Sentencia 2008-00074 de noviembre 15 de 2012

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Rad.: 630012331000200800074 01

Nº Interno: 18584

Consejera Ponente:

Dra. Carmen Teresa Ortiz de Rodríguez

Demandante: Caja de Compensación Familiar Comfenalco Quindío

Demandado: Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN

Asunto: renta 2004

Fallo

Bogotá, D.C., quince de noviembre de dos mil doce.

EXTRACTOS: «Consideraciones de la Sala

En los términos del recurso de apelación interpuesto por la parte demandante, la Sala decidirá si son nulos los actos administrativos por medio de los cuales la Administración de Impuestos de Armenia modificó la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios presentada por la Caja de Compensación Familiar del Quindío, Comfenalco Quindío, por el año gravable 2004.

Para el efecto, analizará si los servicios de hospedaje y alimentación que presta la caja de compensación familiar, se encuentran relacionados con las actividades de recreación y desarrollo social, a que se refiere el artículo 19-2 del estatuto tributario.

Las cajas de compensación familiar son personas jurídicas de derecho privado, sin ánimo de lucro, organizadas como corporaciones en la forma prevista en el Código Civil; cumplen funciones de seguridad social y están sometidas al control y vigilancia del Estado, en la forma establecida por la Ley 21 de 1982, en su artículo 39; son entidades de origen legal y de naturaleza especial, que pueden crear los particulares con fines sociales y sin ánimo de lucro(22).

En las actividades de las cajas de compensación existe un interés público, por lo cual su regulación y orientación compete al Estado; obtienen su personería jurídica ante la Superintendencia del Subsidio Familiar y están sometidas a su inspección y vigilancia(23).

La Ley 21 de 1982 fijó los criterios generales que rigen las obras y programas sociales que realizan las cajas de compensación familiar, en el orden que a continuación se señala:

— Salud

— Programas de nutrición y mercadeo de productos alimenticios y otros que compongan la canasta familiar para ingresos bajos (obreros), definida por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

— Educación integral y continuada; capacitación y servicios de biblioteca.

— Vivienda.

— Crédito de fomento para industrias familiares.

— Recreación social.

— Mercadeo de productos diferentes a los enunciados en el ordinal 2º el cual se hará de acuerdo con la reglamentación que expida posteriormente el Gobierno Nacional.

Según el artículo 41 de la mencionada ley, las cajas de compensación familiar tienen las siguientes funciones:

1. “Recaudar, distribuir y pagar los aportes destinados al subsidio familiar, Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), Escuela Superior de Administración Pública (ESAP), las escuelas industriales y los institutos técnicos en los términos y con las modalidades de la ley.

2. Organizar y administrar las obras y programas que se establezcan para el pago del subsidio familiar en especie o servicios, de acuerdo con lo prescrito en el artículo 62 de la presente ley.

3. Ejecutar, con otras cajas o mediante vinculación con organismos y entidades públicas o privadas que desarrollen actividades de seguridad social, programas de servicios, dentro del orden de prioridades señalado por la ley.

4. Cumplir con las demás funciones que señale la ley”.

Por su parte, la Ley 789 de 2002 amplió las funciones antes mencionadas, con las siguientes:

1. “Ejecutar actividades relacionadas con sus servicios, la protección y la seguridad social directamente, o mediante alianzas estratégicas con otras cajas de compensación o a través de entidades especializadas públicas o privadas, conforme con las disposiciones que regulen la materia.

2. Invertir en los regímenes de salud, riesgos profesionales y pensiones, conforme con las reglas y términos del estatuto orgánico del sector financiero y demás disposiciones que regulen las materias.

(…).

3. Participar, asociarse e invertir en el sistema financiero a través de bancos, cooperativas financieras, compañías de financiamiento comercial y organizaciones no gubernamentales cuya actividad principal de la respectiva institución sea la operación de microcrédito, conforme las normas del estatuto orgánico del sector financiero y demás normas especiales conforme la clase de entidad.

(…).

4. Podrán asociarse, invertir o constituir personas jurídicas para la realización de cualquier actividad, que desarrolle su objeto social, en las cuales también podrán vincularse los trabajadores afiliados.

5. Administrar, a través de los programas que a ellas corresponda, las actividades de subsidio en dinero; recreación social, deportes, turismo, centros recreativos y vacacionales; cultura, museos, bibliotecas y teatros; vivienda de interés social; créditos, jardines sociales o programas de atención integral para niños y niñas de 0 a 6 años; programas de jornada escolar complementaria; educación y capacitación; atención de la tercera edad y programas de nutrición materno-infantil y, en general, los programas que estén autorizados a la expedición de la presente ley, para lo cual podrán continuar operando con el sistema de subsidio a la oferta.

6. Administrar jardines sociales de atención integral a niños y niñas de 0 a 6 años a que se refiere el numeral anterior, propiedad de entidades territoriales públicas o privadas. En la destinación de estos recursos las cajas podrán atender niños cuyas familias no estén afiliadas a la caja respectiva.

(…)”.

Así mismo, el artículo 19-2 del estatuto tributario, adicionado por el artículo 1º de la Ley 488 de 1998, dispone:

“ART. 19-2.—Otros contribuyentes del impuesto sobre la renta(24). Son contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, las cajas de compensación familiar, los fondos de empleados y las asociaciones gremiales, con respecto a los ingresos generados en actividades industriales, comerciales y en actividades financieras distintas a la inversión de su patrimonio, diferentes a las relacionadas con salud, educación, recreación y desarrollo social.

Las entidades contempladas en este artículo no están sometidas a renta presuntiva.

En los anteriores términos, se modifica el artículo 19 del estatuto tributario”.

En ese orden, considera la Sala necesario precisar los conceptos señalados en las normas anotadas.

Por actividades relacionadas con la salud se entienden todas aquellas que en forma inmediata tienden a conservar el derecho a la vida, y todas aquellas de carácter asistencial, como la asistencia médica, los derechos hospitalarios, de laboratorio o farmacéuticos, inherentes a prestar atención a la persona(25).

En lo que atañe a las actividades relacionadas con la educación, se entienden, de conformidad con el artículo 67 de la Constitución Política, todas aquellas que permiten al ser humano el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la tecnología y a los demás bienes y valores de la cultura.

El Decreto 124 de 1997 señaló que las actividades son de interés general y los programas de desarrollo social, cuando su operación afecta a la colectividad al propender por su mejoramiento, además de estar orientados a beneficiar a todo el conglomerado social.

Por su parte, el artículo 1º del Decreto Reglamentario 433 de 1999, dispone que son:

“Actividades industriales. Las de extracción, transformación o producción de bienes corporales muebles que se realicen en forma habitual, incluidos aquellos bienes corporales muebles que se convierten en inmuebles por adhesión o destinación.

Actividades comerciales. Las actividades definidas como tales por el Código de Comercio, de conformidad con el artículo 20.

Actividades financieras. Las actividades de captación y colocación de dineros del público en general, en forma habitual”.

De conformidad con el artículo 19-2 del estatuto tributario, en el caso de las cajas de compensación familiar, la calidad de contribuyente del impuesto sobre la renta y complementarios está condicionada a que reciban ingresos generados en actividades industriales y comerciales y en actividades financieras distintas a la inversión de su patrimonio, diferentes a las relacionadas con salud, educación, recreación y desarrollo social.

Por lo tanto, si las entidades mencionadas desarrollan actividades vinculadas con la salud, la educación, la recreación y el desarrollo social, sus ingresos no están gravados con el impuesto sobre la renta; si reciben ingresos provenientes de otras actividades tributan a la tarifa general, aplicada sobre la renta líquida gravable que obtenga en el periodo.

La actora manifiesta que entre otras actividades, realiza la actividad recreativa, actividad que proporciona al ser humano libertad, olvido de sus tensiones, reencuentro consigo mismo y satisfacciones, sin obligación, restricción o presión alguna o externa.

Al respecto, la Sala precisa:

De acuerdo con el artículo 29 del Decreto 784 de 1989, son finalidades de los servicios de recreación que prestan las cajas de compensación familiar, las siguientes:

1. Prestar servicios de recreación y turismo social.

2. Facilitar el descanso o el esparcimiento de los trabajadores afiliados, de manera que se repongan de la fatiga o el cansancio resultante de la actividad laboral.

3. Inducir a los trabajadores y sus familias a la práctica del deporte y la sana utilización del tiempo libre.

4. Facilitar la participación en eventos deportivos, programas de recreación, excursiones y actividades similares para el desarrollo físico y mental de los afiliados y sus familias.

PAR.—Las cajas de compensación familiar auspiciarán la utilización de la infraestructura existente por parte de los pensionados, los estudiantes, los trabajadores en vacaciones y demás sectores de la población para que entre semana puedan disfrutar de la recreación y el turismo social, sin perjuicio de sus actividades normales (resaltado fuera de texto).

En la norma se señala que los servicios de recreación social incluyen la actividad de turismo social, actividad que se desarrolla a través de la utilización de la infraestructura que poseen las cajas de compensación con el fin de proporcionar a los trabajadores afiliados, y a sus familias, descanso de la actividad laboral y desarrollo físico y mental a través de la práctica del deporte, la sana utilización del tiempo libre y las excursiones.

De conformidad con lo establecido en la Ley 300 de 1996, el turismo es una industria esencial para el desarrollo del país y en especial de las diferentes entidades territoriales, regiones, provincias y cumple una función social; el Estado le dará especial protección en razón de su importancia para el desarrollo nacional(26).

La industria turística se rige, entre otros, por el principio del desarrollo social, en virtud del cual el turismo es una industria que permite la recreación y el aprovechamiento del tiempo libre, actividades que constituyen un derecho social consagrado en el artículo 52 de la Constitución Política(27).

El turismo de interés social es un servicio público, promovido por el Estado, con el propósito de que las personas de recursos económicos limitados puedan acceder al ejercicio de su derecho al descanso y al aprovechamiento del tiempo libre, mediante programas que les permitan realizar actividades de sano esparcimiento, recreación, deporte y desarrollo cultural, en condiciones adecuadas de economía, seguridad y comodidad(28).

Los antecedentes antes anotados permiten inferir que la Caja de Compensación Familiar del Quindío presta el servicio de turismo social a través de sus hoteles y tiendas en los que se venden bebidas y vitaminas y se presta el servicio de cafetería y de llamadas telefónicas, entre otros, lo cual tiene vínculo directo con las actividades de recreación y de desarrollo social, por cuanto fomentan el mejoramiento de las condiciones de vida de la población de su región.

Lo anterior evidencia que la actividad desarrollada por la actora, en nada se relaciona con las actividades especificadas en los numerales 1º y 2º del artículo 20 del Código de Comercio, pues no se trata del arrendamiento de bienes, como lo estimó el a quo, sino ante el servicio de alojamiento, no permanente inferior a 30 días, con o sin alimentación, mediante un contrato de hospedaje, como lo establece el artículo 78 de la mencionada Ley 300 de 1996.

Los ingresos que pretende gravar la administración tributaria, los recibió la actora en virtud de los servicios que presta en pos del mejoramiento de las condiciones de vida de los trabajadores de menores ingresos, vinculados o no al sistema y dentro de una política de distribución del ingreso; es importante anotar que los trabajadores tienen derecho a un subsidio familiar en dinero, en especie y en servicios, los cuales abarcan una amplia gama de actividades, entre ellas la recreación y las de desarrollo social, todas relacionadas con la seguridad social, para lo cual fueron creadas.

Bajo este entendido, si una caja de compensación familiar obtiene ingresos por actividades de recreación y desarrollo social y no ejecuta actividades mercantiles, industriales o financieras, como en el presente caso, no se genera el hecho que da lugar a considerarlas contribuyentes del impuesto sobre la renta, de conformidad con el artículo 19-2 del estatuto tributario.

Por las razones antes expuestas, es decir, porque los ingresos recibidos por la actora no están gravados con el impuesto sobre la renta y complementarios, pues se reitera, fueron obtenidos por los servicios de recreación y desarrollo social que presta, la Sala revocará la sentencia apelada que negó las súplicas de la demanda y, en su lugar, declarará la nulidad de los actos administrativos demandados.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sección Cuarta, Sala de lo Contencioso, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

REVÓCASE la sentencia del 26 de agosto de 2010 del Tribunal Administrativo del Quindío, proferida dentro de la acción de nulidad y restablecimiento del derecho instaurada por la Caja de Compensación Familiar del Quindío - Comfenalco Quindío contra la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN.

En su lugar se dispone:

ANÚLANSE la liquidación oficial de revisión Nº 010642007000002 del 9 de febrero de 2007 y la Resolución 900.001 del 24 de enero de 2008, proferidas por la Administración de Impuestos de Armenia.

A título de restablecimiento del derecho, DECLÁRASE en firme la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios presentada por la Caja de Compensación Familiar del Quindío - Comfenalco Quindío por el año gravable 2004.

RECONÓCESE personería a la doctora María Cristina Arias Hernández como apoderada de la parte demandada, según poder que obra en el folio 361 del cuaderno principal.

Cópiese, notifíquese, comuníquese y devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en sesión de la fecha».

(22) Corte Suprema, Sala Plena, sentencia del 19 de marzo de 1987.

(23) Corte Constitucional C-508 de 1997.

(24) Artículo adicionado por el artículo 1º de la Ley 488 de 1998.

(25) Sentencia de la Corte Constitucional T-484 de 1992.

(26) Artículo 1º de la Ley 300 de 1996.

(27) Artículo 2º de la Ley 300 de 1996.

(28) Artículo 32 de la Ley 300 de 1996.