la solicitud a la oficina de recursos Humanos (fl. 17).

3. Oficio SG-0121-123-06 de 6 de junio de 2006, proferido por el secretario general de la Universidad del Valle del Cauca, por medio del cual le informó que es el rector el competente para resolver el recurso de apelación interpuesto contra la decisión del Comité de Asignación y Reconocimiento de Puntaje CIARP, por tratarse de un tema de reliquidación pensional (fl. 27).

4. Oficio R-1133-06 de 2 de agosto de 2006, proferido por la vicerrectora académica con funciones delegadas del rector de la Univalle, a través del cual ratificó lo decidido por la vicerrectoría académica en el sentido de negar la reliquidación pensional porque el puntaje salarial fue asignado el 15 de diciembre de 2004, es decir, con posterioridad a la fecha de la renuncia aceptada a partir del 30 de noviembre del mismo año. Argumentó que “la asignación de puntaje por cualquier concepto solo puede hacerse efectiva a los profesores que se encuentren vinculados a la carrera docente” (fl. 28).

5. Oficio R-1150-07 de 1º de agosto de 2007, proferido por el rector de la Universidad del Valle, a través del cual ratificó la negativa del reajuste pensional solicitado por la actora (fl. 29).

De lo probado en el proceso

A través de la Resolución 2838 de 24 de noviembre de 2004, el rector de la Universidad del Valle del Cauca, aceptó la renuncia del cargo de profesora titular en la Escuela de Enfermería de la Facultad de Salud que ocupaba la actora, a partir del 30 de noviembre de 2004 (fl. 3).

Mediante Resolución 1838 de 8 de junio de 2005, el rector de la Universidad del Valle del Cauca, reconoció a favor de la señora Blanca Ligia Mesa Atehortúa, una pensión mensual vitalicia de jubilación a partir del 29 de noviembre de 2004, en cuantía equivalente al 75% del salario promedio devengado entre febrero de 1996 y noviembre de 2004. La prestación fue reconocida conforme a lo dispuesto en las leyes 33 de 1985 y 100 de 1993, artículo 36 (fl. 5).

El Comité Interno de Asignación y Reconocimiento de Puntaje de la Universidad del Valle del Cauca, vicerrectoría académica, mediante Acta 35-2004 de 15 de diciembre de 2004, estudió las peticiones de actualización de puntaje por productividad académica conceptuando lo siguiente: “... si el reconocimiento de una modificación salarial, se hace en los términos del parágrafo tercero del artículo 12 del Decreto 1279 de 2002 antes del reconocimiento del derecho a la jubilación del docente, esta actualización es válida, de lo contrario, no se admite en la medida que cualquier aumento de los puntos salariales de un profesor, posterior al reconocimiento de su jubilación no surte efectos tanto salariales como de su respectiva mesada pensional, por haber dejado de ser un servidor público para pasar al estatus de jubilado” (fl. 8).

En dicha acta se le autorizó a la señora “Ligia Mesa de Giraldo” de la Facultad de Salud, Escuela de Enfermería, una actualización en el puntaje en la categoría de titular, a partir del 15 de diciembre de 2004, discriminado así: 17.5 puntos por labor docente, 7.87 puntos por experiencia académica administrativa, 4.95 puntos por producción intelectual y 2.4 puntos por material didáctico (fl. 12 vto.).

La demandante, a través de derechos de petición presentados con posterioridad al reconocimiento de los puntos salariales, afirmó que en junio de 2004 entregó la documentación requerida al Comité de Credenciales de la Escuela de Enfermería y los documentos correspondientes para solicitar la actualización en el escalafón docente, “en la fecha del 1º de octubre (una de las fechas determinadas para actualizar), de acuerdo a lo expresado por la Resolución del Consejo Superior 115 del 89” (fls. 16 y 22).

A folio 80 del expediente obra copia de la Resolución 115 de 19 de septiembre de 1989, proferida por el Consejo Superior de la Universidad del Valle del Cauca, que determina el término máximo del trámite de evaluación de las peticiones (45 días prorrogables por otros 30) y las fechas del año en que deben presentarse “1º de enero, 1º de abril, 1º de julio y 1º de octubre”.

Análisis de la Sala

Para resolver el problema jurídico planteado la Sala se ocupará en primer lugar del régimen salarial de los profesores de las universidades y la reglamentación de la actualización del puntaje salarial de los mismos para luego, si es del caso, determinar si “la actualización del puntaje” reconocido a la demandante tiene incidencia en el ingreso base de liquidación pensional.

Régimen salarial de los docentes de las universidades

La Ley 30 de 1992, por medio de la cual se organiza el servicio público de la educación superior, en su artículo 77 dispone que el régimen salarial y prestacional de los profesores de las universidades estatales u oficiales estará regido por la Ley 4ª de 1992.

Sobre el tema, la Ley 4ª de 1992, en el artículo 10 determinó que todo régimen salarial que contraríe la Constitución o la ley carecerá de efectos “y no creará derechos adquiridos”, y en el artículo 12 dispuso lo siguiente:

“El régimen prestacional de los servidores públicos de las entidades territoriales será fijado por el Gobierno Nacional, con base en las normas, criterios y objetivos contenidos en la presente ley”.

En cumplimiento de la norma en cita, el Presidente de la República expidió el Decreto 1279 de 19 de junio de 2002, por medio del cual establece el “régimen salarial y prestacional de los docentes de las universidades estatales” regulando la asignación de puntos para la remuneración teniendo en cuenta como factores para su asignación los títulos universitarios, el grado en el escalafón docente para los profesores de carrera, la experiencia calificada y productividad académica.

El capítulo III del decreto en mención, establece las modificaciones de los puntos salariales determinando en el artículo 12 lo siguiente:

“Los factores que inciden en las modificaciones de los puntos salariales. Para los docentes vinculados al presente decreto (cap. I), las modificaciones de los puntos salariales se hacen con base en los siguientes factores:

a) Los títulos correspondientes a estudios universitarios de pregrado o posgrado;

b) La categoría dentro del escalafón docente;

c) La productividad académica;

d) Las actividades de dirección académico-administrativas;

e) El desempeño destacado en las labores de docencia y extensión;

f) Experiencia calificada.

PAR. I.—El valor salarial del punto, determinado por el Gobierno Nacional para los docentes de tiempo completo, es el mismo, tanto para la definición inicial de los salarios, de acuerdo con lo previsto en el capítulo anterior, como para las modificaciones posteriores, contempladas en este capítulo.

PAR. II.—La asignación de puntos para las modificaciones salariales de los empleados públicos docentes es la misma, cualquiera que sea la dedicación del profesor. Al determinar la remuneración de los docentes, de una dedicación distinta a la de tiempo completo, se procede de manera proporcional.

PAR. III.—Las modificaciones salariales tienen efecto a partir de la fecha en que el Comité Interno de Asignación y Reconocimiento de Puntaje, o el órgano que haga sus veces en cada una de las universidades, expida el acto formal de reconocimiento, de los puntos salariales asignados en el marco del presente decreto.

(...)”.

El parágrafo 3 del artículo en mención determina específicamente que las modificaciones de puntajes salariales solo tendrán efecto a partir de la fecha en que el comité interno de cada universidad encargado de realizarlo, expida el acto formal de reconocimiento.

En el sub lite se encuentra acreditado que el acta por medio de la cual el Comité Interno de Asignación y Reconocimiento de puntaje de la Universidad del Valle modificó el puntaje salarial de la actora, fue expedida el 15 de diciembre de 2004 y por tal razón, a partir de esa fecha tuvo efectos (fl. 8).

Teniendo en cuenta lo anterior, procede la Sala a determinar la fecha a partir de la cual le fue reconocida la pensión de jubilación a la demandante para determinar si en el ingreso base de liquidación se incluyó o no la actualización del puntaje salarial reconocido.

Pensión de jubilación de la demandante

El rector de la Universidad del Valle del Cauca, a través de la Resolución 1838 de 8 de junio de 2005, reconoció a favor de la actora una pensión de jubilación a partir del 29 de noviembre de 2004, fecha a partir de la cual le fue aceptada la renuncia al cargo que desempeñaba (fl. 5).

Para el efecto, tuvo en cuenta que la actora prestó sus servicios como docente en las universidades de Antioquia y del Valle durante 28 años y 8 días, y contaba con 56 años de edad pues nació el 6 de abril de 1949.

El ingreso base de liquidación pensional se fijó de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 36 de la Ley 100 de 1993, incluyendo los factores enlistados en el Decreto 1158 de 1994 y el factor de prima de antigüedad. Incluyó el promedio de lo devengado entre el 25 de febrero de 1996, fecha en que cumplió la edad, y el 29 de noviembre de 2004, fecha del retiro definitivo del servicio.

Lo anterior evidencia que la liquidación pensional se realizó con lo efectivamente devengado hasta la fecha de retiro del servicio ocurrido el 29 de noviembre de 2004, es decir, con anterioridad a la modificación del puntaje salarial que solo tendría efectos a partir del 15 de diciembre del mismo año.

Así, el estímulo salarial que genera la modificación del puntaje reconocido no se concretó porque para la fecha a partir de la cual surtiría efectos, 15 de diciembre de 2004, la demandante no percibía salario alguno que pudiera ser aumentado y por ende resulta imposible que la prestación pensional sea reliquidada.

Ahora bien, en relación con el argumento expuesto en el recurso de apelación relacionado con la demora del ente universitario para decidir la petición de modificación de puntaje salarial, la Sala advierte que la actora no demandó el acto por medio del cual le fue modificado el puntaje y por tanto no es posible hacer un estudio de legalidad respecto del mismo máxime si se tiene en cuenta que este fue proferido el 15 de diciembre de 2004 y la demanda fue presentada el 11 de enero de 2008, con la única pretensión de “reliquidar la pensión de jubilación”.

En estas condiciones las pretensiones de la demanda no pueden prosperar razón por la cual el proveído que las negó amerita ser confirmado.

En mérito de lo expuesto el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección “B”, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley

FALLA:

Confírmase la sentencia de 26 de agosto de 2010, proferida por el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca, que negó las pretensiones de la demanda incoada por la señora Blanca Ligia Mesa Atehortúa contra la Universidad del Valle del Cauca.

Cópiese, notifíquese, y devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia fue discutida y aprobada por la Sala en la presente sesión».