Sentencía 2008-00042 de febrero 11 de 2014

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 66001-23-31-000-2008-00042-01 (18408)

Ref.: Acción de Nulidad y Restablecimiento del Derecho

Demandante:Almacenes Generales de Depósito de Café S.A. -Almacafé

Demandado:Municipio de Pereira

Temas: Contribución por valorización. Método de los factores de beneficio.

Cálculo del actor beneficio

Consejero Ponente:

Dr. Jorge Octavio Ramírez Ramírez

Bogotá D.C., once de febrero de dos mil catorce.

EXTRACTOS: «Consideraciones.

1. Problema jurídico.

En los términos del recurso de apelación, le corresponde a la Sección determinar si el Municipio de Pereira le vulneró a la sociedad accionante los derechos a la igualdad y al debido proceso, por el cálculo de los factores de cobro aplicados para establecer la tarifa cobrada por la contribución por valorización, en relación con los predios vecinos, de sub-zonas aledañas, que también se encuentran ubicados dentro del primer anillo concéntrico respecto al eje de la obra.

Para resolver el problema jurídico se analizará el método y el sistema de la contribución de valorización utilizado por el Municipio de Pereira, así como la determinación del coeficiente del factor beneficio-distancia utilizado, para, luego, pasar a estudiar el caso concreto.

2. Método y sistema de la contribución de valorización utilizado en el Municipio de Pereira

2.1. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 338 de la Constitución, tanto los sistemas como los métodos para definir los costos de los servicios que se les preste a los contribuyentes o la participación en los beneficios que se les proporcione, deben ser fijados por la ley, las ordenanzas o los acuerdos.

Sin embargo, a falta de definición legal de lo que debe entenderse por “métodos y sistemas”, se ha entendido por parte de la jurisprudencia, con base en una interpretación de la finalidad del artículo 338 de la Constitución, que los “métodos” son pautas técnicas encaminadas a la previa definición de los criterios que tienen relevancia en materia de tasas y contribuciones para determinar los costos y beneficios que inciden en una tarifa y, los “sistemas”, son las formas específicas de medición económica, de valoración y ponderación de los distintos factores que convergen en dicha determinación(1).

2.2. El Concejo Municipal de Pereira, mediante Acuerdo 122 de 1998, “Por el cual se adopta el Estatuto de la Contribución de Valorización para el Municipio de Pereira”, fijó los parámetros y procedimientos tendientes a permitir la ejecución de obras de interés público a través del sistema de la contribución de valorización, de la siguiente manera:

“ART. 1º—Sistema de la contribución de valorización. Es el conjunto de normas y procedimientos que permiten la ejecución de obras de interés público mediante la contribución de valorización.

La contribución de valorización es un gravamen real sobre la propiedad raíz destinado a la financiación total o parcial de una inversión en proyectos de interés público, que se cobra a los propietarios y poseedores de aquellos inmuebles que recibieron, reciben o han de recibir un beneficio económico con la ejecución de los mismos.

(…)

ART. 3ºMétodo. Son las pautas técnicas encaminadas a la previa definición de los criterios que tienen relevancia en materia de tasas y contribuciones para determinar los costos y beneficios que inciden en la asignación de una tarifa.

Los métodos que podrán ser utilizados, son entre otros los siguientes:

a) Método simple de frentes.

(…)

b) Método de las áreas.

(…)

c) Método combinado de áreas y frentes.

(…)

d) Método de las zonas.

(…)

e) Método de factores de beneficio.

(…)

ART. 4º—Sistemas. Formas específicas de medición económica, de valoración y ponderación de los distintos factores que convergen en dicha determinación; son directrices cuyo acatamiento es obligatorio para el encargado de fijar una tarifa que constituyen a la vez, garantía del contribuyente frente a la administración.

(…).

ART. 24.—Acuerdo ordenador. Es el acuerdo municipal que ordena la ejecución de una o varias obras por el sistema de Valorización, se debe (sic):

a. Autorizar por el sistema de la Contribución de Valorización la ejecución de la obra o conjunto de obras, describiendo detalladamente los proyectos que la conforman.

(…).

e. Asignación de las tarifas de la contribución, teniendo en cuenta los costos y beneficios de las obras.

El Concejo Municipal podrá en cada caso, permitir que la autoridad que el (sic) mismo designe fije la tarifa de las contribuciones a cobrar, como recuperación de los beneficios, pero el sistema y el método para definir tales costos, beneficios y la forma de hacer su reparto, deben ser fijados por el Concejo Municipal en el acuerdo respectivo”. (Resaltado propio).

De acuerdo con lo transcrito, se concluye que es el Concejo Municipal de Pereira, a través del Acuerdo Ordenador, el que autoriza la ejecución de una obra o un conjunto de obras a través del sistema de la contribución por valorización y, establece, para efectos de calcular y cobrar el monto de la contribución, la aplicación de uno de los métodos señalados por el Acuerdo 122 de 1998, a saber: simple de frentes, de las áreas, combinado de áreas y frentes, de las zonas o, de los factores de beneficio.

Así mismo, es el acuerdo ordenador el que determina el sistema, esto es, las formas específicas de medición económica, valoración y ponderación de los distintos factores que se utilizarán para definir los costos y beneficios y la forma de hacer su reparto.

2.3. Atendiendo los parámetros establecidos en el Acuerdo 122 de 1998, el Concejo Municipal de Pereira expidió el Acuerdo 12 de 2005, por medio del cual ordenó la ejecución de unas obras mediante el sistema de contribución de valorización (art. 1º).

En dicho acto se autorizó al alcalde para liquidar las contribuciones, con fundamento en el método de factores de beneficio, bajo los parámetros generales establecidos en el Acuerdo 122 de 1998, y en un estudio de factibilidad que debía elaborar.

Así mismo, se fijaron los factores que debían tenerse en cuenta para calcular la contribución y la fórmula a aplicar para efectos de establecer el monto de la misma.

Se dijo en los artículos 3º y 6º del mencionado acuerdo:

“ART. 3º—Elaboración de estudios definitivos.

Corresponderá a la secretaría de gestión inmobiliaria, quien viene adelantando los procesos de valorización, la elaboración de los estudios definitivos de las obras aquí planteadas y los estudios que se requieran para la ejecución y distribución del gravamen.

PAR. 1º—Autorícese al Señor Alcalde para que apropie los recursos necesarios para la elaboración de los estudios definitivos.

ART. 6º—Liquidación de contribuciones:

Facúltese al Alcalde Municipal, para elaborar los estudios de factibilidad, la expedición y aprobación de los cuadros de liquidación definitivos de las contribuciones que deberán pagar los propietarios y poseedores de los inmuebles beneficiados por las obras aplicando el método de factores de beneficio consagrado en el literal e) del artículo 3º del Acuerdo 122 de 1998, que consiste en la distribución con base en factores o coeficientes numéricos que califican las características diferenciales más sobresalientes de los predios y las circunstancias que lo relacionan con las obras.

Los factores que se utilizarán para asignar la contribución de valorización de que trata el presente acuerdo, son los siguientes:

Factores de beneficio.

Factores de uso de destinación económica.

Factores socioeconómicos, el cual depende del estrato socioeconómico

Factor topografía, para predios considerados lotes.

Factor de ríos, quebradas y zonas de protección.

La fórmula para calcular la contribución individual de los predios, por el método de los factores de beneficio es la siguiente:

Cp = (MD / SAV) * AVi

Donde,

Cp = Contribución final individual del predio

MD = Monto distribuible

SAV = Sumatoria de Áreas virtuales de los predios

(AV1 + AV2 + … + AVn), n: Total de los predios

Avi = Area Virtual del predio

= Fd x Ari

donde,

Fd = Factor definitivo

F1 x F2 x F3 x F4 X …Fn

Donde,

F1, F2, …, Fn = Factores de beneficio a utilizar

Ari = Area Real del predio

PAR.El valor de las obras está presupuestado en la suma de sesenta mil veinticuatro millones quinientos diez mil pesos ($60.007.860.251) (sic), el cual corresponde al valor de las contribuciones y constituye la base gravable.” (Resaltado fuera de texto)

2.4. En concordancia con lo anterior, el Alcalde de Pereira expidió la Resolución 1268 del 14 de julio de 2006, mediante la cual asignó la contribución de valorización ordenada en el Acuerdo 12 de 2005.

En dicho acto se explicó el procedimiento técnico utilizado para calcular el valor de la contribución, en los siguientes términos:

5. Procedimiento técnico: El procedimiento técnico empleado para la tasación de la contribución es el método de factores de beneficio, consagrado en el artículo 3º del Acuerdo 122 de 1998 y adoptado por el artículo 6º del Acuerdo 12 de 2005, que consiste en la distribución con base en factores o coeficientes numéricos que califican las características diferenciales más sobresalientes de los predios y las circunstancias que lo relacionan con la obra. Los factores para asignar las contribuciones fueron los establecidos en el Acuerdo 12 de 2005: Factor de beneficio, factor de uso o destinación económica de los predios, factor socio económico, factor de topografía y factor de ríos, quebradas y zonas de protección”. (Resaltados de la Sala)

Como se observa, la Resolución 1268 de 2006, en cumplimiento de lo establecido por el Acuerdo 12 de 2005, aplicó el método de factores de beneficio que eligió el Concejo Municipal para la ejecución del Plan de Obras 2005-2007, el cual, como se vio, además de establecer unos factores de beneficio a utilizar y la fórmula a aplicar, se remitió, en todo caso, a lo regulado en el artículo 3º del Acuerdo 122 de 1998, que dispone:

“ART. 3º—Método.

(…).

e. Método de los factores de beneficio. Consiste en que los beneficios se determinan empleando un coeficiente numérico, obtenido con base en todos los factores que puedan influir en el mayor valor de los inmuebles. Toma como base para la distribución de las contribuciones de valorización, las áreas de los inmuebles que han de ser gravadas, pero calificando en cada uno de ellos, separadamente y mediante la utilización de factores, las respectivas características, condiciones individuales de los predios y su relación con la obra y los beneficios que han de obtener con su construcción. Es aplicable a toda clase de obras viales y en general, a todas aquellas en que el beneficio se produce en forma compleja, según determinadas circunstancias propias de la obra o de los inmuebles servidos o mejorados por ella.

Los factores de beneficio para tener en cuenta son los siguientes:

1. Distancia y acceso a la obra.

2. Beneficio generado por la obra

3. Características geométricas de cada inmueble

4. Cambios de uso a causa de la obra.

5. Topografía.

6. Calidad de la tierra

7. Situación socioeconómica de los distintos sectores de la zona de influencia.

8. Otros factores dependiendo de la naturaleza de las Obras.

PAR.—Los factores determinados anteriormente no serán los únicos utilizables en la distribución de contribuciones de valorización, pues de acuerdo con la naturaleza de la obra y los efectos de beneficio, el Concejo Municipal podrá en cada caso al decretar la obra, fijar otros factores”.

2.5. De lo anterior, concluye la Sección que, si bien los acuerdos 122 de 1998 y 12 de 2005 constituyen el parámetro para calcular la contribución por valorización para el Plan de Obras 2005-2007 del Municipio de Pereira, no es menos cierto que en el acuerdo ordenador, esto es, el Nº 12 de 2005, el Concejo Municipal facultó al alcalde para liquidar las contribuciones con fundamento en el estudio de factibilidad para la ejecución y distribución del gravamen que llevara a cabo.

No puede perderse de vista que el Tribunal Administrativo de Risaralda, mediante sentencia del 29 de junio de 2007, en el proceso de simple nulidad con radicado 66001-23-31-000-2006-00100-00, analizó la legalidad del Acuerdo 12 de 2005 y concluyó que se ajustaba a derecho, específicamente el artículo 3º que fue demandado, toda vez que es posible que se delegue en el ejecutivo municipal la elaboración de los estudios definitivos de las obras proyectadas (fls. 90-122, cdno. 1).

3. Determinación del coeficiente del factor beneficio-distancia

3.1. De la lectura del estudio de factibilidad contribución por valorización, plan de obras 2005-2007, realizado mediante contrato de consultoría No. 993 de 2005 (anexo 2 del expediente), se concluye que para determinar las contribuciones de valorización, se utilizó el método de los factores de beneficio (fls. 308-309 del anexo 2).

Método que “permite obtener como resultado una matriz de beneficio que combina todos los componentes del estudio y determina los beneficios globales y zonales, por hectárea y por metro cuadrado”(fl. 148 del anexo 2).

3.2. Los factores o componentes utilizados para el cálculo de las contribuciones en el caso del Plan de Obras 2005-2007 en el Municipio de Pereira, fueron: factor de beneficio, factor de uso o destinación económica de los predios, factor socioeconómico, factor de topografía y, factor de ríos, quebradas y zonas de protección (fl. 311 y ss del anexo 2).

La Sala centrará su análisis en el estudio del factor beneficio y no hará referencia a los demás factores, por cuanto los cargos de la sociedad actora se encaminan únicamente a atacar el cálculo y la aplicación de ese componente.

3.3. El factor beneficio “representa los cambios o mejoramientos en los usos del suelo, estos cambios determinan un mayor valor de los inmuebles, pues eleva el nivel de vida de la comunidad y produce un mejoramiento del entorno o genera un beneficio general que representa un bienestar en toda la comunidad”(fl. 311 del anexo 2).

De acuerdo con el estudio de factibilidad (anexo 2) y el dictamen pericial (fl. 124 a 142 del cuaderno 2), en la determinación del coeficiente del factor beneficio se tuvieron en cuenta dos aspectos: la distancia del predio en relación con la obra y el beneficio básico.

3.3.1. La distancia del predio respecto del eje central de la obra

De acuerdo con este aspecto que, se repite, influye en el cálculo del factor beneficio —no es un factor adicional como lo expone el apoderado de Almacafé—, el beneficio en los primeros cinco kilómetros, contados a partir de la avenida de Las Américas y la calle 50 —eje central de la obra—, es el mismo para todos lospredios (zona urbana), por lo que se le asigna el mismo valor numérico.

Por el efecto distancia, a partir de los cinco kilómetros, se refleja una disminución en los beneficios y, por ende, del valor numérico asignado a dicho aspecto, como se puede apreciar en la tabla que obra en el folio 173 del anexo 2:

RANGOFACT.
0 - 50001.00
5001 – 80000.98
8001 - 120000.96
12001 - 160000.94
16001 - 200000.92

3.3.2. El mayor valor que el predio adquiriría en razón de la obra a ejecutar

Es lo que llama el estudio, el beneficio básico por metro cuadrado. Dicho beneficio fue el resultado del análisis del comportamiento de los precios históricos de la tierra entre los años 1998 y 2004 y la comparación de éstos con las zonas isobenéficas, “que permiten determinar, con gran precisión, el comportamiento y evolución de los precios de la tierra en gran parte del Municipio de Pereira” (fl. 149 y ss. del anexo 2).

Se fijó el año 2009 como límite para el proceso de acomodación de los precios de la tierra como consecuencia de las obras públicas en la zona de influencia.

Así, “para determinar el segundo avalúo se efectuó una proyección de los precios basada en el análisis del comportamiento de los precios en la zona testigo seleccionada. La diferencia entre ambos configura la valorización efectiva que se presume obtendrán los predios en el período 2005-2009 durante y después de la ejecución de las obras (Descontada la Inflación)”(fl. 147 del anexo 2).

Ese método utilizado para determinar el valor numérico del factor beneficio, se denomina “doble avalúo” y es, según da cuenta el Estudio de Factibilidad, “el método más perfeccionado para determinar los beneficios generados por una obra en los predios del área de influencia de la misma”, ya que la zona testigo permite anticipar y proyectar los comportamiento futuros(fl. 164 del anexo 2).

3.4.- El factor beneficio, como puede verse, es diferente del cálculo del beneficio total de la obra sobre los predios específicos (matriz de beneficio), ya que se constituye, como su nombre lo indica, en un factor más a tener en cuenta para la determinación del valor de la contribución.

Así lo expresa el Estudio de Factibilidad en los folios 171 a 172 (anexo 2):

“La matriz muestra la valorización obtenida por cada una de las zonas y de allí puede deducirse directamente la valorización obtenida por cada predio.

(…)

Los resultados del Estudio de Beneficio muestran el beneficio básico para cada predio.

No obstante, tal beneficio básico por mt2 será sometido a un proceso de calificación con los siguientes factores:

e) (sic) Factor Topografía – Según su menor o mayor pendiente

f) (sic) Factor de áreas de protección o restringidas – La contribución se reduce en predios con tales tipos de áreas.

g) (sic) Factor de Uso - Según el aprovechamiento mayor o menor en relación al uso residencial, y en el área rural su mayor o menor productividad. (agrícola o ganadera).

h) (sic) Capacidad de pago – El estudio socioeconómico determina la capacidad de pago en los diferentes estratos poblacionales y aplica un factor de alivio para los menores pudientes”.

3.5. De acuerdo con las anteriores premisas, para la sección es claro que dentro del factor beneficio utilizado para establecer la matriz del beneficio de la obra sobre los predios ubicados en la zona de influencia, se asignaron valores numéricos a dos factores o aspectos importantes –distancia y valorización o beneficio básico-, para efectos de establecer, por cálculos matemáticos, un coeficiente que sería integrado, junto con los coeficientes derivados de los demás factores(2), a la fórmula establecida en el Acuerdo 12 de 2005 y, de esta manera, definir el beneficio de la obra respecto de los bienes, de conformidad con las características propias de cada uno.

Eso, para la Sala, contrario a lo afirmado por el apoderado de la sociedad actora, es velar por la protección al derecho a la igualdad, ya que los predios beneficiados con la obra que se encuentran dentro de los cinco kilómetros concéntricos de mayor influencia, poseen diversas características que no pueden tratarse con el mismo criterio y, mucho menos, para efectos de establecer una contribución.

Es por ello que, atendiendo el principio de igualdad consagrado en la Constitución, que parte de la diferencia, el método del doble avalúo resulta ser el más eficaz –al menos no se demostró lo contrario por la accionante- para calcular uno de los componentes o aspectos que hacen parte del factor beneficio, en tanto tiene en cuenta las siguientes características de los predios (fl. 164 del anexo 2):

— Calidad de los terrenos

— Relaciones dimensionales y forma

— Vecinos

— Uso e intensidad del uso del suelo (según normatividad)

— Accesibilidad, movilidad y conectividad

— Calidad del entorno (arborización, vistas, salubridad, seguridad, etc.)

— Disponibilidad y calidad de los servicios públicos

— Comerciabilidad (facilidad del intercambio inmobiliario)

— Seguridad y salubridad

— Cercanía a sitios claves

— Potencial inmobiliario

Debe tenerse en cuenta, además, que el artículo 6° del Acuerdo 12 de 2005, expresamente dispuso que la liquidación de la contribución por valorización se debía hacer atendiendo las características diferenciales más sobresalientes de los predios y las circunstancias que los relacionan con la obras, directriz que fue observada por el Alcalde al momento de realizar el Estudio de Factibilidad y fijar la tarifa de la contribución.

En ese orden de ideas, se concluye que no existió vulneración del debido proceso, ya que el procedimiento para fijar la tarifa de la contribución por valorización se ajustó a los parámetros establecidos en los Acuerdos 122 de 1998 y 12 de 2005.

4. Análisis del caso concreto: Vulneración del derecho a la igualdad

4.1. Para Almacafé, el Estudio de Factibilidad, que hace parte integrante de la Resolución No. 1268 de 2006, no aplicó el factor beneficio conforme al principio de igualdad, ya que la zona U-13A, denominada “Instalaciones Deportivas Villa Olímpica”, en la cual se encuentra ubicado el predio de su propiedad, se cuantificó con un factor beneficio superior al de las zonas adyacentes U-12 “Villa Olímpica Gamma” y U-13B “Zona Expofuturo Sector B”, a pesar de que dichas zonas están a igual distancia del eje central.

Incluso, señaló que se le cuantificó el factor de beneficio mucho mayor al de la zona U-11 “Franja urbanizable Colegio La Villa – aledaños”, que se encuentra más cerca del eje central de la obra y es de uso comercial, en tanto se está construyendo en dicho sector el centro comercial Unicentro.

4.2. Sea lo primero advertir, que el apoderado de la sociedad actora no atacó en su demanda el avalúo realizado al predio de Almacafé ni, mucho menos, controvirtió los avalúos realizados a los predios ubicados en la las zonas U-11, U-12 y U-13B.

Para la Sección, conocer los avalúos es un asunto esencial para establecer si hubo vulneración del derecho a la igualdad, por cuanto solo de ellos es posible identificar si los predios aledaños al de la actora cuentan con características similares y se encuentran en zonas de idénticos usos, que permitan concluir que el avalúo del metro cuadrado debió ser el mismo para todos y, por ende, el coeficiente aplicado en el factor beneficio.

4.3. De las pruebas que obran en el proceso, se establece que el método del doble avalúo fue correctamente aplicado en el caso de Almacafé para establecer el coeficiente del factor beneficio, lo que permite concluir que no hubo discriminación en ese aspecto.

Al respecto, el dictamen pericial, que no fue objetado por la sociedad actora, concluyó (fl. 134-135 del cuaderno 2):

“3) Procedimiento utilizado para la asignación del factor de beneficio por zonas y subzonas.

Por medio del estudio de precios del suelo en las diferentes zonas de influencia del Plan de Obras 2005-2007 basados en los incrementos del valor del suelo en una zona testigo se obtienen los siguientes valores del suelo por metro cuadrado que se puede apreciar en la gráfica.

(…)

Una vez identificados los valores constantes del suelo para cada zona después de las obras se procede al cálculo de la diferencia entre el valor del suelo en el año 2004 y el año 2009, siendo este, el valor de beneficio de cada una de las zonas.

Para el caso puntual de Almacafé S.A. el beneficio se obtiene de restar el valor del metro cuadrado proyectado para el año 2009 ($365.553) y restar el valor del metro cuadrado en el año 2004 ($185.000), lo cual da una diferencia de ($180.553).

Después de determinar la diferencia en cada zona, con respecto al valor del suelo se identifica la zona de mayor beneficio dentro de toda el área de influencia determinada, la cual corresponde a la zona U 4 Ave 30 Ago (La Elvira-Aeropuerto), dicha zona obtuvo un beneficio en el valor del metro cuadrado de $287.956. Siendo este (sic) el parámetro de calculo (sic) para el factor beneficio de todas las zonas pues es la de mayor beneficio y se toma como el 100% de beneficio.

Para el cálculo de los factores de las otras zonas simplemente se divide el beneficio por metro cuadrado de cada zona entre $287.956 y este arroja un porcentaje correspondiente al factor de beneficio sin corrección por distancia.

Para el caso de Almacafé S.A. el factor se obtendría de dividir el beneficio ($180.553) entre $287.956, lo cual nos da un factor de 0.62701408.

El factor Beneficio+Distancia se obtiene de multiplicar el factor beneficio por el factor distancia, o sea por 1, 0.98, 0.96, 0.94, 0.92 de acuerdo a la distancia radial del predio al eje central situado en la intersección entre la Avenida de las Américas y la calle 50.

(…)

NOTA: se concluye que el Factor de beneficio en el área urbana de influencia, con una distancia radial menor a 5.000 metros está directamente relacionado con los valores del suelo y no con la distancia. Aclarando que unas zonas tienen mayor valor que otras debido al uso del suelo y consolidación del sector entre otras, y no se puede pretender que una zona de actividad Industrial Comercial y de Servicios consolidada, tenga igual valor que una zona de equipamiento o una zona residencial.” (Subrayas propias)

De acuerdo con lo anterior, para los predios que se encuentren dentro de la distancia radial de cinco kilómetros, el factor beneficio está relacionado con el valor del suelo, que se determina por el método del doble avalúo, más que por la distancia, ya que el coeficiente asignado para ese radio, que es 1, no varía el resultado matemático, como sí lo hacen los demás valores asignados a las otras distancias.

En ese orden de ideas, para los predios ubicados en la zona de mayor influencia de la obra (5 kilómetros radiales), los aspectos determinantes para el cálculo del coeficiente del factor beneficio son las características diferenciales de los bienes, las cuales se ven reflejadas, por obvias razones, en los avalúos y no en la distancia, como lo pretende hacer ver el apoderado de Almacafé.

De allí, que no se observe ninguna vulneración al derecho a la igualdad, como se expresó en aparte precedente, ya que la liquidación de la contribución por valorización se debía hacer atendiendo las características diferenciales más sobresalientes de los predios.

4.4. No puede perderse de vista, además, que el factor beneficio no fue el único aplicado a Almacafé para efectos de determinar el valor de la contribución por valorización.

Como lo explicó el perito, el cálculo de la contribución para el caso concreto se efectuó de la siguiente manera (fl. 132 del cuaderno 2):

Factor beneficio0,6270140800
Factor uso1,1000000000
Factor socio-económico1,0000000000
Factor topográfico1,0000000000
Factor ríos, quebradas y ZP1,0000000000
Factor definitivo0,6897154880
Área virtual (AVIR)36062,46401
Sumatoria de áreas virtuales (SAV)3766506,6794433800
Monto distribuible (MD)$61.688.042.000,00
MD/SAV16378,05193
Contribución$590.632.908,30

4.5. De conformidad con lo expuesto, para la sección no hay violación del derecho a la igualdad porque el cálculo para determinar el monto de la contribución a pagar por cada contribuyente, fue aplicado de la misma manera a los predios que se encuentran en las zonas aledañas al de la sociedad demandante (ver cuadro de folio 136 del cuaderno 2).

La diferencia, como se expuso, radica en el avalúo, el cual no fue controvertido en este proceso.

4.6. De las pruebas que obran en el expediente, para la Sala es claro que al momento de la asignación del factor beneficio, todos los predios fueron valorados y calificados por sus características más sobresalientes. Fue así como se determinaron los valores mínimos, máximos y el promedio del metro cuadrado para cada zona durante los años 1998 a 2005 (ver folio 178 y ss del anexo 2).

Obsérvese que el apoderado de la sociedad actora admite que el predio de propiedad de Almacafé cuenta con infraestructura y servicios que lo diferencian del resto y que fue, precisamente por eso, que le asignaron un coeficiente mayor en el factor beneficio, afirmación que confirma las conclusiones de la presente sentencia y que en nada vulneran el derecho a la igualdad.

4.7. Tampoco se encuentra demostrada la vulneración del derecho a la igualdad con relación al predio U-11.

En sentir de la parte actora, dicha zona, donde se construyó el Centro Comercial Unicentro, es un sector de uso comercial, por lo que debió ser valorado de la misma forma como se hizo con el predio de Almacafé.

Para la Sala, esa apreciación no tiene ningún fundamento técnico ni probatorio, ya que como lo expuso el perito, “a la hora de hacer el estudio de precios y las proyecciones del valor del metro cuadrado de terreno no se cuenta con la existencia del proyecto Unicentro” (fl. 165 del cuaderno 2), razón por la cual no podía tenerse en cuenta esa variable, por ser desconocida, para determinar el coeficiente del factor beneficio para dicha zona.

En virtud de lo anterior, se confirmará la sentencia de primera instancia, pero por las razones expuestas en la presente providencia.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. Se CONFIRMA la sentencia de 21 de mayo de 2010, proferida por el Tribunal Administrativo de Risaralda, mediante la cual se negaron las pretensiones de la demanda.

2. Se RECONOCE personería para actuar a la abogada Adriana María Vega Montoya, como apoderada judicial del Municipio de Pereira, en los términos del poder conferido, que obra a folio 21 del cuaderno 6.

3. DEVUÉLVASE el expediente al Tribunal de origen.

Cópiese, notifíquese y cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en sesión de la fecha».

 

(1) Se reitera el criterio expuesto por la Sección en Sentencias del 23 de junio de 2005, Exp. 14365, Consejera Ponente: María Inés Ortiz Barbosa y, del 18 de mayo de 2006, Exp. 15197, Consejera ponente: Ligia López Díaz

(2) Factor de beneficio, factor de uso o destinación económica de los predios, factor socioeconómico, factor de topografía y, factor de ríos, quebradas y zonas de protección.