Sentencia 2008-00038 de marzo 7 de 2013

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA - SUBSECCIÓN A

Rad. 85001 23 31 000 2008-00038 01 (0617-09)

Consejero Ponente:

Dr. Luis Rafael Vergara Quintero

Bogotá, D.C., siete de marzo de dos mil trece.

Apelación sentencia

Autoridades nacionales

Actor: Javier Andrés Bobadilla Sánchez

EXTRACTOS: «Consideraciones

Se trata de establecer la legalidad de las resoluciones 00627 de mayo 31 de 2007 y 03296 de septiembre 11 de 2007 expedidas por la Policía Nacional en virtud de las cuales se reconoció a favor del señor Javier Andrés Bobadilla Sánchez, la indemnización por disminución de la capacidad laboral.

El demandante laboró al servicio de la Policía Nacional y estando en servicio activo sufrió unas lesiones descritas en el informativo de lesiones de mayo 30 de 2006 (fl. 7 del cdno. 2) en el que se calificó la lesión en los siguientes términos: proceso

“Primero: Que la lesión sufrida por el señor subintendente Bobadilla Sánchez Javier Andrés, identificado con la cédula de ciudadanía 86.047.325 de Villavicencio (Meta), se enmarca dentro del contenido del artículo 24, literal C) del Decreto 1796 de 2000. “En el servicio como consecuencia del combate o en accidente relacionado con el mismo o por acción directa del enemigo...”.

A causa de las lesiones anteriores, el actor fue valorado por la Junta Médica Laboral de la Policía Nacional, lo que dio origen al acta 1544 de octubre 1º de 2006 (fls. 21 y 22), en la que se llegó a las siguientes conclusiones:

“A. Antecedentes - lesiones - afecciones - secuelas

1. Alteración esfínter rectal.

2. Alteración esfínter urinario.

3. Disfunción eréctil.

4. Dolor neuropático y anestesia en silla de montar.

B. Clasificación de las lesiones o afecciones y calificación de capacidad para el servicio

Incapacidad permanente parcial - no apto. Por artículo 58 L (1), Reubicación laboral no

C. Evaluación de la disminución de la capacidad laboral

Presenta una disminución de la capacidad laboral de: Actual: ochenta y ocho punto sesenta y seis por ciento 88.66% Total: ochenta y ocho punto sesenta y seis por ciento 88.66% XXXX

D. Imputabilidad del servicio.

De acuerdo al artículo 24 del Decreto 1796 de 2000 le corresponde el literal: C En el servicio como consecuencia de combate. Se trata de accidente de trabajo. B- En el servicio por causa y razón del mismo, es decir, se trata de accidente trabajo XXXX

E. Fijación de los correspondientes índices.

De acuerdo al artículo 15 del Decreto 1796 de 2000, le corresponde los siguientes índices:

A.1. Numeral 1-972 literal b 15 puntos

A.2. Numeral 9-029 literal b 15 puntos

A.3. Numeral 9-067 literal sin literal 10 puntos por asimilación del decreto

A.4. Numeral 4-193 literal b 8 puntos”.

Con ocasión de la valoración anterior, el subdirector general de la Policía Nacional profirió la Resolución 00627 de mayo 31 de 2007 (fls. 17 y 18) mediante la cual reconoció una indemnización por disminución de la capacidad laboral al señor Bobadilla Sánchez, en cuantía de $ 83.218.127.60, para lo cual tuvo en cuenta las siguientes consideraciones:

“Que de conformidad con lo índices de lesión fijados por el área de medicina laboral, en acta de junta médico laboral Nº 1544 del 1º de octubre de 2006 le determinó una incapacidad permanente parcial y una merma de la capacidad laboral total de 88.66%;

Que de acuerdo con el artículo 30 numeral 30.2, del Decreto 4433 de 2004, le corresponde:

(...).

Indemnización por ochenta y tres millones trescientos noventa y un mil cuatrocientos cuatro pesos con sesenta centavos, (83.391.404,60) equivalente a 63.20 meses de los haberes computables para prestaciones sociales a la fecha de la junta médico laboral; (...)”.

El demandante no estuvo de acuerdo con el valor de la indemnización reconocida mediante el acto anterior, razón por la cual interpuso recurso de apelación que fue resuelto por el secretario general de la Policía Nacional, mediante Resolución 03296 de septiembre 11 de 1997 que confirmó la decisión anterior, con base en los siguientes razonamientos:

“Que una vez revisados los argumentos esbozados en el recurso, este despacho comparte lo decidido por la Subdirección General de la Policía Nacional, habida cuenta que el reconocimiento de la indemnización hecha al apelante se hizo conforme a lo dispuesto por el Decreto 094 de 1989... la que fue liquidada en actos especiales o meritorios, estando ya incluido el incremento a que hace referencia...”.

El asunto a dilucidar consiste en determinar si el valor reconocido por concepto de indemnización por disminución de la capacidad laboral a favor del demandante mediante los precitados actos, debe ser doblado, por haber sido lesiones producidas en combate, al tenor de lo dispuesto en el parágrafo 2º del artículo 65 del Decreto 1091 de 1995, que consagra:

“ART. 65.—Disminución de la capacidad sicofísica. El personal del nivel ejecutivo de la Policía Nacional, que presente disminución de la capacidad sicofísica que no haya sido indemnizada en la forma prevista en el artículo 47 de este decreto, tendrá derecho a que el tesorero público le pague:

a) por una sola vez una indemnización proporcional al daño sufrido de conformidad con el reglamento de incapacidades, invalideces e indemnizaciones para el personal de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, tomando como base las partidas señaladas en artículo 49 de este decreto, según el índice de lesión fijado en la respectiva acta médico laboral y de acuerdo con las circunstancias en que se adquirió la lesión;

(...).

PAR. 2º—Si la disminución de la capacidad sicofísica fuere consecuencia de heridas recibidas en actos meritorios del servicio o por causa de heridas recibidas en combate o como consecuencia de la acción del enemigo, en conflicto internacional o en tareas de mantenimiento o restablecimiento del orden público interno, la indemnización a que se refiere el literal a) del presente artículo se pagará doble”.

La norma en comento prevé un reconocimiento adicional, en materia de indemnización, en tratándose de pérdida de disminución de la capacidad laboral a causa de heridas recibidas en combate o como consecuencia de la acción del enemigo o en conflicto internacional o en tareas de mantenimiento o restablecimiento del orden público.

De conformidad con lo dictaminado por la junta médica laboral, de la que se levantó el acta 1544 de octubre 1º de 2006 la imputabilidad de las lesiones sufridas por el actor fue “En el servicio como consecuencia de combate...”, es decir, cumple el requisito exigido en la ley para acceder al pago doble de la indemnización a que haya lugar, conforme a la valoración que corresponda según el reglamento de incapacidades, invalideces e indemnizaciones para el personal de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, que es el previsto en el Decreto 094 de 1989.

Para establecer el porcentaje en que debió reconocerse la indemnización del demandante, de acuerdo con la disminución de su capacidad laboral, era necesario remitirse a la tabla D del artículo 89 del Decreto 094 de 1989 que “se aplica para indemnizar lesiones adquiridas por motivo de heridas causadas en combate o actos meritorios del servicio, o por cualquier acción del enemigo en conflicto internacional o en tareas de mantenimiento o restablecimiento del orden público para obtener la indemnización en meses de sueldo, se busca en la columna “índice de lesión” el fijado por la sanidad militar o de policía. Posteriormente y teniendo en cuenta la edad de la persona para la época en que fue calificada la lesión, se ubica en la columna correspondiente a los diferentes grupos de edades. El punto en donde se encuentren las prolongaciones horizontal del índice y vertical de la edad, indica el factor por el cual se debe multiplicar los haberes computables para prestaciones sociales y devengados para el lesionado en la época en que fue calificada la lesión cuando la calificación de la lesión se realice con posterioridad al retiro, separación o desvinculación de la entidad, se tendrán en cuenta los últimos haberes devengados en actividad y computables para prestaciones sociales”.

En el caso del actor, de conformidad con las consideraciones de la Resolución 00627 de mayo 31 de 2007 la indemnización se fijó en el equivalente a 63.20 meses de los haberes computables, pero en momento alguno se precisó que para determinar esa cantidad de meses, se hubiera computado el doble de los haberes correspondientes al tenor de lo previsto en la disposición citada, debido a las circunstancias en que se produjo la lesión.

Además, al resolver el recurso de apelación, mediante Resolución 03296 de septiembre 11 de 2007, si bien se informa que el reconocimiento de la liquidación se hizo con base en la tabla que consagra la cantidad de meses de salario que deben reconocerse cuando las lesiones son producto de actos meritorios del servicio, en ningún momento se alude al reconocimiento doblado que consagra el artículo 65 del Decreto 1091 de 1995, pues se limita a precisar que está incluido el incremento en referencia, más no se explica en forma puntual que se dobló el valor de la indemnización tal como lo prevé la norma en cita.

Al respecto, la Sala debe decir que no cabe ninguna duda de que la tabla que debía utilizase para efecto de liquidar la cantidad de meses en que debía reconocerse la indemnización era la tabla D del artículo 89 del Decreto 094 de 1989, dadas las circunstancias en que se originaron las lesiones; sin embargo, la entidad demandada en nada se refiere a que sobre ese cálculo se hubiere realizado la liquidación doblada de dichos haberes, lo que imponía acceder a las peticiones y declarar la nulidad de los actos administrativos acusados tal como lo hizo el a quo.

Sin embargo, la Sala debe precisar que la liquidación doblada se debe hacer sobre los 63.20 meses de haberes computables, a que alude la Resolución 00627 de mayo 31 de 2007 y no con base en las operaciones realizadas por el a quo en su providencia.

En la sentencia recurrida se efectuaron unas operaciones aritméticas, con base en las fórmulas consagradas en el Decreto 094 de 1989, lo que originó una cantidad de meses de indemnización inferior al definido por la administración en el acto administrativo de reconocimiento indemnizatorio; sin embargo, se observa que para dicha liquidación se tuvieron en cuenta aspectos de las tablas A, B y C que no eran aplicables al caso planteado, pues este debía resolverse a la luz de lo descrito en la tabla D, por las circunstancias en que se causaron las lesiones.

Es evidente que para efecto de la liquidación de las indemnizaciones se requiere tomar como base una tabla diferente, dependiendo de las circunstancias en que ocurran las lesiones que dan origen a la pérdida de la capacidad laboral, pues no es lo mismo que hayan ocurrido en el servicio pero no por causa y razón del mismo o si fueron consecuencia directa del servicio o por heridas causadas en combate o actos meritorios del servicio o por causa del enemigo en conflicto internacional o tareas de mantenimiento o restablecimiento del orden público.

Tal diferenciación surge del origen de los hechos en que se ocasionó la lesión y tiene total justificación, pues el reconocimiento económico no puede ser el mismo si la causa de la disminución de la capacidad laboral ocurrió con ocasión directa de la prestación del servicio o en actos meritorios del servicio, o si fue originada en lesiones sufridas en simple actividad.

A la Sala no le cabe duda de que la cantidad de meses de indemnización reconocidos mediante los actos demandados, es la que resultó, producto de las liquidaciones efectuadas debidamente por la administración, teniendo en consideración la tabla D del artículo 89 del Decreto 094 de 1989, es decir, 63.20 meses; sin embargo, lo que omitió la entidad fue doblar dicha cantidad, en acatamiento de lo previsto en el artículo 65 del Decreto 1091 de 1995.

En las anteriores condiciones, deberá modificarse el numeral segundo de la parte resolutiva de la sentencia recurrida y disponer que el pago doblado de la indemnización se haga con base en la cantidad de meses de partidas computables que se reconocieron en los actos que se declararon nulos.

Ahora bien, en lo que respecta al pago de la suma de dinero ordenada en el precitado numeral segundo de la parte resolutiva de la sentencia, en el que, según la entidad demandada, no se tuvo en cuenta el valor de indemnización ya reconocido al actor, ni se ordenó descontar lo ya pagado por tal concepto, la Sala observa que, en efecto, se incurrió en tal imprecisión, lo que da lugar a hacer claridad sobre ese aspecto, tal como se definirá en la parte resolutiva de esta providencia.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, Subsección A, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. MODIFÍCASE el numeral 2º de la parte resolutiva de la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Casanare el 22 de enero de 2009 que accedió a las pretensiones de la demanda formulada por Javier Andrés Bobadilla Sánchez contra la Nación - Ministerio de Defensa Nacional - Policía Nacional, el cual quedará así:

“ORDÉNASE al Ministerio de Defensa Nacional - Policía Nacional, reconocer a favor del señor Javier Andrés Bobadilla Sánchez, a título de indemnización, el equivalente a 63.20 meses de los haberes computables para prestaciones sociales a la fecha de la junta médica laboral 1544 de octubre 1º de 2006, pago que deberá realizarse doblado, de conformidad con lo expuesto en las consideraciones.

Al momento de realizar la liquidación del valor que corresponda por la indemnización antes reconocida, la entidad demandada deberá descontar lo ya pagado, con ocasión de las resoluciones 00627 de mayo 31 de 2007 y 03296 de septiembre 11 de 2007”.

2. CONFÍRMASE en lo demás la providencia recurrida.

Devuélvase el expediente al tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

La anterior providencia fue considerada y aprobada por la Sala en sesión de la fecha».